Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-10-2016

Honduras
Se agudizan ataques al Copinh

Giorgio Trucchi
LINyM

No para persecucin contra quienes defienden los bienes comunes de la naturaleza


La noche del domingo pasado (9/10), desconocidos atentaron contra la vida de Toms Gmez Membreo, coordinador general interino del Consejo cvico de organizaciones populares e indgenas de Honduras, Copinh, y de Alexander Garca Sorto, tambin miembro del Copinh y dirigente comunitario de Llano Grande, Colomoncagua.

De acuerdo con un comunicado divulgado el da de ayer por esta organizacin, sujetos desconocidos habran llegado de madrugada a la casa de Garca Sorto, disparando repetidamente contra la puerta principal y la ventana de la habitacin donde el dirigente del Copinh estaba durmiendo con su esposa y sus dos hijas.

Esa misma noche, una persona no identificada abri fuego contra la camioneta del Copinh que era conducida por Toms Gmez. El coordinador interino de la organizacin indgena estaba saliendo del Centro de Encuentros "Utopa" rumbo a su casa.

Afortunadamente, ambos dirigentes salieron ilesos de este nuevo atentado del que fueron objeto. En mayo pasado, Garca Sorto sufri otro intento de asesinato cuando el ex militar Enedicto Alvarado le dispar herindolo en el hombro izquierdo.

Segn el dirigente del Copinh, ese ataque estaba ntimamente vinculado a la lucha pacfica que esta organizacin est librando contra la construccin de una represa hidroelctrica sobre los ros Negro y Chinacla. Un proyecto que est siendo desarrollado por la compaa propiedad del esposo de la vicepresidenta del Congreso, Gladis Aurora Lpez.

Secuela de atentados

Tras el brutal asesinato -el pasado 2 de marzo- de la dirigente indgena y coordinadora del Copinh, Berta Cceres, no ha parado la ola de persecucin, hostigamiento y atentados contra miembros de esta organizacin. El portal Front Line Defenders hizo una resea muy detallada de todos estos acontecimientos.

En su comunicado, el Copinh considera a estos ltimos eventos criminales como un intento ms de silenciar la lucha contra "los proyectos de muerte en los territorios lencas", como por ejemplo la cuestionada represa Agua Zarca, impulsada por la empresa Desarrollos Energticos SA (DESA) sobre el ro Gualcarque.

"Continan las agresiones de muerte contra quienes defendemos los derechos del pueblo Lenca, y queremos construir alternativas viables para el desarrollo de nuestras comunidades y del mundo entero, y no para el bolsillo de unos pocos", manifiesta el Copinh.

Durante una intervencin en un canal nacional, Toms Gmez reafirm el anlisis de que este nuevo atentado tiene que ver con la lucha del Copinh contra el sistema neoliberal, que busca la privatizacin y el despojo de los territorios.

"Tratan de intimidarnos para que retrocedamos en la lucha. Responsabilizamos a todas estas empresas que quieren aduearse de los bienes comunes y al Estado de Honduras. Como coordinador del Copinh reafirmo que vamos a seguir defendiendo los territorios y acompaando a las comunidades indgenas, pase lo que pase", declar Gmez al canal HCH (escuchen el audio AQU a partir del minuto 0.56).

Campaa meditica

Estos hechos acontecen en medio de una fuerte campaa de desprestigio y criminalizacin de la organizacin indgena.

Segn el Copinh, tanto el reciente informe de la "comisin independiente" del FMO (Banco de Desarrollo Holands)[1], como la constante presencia en los medios y programas de mayor audiencia del pas, de supuestos miembros de comunidades lencas que exigen la reactivacin del proyecto Agua Zarca, seran parte de una campaa meditica que pretende minimizar y hasta denigrar la lucha contra el proyecto.

El objetivo sera crear las condiciones para que la opinin pblica nacional e internacional acepte la viabilidad del proyecto Agua Zarca como una "fuente de desarrollo para las comunidades lencas", no importa si su ejecucin nunca fue consultada ni aprobada por las poblaciones locales y trajo divisin, conflicto y muerte en las comunidades.

"A 7 meses del asesinato de nuestra coordinadora general, ni el gobierno, ni las instituciones han respondido a nuestras demandas de cancelacin de proyectos inconsultos con las comunidades, de una investigacin independiente del asesinato, la desmilitarizacin de los territorios lencas y el cese a la persecucin y estigmatizacin hacia el Copinh. Exigimos respuestas!", concluye el comunicado.

Nota:

[1] Financiador junto al Finnish Fund for Industrial Cooperation, Finnfund, y al Banco Centroamericano de Integracin Econmica, Bcie, del proyecto Agua Zarca

Fuente: LINyM

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter