Portada :: Espaa :: La indignacin toma las plazas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2016

Los Yayoflautas celebran un Encuentro estatal en Valencia contra los recortes en el sistema pblico de jubilaciones
Estos ladrones nos roban las pensiones

Enric Llopis
Rebelin


Aqu estn stos son, Yayoflautas en accin, Rajoy cabrn nos robas la pensin; No hay pan 'pa' tanto chorizo; Estos ladrones nos roban las pensiones.... Unas 300 personas se manifestaron el 22 de octubre por el centro de Valencia convocadas por el movimiento social de los Yayoflautas, que celebraron ese da el Encuentro Estatal. Antes de la movilizacin, debatieron en una reunin el estado de las pensiones y las prximas acciones en la calle. Estamos convencidos de que hay un intento por parte de la derecha de recortar las prestaciones y, con la excusa de la crisis, ir hacia un cambio de modelo -privado- de financiacin, concluyeron. En la convocatoria a las 17,00 horas en la plaza de la Virgen de Valencia se reivindicaban unas pensiones dignas y, para ello, una financiacin adecuada que haga pagar a quien ms tiene. Yayoflautas procedentes de Callosa de Segura (Alicante), Terrassa, Sabadell, Madrid, Valencia, Mlaga, Castelln o Barcelona exhiban las pancartas formando un crculo que rodeaba la plaza. Los carteles mostraban consignas contra la violencia de gnero, los tratados comerciales como el TTIP, el CETA y el TISA o la corrupcin. Incluso la efigie del Che Guevara. Otra de las pancartas resuma el sentido de la movilizacin: Hemos cotizado toda la vida, pensiones intocables. Activistas de la PAH lucan camisetas verdes y los militantes del PCPE banderas rojas.

Esto es una estafa, antes tenamos mejor sanidad que nadie y ahora una mierda; y as con todo, se indigna Pepita Sez, de 74 aos, que se ha desplazado desde el barrio de Ca N'Oriac en Sabadell. Operada de las dos rodillas, camina con alguna dificultad. Mal que bien, antes te llegaba a finales de mes, pero ahora a mediados ya no te alcanza, se lamenta la activista. Aade que tiene que ayudar a los nietos y decirles que cuando pueda les comprar unas zapatillas. A su hijo le ha prometido un paquete en Navidad con aceite, jabn y los bienes ms bsicos. No caprichos, sino las necesidades. Y ahora me dice Ftima Bez que me tengo que poner a trabajar? Que se vayan ellos a picar piedra, pero al Valle de los Cados. Paco Reyes, de 67 aos llega desde el barrio de Ciudad Jardn, en Mlaga. Se ha separado unos metros del colectivo de Yayoflautas malagueos. Lleva muchos aos militando en el movimiento vecinal. Por qu hay tantos pensionistas que votan al PP? Resulta incomprensible, creen que la paga se la da Mariano Rajoy y sobre todo tienen miedo: sufrieron la crueldad de la dictadura y la inmigracin; muchos de estos votantes cobran pensiones de entre 300 y 400 euros.

El pasado 18 de octubre el peridico El Mundo informaba de que el ejecutivo espaol en funciones haba dado cuenta a Bruselas de los serios apuros que atraviesa el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. De los clculos del gobierno, detalla El Mundo, se infiere incluso la fecha en la que la hucha de las pensiones se quedar sin fondos, debido al dficit acumulado: diciembre de 2017. Esta circunstancia hara imposible el abono de la paga extra de Navidad a los pensionistas. Dos das despus, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Ftima Bez, plante para la prxima legislatura que pudiera hacerse compatible, a partir de los 65 aos, el empleo con el cobro ntegro de la pensin. Frente a los anuncios y previsiones oficiales, los Yayoflautas recuerdan por las redes sociales que el 28,6% de la poblacin espaola se halla en riesgo de pobreza y exclusin social, segn el indicador Arope. Difunden asimismo que en 2016 el Estado espaol entrega 13,2 millones de euros al mes a la iglesia catlica, a cuenta de lo que espera recaudar con la casilla fines religiosos del IRPF. En julio de 2016 la Asamblea de Yayoflautas de Catalua reivindicaba en el documento Una vida digna para nuestras hijas la jubilacin a los 60 aos, con partidas en los presupuestos estatales que garanticen la viabilidad de las pensiones pblicas. Pedan que no se aplique la reforma laboral, que no se ejecuten desahucios y la renta bsica universal.

 

Enfundado en el caracterstico chaleco reflectante, Paco Reyes afirma que cuando el colectivo de Yayoflautas se acerca a los centros de mayores, los directores y gerentes en ocasiones no les dejan entrar, hablar de poltica y tampoco informar del robo de la hucha de las pensiones. Ya lo dijo Juncker, el presidente de la Comisin Europea: primero lanzan un globo sonda, y si no hay reaccin poco a poco avanzan en la reforma; y as hasta aprobar la ley completa, que luego es muy difcil de revertir. Lo dice Juncker, no un Yayoflauta, insiste el activista. l y su pareja no se vern especialmente afectados, debido a la paga suplementaria que perciben por los aos trabajados en Alemania. Parte de ese dinero lo destinan en casa a comedor social, segn afirma, con los hijos y los nietos. Tambin a guardera infantil y a quitarles la mierda a los nios.

Rebautizada por los Yayoflautas como del 15-M, por la plaza del Ayuntamiento de Valencia marcha P. Vidal, de 65 aos y recientemente jubilado. Ha venido de Barcelona con la Marea Pensionista, y muestra una pancarta con la leyenda Estudiante trabajador, luchamos por tu pensin. Sobre el fondo bronce de la pancarta, destaca la figura del fallecido poltico y cantautor Jos Antonio Labordeta. Estn privatizando el Estado del Bienestar, y la gente tiene miedo. P. Vidal recalca que les cuesta llegar con las propuestas, sobre todo, a la gente joven. Por eso intentan dirigirse a los universitarios y, con pegatinas en los cajeros automticos, exhortar a los pensionistas a que no ingresen en los bancos la paga extra de Navidad. Recuerda que la mitad de los nueve millones de jubilados del estado espaol perciben una pensin inferior al salario mnimo interprofesional, establecido en 650 euros mensuales.

El sindicalista y docente Agustn Moreno destaca en el artculo Salvar las pensiones, publicado en el peridico Cuarto Poder el 21 de agosto de 2016, que el 34% de los hogares espaoles tiene como fuente de ingresos principal algn tipo de pensin. Se refiere en el texto, literalmente, a un saqueo y vaciamiento sistemtico de la llamada hucha de las pensiones. Constituido en el ao 2000, el Fondo de Reserva lleg a contar con 66.815 millones de euros en 2011, pero el gobierno de Rajoy se lo ha ido puliendo hasta dejarlo en 24.207 millones de euros (julio de 2016). Moreno apunta algunas razones de la merma en la hucha. En primer lugar, la cada de los ingresos en la Seguridad Social debido al menor nmero de cotizantes (se perdieron 2,9 millones entre 2007 y 2013) por los despidos, los ERE y el desempleo. El Fondo de Reserva tambin ha menguado al disminuir las bases de cotizacin como consecuencia de las polticas de devaluacin salarial, austeridad y las reformas laborales. Otro factor que ha contribuido al vaciamiento de la hucha es la reduccin de las cotizaciones a los empresarios, a travs de las llamadas tarifas planas (cada de 2.500 millones de euros en la recaudacin de la Seguridad Social en 2016).

Asimismo en Cuarto Poder (La hucha de las pensiones se agota: Qu hacer?, 22 de julio de 2016), el Inspector de Trabajo y Seguridad Social, Hctor Illueca, propona el aumento de las cotizaciones empresariales, la supresin de las injustificadas bonificaciones existentes; y concentrar los esfuerzos de la Inspeccin de Trabajo en las situaciones de infra-cotizacin por excesos de jornada y por los abusos en los contratos a tiempo parcial. stas constituyen, a juicio de Illueca, la principal bolsa de fraude al sistema de Seguridad Social. En diciembre de 2015 el catedrtico Vicen Navarro resaltaba en el diario Pblico que los activos del Fondo Pblico de las Pensiones se haba invertido en un 97% en ttulos de deuda pblica, de modo que haban servido para financiar el rescate de la banca. Los medios de comunicacin espaoles han guardado un silencio ensordecedor sobre esta circunstancia, agregaba el economista.

Pepa Gallardo, de 72 aos y vecina del barrio madrileo de Vallecas, se queja de los salarios cada vez menores que llevan a la gente a situaciones de desesperacin. Tiene una hija en paro, que cobra la prestacin de desempleo y prepara unas oposiciones. Con una pensin de 600 euros a la que se agrega la de mil euros que percibe su marido, considera que sus circunstancias no son las peores. A muchos jubilados les llega informacin manipulada, debido a la propaganda piensan que la izquierda va a robarles la casa y las pensiones, cuando lo est haciendo un gobierno de derechas, explica esta integrante de los Yayoflautas. Coincide en la experiencia de otros compaeros cuando se dirigen a los centros de mayores: Llega la directora y dice que no, que estos de la izquierda mienten y que las pensiones las pagan ellos. Es ms, ante la prxima investidura de Rajoy, tambin parece que toda la culpa la tenga la izquierda: intentan justificar lo injustificable. El testimonio de Pepa Gallardo coincide con el manifiesto final de la movilizacin, que una activista lee en la plaza del Ayuntamiento. Los medios de comunicacin son quienes hacen creer que resulta inviable el sistema pblico de pensiones. Se trata, segn el texto, de una estrategia impulsada por el Gobierno, al servicio del poder financiero y las aseguradoras. Los Yayoflautas estn seguros de que se hallan amenazadas las pensiones de un colectivo de nueve millones de personas; y las de sus hijos. Corre peligro nuestra dignidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter