Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2016

Medios independientes en la batalla de las ideas

Claudia Espinoza
Rebelin


Algunos medios de comunicacin insisten en declararse independientes, haciendo alusin a globos de jabn como la neutralidad, imparcialidad y objetividad. A toda costa quieren buscar amparo para ejercer un tipo de libertad de expresin que en realidad envuelve posiciones que representan intereses de grupos econmicos y polticos.

En Bolivia, en pleno siglo XXI, todava se lee este tipo de declaraciones: se denigra, ataca y amedrenta a un puado de medios independientes que luchan por su sobrevivencia o El gobierno ha logrado acabar casi por completo con los medios independientes o el Gobierno dispuso la suspensin de la publicidad estatal a los diarios con independencia editorial.

Neutralidad camuflada

Para cumplir el requisito de la neutralidad, aparentemente, se describen los acontecimientos, pero se elige desde qu protagonistas se construye la noticia. En nuestro caso, despus de ms de cien aos, el pas cuenta con una poltica estatal de reivindicacin martima y frente a los intereses chilenos, todava hay medios que titulan as: Piden que Chile informe a La Haya las 'faltas' de Evo.

El intento por demostrar la fuerza del adversario en esta contienda histrica, no pasa ni siquiera por el mnimo esfuerzo de buscar la contraparte en las voces oficiales suponiendo que es una norma periodstica sino que marca claramente qu intereses extranjeros se defienden. En dicho titular, se omite el sujeto, alguien superpoderoso quien tendra que notificar al tribunal internacional el mal comportamiento del Primer Mandatario.

En nombre de la objetividad

La objetividad se ha convertido en un culto abstracto y casi espiritual. Para sustentar esta supuesta cualidad se utiliza el artilugio estamos en el lugar de los hechos, tenemos las imgenes. Como si bastara con el registro de algn acontecimiento, a [email protected] periodistas se va domesticando a una descripcin fra, superficial, inmediata y simplista.

Cada vez ms, por decisin propia y con el argumento de adaptar los contenidos a los formatos y velocidad de la tecnologa, los medios obligan a realizar un tipo de periodismo que omite el contexto y los antecedentes. Y lo ms grave, van borrando la huella del sentido de justicia, indignacin o denuncia de lo que atestigua el/la periodista. Sobre ello, el editor o el jefe tienen el poder de decidir quin ser el protagonista de la nota, lo cual por supuesto define quin la vctima y quin el victimario.

No es lo mismo decir: Cooperativistas asesinan al viceministro Illanes o Muere a manos de mineros. Sujeto, verbo y predicado, en el primer caso, se hace referencia al hecho de forma completa (aunque podra agregarse que fue torturado). En el segundo caso, la ausencia de sujeto, la inocencia de las manos casi angelicales y la referencia a los mineros, generalizando al sector, lo cual no especifica el conflicto con la lite cooperativista, marcan diferencias gigantescas.

A tal punto se puede llegar en el simplismo que se puede or en alguna sala de redaccin: escribo a favor o en contra? Est claro que la pregunta refiere a algn grupo, autoridad o poder constituido.

En el periodismo clsico se asuma que la parte y contraparte constituan dos caras de la misma moneda y que garantizaban la objetividad. Con el tiempo se cay la mscara del engao, pues tomar la palabra a la vctima de violacin y al violador no hace a un periodista objetivo, lo hace injusto, antitico y perverso.

La batalla de las ideas

Y en qu medida la propiedad del medio influye en el discurso periodstico? En todas las medidas: de forma y contenido. Desde que la noticia entr al mundo de las mercancas, la mayora de los medios decide primero el espacio/tiempo de la publicidad y luego la extensin de las notas, no importando muchas veces el tema, y eso pasa porque el medio tiene que lucrar. Siempre est presente el peso econmico y la lealtad a los financiadores.

Los empresarios de los medios y los financiadores tienen una alianza implcita, una lnea ideolgica compartida porque ubican la opcin poltica que mejor los represente y a sus negocios. Sintomticos editoriales que expresan la voz de los propietarios vienen repitiendo que no hay lugar para el segundo aguinaldo. Claro, prefieren un menor crecimiento de la economa nacional para no afectar sus intereses empresariales, en desmedro de [email protected] [email protected]: hay una serie de elementos que deberan tomarse en cuenta para no incurrir en errores que ms tarde pueden borrar ciertas sonrisas en labios de crdulos funcionarios que insisten en que esta gestin tambin habr doble aguinaldo.

Suena sarcstico borrar las sonrisas de miles de familias que agradeceran esa bonificacin de fin de ao. Pero as son los manifiestos en algunos medios empresariales y confesionales que reemplazaron a la oposicin poltica. Una periodista public este tuit: Oh no!! otra vez a hacerle el favor al MAS. Tuto, Samuel y otros ya deberan jubilarse no?. Se refera a los dirigentes de la vapuleada oposicin partidaria. Ciertamente, esa gente ya no tiene nada que ofrecer a Bolivia, entonces algunos medios se encargan de crear lderes con este tipo de titulares: Mesa es el favorito entre los presidenciables de oposicin.

Ante el silencio del aludido, se entiende l que calla, otorga. Por tanto, ni ngeles ni demonios, lase: ni independientes, ni neutrales ni objetivos. La victimizacin de un grupo de medios y sus directorios, slo denota la ausencia de honestidad ante sus audiencias. Lo que escribo es lo que soy. As entran a la batalla de las ideas donde se disputa la construccin del sentido comn de la sociedad.

Claudia Espinoza es comunicadora

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter