Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2016

Entrevista a Franois Houtart, socilogo y telogo
"El bien comn de la humanidad como matriz de la nueva sociedad"

Cira Pascual Marquina
PoltiK


Esta conversacin con el socilogo y telogo de la liberacin Franois Houtart, que apareci por primera vez en el nmero 17 del mensuario PoltiK, explora los lmites de los procesos de cambio en Amrica Latina y el concepto de bien comn de la humanidad.

-Cira Pascual Marquina (CPM): En el libro Ms all de la economa, el bien comn de la humanidad (2013), planteas que para asegurar la continuidad de la humanidad y de la vida en el planeta hay que construir un nuevo paradigma en el que el bien comn est por encima del bien individual. Podras explicar el concepto de bien comn de la humanidad?

-Franois Houtart (FH): El concepto de bien comn de la humanidad tiene varias dimensiones. La primera es la dimensin de lo que se llaman los comunes o en ingls the commons: los bienes que no son individuales sino comunes, por ejemplo la tierra antes del capitalismo y hoy en da los servicios pblicos. Hay muchas luchas en el mundo para proteger, recuperar o aumentar la dimensin de los bienes pblicos. Ahora tenemos como bienes pblicos la educacin, la salud, pero tambin el agua, la comunicacin, etc. Este es un primer nivel de lo que podemos llamar el bien comn de la humanidad.

Sin embargo hay un segundo nivel, y el segundo nivel es el concepto clsico del bien comn: cosas que le pertenecen al conjunto de la sociedad y que no pueden ser propiedad de individuos como, por ejemplo, en una ciudad, los parques o los espacios verdes, etc. Eso es un bien comn. Pero hay sectores que no son directamente materiales, que son ms bien de tipo jurdico, por ejemplo el cdigo de circulacin (si no se organiza, es el caos). En verdad este es un concepto que existe ya desde la filosofa griega, en particular Aristteles, que reconoce que hay espacios en la vida colectiva que son espacios comunes, de bien comn, y esta fue la base sobre la que la iglesia catlica construy su doctrina social.

Pero pienso que debemos ir un poco ms all y por eso he hablado del bien comn de la humanidad: un principio de organizacin de la vida colectiva de la humanidad en el planeta que se base sobre la vida y no sobre la muerte... as este concepto se opone al concepto fundamental del sistema capitalista. Y cuando digo que el nuevo paradigma se basa sobre la vida, esto implica la posibilidad de crear, de conservar, de mejorar la propia vida la vida en su sentido completo, no solamente la vida fsica, biolgica, sino tambin la vida cultural, la vida espiritual. Y no solamente construir en funcin de la vida de los seres humanos, sino tambin de otros gneros: los animales, las plantas, etc. Lo que se llama hoy el derecho de la naturaleza.

Este concepto es ms amplio que el concepto de los comunes y que el concepto del bien comn, pero integra estos dos conceptos. Este concepto que he llamado el bien comn de la humanidad, es evidentemente un nombre; no importa el nombre, lo que importa es el contenido. Podemos darle otros nombres, por ejemplo el sumak kawsay que es el buen vivir, el concepto de los indgenas andinos, o podemos llamarlo socialismo del siglo XXI.

-CPM: En el libro que mencion anteriormente enumeras cuatro elementos clave para aterrizar el concepto del bien comn de la humanidad; podramos decir que estos elementos son una especie de hoja de ruta para organizar la tarea colectiva en cuanto a la definicin de la nueva sociedad postcapitalista. Puedes explicrnoslos?

-FH: S, debemos concretar las cosas porque todo esto puede parecer algo abstracto. Precisamente he tratado de ver, como socilogo, qu significa esto en la prctica de la vida colectiva humana. Por eso he tomado cuatro realidades fundamentales de toda sociedad, que son, por una parte la relacin con la naturaleza, ya que ninguna sociedad puede vivir sin la naturaleza; despus la produccin material de la vida, porque la vida no es una abstraccin y sin produccin material no hay vida; la organizacin social de la vida, que debe ser colectiva en lo social y en lo poltico; y finalmente la cultura, porque el gnero humano es el nico que puede reflexionar sobre su propia realidad y eventualmente anticipar el futuro, y que es, como dicen los mayas, la parte consciente de la naturaleza.

Reflexionando sobre estos cuatro elementos fundamentales de toda sociedad podemos entrar en detalles, especialmente comparando con la situacin actual del sistema capitalista. Por ejemplo, en cuanto a las relaciones con la naturaleza: cmo ve el capitalismo la naturaleza? Para el capitalismo la naturaleza es recursos naturales, es decir, una naturaleza que se debe explotar, y explotar en funcin de los intereses del capital y de la acumulacin del capital. Por el contrario, en lo que se refiere a la nueva organizacin del bien comn de la humanidad, la naturaleza debe ser respetada: es la fuente de toda vida, de la vida fsica, biolgica, cultural, espiritual, y en este sentido la naturaleza no es solamente un objeto de explotacin.

Esto, si queremos ir ms all en la prctica, tiene muchas consecuencias para la vida cotidiana y tambin para la organizacin nacional e internacional. Por ejemplo, si aceptamos que la naturaleza es la fuente de la vida, no podemos aceptar que personas individuales o corporaciones, grandes empresas multinacionales, se apropien de la naturaleza (y en particular las riquezas naturales que son los minerales, las fuentes de energa, etc.) por la simple razn que estas cosas deben entrar en la concepcin del bien comn. Aqu no digo que no se debe extraer, porque la madre tierra es generosa, sino que se debe hacer respetando los derechos de la naturaleza, la posibilidad de regenerarse y de continuidad de la vida. Este es un ejemplo prctico. Tambin, por ejemplo, no se puede aceptar la mercantilizacin de bienes bsicos para la vida como las semillas o como el agua. Ese es un primer paso.

El segundo es la produccin de la base material de la vida. Como he dicho, cada vida tiene su base material y no se puede continuar sin esta base. Ahora la base material de la vida la economa, est organizada por la lgica del capital. El capital es el nico motor de la economa, con su necesidad inagotable de tener ganancias para poder acumularse. Frente a esto la lgica debe ser absolutamente diferente: no una lgica de acumulacin del capital, de valorizacin nica del valor de cambio. Porque hay dos tipos de valores para todo servicio o bien: el valor de uso, es decir lo que es til para la humanidad, para la naturaleza, para el mundo, y el valor de cambio o lo que permite ganancia. Solamente el valor de cambio, es decir, si una cosa es una mercanca, contribuye a la acumulacin del capital. Por eso en el capitalismo todo debe convertirse en mercanca. Esta es la lgica del capital. Debemos salir de esta lgica, con todas las consecuencias en cuanto a la propiedad de los medios de produccin, significa, en lo prctico, que no podemos aceptar la dominacin del capital financiero, los parasos fiscales, etc.

Un tercer elemento es la organizacin social y poltica, que debe ser democrtica, para permitir que todos los seres humanos sean actores y no solamente sujetos de una poltica decidida desde arriba o por una minora. No hay nada menos democrtico que la economa capitalista que concentra el poder y desconoce lo que se llaman las externalidades: los daos ambientales y los daos sociales, que no paga el capital. Se deben promover procesos democrticos en todas las instituciones, desde las polticas y econmicas hasta las culturales, sociales, religiosas. Esto tambin debe extenderse a todas las relaciones sociales, como las relaciones entre hombres y mujeres. Este es el tercer aspecto que tiene muchas aplicaciones en el mundo.

Finalmente, en cuanto a la cultura, hablamos de la interculturalidad. El hecho de no permitir que la cultura occidental, totalmente inmersa en el concepto de modernizacin, absorbida por la lgica del capital, sea la nica cultura aceptable en el mundo, y comprender que todas las culturas, los saberes y las espiritualidades pueden contribuir al bien comn de la humanidad y a la tica necesaria para esta construccin.

Ahora, todo esto puede parecer una bella utopa pero no lo es. No es una utopa en el sentido de ilusin, porque en el mundo hay millares de grupos que luchan por construir mejores relaciones con la naturaleza, por otro tipo de economa social y solidaria, por los derechos de todos los grupos humanos y finalmente por la interculturalidad. Esto significa que existe ya en la realidad la posibilidad de perseguir valores que no son puramente abstractos, sino que ya son el proyecto concreto de muchos movimientos y organizaciones en el mundo. Por eso pienso que sobre esta base se puede construir una perspectiva nueva.

-CPM: En algunas intervenciones has planteado que los procesos de cambio en Amrica Latina se caracterizan por ser posneoliberales, pero todava no se han dado pasos concretos hacia el postcapitalismo. Podras profundizar sobre esta caracterizacin de los procesos en Nuestra Amrica y cmo avanzar hacia el postcapitalismo?

-FH: S, yo pienso que hay muchos aspectos en todos los dominios. Voy a tomar solo un ejemplo prctico: el problema de la agricultura. Los pases que se dicen progresistas en Amrica Latina y que realmente han sido posneoliberales en el sentido que han reconstruido un Estado que trabaja por una cierta redistribucin de la riqueza y tambin por un mejor acceso a los servicios como la educacin o la salud para las clases desfavorecidas promueven el monocultivo para la exportacin, con todas sus consecuencias ambientales: destruccin de la selva amaznica, destruccin de los suelos, contaminacin de las aguas, y tambin, finalmente, daos muy graves para las poblaciones, para la salud, y en cuanto a los efectos sociales como las migraciones hacia las grandes ciudades o al exterior.

As han promovido esta agricultura en detrimento de la agricultura campesina, que podra dar una respuesta muchsimo mejor a la primera funcin de la agricultura, que es nutrir la poblacin: es un hecho que la agricultura campesina en Amrica Latina est nutriendo ms del 60% de la poblacin del continente. Una segunda funcin es participar en la regeneracin de la Madre Tierra: muchas veces los campesinos trabajan con agricultura orgnica y de manera respetuosa de la naturaleza. Y, finalmente, el bienestar de los campesinos, frente a una agricultura de monocultivos, mucho ms productiva, pero que proletariza al campesino o lo integra al sistema capitalista de monopolios, que crea dependencia de las grandes multinacionales de produccin o de distribucin. La agricultura campesina no es una cosa arcaica, del pasado, sino una cosa del futuro, y esto es reconocido incluso por la FAO.

Lo que hemos visto en Amrica Latina es un intento de construir sociedades posneoliberales pero no postcapitalistas, y en este sentido continuando con la idea de la modernizacin de las sociedades, y finalmente con un capitalismo moderno; esto tiene como consecuencia, por ejemplo en el campo de la agricultura, que no se promueve una nueva agricultura campesina que podra resolver muchos de los problemas de la pobreza rural y tambin de la produccin de alimentos y de la soberana alimentaria. Este es un ejemplo, pero podramos dar otros ejemplos de otros aspectos que nos permiten decir que los ensayos de cambio, de los pases progresistas, que fueron muy interesantes y tuvieron varios logros muy reales, finalmente no han transformado la lgica fundamental de la organizacin de las sociedades. Por eso me parece que desarrollar el concepto de Bien Comn de la Humanidad podra ser un paso adelante frente a la crisis que afecta a todos estos pases actualmente.

-CPM: Hablando de la crisis, un camino que impulsa el Gobierno Bolivariano para la salida es el Arco Minero. Se supone que explotar el oro y otros minerales en la enorme cuenca del Orinoco nos ayudar a salir de la crisis. As, tras el anuncio de apertura, ms de 150 corporaciones mineras han expresado inters, y ya se han firmado contratos con la canadiense Gold Reserve y con empresas chinas. Qu opinin tienes sobre este tipo de propuestas?

-FH: Esta situacin no es particular a Venezuela aunque el caso del Arco Minero es impresionante. Encontramos situaciones similares, tal vez a menor escala, en Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina. El problema es que la nica respuesta que ven los gobiernos progresistas actuales frente a la crisis, que es una crisis a escala mundial y que afecta a muchos de estos pases porque son exportadores de bienes primarios (explotacin minera, petrolera o agrcola), es abrirse ms al mercado y entrar en polticas de tipo neoliberal. Evidentemente es una contradiccin fundamental. Pienso que estos gobiernos no han reflexionado suficientemente sobre las alternativas al capitalismo.

Debemos reconocer la realidad: Estas medidas contradicen de manera fundamental lo que se ha planteado como meta, y vemos un creciente abismo entre el discurso y las prcticas. La verdad es que estas prcticas van a llevar a una mayor concentracin del capital y al desconocimiento de las externalidades, es decir, la destruccin de la naturaleza y la destruccin social y cultural. Eso debemos reconocerlo y debemos tratar de ver qu soluciones podemos encontrar que no entren en contradiccin con lo que se haba propuesto.

-CPM: Tenemos una tarea clara: la superacin del capitalismo. Pero tambin nos encontramos con mltiples barreras como la enajenacin o la prdida de la esperanza. Qu hacer en estas circunstancias difciles?

-FH: Precisamente por la situacin que vivimos debemos tratar de redefinir la tarea de la izquierda y reflexionar sobre las estrategias posibles. Por eso me parece que un trabajo de conjunto entre movimientos sociales e intelectuales va a ser necesario primero para redefinir las metas (definir qu tipo de sociedad queremos); aqu entra la propuesta de Bien Comn de la Humanidad, donde tocamos un espectro que va desde la relacin con la naturaleza hasta la organizacin colectiva de la poltica y la sociedad, y tambin la espiritualidad, la manera de vivir las cosas en lo cotidiano...

Entonces, el primer aspecto significa que juntos debemos trabajar por una redefinicin colectiva de las metas de la sociedad, no solamente con intelectuales que tienen toda la verdad que se debe imponer a las masas. No, este concepto de vanguardia es obsoleto. Debe ser un trabajo colectivo: por una parte con la experiencia de los movimientos polticos y sociales de izquierda que debemos recoger y tratar de sistematizar, y por otra parte, con el trabajo de los intelectuales. Con todos los logros que hemos desarrollado en los dos ltimos siglos, la reflexin fundamental del marxismo, pero tambin de otras corrientes intelectuales que pueden ser tiles. La cuestin es cmo redefinir la meta fundamental de la humanidad y de la sociedad.

El segundo aspecto es cmo definir las transiciones. Es evidente que no podemos construir el socialismo o comunismo instantneamente. Eso provocara catstrofes econmicas derivadas del boicot y de los embargos o incluso intervenciones militares. Eso no es posible, pero s, podemos pensar transiciones, es decir, pasos que nos ayudan a construir el paradigma nuevo. No se trata de adaptar el capitalismo a nuevas situaciones sino de construir una sociedad diferente. En cuanto a la cuestin de cmo construir transiciones, hay que hacerlo desde una perspectiva dialctica, sin caer en la idea del progreso de la modernidad un progreso lineal sobre un planeta inagotable (un concepto muy capitalista de la modernidad, por cierto.

Es necesario redefinir la modernidad, encontrar transiciones y actores que pueden actuar en cada aspecto. Este es el gran reto no solamente para Amrica Latina sino tambin para el mundo entero. Y ya podemos empezar, de forma humilde y cotidiana, a pequea escala, como lo han hecho por ejemplo los zapatistas, y despus poco a poco ampliar esta visin para construir otra matriz de desarrollo humano. Esto es absolutamente necesario frente a la destruccin de la naturaleza que el capitalismo est provocando, y tambin de destruccin humana, cultural y espiritual.

-CPM: Has mencionado en algunas intervenciones que para entender la sociedad hay que hacerlo en trminos de clase. En el peridico PoltiK estamos absolutamente de acuerdo. Podras profundizar sobre la necesidad del anlisis de clase?

-FH: El anlisis de la sociedad desde una perspectiva de clases es ciertamente importante. Tambin es verdad que en el siglo XIX en la Europa en que Carlos Marx reflexion y escribi la clase obrera era la clase fundamental para iniciar el cambio. En este sentido el papel de la clase obrera para cambiar el conjunto de la sociedad era absolutamente fundamental. Hoy en da debemos reflexionar frente a la realidad actual: una clase obrera muy segmentada por el sistema capitalista y que ha cambiado en los pases industrializados, donde han desplazado la actividad de produccin hacia las periferias y que se especializan en servicios.

Esto significa que la clase obrera hoy es diferente a la clase obrera del siglo XIX europeo o norteamericano. As, otras clases sociales, como los campesinos por ejemplo, estn tambin afectadas por la lgica del capital, y hoy vemos que frente a esta destruccin sistemtica del pequeo campesinado, hay movimientos que son ms radicales que el movimiento obrero. En particular, en el plano internacional, la Va Campesina, la organizacin mundial de los campesinos, es ms radical contra la Organizacin Mundial del Comercio o el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional que la organizacin Internacional de los sindicatos. Este es un hecho y debemos reflexionar sobre las nuevas realidades.

Es verdad que son los trabajadores los que enfrentan la contradiccin fundamental con el capital, pero ya no son solo los trabajadores industriales, tambin estn los trabajadores del campo, los precarizados, todos estos grupos sociales que son afectados hoy por la lgica del capital , y por eso la lucha y la organizacin de la lucha social debe ser pensada de otra manera que en el siglo XIX. Esta es una de las tareas para los movimientos sociales y los movimientos polticos de izquierda, para no equivocarse ni en el vocabulario lo cual es secundario pero importante, ni en las prcticas sociales y polticas, es decir: la definicin de las luchas sociales.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter