Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2016

Espaa en la encrucijada

Vicente Serrano
Crnica Popular


Camino de unas terceras elecciones que no servirn para solucionar nada, el Congreso de los Diputados contina catatnico, instalado en la inaccin y en la inanicin.

El atontamiento de sus seoras patentiza su incapacidad poltica, su falta de ideas o, mejor, la sumisin de los intereses de la sociedad a los de sus partidos polticos.

Estarn esperando un milagro que les convierta en la llave de la gobernabilidad. No se salva ni uno. Desde el PP hasta U-P, incluyendo los que se sitan entre ellos (Cs y PSOE), como los que se sitan fuera (PNV, CDC y ERC).

Votaremos el 25 de diciembre fum fum fum- y todo seguir igual o peor. A todos se les llena la boca diciendo que el bipartidismo ha muerto. Pero saben que eso no es verdad. Lo he dicho en alguna otra ocasin: Con este sistema electoral puede morir un bipartidismo, el que configuraban PP y PSOE, pero el sistema tiende a un bipartidismo imperfecto. Actualmente est en un proceso de cambio de los actores principales, y los actuales se resisten a dejar de serlo.

Est claro que, en la derecha, el sorpasso de Cs al PP no se va dar por ahora, mientras que, en la izquierda, la pelea por ocupar su espacio central entindase el espacio mayoritario en la centralidad de la izquierda, es decir, socialdemcrata est muy vivo. Por eso unas terceras elecciones solo puede favorecer, en la derecha, al PP, y en la izquierda aparentemente al PSOE. Es decir, hay una lucha fratricida por mantener su posicin en el antiguo bipartidismo que algunos, alegremente, ya ha enterrado tras darle los sacramentos. Podemos con IU absorbidano acierta a encarar una estrategia que le asegure el deseado sorpasso. Denigrar al PSOE y a la vez ofrecerle un pacto en el que incluir a los secesionistas produce tantas contradicciones internas en U-P, como la del no, no y no de Snchez frente a la propuesta de abstencin socialista.

Si tan claro tienen todos que se ha acabado el bipartidismo, por qu no se ponen de acuerdo en enterrarlo? Pero en enterrarlo de verdad con un cambio de ley electoral. Tal vez ser porque todos quieren ser actores protagonistas de ese bipartidismo.

Como deca, nuestro sistema electoral genera un bipartidismo imperfecto ya que, si bien beneficia a los dos partidos con ms votos, siempre precisa de algn tercero para formar gobierno. Ese papel lo han hecho los nacionalistas vascos y catalanes durante ms de treinta aos, obteniendo a cambio grandes privilegios y generando un estado generalizado de corrupcin en todo el pas.

El bipartidismo PP-PSOE entr en crisis por el hartazgo ciudadano y, a la par, por la propia dinmica del mismo. Independientemente de los movimientos ciudadanos 15M, o a causa de ellos, est claro que las elites ah caben las oligarquas hispanas y las internacionales apostaron por un cambio de actores, por la configuracin de un bipartidismo de nuevo cuo.

El sistema institucional espaol se autodefine como parlamentario y, por lo tanto, el Gobierno es elegido por el Congreso de los Diputados, con lo que aqul, aparentemente, est controlado por ste. Pero la realidad es que el Gobierno es el motor de Congreso y, sin su tutela, no funciona. sta es la dolorosa realidad que hace de nuestro parlamento un ttere del ejecutivo. A los hechos me remito: nueve meses de ninguneo al Parlamento por un gobierno en funciones.

Si el Congreso de los Diputados es la representacin de la soberana nacional. No est en funciones, tiene legitimidad plena! A qu esperan para modificar el sistema electoral para que, si se han de repetir elecciones, la forma de nombrar el Gobierno cambie y, ya de paso, tambin para acabar con un sistema tan poco proporcional?

El doble problema de nuestro sistema electoral

Y digo esto ltimo porque uno de los grandes peligros a la hora de afrontar una reforma del sistema electoral es que nos la quieran meter doblada. S. El problema de nuestro sistema electoral es doble:

1.- Es un sistema mayoritario disfrazado de proporcional. Las opciones que algunos mediticos proponen son sistemas uninominales lo venden como la posibilidad de elegir a personas concretas, con nombre y apellidos que convertiran a nuestro sistema en mayoritario puro, dejando a millones de votantes sin representacin. Otros apuntan a listas abiertas como las del Senado, que asegura al partido ms votado el control total de la cmara con poco ms del 30% (el PP con el 33% del voto tiene el 62% del Senado). Finalmente, algunos sugieren el sistema alemn, un sistema con apariencia de proporcionalidad pero que sigue siendo mayoritario si no se corrigen algunos elementos, que aqu no hay espacio para explicar.

2.- El sistema de eleccin de Gobierno permite que el plazo para su nombramiento sea alargado sine die y adems fuerza el (mal llamado) voto til con cada nueva convocatoria electoral, aparte de desincentivar la participacin de los ciudadanos. Es necesario, pues, definir y delimitar los tiempos para dar la posibilidad de que los nuevos parlamentarios elijan al nuevo Presidente del Gobierno y el nmero de intentos posible, y establecer un sistema que evite nuevas legislativas innecesarias tras el fracaso de los parlamentarios. La posibilidad de someter a una votacin ciudadana a los dos candidatos que ms apoyos obtengan en el Congreso, en una campaa corta y puramente meditica, garantizara un nuevo gobierno en un mximo de 12 semanas tras las elecciones generales.

Para afrontar esta reforma del sistema electoral es preciso reformar el artculo 99 de la Constitucin. Seguro que algunos se llevan las manos a la cabeza: no hay tiempo antes de Navidad. Creo que la reforma del 135 innecesaria y mala, por otra parte no precis demasiado tiempo.

Evidentemente, junto a esa reforma de la Constitucin (artculos 68, 69, 99, 101 y 115) sistema de eleccin del gobierno, definicin de la circunscripcin nica, etc. sera precisa una reforma de la ley electoral (LOREG, artculos 42, 46, 50, 56, 57, 71, 72, 73, 74, 76, 77, 96, 97, 108, 161, 162, 163, 165, 166 eliminar-, 167, 169, 172, 173, 179 y 180) que garantizara, entre otras, la igualdad de todas las candidaturas en los medios de comunicacin pblicos y privados. Una ley que no deje sin representacin como hasta ahora a dos millones de votantes. Una ley que d el mismo valor a cualquier ciudadano, independientemente de su lugar de residencia. Una ley, en suma, ms representativa, ms proporcional, ms justa.

Espaa, en una encrucijada

Como anunciaba en el titular, Espaa est en una encrucijada. La izquierda no tiene un proyecto para Espaa ms all de apostar por un mal llamado derecho a decidir que ni siquiera es de izquierda. Parece abogar por un derecho a dividir como si de eso pudiera salir algo ms que miniestados identitarios donde la clase obrera sera, an ms, carne de can para las oligarquas locales y las multinacionales.

Qu decir de una derecha que se llena la boca de Espaa, o de Catalua, de Euskadi o Andaluca, segn sea, pero que, a la hora de la verdad, solo le preocupa generar una gran deuda pblica, donde meter mano (privatizando servicios pblicos, por ejemplo), y asegurar los beneficios de la banca que les presta el dinero.

La esperanza de que una izquierda que asuma un papel histrico, superando dogmas como el del derecho a la autodeterminacin en Espaa y recupere sus seas de identidad en la lucha por la igualdad, son cada da ms menguantes y, sin embargo, parece evidente que, si tal cosa no se produce, la salida de esa encrucijada nos sita en una situacin mucho peor que la actual.

La derecha tiene una coherencia interna en torno a sus intereses de clase. La izquierda est desnortada, o si se quiere desizquierdada, y sus dirigentes responden a intereses de clases universitarias o clases pequeoburguesas con fuerte componente nacionalista. Por otro lado, esa misma izquierda ha renunciado a la emancipacin de clase, a la formacin de ciudadanos con conciencia critica. Es ms fcil pastorear seguidores estilo hooligans.

Vicente Serrano es Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista y autor del libro El valor real del voto www.elvalorrealdelvoto.com

Fuente: http://www.cronicapopular.es/2016/09/espana-en-la-encrucijada/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter