Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2005

El cretinisno de los escaos

Wilson Garca Mrida
Servicio Informativo Datos & Anlisis


Finalmente 5, 4 o 2 escaos ms o menos para Santa Cruz (cuya brigada parlamentaria origin el problema ante el Tribunal Constitucional), es un tema nfimo al que se est subordinando la realizacin de elecciones el prximo 4 de diciembre. Est claro que detrs de la intransigencia de los dirigentes de la Nacin Camba persiste el afn separatista y desestabilizador alentado por los capitales chilenos que dominan en la economa crucea y por las trasnacionales petroleras que buscan perturbar este proceso electoral.

El circo de la poltica boliviana es prdiga en chistes pesados y bromas de muy mal gusto. La recurrente propensin a la irracionalidad que late en las estructuras del Poder en Bolivia es el sntoma ms ntido de las crisis cclicas que aquejan a un Estado sumido en su inviabilidad congnita. Las llamadas clases dirigentes del pas, beneficiarias de una arraigada cultura de corrupcin y autoritarismo, poseen un insuperable talento para tramar y armar escenarios de desastre.
La reasignacin de escaos para los nueve departamentos que conforman las regiones del pas debi haberse formalizado en las elecciones del 2002, apenas se conocieron los resultados del censo poblacional del 2001, y no recin ahora, a medio camino del actual proceso electoral. En esa tardanza radica la deshonesta decisin del Tribunal Constitucional que puso en el tapete la reasignacin legal de escaos mucho despus de haberse lanzado la convocatoria a elecciones, ahondando la divisin oriente-occidente a travs de un debate de frmulas aritmticas y eufemismos leguleyescos que est hundiendo a la democracia boliviana. La lucha de las regiones por la repartija de escaos es una fantasmagrica guerra a muerte por nada.
Finalmente 5, 4 o 2 escaos ms o menos para Santa Cruz (cuya brigada parlamentaria origin el problema ante el Tribunal Constitucional), es un tema nfimo al que se est subordinando la realizacin de elecciones el prximo 4 de diciembre. Est claro que detrs de la intransigencia de los dirigentes de la Nacin Camba persiste el afn separatista y desestabilizador alentado por los capitales chilenos que dominan en la economa crucea y por las trasnacionales petroleras que buscan perturbar este proceso electoral. Repetir esta verdad ya es de Perogrullo.
Se entiende tambin que detrs del falso debate sobre la repartija de escaos se hallan los miedos de un ex presidente autoexiliado que busca frenar el juicio por los muertos de octubre; y en esa jugada es inobjetable la intencionalidad poltica en la decisin del Tribunal Constitucional tan slo al ver la mala fe con que vocifera especialmente uno de sus miembros, Jos Antonio Rivera, conocido ahijado poltico del doctor Snchez Berzan.
Asimismo es posible entender que buena parte de este cretinismo organizado en torno a los escaos es promovido por los actuales parlamentarios, de derecha e izquierda, incluyendo el MAS, para postergar las elecciones y de esa manera prolongar una mediocre gestin congresal para seguir mordiendo sus dietas mensuales de 3.000 dlares. Comprendemos que por ese mismo motivo la Cmara de Diputados acaba de incrementar las dietas de los congresales suplentes que estn empujando desde sus regiones la negativa a aceptar la solucin planteada por el presidente Rodrguez Veltz.
Y entendemos, adems, la razn por la que el presidente de la Brigada Parlamentaria de Cochabamba, el masista Nstor Bravo, junto con toda la bancada suplente del MAS, se opone furibundo a la propuesta del Presidente de la Repblica, mientras su jefe Evo Morales que repunta en las encuestas electorales sabe y dice que hay que apoyar la salida salomnica de Rodrguez Veltz como nica forma de garantizar los comicios y preservar la democracia, sin necesidad, an, de cerrar este Parlamento deslegitimado ante la tica democrtica. Este tema de los escaos pone al desnudo las verdaderas ideologas que son parte del actual escenario poltico; y la que domina es la ideologa de la pendejada personal. Quedarse unos seis mesesitos ms para seguir cobrando los 3.000 dlares de dieta mensual por tres das de trabajo a la semana: he ah el verdadero trasfondo de las intransigencias parlamentarias de oriente y occidente en torno a la repartija de escaos.
Pero lo que no acabamos de entender es la posicin que adoptan el Comit Cvico de Cochabamba y la Federacin de Juntas Vecinales (Fejuve). Ambas entidades representativas de la regin se han sumado al corifeo de los perfectos idiotas parlamentarios para hacerse carne, como un asunto de vida o muerte, de los dos nuevos escaos que segn el Tribunal Constitucional le corresponderan a Cochabamba. Y entonces los cochabambinos terminamos poniendo ms lea al fuego.
En la salida salomnica de Rodrguez Veltz se plantea que Cochabamba renuncie a sus dos escaos a cambio de que Santa Cruz reduzca sus expectativas de cuatro nuevos curules, aliviando adems la disminucin de escaos que les toca sufrir, por ley y realidad estadstica, a Oruro, La Paz y Potos. Esta es la nica manera, dice nuestro salomnico Presidente, de evitar que tengamos que descuartizar a esa criatura cuyo destino est en juego y que es la democracia.
Lo correcto, digno y racional era y es que Cochabamba enarbole ese gesto de generosidad ante el pas y acepte sin ambages la propuesta de Rodrguez Veltz. Pero somos tan idiotas e irracionales como los fascistas de la Juventud Cruceista o tan sinvergenzas como los diputados suplentes de las brigadas de occidente, que decimos no a que Cochabamba asuma un rol histrico a la altura de nuestra tradicin de inteligencia y sentido comn, que por lo visto es el menos comn de los sentidos en tiempos de retroceso.
Por qu negarle a Cochabamba el privilegio de ser la regin articuladora de la unidad nacional y salvadora de la democracia en medio de tanta impostura y engaifa? Es que dos estpidos y parsitos escaos valen ms que aquel gesto de grandeza histrica que vamos tirando por el cao?
Si as estn las cosas, vaymonos poniendo a buen recaudo.
-----------------------------
[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter