Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2016

Los medios: actores polticos

Pedro Santander
Rebelin


El 29 de septiembre el diario El Pas de Espaa public un editorial pidiendo sin rodeos la dimisin del secretario general del PSOE, Pedro Snchez [1]. El texto fue directo a la yugular del mximo jefe del socialismo espaol: Salvar al PSOE, rezaba el ttulo; la bajada agregaba que El cese inevitable y legtimo de Pedro Snchez es la nica salida para el partido y la primera lnea del cuerpo editorial sealaba que La salida del secretario general del PSOE, Pedro Snchez, forzado por la dimisin este mircoles de una mayora de su comisin ejecutiva, es imprescindible, de paso, lo trataba de insensato y sin escrpulos. Dos das despus Pedro Snchez renunci, sumando al PSOE en su peor crisis post dictadura.

La definicin clsica seala que un editorial es un texto argumentativo que juzga hechos noticiosos de especial relevancia, que opina en torno eventos de actualidad, dando as a conocer un juicio colectivo, o la lnea editorial del medio. Lo que hizo El Pas poco o nada tiene que ver con eso. No hubo aqu un texto expositivo-argumentativo en torno a una cuestin de relevancia; lo que vimos fue un llamado a la accin orientado especficamente a un sector del PSOE. Lo importante no fue qu pensaba el diario acerca de un acontecimiento sino qu propona hacer al respecto. Es decir, en este caso el editorial no oper como un texto que opina e interpreta un acontecimiento, por el contrario, actu como una tribuna que orientaba a un receptor acotado acerca de una lnea de accin a seguir.

La lnea es clara: No queda otra alternativa para la gobernabilidad de Espaa que permitir el gobierno del partido ms votado, que no es otro que el PP [2].

El Pas, el mismo diario que fue el intelectual orgnico de la transicin hispana y la referencia internacional de mayor prestigio durante aos para entender Espaa desde una perspectiva progresista no actu solo ni fue, por supuesto, el nico responsable de la cada de Snchez. Poco antes el ex mandatario, Felipe Gonzlez ya haba pedido la renuncia de Snchez desde los micrfonos de Radio SER. qu tienen en comn SER y El Pas? El mismo dueo: el Grupo Prisa.

Lo que por estos das pudimos presenciar no ha sido slo la crisis de un sistema poltico, sino tambin cmo ciertos medios actan en estos contextos, cmo se vuelven partcipes directos jugndoselas por el desenlace de la situacin, operando, indudablemente, como actores polticos. Pero, ante todo, como lo aclaraba el diputado malagueo Alberto Garzn hemos sido testigos de un motn oligrquico [3]. Motn que recuerda lo que ocurre en Chile con la clase poltica nacional que se niega a enfrentar los nuevos ciclos. Las candidaturas rancias de Piera y Lagos son el mejor ejemplo en ese sentido.

Qu est en juego tanto en Espaa como en Chile que permite paralelos? Est en juego la continuidad de un sistema poltico basado en un bipartidismo que garantiza una alternancia de los gobiernos, pero restringida, exclusivamente, a las fuerzas neoliberales. En Espaa tom la forma de PSOE-PP; en Chile, hasta el da de hoy, de Concertacin-Derecha. La aparicin de PODEMOS, con sus cinco millones de votos, su consolidacin como tercera fuerza nacional y la posibilidad de llegar al gobierno, ha tensado al mximo ese esquema duoplico de repartija del poder que, tanto en el Chile como en la Espaa postdictatorial, sienta las bases polticas de la dominacin neoliberal.

En nuestro pas el desprestigio total de la clase poltica, la permanente movilizacin social demandando otra agenda, la ausencia de vnculos orgnicos entre ciudadana y partidos tradicionales, el cambio del sistema electoral binonimal por uno proporcional y la consolidacin de nuevos y emergentes liderazgos polticos, plantea a la oligarqua poltica criolla un panorama incierto. Seguro que tanto ellos como sus medios afines observan hoy con atencin los hechos en Espaa que han puesto el riesgo el esquema bipartidista, asomndose el fantasma de los tres tercios.

Una leccin qued clara: los motines oligrquicos se hacen con los medios y buena parte de sus desenlaces depende de cmo se opere con y a travs de ellos.

Notas:

[1] El Pas, Salvar al PSOE, editorial, 1 de octubre de 2016 http://elpais.com/elpais/2016/09/28/opinion/1475090003_414591.html

[2] El Pas, Restaurar la unidad, editorial, 1 de octubre de 2016 http://elpais.com/elpais/2016/09/29/opinion/1475173252_718931.html

[3] Garzn, A., El motn de la oligarqua, Economa para pobres, Pblico, 28 de septiembre de 2016 http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2016/09/28/el-motin-de-la-oligarquia /

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter