Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2005

Sin justicia

Giuliana Sgrena
Il manifesto

Traducido para Rebelin por Gonzalo Hernndez Baptista


El domin del referndum. Todava no se conocen los resultados de este referndum sobre la Constitucin (y llegarn a saberse alguna vez?) del 15 de octubre. Pero no es casualidad que justo ayer, quiz para ocultar el pucherazo, hayan sentatado por primera vez en este proceso-farsa a Saddam Hussein, pospuesto ahora para finales de noviembre. Una puesta en escena que ha tenido su consecuencia inmediata: el secuestro del corresponsal del Guardian, Roy Carroll, en Baghdad. Un pas sin leyes no puede hospedar testimonios, ni siquiera los que dicen la verdad, ni a los que van a ver qu sucede en la ciudad de Sadr, como haca el enviado irlands. Son justo estos los ms peligrosos, tanto para los ocupantes como para quien dice que est contra la ocupacin. As me dijeron mis secuestradores. El referndum tena que servir para avalar una Carta constitucional construida a partir de la exclusin de la minora sun. Ellos la podan haber rechazado, contando con una mayora de dos terc
ios en tres provincias. Y quiz lo hayan conseguido, a pesar de las divisiones entre los sostenedores del no y los que estaban por el boicot. Pero as si fuera, el proceso de transicin, controlado por los norteamericanos, saltara en pedazos. Y es muy difcil que algo as pueda ocurrir en un pas controlado por casi 150.000 marines. Adems no puede suceder.

Un motivo es que los marines gozan de impunidad no slo cuando matan iraques, sino tambin cuando matan a los extranjeros. Igual que ha ocurrido con la muerte de Nicola Calipari . U otros muchos, incluidos los periodistas. Pero en el da de ayer, el juez de la Audiencia nacional de Madrid, Santiago Pedraz, ante la falta de colaboracin de los Estados Unidos, ha dado la orden de captura internacional y ha pedido la extradicin para los tres militares norteamericanos acusados de la muerte del cmara espaol Jos Couso. El operador de Telecinco fue derribado por el caonazo de un carro armado estadounidense, el 8 de abril de 2003, mientras registraba unas tomas desde el hotel Palestina, donde se encontraba la mayor parte de los periodistas presentes en Baghdad. Adems de Couso tambin perdi la vida el ucraniano Taras Protsyuk, de la agencia Reuters. La valiente decisin del juez espaol podra ser un precedente muy importante para el caso Calipari.

La coincidencia con el inicio del proceso a Saddam por parte de un tribunal, que ahora se llama de Alta corte penal, no puede ser casual. En Iraq hace falta justicia, verdadera, no la de los vencedores que desprecian a la poblacin iraqu. No llegaremos a la paz sin la justicia. Porque la justicia no puede significar venganza. Una venganza que est desangrando Iraq con miles de muertos. Y no sern las condenas a muerte las que derriben las bases de la democracia en Iraq. A pesar de que pueda acabar en el patbulo un dictador sanguinario como Saddam Hussein, acusado de crmenes contra la Humanidad.

Rory Carroll quera contar la reaccin de los iraques al proceso a Saddam, vista desde un barrio que haba sufrido la represin del ex-ras, un barrio de chabolas chi de la ciudad de Sadr. Pero varios hombres armados lo han secuestrado mientras que sala de la casa de una de las vctimas de Saddam Hussein. Esta guerra no necesita testimonios, lo he comprobado en mi propia carne. Ahora regresa el espectro de los secuestros. Este espectro es especialmente dramtico porque el rapto del periodista del Guardian nos recuerda inmediatamente la historia de los otros dos britnicos de pasaporte irlands, Margaret Hassan e Kenneth Bigley, que acab mal. Margaret fue raptada hace un ao exactamente. Esperemos que los secuestradores de Rory Carroll sean ms razonables y sepan reconocer su trabajo en un peridico que ha puesto en tela de juicio las posiciones blicas de Tony Blair.

Publicado en Il manifesto (20, octubre, 05)
http://www.ilmanifesto.it/Quotidiano-archivio/20-Ottobre-2005/art6.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter