Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-10-2016

Vine, vi y muri
A 5 aos del asesinato de Gaddafi por EEUU-OTAN

Basem Tajeldine y Laila Tajeldine
Rebelin


Vine, vi y l muri fueron las palabras dichas con emocin por la Emperadora Hillary Clinton al enterarse que tropas de la OTAN haban bombardeado, un 20 de octubre de 2011, la caravana donde se trasladaba el lder libio Muammar Al Gaddafi, quien luego fue entregado a la muchedumbre terrorista para el show televisivo, haciendo ver que era el pueblo libio quien lo haba asesinado. An recordamos en las voces de los vdeos los diferentes idiomas que usaban sus asesinos materiales.

En aquel momento, la entonces Secretaria de Estado de EEUU parafraseaba las palabras usadas por el Emperador romano, Julio Cesar, despus de la conquista de Francia Vine, vi y venc. Pero adems, ese mismo lema es el que oficialmente repiten los reclutas de la Escuela de Francotiradores del Ejrcito de EEUU. La crueldad y fascinacin que transmita la asesina Hillary Clinton, hoy candidata a la presidencia de EEUU, era para temer, por cuanto meses atrs estuvo reunida con el propio Gaddafi y dos de sus hijos, manifestndoles el deseo de su pas de mantener buenas relaciones con el gobierno libio.

Gaddafi fue asesinado por la OTAN a travs de la CIA, su cuerpo fue desaparecido, tal como lo hicieron con el cuerpo de Patricio Lumumba en 1961, y la razn es simple, les teman.

Porque Estados Unidos tema a Muammar Al Gaddafi?

Libia se independiza en 1951, pero la real independencia se da en septiembre de 1969, cuando se anuncia una rebelin militar y se instaura un Consejo Revolucionario presidido por Muammar Al Gaddafi.

Para aquellos tiempos el mundo se sorprenda por la claridad revolucionaria con la que actuaba ese Consejo; procedi a tomar control estatal del petrleo, de la banca y los seguros, y cancel los permisos otorgados para la instalacin de las bases militares extranjeras y el uso de la base area de Wheelis Fields por Reino Unido y EEUU. Libia, inspirada por el auge panarabista que imperaba en la zona, se declar la Gran Al Yamahira rabe Libia popular socialista y seguidora de las ideas de Gamal Abdel-Nasser de Egipto.

Ese conjunto de polticas, partiendo del control de los recursos energticos, llevaron al Estado Magreb a ubicarse entre los pases con los ms altos indicadores sociales y econmicos en frica y otros pases del Mundo. La esperanza de vida en Libia era de 75 aos, y contaba con el ms alto ingreso per-cpita y el mayor ndice de desarrollo humano en la regin africana, aunado a ello la poblacin reciba una cuota del ingreso petrolero.

Adems, de las riquezas energticas (4 pas productor de petrleo en frica) y monetarias (reservas internacionales sobre los 200 mil millones de dlares), en Libia se desarroll un Ro Artificial, una red de tuberas que provea agua subterrnea a todo el pas.

Pero la Libia de Gaddafi sala de sus fronteras y enarbolaba las banderas del Panafricanismo, de la verdadera unin econmica y de la formacin de una OTAN del Sur para sacar en definitiva a la nociva OTAN de toda frica.

Gaddafi propuso la unificacin de la moneda en frica y dispuso de las reservas de oro libias para ese fin. A la vez, cooperaba econmicamente con ms de 20 pases de frica para evitar su dependencia con pases europeos.

Gaddafi era un hombre de temer para EEUU y sus aliados europeos en la medida que procuraba mayor independencia a los pueblos de su regin.

Hoy existen dos documentos del lder libio, panafricanista y panarabista, Muammar Gaddafi, que hicieron historia y quedan para las generaciones futuras, su Testamento, escrito el 5 de abril de 2011 y su ltima Voluntad escrito en una fecha desconocida del mes de octubre de 2011, antes de su asesinato:

Testamento de Muammar al Gaddafi (5 de abril de 2011)

En nombre de Al, el benevolente, el misericordioso

Durante 40 aos, o fue ms, no lo recuerdo, hice todo lo posible por dar a la gente casas, hospitales, escuelas, y cuando tena hambre, le di alimento, incluso convert Bengasi en tierra cultivada desde el desierto, resist ataques de ese cowboy Reagan, cuando mat a mi hija hurfana adoptada, trataba de matarme a m, en su lugar mat a esa pobre nia inocente, luego ayud a mis hermanos y hermanas de frica con dinero para la Unin Africana, hice todo lo que poda para ayudar que la gente comprendiera el concepto de la verdadera democracia, en la que comits populares dirigan nuestro pas, pero nunca fue suficiente, como algunos me dijeron, incluso personas que tenan casas con diez habitaciones, trajes nuevos y muebles, nunca se dieron por satisfechas, tan egostas que queran ms, y dijeron a estadounidenses y a otros visitantes, que necesitaban democracia y libertad, sin darse cuenta jams que era un sistema desalmado, donde el perro ms grande se come al resto, pero les encantaban esas palabras, sin darse cuenta jams de que en EE.UU., no haba medicinas gratuitas, ni hospitales gratuitos, ni viviendas gratuitas, ni educacin gratuita, ni alimentos gratuitos, excepto cuando la gente tiene que implorar y hacer largas filas para conseguir sopa, no, no importa lo que hiciera, nunca era suficiente para algunos, pero para otros, saban que yo era hijo de Gamal Abdel Nasser, el nico verdadero lder rabe y musulmn que hemos tenido desde Saladino, cuando reivindic el Canal de Suez para su pueblo, como yo reivindiqu Libia para mi pueblo; fueron sus pasos los que trat de seguir, para mantener libre a mi pueblo de la dominacin colonial de ladrones que queran robarnos.

Ahora me ataca la mayor fuerza en la historia militar; mi hijito africano, Obama, quiere matarme, arrebatar la libertad a nuestro pas, quitarnos nuestra vivienda gratuita, nuestra medicina gratuita, nuestra educacin gratuita, nuestros alimentos gratuitos, y reemplazarlos por hurto al estilo estadounidense, llamado capitalismo, pero todos nosotros en el Tercer Mundo sabemos lo que eso significa: significa que las corporaciones dirigen los pases, dirigen el mundo, y la gente sufre, por lo tanto no me queda alternativa, tengo que resistir, y si Al lo quiere, morir siguiendo su camino, el camino que enriqueci a nuestro pas con tierra cultivable, alimentos y salud, e incluso nos permiti ayudar a nuestros hermanos y hermanas africanos y rabes a trabajar aqu con nosotros, en la Jamahiriya Libia.

No deseo morir, pero si llega a suceder, para salvar a este pas, mi pueblo, a todos los miles que son mis hijos, que as sea.

Que este testamento sea mi voz ante el mundo: que combat contra los ataques de cruzados de la OTAN, combat contra la crueldad, combat contra la traicin, combat a Occidente y sus ambiciones colonialistas, y que permanec junto a mis hermanos africanos, mis genuinos hermanos rabes y musulmanes, como un fanal de luz, cuando otros estaban construyendo castillos. Viv en una casa modesta, y en una tienda de campaa. Nunca olvid mi juventud en Sirte, no gast alocadamente nuestro tesoro nacional, y como Saladino, nuestro gran lder musulmn, quien rescat Jerusaln para el Islam, tom poco para m.

En Occidente, algunos me han llamado loco, demente, pero conocen la verdad, pero siguen mintiendo; saben que nuestro pas es independiente y libre, que no est en manos coloniales, que mi visin, mi camino es, y ha sido claro para mi pueblo: que luchar hasta mi ltimo aliento para mantenernos libres, que Al todopoderoso nos ayude a permanecer fieles y libres.

Coronel Muammar Al Gaddafi

ltima voluntad de Muammar al Gaddafi (octubre de 2011)

Esta es mi voluntad.

Yo, Muammar bin Mohammad bin Abdussalam bi Humayd bin Abu Manyar bin Humayd bin Nayil al Fuhsi Gaddafi, juro que no hay otro Dios que Al y que Mahoma es el Profeta de Dios, la paz sea con l. Prometo que voy a morir como musulmn.

De ser asesinado, me gustara ser enterrado, de acuerdo con los rituales musulmanes, en la ropa que llevaba en el momento de mi muerte y con mi cuerpo sin lavar, en el cementerio de Sirte, al lado de mi familia y mis parientes.

Me gustara que mi familia, especialmente las mujeres y los nios, sean bien tratados despus de mi muerte. El pueblo libio debe proteger su identidad, sus logros, la historia y la imagen honorable de sus antepasados y sus hroes. El pueblo libio no debe renunciar a los sacrificios de los mejores pueblos libres.

Pido a mis partidarios a continuar la resistencia, y a luchar contra cualquier agresor extranjero contra Libia, hoy, maana y siempre.

Que sepa la gente libre del mundo que podramos haber negociado y abandonar nuestra causa a cambio de una vida personal estable y segura. Hemos recibido muchas ofertas para este efecto; pero optamos por estar a la vanguardia de la confrontacin como insignas del deber y del honor.

Incluso si no ganamos inmediatamente, vamos a dar una leccin a las generaciones futuras: la decisin de proteger a la nacin es un honor y venderse es la traicin ms grande que la historia recordar para siempre a pesar de los intentos de quienes digan lo contrario.

Coronel Muammar Al Gaddafi

Gaddafi ha quedado para las generaciones futuras como un gran ejemplo de lucha, resistencia y consagracin a la causa de los pueblos rabes y africanos. Nunca sus enemigos, los enemigos de todos los pueblos, le dieron tregua. Siempre fue maltratado y las grandes corporaciones lograron crear una imagen suya de loco y por ltimo entregado a intereses occidentales, lo cual condujo a las poblaciones vulnerables, incluso las de izquierda, a retrasar las manifestaciones de solidaridad automtica. Tal equivocacin no podemos permitirla de nuevo, es necesaria la concientizacin y activacin de las fuerzas de izquierda para que de forma irrestricta podamos evitar que otros pueblos sean igualmente vctimas de la destruccin y desmembramiento impuesto por EEUU y sus aliados de la OTAN en la Gran Al Yamahira rabe Libia popular socialista.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter