Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-10-2016

No confundamos la crisis de la materia fsil combustible con una crisis energtica total

Julio Garca Camarero
Rebelin


La crisis de la materia fsil combustible no es una crisis energtica total. Ni siquiera una crisis energtica, eso si, es una crisis total del capitalismo, por ello esta levantando tantsimo revuelo. Aunque es un poco complejo tratar de explicarlo a continuacin.

Cuando hablo de que el ecosistema es como un triangulo equiltero con dos vrtices basales y uno tercero en lo ms alto, tambin sealo que en el vrtice superior se encuentra la informacin del ecosistema slo visible a nuestros ojos por su cambiante biodiversidad. Y esta informacin la podemos considerar como la jefa, la coordinadora general de todo el ecosistema; algo as, como una pequea diosa que todo lo ordena y todo, en cuanto a composicin y dinmica respecta, lo va cambiando lentamente. Sin las prisas del uso de las energas fsiles. La realidad es que los tres elementos del ecosistema (informacin, materia y energa) son indispensables y estn completamente concatenizados entre s. De forma que en cuanto uno de ellos se derrumba, todo el ecosistema cae como un castillo de naipes.

Si deja de existir el elemento energa limitada de los combustibles fsiles, una de las dos energas bsicas existentes* (que en realidad no es energa, sino solo materia transformable en energa), sobrevendr, lo que indebidamente llaman; la crisis energtica, pero que no llegar a arrastrar a todo el tinglado del ecosistema, porque an queda el repuesto de la energa ilimitada y otras materias renovables necesarias. Si esto sucede, slo llevar al ecosistema a una dinmica con un ritmo ms sano, porque ser lento. Comenzar un ritmo slow que recuperar al ecosistema global biosferico. Claro que esta recuperacin ser posible siempre y cuando el balance de contaminacin y deterioro agro-txico no haya llegado a ser tan profundo que imposibilite la recomposicin del ecosistema. Por ello es urgente dejar de quemar combustibles fosiles.

Lo que si se desplomar repentinamente, si se acaba la materia fsil transformable en energa (que ya est a punto de acabarse), ser el sistema capitalista (colapso capitalista, esperemos que no del ecosistema) porque no puede vivir sin ella, puesto que est basado en las prisas y rapideces, slo conseguibles con la aceleracin generada por la quema de este tipo de materia fsil combustible. Lo que suceder al terminarse este tipo de combustible, extrado sacrlegamente de las entraas de la tierra, es que tambin se terminarn los corrosivos deterioros que su combustin y sintitetificacin ocasiona al ecosistema y sobre todo a la biodiversidad. Pues, al realizarse el proceso de combustin esta roba el oxigeno al ecosistema y lo contamina con Gases de Efecto Invernadero (GEI); y, por otra parte, al someterse a esta materia fsil al proceso de sintetificacion qumico-industrial para transformarla en insumos agro-industriales, agro-txicos, como lo son principalmente los fertilizantes y pesticidas qumicos, estos envenenan el suelo y el agua y abren el ciclo de la materia orgnica (M.O.) al sustituir los fertilizantes naturales de la M.O. por insumos qumicos no biodegradables. As se abre el ciclo cerrado de la M.O., rompiendo el reciclaje de los fertilizantes. De esta manera, la materia orgnica que siempre fue una materia renovable-reciclable (casi ilimitada) se ha convertido en una materia no renovable y limitada. Todos estos deterioros merman la mayor riqueza del ecosistema que es su biodiversidad, su informacin.

Pero todos estos desastres nos los oculta la agroindustria. Entre la que destaca el reciente matrimonio entre Bayer y Monsanto, que en el fondo no es otra cosa que el prologo anunciado del TTIP. Esta ocultacin se lleva a cabo para meternos el gran engao de que los transgnicos, los agro-txicos, etc. son muy saludables generan una agricultura sostenible, y van a terminar con el hambre en el mundo. Cuando ya es totalmente obvio todo lo contrario nos estn encaminando al colapso apocalptico. Pero dentro de su enfermedad fundamentalista no les importa cerrar los ojo y ver solo el cortoplacista crecimiento.

 

Tambin se destroza la biodiversidad al talar los bosques (sobre todo los constituidos por ecosistemas maduros) para sustituirlos por suelos agrcolas y mas an si estos son para uso de la agroindustria generadora de monocultivos que empobrecen en extremo la biodiversidad al simplificarla al mximo y al mantenerla totalmente dependiente de los mencionados agro-txicos.

Y se impulsa, de forma obsesiva, simplificar y estandarizar todo porque a los fundamentalistas del crecimiento del capitalista (de forma anloga a los fundamentalistas islmicos) no les interesa la calidad ni la diversidad sino exclusivamente la cantidad (Al es grande, basta y sobra con ser grande) contable en numero sin mancha de alguna de otra cosa (bio-diversidad, humanidad, calidad de vida para el planeta y las personas, apoyo mutuo entre personas y sexos, etc.). Slo les interesa algo que sea contante y sonante, como lo es el crecimiento de PIB contado en unidades monetarias. Tremenda quimera y apocalptica estupidez!

Nota:

*La otra, que es la nica y verdaderamente energa, es la ilimitada energa solar y sus emergas derivadas, elica de las mareas, hidroelctrica, etc.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter