Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2016

El combate de Niblinto y la guerrilla que no fue

Luca Seplveda Ruz
Rebelin


En la noche del 14 de septiembre de 1973, un grupo de quince jvenes militantes del Movimiento de Izquierda Revolu cionaria MIR, al mando de Rubn Varas Aleuy (Nelson Ugarte, 21 aos, jefe del Grupo Poltico Militar, la estructura regional uble de la organizacin dirigida a nivel nacional por Miguel Enrquez) decidi partir desde Chilln hacia la precordillera. Su objetivo era defender con las armas el derrocado gobierno del Presidente Salvador Allende.

 

Contaban con un fusil M1, dos pistolas muser, dos rifles 22, dos revlveres 38 y una caja de granadas caseras. No tenan alimentos ni equipamiento de montaa. De los diecisis convocados al inicio, slo uno desisti luego de presentarse inicialmente. El objetivo era iniciar los preparativos de una resistencia armada al golpe militar desde los faldeos de Minas del Prado, y evitar la consolidacin del nuevo rgimen. El MIR local confiaba en sus bases de trabajo campesino en la zona.

Todo parti con la accin de expropiacin de una micro del recorrido urbano Irene Frei-Quinta Normal, una Ford color verde agua, realizada por cuatro de los resistentes, Jorge Vera Gonzlez, Luis Veloso y Fernando Carrasco (taxista). El lugar en que se recogera al resto de la columna sera el puente Cato. El encuentro se produjo con cinco horas de retraso. Fernando tom la variante Nahueltoro para llegar a un cruce ubicado cerca del retn de carabineros de Tres Esquinas. Los uniformados los vieron pasar pero no abrieron fuego. El jefe al mando del grupo, Rubn,evalu que al pasar ellos por el siguiente retn, Niblinto, ocurrira lo mismo y preocupado por el retraso en la misin, orden continuar por esa ruta, aunque Uldarico Carrasco lo urga a tomar el camino que iba por el sector Calabozo para evitar el enfrentamiento. Las rfagas de carabineros que emboscaron la micro al cruzar el puente del ro Cato, cobraron de inmediato dos vctimas: Fernando fue herido y qued en la pisadera. Ms tarde fue torturado y asesinado por el capitn Jos Jara Donoso. El M1 de Luis Romero no funcion, las granadas tampoco y mientras Jorge Vera, parapetado tras la micro, cubra la retirada de sus compaeros hacia el ro Cato, y Jos Romero vaciaba su revlver disparando sin cesar, Bernardo Sols, el estudiante, corri en lnea recta siendo alcanzado por una bala en la espalda y rematado en el lugar. El grupo se logra replegar pero sufre dos nuevas bajas das despus. En su intento de conectar compaeros en Minas del Prado, ubicada a unos 18 km de Niblinto, Rubn y Jos son apresados, torturados y asesinados en Minas del Prado. Pese a la intensa persecucin que incluy helicpteros y fuerzas combinadas del ejrcito, carabineros e investigaciones, el resto de la columna logra eludir la cacera en el mismo lugar, con ayuda de unos pocos campesinos. Sin embargo Miguel Aparicio, Rodrigo Cifuentes, Alfredo de Toro, Luis Romero u Jorge Vera y caen detenidos posteriormente en Chilln y permanecen varios aos en prisin para salir luego a un exilio forzoso. Rodrigo Cifuentes se convirti entonces en combatiente internacionalista. Luch en Nicaragua por el triunfo de la revolucin y posteriormente se uni a la guerrilla en El Salvador, donde muri en combate.

Jorge Vera, profesor y combatiente

Sobreviviente del episodio del abortado inicio de guerrilla, Jorge Vera (de nombre poltico Vladimir) tena 22 aos en 1973. Junto a varios de sus compaeros integra hoy la agrupacin Verdad y Justicia que preside Luis Romero, cuyo hermano de Jos tambin integraba la columna Micro Niblinto. Por aos en las calles de Chilln continu deambulando la micro que exhiba las balas de la emboscada. Luis escribi El da que soltaron las bestias, sus memorias, publicadas a fines de 2015 por Editorial Escaparate. Jorge vive en el campo, en el sector cordillerano de uble, y es primera vez que relata cmo l vivi estos hechos que marcaron su vida. En 1973, Jorge, alumno de la Escuela Normal, estaba terminando su ao de prctica de pedagoga en educacin fsica. Fue encarcelado y torturado en Chilln y Concepcin, en la Crcel de Talcahuano y en el Fuerte Borgoo. Lo entrevist en Santiago, acompaado de su esposa, Patricia Miranda, antes que Luis Romero lanzara su libro y despus que el diario La Discusin de Chilln contara por primera vez la historia de la Micro Niblinto . Jorge va reconstruyendo los detalles:

Lo bueno fue que Jos Romero y yo pudimos identificar de dnde nos disparaban y pudimos disparar, porque si no, nos matan a todos. Jos est desaparecido. El tena una P38 de 9 mm y yo una muser. Eso permiti que no nos mataran a todos. El baja a la pisadera cuando se avisa que hay un retn. Cuando los pacos nos disparan, l responde. La micro se para porque le haban dado ya a Fernando, en el estmago. Yo me pongo delante tambin, detrs de Jos, l los mantiene neutralizados, y protejo la retirada de la gente; Rubn Varas y Pedro Oyarzn bajaron por la pisadera de adelante, y Bernardo corre hacia atrs de la micro, pero lo hace en lnea recta, no zigzaguea ni nada y le dan en la espalda En el retn haban dos pacos y civiles que se ofrecieron a hacer guardia como voluntarios, eran como 10 personas. Despus de la balacera llega un oficial de Chilln, Jos Jara Donoso, que toma a cargo el procedimiento de bsqueda y peina el sector en busca nuestra.

Y cmo se explican los hechos de Minas del Prado?

Cuando el grupo se disgrega despus del enfrentamiento, once de ellos llegan a Minas del Prado y se determina ir a tomar contacto all con el Negro Matus, un compaero que era nuestro punto de apoyo local. No lo encuentran porque a Matus y a Montecinos, dirigente campesino del sector, regidor comunista, los haban alertado y ambos deciden salir de la zona. Pensamos que en Niblinto, con la tortura, los pacos pueden haber obtenido informacin de adonde nos dirigamos. Porque a medio da los pacos fueron a Minas del Prado y reunieron a todo el pueblo y le dijeron que iban a llegar extremistas al sector y si ellos les prestaban ayuda, iban a bombardear el pueblo. Cualquier cosa que vieran extraa ellos tenan que denunciar de inmediato. Porque ese pueblo es muy especial, tiene una sola entrada. Est rodeado de cerros, uno entra por un camino y sale por el mismo camino.

Contina el relato Jorge: Al no encontrar a Matus,los compaerosle dejan una nota por debajo de la puerta, informando dnde van a estar. Un campesino los ve y le informa al potentado del pueblo, de apellido Cofr, dueo de parcelas en el sector y de un galpn en la entrada de Minas del Prado. Este tipo organiza a unos 30 campesinos que salen al encuentro de nuestros compaeros y los reducen a golpes con palos, cuchillones y horquetas. Los nuestros no iban armados porque iban a un pueblo amigo y decidieron dejar sus armas al resto del grupo para su proteccin.

Cmo explicas ese acto de barbarie?

Por el terror ante la amenaza que les hicieron los milicos y carabineros. No se sabe mucho de Cofr. Muri hace poco. A Jos y Rubn los llevan al galpn, los amarran, les siguen golpeando con herramientas de trabajo y uno de los campesinos va a informar a carabineros. Los cabros se pusieron a pelear con ellosa Jos le pegan con cuchillones, que son palos para cortar la zarza que tienen punta, le dejan colgando el brazo. Y en la noche del da 15 de septiembre, llega un grupo de Chilln con carabineros y milicos a buscar los detenidos, los golpean, los torturan y a la salida del pueblo los matan arriba de una camioneta. Despus los trasladan a Niblinto en el mismo vehculo. Esto se supo por una persona que viva frente al sector donde fueron los balazos y tambin por confesin de un milico.

 

Qu tipo de trabajo tena el MIR en Minas del Prado?

Tenamos mucha confianza en el sector, conformado por pequeos propietarios campesinos que trabajaban para Conaf en tareas de forestacin. Muchos de ellos venan a Chilln a escuelas polticas. Conaf llevaba dos o tres aos con un plan de reforestacin con pinos en el cual trabajaba todo el pueblito y el jefe de obras de una de las plantaciones, era un compaero nuestro, el Negro Matus. Eran predios fiscales, antes haba sido una mina de oro, que la explotaron demasiado y causaron mucha erosin, lavaban los cerros para recoger el oro, caa toda la capa vegetal de la tierra a los canales. El sector es grande, separado por hijuelas, iban avanzando por partes. En la tercera hijuela est Minas del Prado y la cuarta era Montaa, pero haba que reforestar tambin a los pies del Nevado de Chilln. En las escuelas de verano el MIR iba a estos lados con estudiantes a hacer trabajo poltico, haba bases del Movimiento Campesino Revolucionario MCR que participaban. En ese sector, por su conformacin, no hubo reforma agraria. El Negro Matus estaba integrado en este grupo, por eso bamos a llegar all y l nos iba a orientar porque estaba viviendo en el sector, era el baqueano. Se le mand a avisar el mismo da 13 con una compaera, que el grupo iba para all.

Por qu la demora de 4 horas?

El MIR decidi que el grupo tena que irse el 13 de septiembre a las 11de la noche al punto de encuentro en el campamento Por la Razn o la Fuerza. Y el grupo lleg, llegaron todos. Uno recul pero en el momento, fue a la cita y despus se qued y dej el arma botada, era de un grupo operativo muy reciente. Pero todo el resto se mantuvo. Fernando Carrasco, Rubn y Uldarico (Perico) eran casados y con hijos. Alfredo de Toro era casado con la hermana de Perico. El nivel de conviccin era enorme. Fernando era militante PS pero participaba con nosotros. Perico cuando lo vio llegar, le dijo: No vayas, estoy yo, est mi cuado, tiene que quedarse alguien Pero Fernando insisti: No, yo voy, y no hubo forma de que entendiera.

Jorge revela que Fernando, que era chofer, saba dnde estaban la micro y su duea.

Y fuimos y sacamos la micro. La seora opuso un poco de resistencia pero nada ms, le cortamos el telfono, le dijimos que despus iba a encontrar su micro en Chilln. Llegamos con la micro al punto de contacto y el grupo no estaba. Seguimos la ruta establecida. El jefe del grupo, Rubn Varas Aleuy dice: Vmonos caminando porque la micro va a pasar por ah y as nos vamos a topar. Se fueron por el lado del camino. Entre el punto de contacto y el Puente Cato haba una distancia de unos 12 km. Si fallaba, el segundo punto era el Puente Cato. Cuando se fueron ellos caminando, se le ocurri a Miguel Aparicio que su suegra viva en el camino y pasaron a buscar pan, pero estaban recin haciendo. Y se pusieron a esperar el pan. Nosotros pasamos por ah, llegamos por el camino casi al Puente uble, volvimos para atrs buscndolos, con las luces apagadas, y no los encontramos. Determinamos seguir hasta el Puente Cato y ah nos estacionamos. Llegamos a las 11y esperamos 5 horas y llegaron a las cinco de la maanacon pan. Si todos hubieran subido a la hora, habramos llegado a Calabozo a la hora convenida donde estaba Paco, quien tena la informacin, y el trabajo poltico. Despus del enfrentamiento en Niblinto nos fuimos a la montaa, al sector de Calabozo, descansamos un poco, pues tuvimos que atravesar un campo arado, y la gran mayora no haba dormido en todas las noches del 12, 12 y 13, comamos mal y no dormamos pues estbamos esperando las rdenes de qu hacer frente al golpe. El grupo ya iba cansado. Llegamos a la parte alta de Calabozo y Rubn, el jefe, me pide ir a la Escuela, porque cree que debe estar Mara Elena, y Paco, nuestro compaero que estaba ya viviendo en la zona, va a llegar ah.

Te refieres a Mara Elena Gonzlez Inostroza, la directora de la Escuela N 18 de Calabozo, que despus fue detenida desaparecida en la Operacin Colombo y figur en la lista de los 119 junto a su hermano Hernn Galo?

S, ella haca clases en esa escuela en el campo, la detuvieron en 1974. Hernn era dirigente del Comit Local. Yo bajo a Calabozo. Me contacto con el campesino donde iba a llegar Paco y me dice que cuando empezaron a pasar patrullas, Paco se fue por tal lugar. Salgo a buscarlo pero no lo hallo. Y el campesino me dice hay que fondearse. Detrs de la casa de l pasaba el ro Cato, ah me mantengo, subo al cerro y observo el patrullaje y rastreo de los pacos. Los compaeros estaban al frente moestaba el valle de Calabozo y la Montaa. Ellos tambin observan las patrullas militares que todo el da peinan la zona. Llega la noche y perdimos contacto. El grupo de Rubn, viendo que estaba siendo cercado, camina hacia Minas del Prado, pero no encuentran la bajada y vuelven hacia Calabozo, ah en un vado atraviesan y logran llegar de amanecida a Minas del Prado. Entonces Rubn y Len bajan a tomar contacto.

Cmo logras romper el cerco?

Yo pierdo el contacto con el grupo y me quedo toda la noche cerca de la casa del campesino de Calabozo, en un chiquero de chancho y al medioda el campesino me dice que va a ir a ver qu pasa en Niblinto. Y luego me propone que me vaya a Chilln por caminos internos, que l me puede endilgar a Coihueco, a pie, hasta el tranque. Hice dedo y un camin carbonero me trajo a Chilln. Tena un arma y segua con ella. Era una pistola Muser prima, una grande, una de las dos que funcion y dispar. Quedaron como 7 tiros no ms. Las granadas caseras tampoco funcionaron. La construccin era buena pero el encendido era artesanal, una mecha con un fsforo pero no encendi. Tena una cintita que haba que sacar para que prendiera la mecha. El problema es que no haba depsito y las granadas se guardaban en un gallinero, o una carbonera o algn galponcito, y Chilln es bastante hmedo.

Qu pas con los cuerpos de los compaeros?

En los casos de Fernando Carrasco y Bernardo Sols, sus cuerpos fueron entregados a sus familias. Los dos de Minas del Prado siguen desaparecidos. A los das siguientes del crimen los cuerpos flotaban en el ro. Un estudiante que viva cerca del puente coment en el Colegio Seminario de Chilln que haba cuerpos flotando. Y dos compaeros de l, estudiantes de cuarto medio, de 17 aos, fueron al ro y los enterraron. Uno es Guillermo Stevens que fue gerente de Copelec, Cooperativa de uble. Los pacos los detuvieron, pero luego los dejaron en libertad aunque s tenan claro el lugar del entierro. Pero cuando en la operacin de Retiro de Televisores, Pinochet orden desenterrar cuerpos en todo Chile, ellos fueron nuevamente desaparecidos. En 2004 el juez fue a buscar los cuerpos, y no encontr nada. No avis a familiares de la diligencia por lo que solo buscaron en un lugar especfico sin ms trmites.

Qu caractersticas tena el grupo de la Micro Niblinto?

De nuestros compaeros destaco su coraje, la capacidad de luchar y tener en la mente que haba que resistir la masacre. Hay que tener en cuenta que al 14 de septiembre ya haba en Chilln un muerto tras el golpe, Ivn Contreras Flores, tambin de 20 aos, doble militante MIR/PS, estudiante, pero eso no hizo retroceder a nuestro grupo. El jefe poltico era Rubn Varas Aleuy, dirigente regional del MIR, que haca trabajo poltico en poblaciones y sindical. Haba dos tomas en Chilln, los campamentos Por la Razn y la Fuerza y el Ch Guevara. Rubn tena 21 aos, y era de Parral. para nosotros l era Nelson Ugarte, slo despus conocimos su nombre real. En el informe Rettig figura como de Coihueco. Por su ascendencia rabe, en broma algunos amigos le decan Cara de Camello. Tres compaeros pertenecan a nuestra estructura de tareas militares, que el ao 1969 haba organizado un grupo operativo en que estbamos Luis Romero (El Oso), Alfredo de Toro, el Negro Matus (que no cay detenido), y yo. Nosotros habamos recibido instruccin en Cuba por tres meses y tambin habamos hecho el servicio militar. Otros militantes hacan trabajo con campesinos y pobladores. Jos Romero, hermano de Luis, era el encargado militar de la estructura local, el Grupo Poltico Militar de Chilln; era estudiante de servicio social en la Universidad de Chilln, hijo de campesinos. Ellos conocan la zona de Cato porque vivieron ah. El ms joven de nosotros, Miguel Aparicio, tena 17aos, estuvo preso, ahora est en Holanda. Quien nos entreg las armas previamente fue el flaco Oscar Angulo, que era nuestro jefe de la tarea de informaciones. Est vivo. Su hermano Rolando, que fue nuestro secretario regional en la clandestinidad, fue ejecutado por la DINA el 27 de abril de 1974.

Han regresado a Minas del Prado ustedes los sobrevivientes?

Despus que hicimos el monolito en el lugar donde asesinaron a los dos compaeros, ese sector se transform en un sector de descanso, donde la gente pone sus animitas de los otros muertos del mismo pueblo.Y es el propio lugar dondefueron ellos baleados. El mundo reallos malos con los buenos. Yo no olvido a don Sergio, el campesino que nos trajo harina y pan. Hemos ido todos los aos a Minas del Prado. La gente no sale de las casas. Y vamos todos los aos en caravana, el primer domingo despus del 10 de diciembre, Da de los Derechos Humanos. Ponemos msica, vamos con la Agrupacin de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Muchas veces hemos entrado con marchas a Minas del Prado, y no sale nadie de las casas. Una vez ramos como cien, iban los chicos de la Universidad del BioBio, nos fuimos a la escuela donde trabajaba un profesor comunista y ah nos reunimos y comimos en memoria de los cados.

Sigui trabajando polticamente el MIR despus de Niblinto?

S, el partido intent reconstruirse una y otra vez y la represin sigui golpendonos. Ricardo Troncoso Muoz (Arturo), jefe militar de la provincia de uble, tras los fracasos en Chilln se traslad a la capital y al quedar sin contacto con la direccin del MIR, se asila. Pero luego al hacer contacto sale de la embajada, y cae detenido con Mara Elena Gonzlez y su hermano; ellos estn desaparecidos. La detencin de otro dirigente, Ricardo Cataln por la SIFA, tuvo terribles consecuencias porque l manejaba toda la informacin local. En abril de 1974, la DINA aniquil a la direccin regional del MIR de Chilln, secuestrando enel Regimiento de Infantera de Montaa N 9 de Chilln a Rolando Angulo, asistente social (Universidad de Concepcin) junto a Ogan Lagos, estudiante de agronoma de la U de Concepcin, y a Bartolom Salazar, profesor de castellano en el Liceo de Nias chillanejo. Tras la tortura y muerte, sus cuerpos fueron abandonados en distintos sitios. El fiscal militar de ese tiempo, Mario Romero, fue procesado en 2015 en el juicio por esos crmenes.

Cmo estaba organizada la DINA en la zona?

Cuando se form la DINA, los Patria y Libertad de la zona, que eran los civiles de San Carlos, bastante poderosos, entran a colaborar con el servicio secreto y le entregan, casas y vehculos para que funcionen y ellos mismos se ponen a disposicin. Entregaron tres campos. El Carrizal, ubicado a unos 20 km de Chilln y utilizado como casa para el jefe de la Dina, Fernando Gmez Segovia, que lleg a tener grado de Coronel y hoy cumple desde 2014 sentencia en Punta Peuco, de 5 aos y un da por el secuestro y desaparicin de Pedro Molina, compaero de la Juventud Comunista de Lota que estuvo secuestrado en Colonia Dignidad. Gmez ocup esa casa todo el ao 74 y es responsable por los desaparecidos de Parral, donde fue el jefe de la DINA. El otro fundo se llama Pomuyeto. Uno de los agricultores era Lincoyn Lagos Tortella, miembro activo de Patria y Libertad. Ellos pusieron sus camionetas y autos para traslados de presos de Carrizal a Chilln, y tambin los viajes desde el regimiento de Chilln a esas casas de detencin y tortura. El tercer fundo era Socorro, colindante con el ro Perquilauqun, de Luis Dinamarca, agricultor y Patria y Libertad, y al frente estaba Colonia Dignidad. Se us desde el 1 de enero del 74 hasta diciembre de ese ao, un ao completo. Despus la Dina tuvo sus propias casas, pero esto fue para el inicio de la represin selectiva.

Exista un plan del MIR local para responder al golpe militar?

Hacamos propaganda frente al Regimiento en Chilln, en junio y julio del 73 planteando a los soldados que desobedecieran las rdenes de los golpistas. Pensbamos que en caso de golpe, bamos a contar con alguna fuerza desprendida del Ejrcito, apuntbamos a generar eso en el pas y aqu. En Chilln tambin se form un cordn industrial en la zona de Ultra Estacin, del sector poniente donde haba pequeas industrias, estaba tambin la Empresa de Comercio Agrcola ECA que era importante pues se acumulaban los productos agrcolas, estaba la feria de Animales y haba dos tomas de terrenos, el MIR tena bastante influencia en el sector de pobladores. El plan se haba hecho en junio del 73. El plan A era resistir en la ciudad, donde estaba el apoyo social, gran parte de la gente del MIR desde el 11 se traslad a ese sector que al principio no fue muy allanado. El 13 de septiembre, incluso el comit regional funcionaba ah en una casa de seguridad en el sector Ultra estacin, pero decide que no se debe hacer la resistencia armada ah y que hay que trasladar este grupo hacia la cordillera para instalarnos en Minas del Prado y preparar la lucha primero en el campo y luego llevarla a la ciudad. Las armas que llevamos eran pocas y algunas quedaron en Chilln. No las habamos probado nunca porque tenamos poca municin.

 

Patricia Miranda es la esposa de Jorge Vera, y la interrogo para completar este fragmento de historia de la resistencia al golpe en Chilln.

Patricia, qu rol cumplieron las mujeres en el MIR en Chilln despus del golpe militar?

Todas mis hermanas eran simpatizantes y los primeros das, inmediatamente despus del 11de septiembre haba que trasladar todo a Ultra Estacin y todas estas mujeres con faldas cortas, llevaban los bolsos con armasHaba que pasar por el control de milicos que haba en el paso bajo nivel que est al lado sur de la Estacin. Eramos como seis o siete mujeres, e hicimos varias pasadas porque tambin llevbamos informacin que era para Rubn, el jefe del MIR. Mi hermana menor, super linda, con la falda ms corta, encabezaba el grupo, y el milico le deca: Le ayudo mijita y ella pasaba. Limpiamos todas las casas del MIR de documentos comprometedores, ayudamos tambin a la gente del Partido Comunista. Mi hermana estaba recin parida, y todo lo ponamos debajo del coche de la guagua, con la beb encima!!! Y abajo iban las armas. No tenamos miedo. Es que no haba alternativa porque si no, nos iban a matar los maridos. Y despus, cuando nuestros familiares cayeron presos, nosotros llevbamos y traamos toda la informacin.

Tan decididas eran las mujeres del MIR?

Una vez con mi cuada nos amanecimos, haba que ir a avisar que detuvieran una accin armada. Esto fue despus de Niblinto, el mismo ao 73, fuimos con mi cuada y pasamos por el Retny dijimos que bamos a un velorio. Los miristas estaban acuartelados en la casa de un paco jubilado, pero no nos conocan y no se atrevan a abrir. Pero el guatn Arturo (Ricardo Troncoso) reconoci a la hermana de Jorge y ah sali a abrir la puerta. Les informamos entonces que la accin no iba. Y se puso a llorar porque estaban listos para salir. Eran los miristas ms importantes, estaba toda la dirigencia ah, pero la contraorden la dio el encargado de reorganizar todo. Luego de dar el mensaje nos tenamos que ir. Y como era tan tarde y haba toque de queda, nos escondimos en los hoyos de los alcantarillados y nos amanecimos ah.hasta el otro da.

Los procesos judiciales

Retomando la entrevista a Jorge Vera, le consulto por los resultados de los juicios en el caso de la micro Niblinto. Seala al respecto:

En el proceso judicial por los asesinatos y torturas de Jos Romero y Rubn Varas la Corte de Apelaciones sobresey al jefe de retn de Chilln Viejo, capitn Luis Valds Castillo, que haba sido condenado en primera instancia porque l los sac de Minas del Prado. Se perdi el caso en la Corte Suprema porque inexplicablemente el abogado Hiram Villagra no se present a apelar. Actualmente se intenta juntar las tres causas, a partir de la reapertura del caso de Fernando Carrasco y se busca reabrir la demanda por Bernardo Sols. Es claro el encubrimiento que hacen las fuerzas armadas sobre los criminales. El juez pide la nmina de los carabineros que ejercan en Chilln Viejo pero estos hacen aparecer otros, lo que es una contradiccin con la declaracin de un suboficial arrepentido, que dio los verdaderos nombres. Se comprueba el pacto de silencio de las instituciones hacia los victimarios. Y la corte tiene que guiarse por esoTambin se perdi el expediente del juzgado. Nosotros como Verdad y Justicia siempre quisimos saber la verdad, la del otro lado, por eso iniciamos los procesos y le pedamos al abogado que de cada declaracin de un verdugo nos entregara las fotocopias. Y as tuvimos el expediente completo. Incluye los testimonios de los campesinos que declararon que estaban obligados.

En Chilln la impunidad es la regla. Tras el golpe militar, en Chilln hubo 110 detenidos desaparecidos y 1.100 presos pasaron por el Regimiento N 9 de Chilln, la Segunda Comisara de Carabineros y el Cuartel de Investigaciones. En todo Chile, las 21 comunas de uble son, despus de Paine, la segunda zona rural con un nmero tan elevado de detenidos desaparecidos en relacin con su cantidad de habitantes. Y no hay condenas para los criminales, salvo por Gmez Segovia Segn cifras del Programa de Atencin y Reparacin integral de Salud PRAIS, en nuestra provincia de uble, que actualmente tiene una poblacin de 441.604 habitantes, se calcula que el 10% del universo total de habitantes forma parte de los detenidos desaparecidos, presos polticos, ejecutados, exonerados y exiliados. Adems de Gmez Segovia, slo cumple condena efectiva en Punta Peuco, tambin a cinco aos y un da, el general en retiro Patricio Jeldres Rodrguez, por la desaparicin de dos dirigentes campesinos, Gilberto del Carmen Pino Baeza y Sergio Enrique Cdiz Cortes, este ltimo dirigente campesino provincial y presidente del asentamiento campesino de Santa Rosa, del sector Cato. Ese criminal fue el primero en ser condenado por crmenes en uble a pena efectiva. En nuestra declaracin como Verdad y Justicia, afirmamos entonces: `Los caminos de la justicia tardan pero llegan, y soamos que sigan llegando.

Cmo fue tu exilio y el retorno?

Estando en el exilio, en Holanda, nuestra misin fue denunciar a la dictadura y relatar lo que suceda en nuestro pas y nuestra provincia, y lograr la solidaridad del pueblo holands. Pensbamos en volver a nuestro pas. Pero el plazo se extendi y la dictadura se perpetu en el poder. Con algunos compaeros que estuvimos juntos en prisin conversbamos y sobamos en volver a nuestra regin y trabajar en el campo porque eso nos volvera a estar en comunidad e integrarnos con el pueblo. Pero cada uno volvi finalmente por sus propios medios. Mis hijos volvieron primero, con su abuela, para facilitar la vuelta y su integracin. Con Patricia volvimos en 1992, con la idea de trabajar en el campo, y lo hicimos. El pas era otro, el MIR no exista. La poltica estaba renovada. La desmovilizacin social era evidente. Eso nos oblig a repensar en todos los compaeros que haban dado sus vidas por construir otro Chile. Podramos decir que nos ataron de mente y de manos y nos inund una profunda tristeza e impotencia. Solo quedaban los derechos humanos de aquellos que lucharon. As fue como nos organizamos en la Agrupacin Verdad y Justicia, a buscar la verdad, saber donde estaban y como fueron los hechos, a buscar Justicia, a recordarlos y hacer memoria por todos los cados. Empezamos la lucha en los tribunales, para buscar los testigos, lo que significaba enfrentarse a los verdugos e investigar. En fin hacer la pega mnima que la legalidad burguesa nos permite. En muchos procesos se ha establecido la verdad dicha por los propios verdugos, lo que permiti establecer los errores cometidos por el partido y sus militantes.

Cul es tu reflexin final?

El MIR durante la Unidad Popular creci enormemente, con una base popular combativa en nuestra regin agrcola. Nuestro trabajo era luchar por la Reforma Agraria e integrar a las bases campesinas que no estaban organizadas y no se les permita participar en el proceso. En Chilln tenamos fuerza en la Escuela de Agronoma de la U de Concepcin; era nuestra base de apoyo, de donde salieron dirigentes regionales, como Rolando Angulo, Ogan Lagos y Ricardo Troncoso cados tras el golpe militar. El Mechn Oyarzn, miembro de nuestro grupo Niblinto, era estudiante de esa escuela. Como organizacin, nos encontramos con una resistencia armada de los latifundistas, agricultores que en su mayora eran de Patria y Libertad y que venan oponindose a la Reforma Agraria desde el gobierno de Eduardo Frei. Nosotros no fuimos capaces de fortalecer ese crecimiento en tan poco tiempo y no tenamos la experiencia necesaria para impulsar una vanguardia. Yo creo que el MIR colaps el 11de septiembre. No fuimos capaces de coordinar nada y no se logr tampoco hacer algo con la Unidad Popular. Y sin embargo esta incapacidad nos puso en disposicin para resistir. Los quince compaeros idealistas que ese da fuimos rumbo a Minas del Prado pensamos ingenuamente que seramos un ejemplo a seguirCon pocas armas, soamos que nosotros daramos el inicio a una gran lucha.

La columna Niblinto

Arriba en la cordillera:

Rubn Varas Aleuy, Nelson Ugarte, 21 aos jefe del grupo, DD

Jos Romero Lagos, 22 aos, Len DD, estudiante servicio social

Bernardo Sols Freddy, 20 aos, Estudiante de Pedagoga, Muerto en accin

Fernando Carrasco Raimundo, 25 aos,PS-MIR, chofer de taxi. Muerto en accin.

 

Sobreviven rompiendo el cerco:

Miguel AparicioOveja

Alejandro CarrascoIgnacio

Uldarico Carrasco Pablo

Rodrigo CifuentesCaracul, internacionalista muerto en El Salvador

Alfredo de Toro Eustaquio

Melanio Gutirrez Alex

Pedro OyarznMechn

Juan Poblete Fakiro

Luis Romero Rogelio

Luis Veloso El electricista

Jorge Vera Gonzlez Vladimir

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter