Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2016

Cuba, enemiga exclusiva de Estados Unidos

Ren Vzquez Daz
Rebelin


El 14 de agosto del ao pasado, el Secretario de Estado John Kerry dijo solemnemente en la reapertura de la embajada estadounidense en La Habana: Estamos seguros de que este es el momento de acercarnos; dos pueblos ya no enemigos ni rivales, sino vecinos.

Luego Obama fue a La Habana, donde recit el catecismo doctrinario del capitalismo. Fue un brillante sermn politizado que, por fuerza, lo oblig a mentir. Su mentira ms curiosa, que hoy se ha vuelto grotesca, fue cuando dijo en espaol: Cultivo una rosa blanca, y continu: Jos Mart hizo esta oferta de amistad y paz tanto a amigos como enemigos. Hoy, como Presidente de Estados Unidos de Amrica yo le ofrezco al pueblo cubano el saludo de paz.

Quedaba dicho: a partir de ahora la superpotencia que ha generado hambre, vicisitudes y muerte en el seno del pueblo cubano, nos ofreca la paz nada menos que en nombre de Mart; ya no seramos enemigos. Solo vecinos.

Pero ni Obama ni Kerry dijeron que seramos buenos vecinos. Tenamos que conformarnos con una especie de vecindad sin enemistad. No estaba mal. La diminuta Cuba los haba obligado a doblar la cerviz imperial y tuvieron que sentarse a negociar. Pero decir buen vecino era peligroso ya que la famosa poltica del Buen Vecino aplicada a Cuba en los aos 30 fue un ejemplo escolar de dominacin total: ante la situacin revolucionaria que tumb al dictador Machado, otrora buen amigo de Estados Unidos, el procnsul Sumner Welles fue enviado a Cuba junto con 29 buques de guerra para manipular, sobornar, amenazar y armar desesperadamente un mueco de gobierno afn a Estados Unidos. La revolucin del 33 qued frustrada y dio paso al comienzo de la era que sera dominada por Batista. Luego fuimos buenos vecinos sometidos, hasta el primero de enero de 1959. Desde entonces Cuba fue la enemiga por excelencia. El ao pasado los cubanos de dentro y de fuera cremos honestamente que habamos dejado de ser enemigos.

Pero el 14 de septiembre de este ao Obama ech por tierra la era imaginaria de la vecindad sin enemistad: ese da el Presidente prolong una vez ms la agresin contra Cuba, bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 aplicable en tiempos de guerra o de emergencia nacional. Cuba es el nico pas en esa lista de enemigos. Es una lista infame y, si se tiene en cuenta las declaraciones del Presidente y el Secretario de Estado, ahora tambin traicionera.

Esa lista de un solo pas sera ridcula si no fuera porque la Ley de Comercio con el Enemigo es la que sustenta el bloqueo econmico y financiero contra Cuba, que afecta a toda la poblacin y en especial a los grupos ms vulnerables. El bloqueo se aplica de manera extraterritorial en el mundo entero, contra todo individuo o entidad que haga negocios con Cuba o que facilite sus transacciones en el Mercado Mundial. Econmicamente, todos pierden con el bloqueo pero la prensa internacional finge que ya no existe.

La verdad es que el encarnizamiento contra el pueblo cubano contina, a pesar de que Obama reconoci que ese acoso de 24 horas al da durante medio siglo fracas en su afn de destruir a la Revolucin. Y pese a las medidas insuficientes que Obama ha tomado para aliviar el asedio, lo que sigue sucediendo es lo siguiente:

El Gobierno de Estados Unidos prohbe que sus propios ciudadanos viajen libremente a Cuba.

Prohbe que los buques de cualquier pas que atraquen en puertos cubanos toquen puertos estadounidenses durante 180 das.

Impide que Cuba importe, desde terceros pases, productos que contengan ms del 10 % de componentes norteamericanos.

Prohbe que compaas estadounidenses realicen inversiones en Cuba.

Prohbe que Cuba utilice el dlar en sus transacciones internacionales.

Persigue implacablemente a toda entidad financiera de cualquier pas que haga transacciones con Cuba, imponindoles multas millonarias en tribunales estadounidenses.

Prohbe las importaciones a Estados Unidos de servicios cubanos, as como de productos vitales de la economa cubana como el tabaco, el ron, productos sofisticados de la industria biotecnolgica cubana e incluso prohbe la importacin de productos manufacturados en terceros pases, si contienen materias primas cubanas como nquel o azcar.

Crea obstculos insalvables para el comercio de medicamentos y alimentos con Cuba, e incluso obstaculiza las donaciones humanitarias.

Pretende controlar totalmente el futuro poltico y econmico de Cuba por medio de leyes estipuladas en Washington, pero que deben aplicarse en territorio cubano, como la Ley Helms-Burton y la Ley Toricelli.

Cmo explicar esta expresin inaudita de revanchismo primitivo contra un vecino pequeo y dbil? Cul es el supuesto podero secreto e invencible de Cuba, para que la potencia ms grande de la Historia quiera aplastarla y fracase en el intento?

La Ley Internacional estipula que la poblacin civil ha de estar protegida de los peores efectos de los conflictos entre las naciones. No obstante, las acciones agresivas de Estados Unidos, de las cuales slo he citado algunas, imponen unas condiciones de vida deliberadamente calculadas para la eliminacin fsica de una parte de la poblacin. Por eso el bloqueo es una forma de genocidio silencioso.

El 26 de octubre prximo se realizar la votacin anual en la ONU para exigir el levantamiento incondicional de las sanciones de Estados Unidos contra Cuba. El ao pasado el aislamiento del agresor fue casi total; 191 pases (de 193) votaron contra el bloqueo norteamericano. Solo Estados Unidos e Israel votaron por mantenerlo. Uno se pregunta cundo el Estado judo votar de acuerdo a la justicia, y no por mera conveniencia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter