Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2016

Kosovo, el agujero negro de Europa

Higinio Polo
Topoexpress


El criminal de guerra y antiguo traficante de rganos humanos Hashim Thai, presidente de Kosovo, se ha mostrado partidario de crear un ejrcito kosovar que estara controlado por la OTAN. Thai, aunque todava no ha cumplido cincuenta aos, es un veterano de los grupos paramilitares que, apoyados por la CIA norteamericana, consiguieron separar a la provincia de la pequea Yugoslavia, tras la guerra de agresin que lanz la OTAN, sin ningn mandato de las Naciones Unidas y violando el derecho internacional. De hecho, una de las razones por las que Estados Unidos financi, arm y entren al grupo terrorista kosovar UK (que diriga Thai; cuyos miembros fueron reclutados entre delincuentes, y que colaboraba con la mafia kosovar), adems de para destruir la pequea Yugoslavia y para limitar la influencia rusa en la regin, fue su intencin de crear en esa provincia de la Repblica Federal de Yugoslavia (segn la define la propia resolucin 1244 de la ONU) una gran base militar para dirigir sus actividades hacia el sur de Europa y los Balcanes, y para Oriente Medio. Lo consigui: se llama Camp Bondsteel.

Camp Bondsteel es la gigantesca base militar norteamericana que cre Estados Unidos en la provincia, tras bombardear con saa a Yugoslavia. Hay miles de soldados, estadounidenses y de otros pases de la OTAN, aunque la mayora de los soldados del Pentgono ni siquiera saben exactamente dnde estn. No es slo una base militar, sino tambin un centro de espionaje y propaganda: desde all operan grupos de especialistas que lanzan los mensajes norteamericanos destinados a la prensa mundial, las televisiones y las redes sociales, difundiendo las elaboraciones del Departamento de Estado y del ejrcito relacionadas con la guerra siria, con Iraq y, en general, con todo Oriente Medio.

Desde el final de la guerra, y a lo largo de los ocho aos transcurridos desde la declaracin de independencia de Kosovo, ninguno de los problemas del territorio se ha resuelto. La emigracin es una de las pocas salidas para los habitantes: se calcula que varios centenares de miles de personas han abandonado Kosovo (de un censo que no alcanza los dos millones de habitantes), y la poblacin convive con la delincuencia y la corrupcin del gobierno protegido por Washington, convertida la provincia en un verdadero agujero negro en Europa. Pero eso son cuestiones locales que no preocupan demasiado a la Casa Blanca y al Pentgono: la prioridad sigue siendo la campaa militar en Siria y Oriente Medio, y completar el cerco a Rusia a travs de la ampliacin de la OTAN y del reforzamiento de su despliegue militar en el Este de Europa.

Por eso, Estados Unidos tiene previsto incorporar a Kosovo a la llamada Asociacin para la Paz de la OTAN (creada por Estados Unidos en 1993, en Alemania, ideada entonces como paso previo para incorporar despus a la mayora de sus miembros a la alianza militar occidental, aunque no a todos), con el objetivo de la integracin del territorio en la OTAN. Kosovo sigue controlado militarmente por la KFOR, las fuerzas de diferentes pases que, bajo control de la OTAN y con bandera de la ONU, permanecen all desde 1999. Su estatuto se basa en la resolucin 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, que fue aprobada con el mandato de que deba asegurar la paz en el territorio. Sin embargo, en la prctica, la KFOR y la OTAN han actuado a conveniencia, ignorando los criterios de neutralidad que deberan haber observado, y apoyando en todo momento a las autoridades de Pristina, sabiendo que, en su gran mayora, fueron protagonistas o cmplices de crmenes de guerra, como el propio presidente Hashim Thai. As, tanto la KFOR como la OTAN han trabajado para conseguir el reconocimiento internacional de la independencia de Kosovo, extremo que no se encuentra en el texto de la resolucin 1244 bajo la que operan en el territorio. De hecho, ese perverso mecanismo utilizado por Estados Unidos (junto con Gran Bretaa y Francia) de arrancar una resolucin en el Consejo de Seguridad, que, despus, es parcialmente violada e interpretada a conveniencia, ha sido aplicado en otras ocasiones: la ltima, en Libia, para derribar al gobierno de Gadafi.

El objetivo norteamericano de crear, adems, un ejrcito en Kosovo tiene algunos obstculos: para modificar el mandato de la resolucin 1244, Washington debera presentar una nueva propuesta al Consejo de Seguridad, pero es consciente de que la Rusia de hoy no es la de 1999, y que, junto a China, vetara cualquier modificacin. As, una de las hiptesis que baraja el Pentgono es la modificacin del paraguas que cubre a las fuerzas armadas de la KFOR en Kosovo: en 2008, el llamado Cuerpo de Seguridad de Kosovo (compuesto por terroristas del UK) fue sustituido por las llamadas Fuerzas de Seguridad de Kosovo (KSF, en ingls), que no estaban dotadas de armamento pesado. Son estas unidades las que, ahora, pasaran a ser el nuevo ejrcito kosovar, evitando as las complicaciones en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU. Sera, de esa forma, un ejrcito de la OTAN a todos los efectos, en un pas bajo control de Washington y de la alianza militar occidental.

Mientras Estados Unidos aplica ese diseo estratgico en Kosovo, han surgido otros problemas colaterales: el ms relevante, la aparicin de grupos locales relacionados con el terrorismo yihadista, a veces, ante los ojos de los propios militares norteamericanos. Segn la periodista Brankica Ristic, un destacado miembro de Daesh oriundo de Kosovo, Lavdrim Muhaxheri (conocido como Abu Abdullah al Kosova), trabaj en la base de Camp Bondsteel en 2010. Proporcionalmente a su poblacin, Kosovo se ha convertido en el principal centro emisor desde Europa de voluntarios yihadistas para Daesh y otros grupos terroristas. Washington delimita a los terroristas que luchan con los grupos que los servicios secretos norteamericanos han creado de quienes se identifican con Daesh: la inicial tolerancia hacia el Estado Islmico, cuando crey que sera til en el acoso al gobierno de Damasco, ha terminado. Por el momento.

Al mismo tiempo, la activa y discreta diplomacia de Arabia saudita ha conseguido, en los ltimos aos, crear nutridos focos de fanatismo religioso en Kosovo, con grupos de imanes que difunden su versin sectaria y extremista del Islam, ligados a actividades benficas, con ayudas econmicas, concediendo becas para jvenes para estudiar en Arabia, e impulsando iniciativas culturales y religiosas relacionadas con el wahabismo y las diferentes corrientes salafistas. Tambin financian el extremismo religioso en Kosovo las monarquas dictatoriales de Kuwait, Qatar y Emiratos rabes Unidos. Las ayudas en alimentos a familias kosovares necesitadas iban unidas a la obligacin de asistir a las mezquitas y a la adopcin del velo islmico, y es revelador que casi la tercera parte de las mezquitas que existen en el territorio hayan sido construidas despus de la ocupacin norteamericana: desde muchas de ellas, los imanes han estimulado a los jvenes para que fuesen a Siria a luchar contra el gobierno de Damasco. Muchos de los programas de enseanza financiados por las monarquas del golfo Prsico y por Arabia se convierten en vehculos para el reclutamiento de jvenes kosovares que, despus, son enviados a Siria.

Entre quienes han acudido a combatir en Siria se han detectado a muchos veteranos miembros del antiguo grupo terrorista UK. Los mandos de la OTAN han preferido mantenerse al margen de esa realidad, para no incomodar a sus aliados rabes en Oriente Medio, aunque mantienen vigilados a quienes vuelven de Siria: son colaboradores imprescindibles para el objetivo norteamericano de derribar al gobierno de Damasco, pero saben tambin que pueden convertirse en un riesgo, tanto en Kosovo como en otras zonas de Europa. Kosovo, atenazado por la pobreza y la delincuencia, condenado a la emigracin, vctima de un gobierno dirigido por un criminal de guerra, se arrastra entre el fanatismo yihadista y el control de la OTAN.




Fuente: http://www.elviejotopo.com/topoexpress/kosovo-el-agujero-negro-de-europa/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter