Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2016

Cuba y el flotador chino

Xulio Ros
Rebelin


El primer ministro chino Li Keqiang visita Cuba. Ambos pases han exhibido en los ltimos lustros una clara cercana poltica pasando pgina de los diferendos ideolgicos que les distanciaron durante la guerra fra. En China siempre ha existido cierta admiracin por la Revolucin Cubana y sus lderes, manifestada desde el primer momento del triunfo con el reconocimiento diplomtico de la Repblica Popular, el primero de un pas de Amrica Latina, y la histrica visita del Che a Beijing. Hoy, con ambos pases gobernados por partidos comunistas, el respeto a las especificidades mutuas y a la libre eleccin del camino de desarrollo representa el ncleo de una relacin basada en el derecho al ejercicio de una heterodoxia con desiguales signos de pragmatismo.

Li Keqiang llega a Cuba al frente de una numerosa delegacin, ms de cien personas. Es la primera vez que un primer ministro chino pisa Cuba, un pas con un 1 por ciento de poblacin con ascendencia en el gigante asitico, descendientes de los cules llegados a la isla en el siglo XIX. China es el segundo socio comercial de Cuba pero el volumen de los intercambios no alcanza los 2 mil millones de dlares. En los ltimos aos se han registrado altibajos. Las inversiones chinas, que crecen a gran velocidad en todo el mundo, pasan de largo por Cuba, aunque siga siendo el mayor receptor en el Caribe. China, no obstante, ha apoyado con prstamos y aplazamientos varios del pago de la deuda el desahogo de la precaria economa cubana pero sin implicarse de lleno en poner a flote y buen recaudo la actualizacin del modelo de desarrollo cubano.

En el plano bilateral, en lo que va de siglo, las visitas de presidentes chinos (Jiang Zemin en 2001, Hu Jintao en 2004 y 2008 o Xi Jinping en 2014) es fiel reflejo de esa querencia ya que pocos pases pueden mostrar un palmars similar pero, pese a la pompa que las ha rodeado, no se han traducido en un salto cualitativo en el plano econmico y comercial. Li firmar numerosos acuerdos durante la visita pero lo realmente importante es dar el paso a un nuevo modelo de relaciones bilaterales que hasta ahora se ha centrado en las exportaciones de nquel o azcar o el establecimiento de algunas empresas mixtas pero quedando muy por debajo de su potencial. La zona especial de desarrollo de Mariel bien pudiera acaparar buena parte de la atencin. Tngase en cuenta que Li llegar a La Habana tras haber visitado Canad, pas con importantes intereses en Cuba. La cooperacin en capacidad productiva en mercados terceros (que Espaa igualmente podra explorar) facilitara triangulaciones de especial impacto en el desarrollo de la isla. Para ello, Cuba debe mejorar a mayor ritmo su experiencia empresarial y China renunciar a la bsqueda de privilegios.

Con los cambios que se registran en Brasil, Argentina, etc., o la precaria estabilidad de Venezuela, la significacin poltica de Cuba en la estrategia china de ganar presencia e influencia en el hemisferio gana enteros. La mejora del ambiente inversor en la isla puede introducir matices en la agenda de sus intereses, hasta ahora centrados prioritariamente en la energa, materias primas o I+D. Las infraestructuras pueden sealar un punto de encuentro.

A nivel global, la mejora de las relaciones entre La Habana y Washington pero tambin la renovada presencia rusa (Putin visit Cuba en 2014), el inters de competidores estratgicos como Japn (Abe acaba de visitar la isla) o el cambio de poltica de la UE en relacin a Cuba, son elementos que Beijing no puede ignorar. Por todo ello, esta visita de Li Keqiang gana relevancia por cuanto puede significar el fin del titubeo del gigante asitico con Cuba y dejar entrever que lleg el momento de poner nmeros en serio a los afectos que tradicionalmente han marcado las simpatas mutuas.

Xulio Ros es director del Observatorio de la Poltica China. Acaba de publicar China Moderna (Tibidabo ediciones).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter