Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2016

El buen cipayo y el mal cipayo

Alejandro Teitelbaum
Rebelin


As como para Estados Unidos existe el mal terrorista y el buen terrorista: el primero es el que aparece diariamente en los medios de comunicacin y que casi todo el mundo condena. El segundo es el que trabaja en la sombras para la CIA y otros servicios estatales, poniendo bombas, cometiendo asesinatos selectivos, etc., en Argentina existe el buen cipayo y el mal cipayo.

La expresin cipayo la populariz Arturo Jauretche en Argentina en los aos 1930 para referirse a los ciudadanos que piensan y actan al servicio del imperialismo contra los intereses nacionales.

Cuando se estn revelando las clusulas ultracolonialistas de los convenios YPF- Chevron celebrados en 2013 (casi todo el arco poltico antiimperialista guarda un estridente silencio seguramente para no herir la fina sensibilidad del kirchnerismo entonces gobernante) surge la figura del buen cipayo y del mal cipayo.

El diario Pgina 12, a la vanguardia de la denuncia de la poltica cipaya del actual Gobierno, que sera (y sin duda es) la figura del mal cipayo, acaba de descubrir al buen cipayo.

En efecto, en una nota publicada en su edicin del 21 de setiembre (Claves de un contrato sin grandes sorpresas) se explica que los convenios de YPF con Chevron no tienen nada de objetables.

La razn es evidente: fueron celebrados por el Gobierno kirchnerista, el buen cipayo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter