Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2016

A la vuelta

David Brooks
La Jornada


Qu ambiente ms extrao. Todo indica que Hillary Clinton ganar la eleccin presidencial el 8 de noviembre, y, tal vez ms importante, que Donald Trump ser derrotado. Sin embargo, no se siente como que hay algo que festejar. Es ms una sensacin de alivio, pero sin grandes expectativas, ni esperanzas. Muy diferente de lo que fue con Barack Obama en su primera eleccin. Es histrico la primera mujer en llegar a la presidencia de la ltima superpotencia, pero ni eso genera gran entusiasmo.

No se sabe qu est a la vuelta, pero no se siente que haya habido un gran triunfo ni nada. Fue ms bien un escape de lo peor para seguir en lo mismo.

Entre los jvenes hay un murmullo inteligente, pero no hay gritos colectivos de alegra. Queran algo ms, muchos se atrevieron a soar que otro Estados Unidos es posible. La campaa de Clinton les ofrece a Katy Perry y Miley Cyrus, entre otros, para intentar captar su voto. Merecen algo ms.

Si se da el resultado pronosticado, si no hay grandes sorpresas o algo que descarrile la maquinaria, habr ganado la lite dominante despus de casi dos aos durante los cuales la mayora de este pueblo expres abierta y explcitamente que desea un cambio y que no confa en las cpulas polticas, pero est por ganar la reina del establishment. Hay alivio de que, al parecer, el monstruo anaranjado volver a su jaula dorada, sus campos de golf, sus hoteles, y que no regresar a la arena electoral. Desde ah, con el resto del uno por ciento, continuar ejerciendo tal vez aun ms poder que como poltico, ya que l mismo dijo y en gran medida eso est comprobado que los polticos son tteres de multimillonarios como l.

No se sabe qu se asomar a la vuelta. Algunos creen que las fuerzas ms oscuras desencadenadas por la estrella del reality show no aceptarn su derrota en las urnas, desconocern la legitimidad de un gobierno encabezado por esa mujer, y podran pronunciarse patriotas al hacer algn llamado a la resistencia (vale recordar que hay ms de 300 millones de armas de fuego en manos de ciudadanos privados en este pas; o sea, casi suficiente para armar a cada habitante).

Otros dicen que a la vuelta puede que se abra una era liberal, y tal vez hasta ms progresista, como resultado de una serie de fuerzas que se expresaron en la arena electoral a travs de la campaa del socialista democrtico, Bernie Sanders. De hecho, el propio Sanders est convocado a que sus bases continen la revolucin poltica que deseaba promover en una administracin Clinton.

"No es mi revolucin poltica; es tu revolucin poltica", respondi recientemente a una pregunta de sus seguidores sobre cmo continuar lo que l impuls. Ideas que en algn momento parecan locas y marginales ahora estn incorporadas en la Plataforma Nacional del Partido Demcrata, seal que la mayora del contenido es lo que su campaa logr insertar. Afirm que "ahora, la lucha es que se implemente esto obligando a la nueva presidenta a proceder a travs de la movilizacin, la educacin y la lucha".

A la vez, expresiones nuevas de luchas antiguas continuarn insistiendo en cambios, desde jvenes inmigrantes, al movimiento de derechos civiles Black Lives Matter, a la resistencia indgena a la explotacin y destruccin ambiental de sus tierras (este fin de semana, unos 80 fueron arrestados en la lucha contra un oleoducto en Dakota del Norte, parte de un gran movimiento de resistencia de los Sioux y decenas de pueblos indgenas a lo largo y ancho del pas, junto con ambientalistas blancos y Black Lives Matter), como una creciente huelga de prisioneros nacional y sin precedente en protesta contra la explotacin de su mano de obra y las condiciones que padecen, como tambin batallas por el incremento del salario mnimo a 15 dlares/hora, y la incesante lucha de organizaciones como la Coalicin de Trabajadores de Immokalee para transformar las condiciones en que trabajan los jornaleros agrarios.

El menosprecio del pueblo por la clase poltica no es nada nuevo, pero al llegar a su conclusin este proceso electoral, eso es el aroma a rancio que se huele por todo el pas. Son 30 aos de polticas neoliberales que cualquiera en Amrica Latina conoce demasiado bien, y para implementarlas se requiere una ofensiva contra las organizaciones sociales, sobre todo los sindicatos. Eso ha resultado no slo en represin econmica de millones para generar concentracin de la riqueza sin precedente en casi un siglo, sino tambin en la represin social. Las polticas del temor son las ms efectivas.

Por eso, ante ello, lo que rescata a muchos, y el mejor antdoto al ejercicio arrogante del poder y el desprecio al pueblo es la comedia. Sin los comediantes esta eleccin general hubiera sido casi inaguantable. Sus crticas a veces se volvieron noticia, igual de importante que la opinin de algn experto, y a veces con ms filo periodstico que los medios. Stephen Colbert, la breve y muy bienvenida reaparicin de Jon Stewart, Noah Trevor, quien hered el Daily Show de Stewart y otro discpulo de ese programa, el ferozmente chistoso y atinado John Oliver en su programa semanal en HBO, y la extraordinaria Samantha Bee, son algunos de los mejores guas, reporteros y analistas de esta coyuntura poltica. Y de vez en cuando, el ya muy aejo Saturday Night Live logra recuperar sus viejos mritos satricos. En sus mejores momentos, rinden honor a Daro Fo.

Pero los comediantes no pretenden tener la respuesta ni pueden indicar qu podra estar a la vuelta. Aunque los polticos dicen que s saben y proponen y prometen lo que harn de aqu en adelante al convocar a todos a sumar fuerzas para lograrlo, todos saben que esto suele ser tramposo y hueco. La experiencia lo comprueba. Por lo tanto, nadie se atreve a pronosticar lo que est a la vuelta.

En una calle de Manhattan frente a un antro se anuncia que tocar una banda: Los Esperanzados Desesperados. Tal vez esa es la mejor forma de nombrar lo que se necesita para dar la vuelta en este pas.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2016/10/24/opinion/028o1mun#texto


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter