Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2016

Entrevista a Alfonso Gonzlez Quesada sobre Cuba y sus murales
Las vallas no dejan de ser documentos que traducen una mentalidad y un momento histrico concreto

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Alfonso Gonzlez Quesada (Barcelona, 1963) es doctor en Ciencias de la Informacin, licenciado en Filologa Catalana y diplomado en Biblioteconoma y Documentacin. Profesor titular del rea de Documentacin de la Universidad Autnoma de Barcelona, ha sido comisario de las exposiciones organizadas por Casa Amrica Catalunya Vaya valla: grfica revolucionaria cubana (2009) y Mi to no se llama Sam: Estados Unidos en la grfica cubana (2016) y autor de sus catlogos. Tambin ha publicado diversos trabajos sobre propaganda poltica en revistas especializadas.

***

-Salvo error por mi parte, tiene usted en mente editar un libro nico que recopila en fotografas la propaganda mural de medio siglo de Revolucin cubana: Cuba en vallas. El imaginario de la Revolucin cubana a travs de sus vallas polticas . Cmo ha conseguido recopilar toda esa informacin poltica? Se habr visto obligado a hacer alguna seleccin. No deben ser pocas las vallas polticas en la historia reciente de Cuba!

-S, se ha hecho necesario hacer una seleccin. Y la verdad es que la tarea no ha sido sencilla. El fondo documental con el que he trabajado ronda las 5.000 imgenes, y esa cantidad es solo una parte de lo que desde 1959 se ha expuesto por toda la isla.

-De dnde su inters por la revolucin cubana? Desde cundo?

-Todos los procesos de cambio social siempre me han atrado por lo que comportan de transformacin profunda de valores e ideales. La revolucin cubana adems, siempre ha estado revestida con la aureola de la juventud de sus lderes, la dimensin mtica de figuras como la de Ernesto Guevara y el desafo constante ante un enemigo tan poderoso como Estados Unidos. Creo que la suma de esos componentes explican el atractivo por la Revolucin cubana.

Ese inters se multiplic cuando visit por primera vez Cuba y descubr sus vallas. Enseguida me di cuenta que estaba frente a un fenmeno comunicativo singular y que mereca la pena conocerlo a fondo.

-Quines realizaron todas estas vallas? Son vallas oficiales? Militantes del Partido Comunista desde el ao de la revolucin?

-Desde el triunfo de la Revolucin fue necesario crear un aparato de propaganda encargado de difundir los objetivos e ideales del nuevo modelo social que se quera construir. Toda la comunicacin poltica ha estado en manos de organismos del Estado y no hay ningn mensaje de carcter poltico o social que no haya estado bajo su control. Desde ese punto de vista las vallas son oficiales. Actualmente es la Editora Poltica del Partido Comunista el organismo encargado del diseo e instalacin de las vallas. Los contenidos estn sujetos a las prioridades polticas que marca el Partido.

- Y en qu autores y prcticas de propaganda se inspiran? Son vallas parecidas a las que podemos ver y hemos visto en otros procesos revolucionarios?

-No puede decirse que la grfica mural cubana, el diseo de carteles y vallas, sea un hecho autctono de Cuba. Existen otros pases en los que la grfica mural tuvo, en ciertos momentos, una presencia e importancia enormes. Estoy pensando en la Espaa republicana y en la Unin Sovitica, por poner dos ejemplos. Lo que tienen en comn estos dos ejemplos con Cuba es el papel que la grfica desempe en la comunicacin masivo de valores y principios en un contexto histrico de transformacin profunda de la realidad.

Tambin hay que tener en cuenta tras el triunfo revolucionario era necesario contar con un aparato de propaganda para hacer pedagoga y crear un imaginario propio del proceso revolucionario. Para ello se reclut a los diseadores grficos que hasta ese momento haban trabajado en la publicidad comercial. Algunos de ellos eran profesionales excepcionales que tuvieron que cambiar el contenido de sus creaciones y, en lugar de anunciar productos, pasaron a anunciar principios ideolgicos. Los referentes que tenan en ese campo no podan ser cubanos, porque no existan, as que la inspiracin lleg de la grfica de la Repblica espaola y la de los pases socialistas. Pronto, la creatividad cubana imprimi un sello distintivo a sus creaciones y por eso en 'Cuba en vallas' podemos encontrar muestras de esa riqueza creativa.

-En cuanto a la similitud...

-Es cierto que pueden haber ciertas soluciones grficas y compositivas que puedan resultar familiares por esa influencia inicial a la que aluda, pero no perdamos de vista que la grfica mural habla de la realidad cubana. Desde ese punto de vista, sus contenidos no son equiparables a los de ningn otro entorno.

-Creo, adems, que se est organizando una campaa de microfinanciacin para recaudar medios. Nos da alguna informacin sobre ello? Algunas referencias en la red? Es este un buen enlace de la campaa: http://vkm.is/cubaenvallas?

-S. Desde este enlace se puede acceder a toda la informacin relativa al proyecto. Hay una serie de apartados que de manera clara y sinttica explican la significacin de las vallas en Cuba, la procedencia de las imgenes incluidas en el libro, as como una breve resea sobre el autor y al sello editorial que ha apostado por publicarlo.

Si tuviera que destacar algn aspecto del libro me centrara en dos. Se trata de una manera completamente distinta de explicar la Revolucin cubana. Los contenidos se han estructurado en 50 captulos donde el peso de la informacin que aporta se reparte entre las imgenes y la explicacin de su contexto. Las imgenes por s solas no siempre son comprensibles, y menos si no somos cubanos. Por esa razn se contextualizan para poder comprender su significacin y la del momento histrico en el que se crearon. El otro aspecto que destacara es el carcter indito de la inmensa mayora de las imgenes. Buena parte del fondo documental con el que he trabajado procede la Editora Poltica y hasta la fecha era un fondo inexplorado y desconocido. Muchas de las imgenes del libro son verdaderas joyas del diseo grfico de la isla.

-Es importante esto que acaba de sealar. Mirada as, mirada desde esta perspectiva, adquiere nuevos matices la revolucin cubana?

-Quiz no hablara de matices, sino de profundidad. La reiteracin en el tratamiento de ciertos temas nos muestran su importancia, como tambin nos da pistas el silencio sobre otros. Las vallas no dejan de ser documentos que traducen una mentalidad y un momento histrico concreto y sealan tanto logros como insuficiencias, porque la Revolucin consiste tambin en eso. En reconocer lo que no funciona. Y la lectura de las vallas nos permite ver esos dficits Cmo debemos interpretar que las vallas insistan tanto en el combate del absentismo laboral, en la necesidad de ser productivos, en ahorrar energa? Son ejemplos que hablan del esfuerzo de la direccin del pas por corregir errores y el primer paso es hacerlos evidentes, hacerlos pblicos en las calles.

-Cree usted que, de hecho, las vallas y sus contenidos han influido, polticamente hablando, en la mentalidad y en las posiciones polticas del pueblo cubano?  

-Estoy convencido que hubo un tiempo en que tuvieron esa funcin y sobre todo perseguan ese objetivo. Surgieron para hacer pedagoga de la Revolucin. Pero la reiteracin del mensaje tambin te puede hacer inmune a l. Tampoco perdamos de vista que las vallas son un medio de comunicacin obsoleto, ms propio del siglo XX que no del actual. Obsoleto si lo comparamos con otros medios de acceso a informacin poltica. Estoy pensando en redes sociales, blogs, etc. La influencia que pueden tener estas herramientas supera a la de la grfica mural.

-Cundo piensa publicar el libro? En qu editorial? En Espaa, en Cuba?

-Si tenemos xito con la campaa de microfinanciacin el libro ver la luz en diciembre. Y se publicar en Espaa. Pollen edicions es el sello editorial que ha apostado por el proyecto. Ellos han visto que se trata de un libro original y a m me agrada que se trate de un sello que publica con criterios de ecoedicin y respeto por el medioambiente.

-Creo que suelen hacerlo, es marca de la casa. Cuntas imgenes incorporar el libro en total? Se habla de casi 500. No son muchas? Imgenes sin explicaciones?

-Pueden parecer muchas, pero como amante de los libros sobre cartelismo y propaganda, siempre me parecen pocas las imgenes que incorporan. Adems, la idea de incluir alrededor de 500 imgenes tambin quiere sugerir, como as es, que estamos ante un fenmeno, cuantitativamente hablando, descomunal. Como deca, desde 1959 se han diseado e instalado por toda la isla miles y miles de vallas. Las puedes encontrar en cualquier rincn del pas. Incluso las ha habido, curiosamente, en el mar, no lejos de la orilla, claro.

Todas las imgenes forman parte de alguno de los 50 captulos en los que se estructura el libro y su significacin se explica a travs de los textos de cada captulo. Tambin cada imagen tiene un pie de foto que indica el lugar en el que se instal y cundo.

-Estas vallas de las que hablbamos, han llegado a todos los rincones de la isla?

-S. No hay localidad por pequea que sea en la que no encuentres una valla, o un mural ms o menos elaborado. Existe tambin una geografa de la grfica mural. Cada provincia crea sus propias vallas y muchas veces hablan de su realidad concreta. Pondr un ejemplo. Recuerdo que en la entrada de Varadero, despus de pagar el peaje para entrar en la zona turstica vi una valla, la ltima vez que visit la zona todava estaba, en la que se lea: 'Lo que aqu se recauda es para el pueblo'. Sera impensable encontrar entre mensaje en cualquier otro punto del pas.

- Copio una informacin que me ha llegado: Para completar su material, contact con la Editora Poltica del Partido Comunista de Cuba -organismo que dispone de 5.000 diapositivas de vallas y carteles, en su mayora inditas-. Gracias a un convenio de colaboracin, el autor pudo digitalizar su fondo, restaurar las imgenes y preparar el libro. Es as? Ha tenido usted apoyo y ayuda del P.C de Cuba?

-S. Si no fuera porque los responsables de la Editora Poltica me abrieron sus puertas y me dieron la posibilidad de trabajar con su material, este proyecto no habra sido posible llevarlo a cabo. La predisposicin de la Editora Poltica se explica sobretodo por los objetivos del proyecto. Mi idea es intentar explicar la evolucin del proceso revolucionario a travs del discurso visual de las vallas. Es un proyecto que combina una dimensin divulgativa y de investigacin. La divulgativa es la que se recoge en el libro, en tanto que muestro un patrimonio grfico desconocido. La Editora Poltica ve con muy buenos ojos la difusin de ese patrimonio, porque al margen del contenido poltico de sus mensajes, destaca la riqueza grfica y artstica de las composiciones. En definitiva, es una manera de hacer visible una parcela de la cultura cubana.

-Y aqu, en Catalua, en Espaa? Le ha apoyado alguna institucin?

-Para que el proyecto de 'Cuba en vallas' vea la luz, ninguna.

S tengo que decir que para la organizacin de las exposiciones Vaya valla (2009) y la ms recienteMi to no se llama Sam, ambas sobre grfica cubana, cont con el apoyo de Casa Amrica Catalunya y la Diputacin de Barcelona.

-Otra reflexin que me llegado a mis manos: Las vallas explican la Revolucin. Hablan de su pasado y vinculan el triunfo revolucionario con los hroes de las guerras por la independencia de Cuba del siglo XIX; tambin se refieren a hitos histricos, como el asalto al Moncada o el desembarco del Granma. Las hay que honran a los hroes desaparecidos (Camilo Cienfuegos, Che Guevara). Sin embargo, la mayora refleja el presente que en cada momento ha vivido el pas y habla de temas polticos, econmicos, culturales, de los objetivos de la Revolucin, de sus dificultades, ideales y enemigos. Todo esa informacin, toda esa larga historia, en vallas de propagandas?

-S. Parece mentira pero miles de vallas explican todo eso y mucho ms. Como he dicho al principio, he tenido que seleccionar y descartar muchas imgenes y ciertos temas, porque en algn momento haba que cerrar el libro. Se ha editado decenas de miles de vallas y se han tratado infinidad de temas que afectan a la realidad cotidiana de los cubanos (salud, educacin, ahorro energtico, vivienda), sin mencionar todos los aspectos que puedan tener relacin con la histrica enemistad con Estados Unidos (bloqueo, migracin, imperialismo, etc.) Tampoco hay que perder de vista que el paisaje pblico est monopolizado por mensajes elaborados desde el poder y que no existe contrapeso informativo que contrarreste ese aluvin de mensajes textuales y grficos. Adems, ms de 50 aos dan para explicar muchas cosas y sobre todo para recordarlas a travs de las vallas.

-Por cierto, qu ha significado Ernesto Guevara para la revolucin cubana?

-Representa muchas cosas. Puede que para el comn de los cubanos sea un ejemplo perfecto de internacionalismo. No hay que olvidar que se trata de un argentino que lo deja todo para ayudar a un grupo de cubanos idealistas que quera conquistar la soberana de su pas, escamoteada desde su terica independencia. Su experiencia vital es un completo ejemplo de internacionalismo. Dejar Cuba para luchar en el Congo y luego en Bolivia.

Otra cuestin es la significacin que tuvo en los primeros aos del proceso revolucionario y tras su muerte. El 'guerrillero heroico', as habla de l la grfica cubana. Es un modelo de comportamiento revolucionario, un ideal de vida. Un ideal asumible en aquellos aos, tambin heroicos, de construccin de una sociedad nueva, pero hoy en da, me parece que es un modelo demasiado exigente y espartano. Por eso creo que, aunque existe un respeto reverencial por su persona y su trayectoria vital, buena parte de la sociedad cubana ya no compartira por entero su espritu de sacrificio.

-Y esto qu cuenta, es un paso atrs, es una seal de aburguesamiento, de prdida de ideales?

-Los ideales cambian porque los tiempos tambin lo hacen. El ejemplo vital del Che no se puede sustraer a su realidad histrica. Tampoco se puede negar que la sociedad cubana es un ejemplo de resistencia. Esa es una realidad incontestable que quiz tenga mucho que ver con la interiorizacin del ejemplo de Ernesto Guevara, pero tambin es cierto que esa capacidad de resistencia y sacrificio no es compartida por todo el mundo.

-Lo mismo que le he preguntado antes, si me permite, sobre Camilo Cienfuegos.

-Camilo es un personaje completamente distinto a Guevara. No es un intelectual que coge las armas y se hace guerrillero. Cienfuegos es un combatiente ms que se une a la expedicin al Granma. Lo hace a ltima hora y la fortuna quiere que salve la vida en el desembarco. Su arrojo en el combate hace el resto y obtiene el mando de una columna guerrillera y junto a la del Che avanzan hacia La Habana. En esa corta trayectoria vital Camilo deja una impronta singular. Es un hombre cercano, divertido y jovial. No es casual que la grfica lo suela mostrar sonriendo. Su muerte temprana y trgica, antes de cumplirse un ao del triunfo revolucionario, tambin sirvi para amplificar su leyenda.

-Cmo se puede ayudar? Nos da alguna idea.

-Hay dos manera de ayudar. La ms directa es haciendo alguna aportacin econmica al proyecto. Cualquiera puede ser mecenas de 'Cuba en vallas'. Desde 7 euros se puede participar en la financiacin del proyecto. La otra va, que no excluye la anterior, es difundiendo la existencia del proyecto a travs de todo tipo de canales que se tengan a mano. El Verkami de 'Cuba en vallas' estar abierto hasta el 21 de octubre.

-Dos maneras de ayudar que no son excluyentes por supuesto. Quiere aadir algo ms?

-Agradeceros el inters dar a conocer el proyecto de 'Cuba en vallas'. Es un proyecto en el que vengo trabajando desde hace ms de diez aos y animara a todo el que quisiera conocer un patrimonio grfico indito y singular, como el que se recoge en el libro, que colabore para que 'Cuba en vallas' se haga realidad.

-Cuente con ello. Es un deber moral y poltico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter