Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-10-2016

Honduras: Fyffes bajo la lupa por prcticas antisindicales
Queremos que se nos respeten nuestros derechos

Giorgio Trucchi
Rel-UITA

El cido meln hondureo


Las plantaciones de melones en el sur de Honduras, propiedad de la transnacional frutera irlandesa Fyffes, emplean mayoritariamente a mujeres. Sus contratos son temporales y sus derechos laborales son constantemente violados.

Mara del Carmen Erazo tiene 47 aos, los ltimos diez ganndose la vida en las meloneras de Fyffes. Tiene 4 hijas y es madre soltera. Las dos hijas mayores, de 24 y 22 aos, trabajan con ella en las plantaciones de melones.

Casi seguramente ninguna de ellas ser contratada para la nueva temporada que inicia este mes de octubre. Su nico delito ha sido organizarse sindicalmente para que Melon Export SA (Melexsa), una de las tres subsidiarias1 de Fyffes, respetara las leyes y, por ende, sus derechos.

En abril, Mara del Carmen fue despedida junto a otras 21 afiliadas a la subseccional del Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS), con total desprecio por su contrato laboral.

Lleg un encargado de la empresa a avisarnos que toda la cuadrilla estaba despedida. Nos dijo: Eso les pasa por estar organizando sindicatos, y aqu no lo pueden hacer. Fue un atropello vergonzoso a nuestros derechos, dijo Erazo.

Largas jornadas laborales
Bajos salarios y ningn derecho


Las jornadas laborales son interminables, prcticamente de sol a sol. Al llegar a casa, a las mujeres de las plantaciones les espera la carga del trabajo domstico. Prcticamente no paran nunca.

Me levantaba de madrugada y a las 4.30 sala de la casa caminando para la finca. La empresa nunca nos facilit el transporte. Las labores comenzaban a las 6 de la maana hasta las 3 o 4 de la tarde.

Luego de vuelta a la casa donde llegaba ya por la noche, record Mara del Carmen durante su conversacin con La Rel.

El salario es bajo y no ajusta para garantizar una calidad de vida digna.

Ni siquiera recibamos el salario mnimo y ni nos pagaban las prestaciones sociales. No cotizbamos al seguro social, ni acumulbamos antigedad. Tampoco nos pagaban las horas extras, ni tuvimos acceso a vacaciones. En ms de una ocasin acudimos enfermas al trabajo para no perder sueldo, agreg la trabajadora.

Su hermana fue despedida por el simple hecho de estar embarazada. Una prctica odiosa que parece ser bastante comn en las meloneras de Fyffes.

Lleg su jefe directo y le dijo que ya no poda seguir trabajando porque la empresa no responda por mujeres embarazadas. A muchas compaeras les pas lo mismo. Cuando ya el embarazo se les notaba, las despedan y punto, indic Erazo.

Lista negras
Podrn hacer lo mismo en Irlanda?


Tanto Mara del Carmen como sus hijas y los dems habitantes de las aldeas de La Permuta y Los Chagites tienen muy poca posibilidad de ser recontratadas para la prxima temporada.

Sabemos que nuestros nombres estn en una lista negra que est circulando en las plantaciones de Fyffes. Nunca ms nos van a dar trabajo.

Adems, Melexsa ya est diciendo que por culpa de nosotras va a cerrar operaciones, Esa mentira nos est acarreando muchos problemas, asegur.

Nos hostigan y nos culpabilizan de estar quebrando a la empresa con eso de querer conformar al sindicato. Pero no es as. Simplemente exigimos que se cumpla la ley y se respeten nuestros derechos, agreg Erazo.

Para que se les cancelen todas sus prestaciones, 92 trabajadores y trabajadoras decidieron demandar a la empresa en los tribunales. Mara del Carmen Erazo es una de las demandantes.

Organizarnos en el STAS ha sido una decisin acertada. Tengo fe de que lo vamos a lograr, concluy.

Notas


Melon Export SA (Melexsa), Sur Agrcola de Honduras SA (Suragroh) y Soleado SA (Solesa), ubicadas en Santa Ana Yusguare y El Corpus, Choluteca.

Fuente: Rel-UITA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter