Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2016

Cita militar en Varsovia

Higinio Polo
El Viejo Topo


La reciente Cumbre de la OTAN en Varsovia ha hecho oficial el nuevo rumbo decidido por la alianza militar occidental, inmersa en una carrera que tiene la vista puesta en las fronteras rusas, y que se enmarca en el nuevo diseo de la poltica exterior norteamericana que centra sus esfuerzos en la contencin de Rusia y China, reordenando su despliegue militar, aumentando sus presupuestos, y definiendo los pasos a seguir tanto en Europa como en Asia. Pese a su importancia, y a la gravedad del sufrimiento que las guerras causan a la poblacin, Oriente Medio y el norte de frica son para Washington escenarios secundarios, y su atencin preferente est en el Este de Europa, en Asia central, en el Mar de China meridional, y en las aguas coreanas y niponas que se encuentran frente a China.

En mayo de 1997, Javier Solana (entonces, secretario general de la OTAN) y Yevgueni Primakov, ministro de asuntos exteriores ruso, firmaron en Pars la llamada Acta Fundacional, que converta en socios a los antiguos enemigos, Washington y Mosc, un documento firmado bajo el complaciente Yeltsin en un momento de gran debilidad de Rusia. Yeltsin (un presidente alcohlico y dependiente de Estados Unidos, que haba cerrado los ojos ante la evidencia del fraude electoral que haba protagonizado el ao anterior, 1996, robando la victoria al candidato del Partido Comunista, Guennadi Ziugnov) y cuya poltica exterior apenas tena en cuenta los intereses nacionales rusos, obsesionado como estaba por completar el desmantelamiento y la destruccin de las estructuras polticas soviticas, termin aceptando la ampliacin de la OTAN con tres nuevos miembros, aunque el equipo negociador ruso de Primakov arranc contrapartidas. El propio Solana destac entonces que el Acta estableca el compromiso futuro de que en ningn caso habra una elevacin del tope mximo de armas convencionales en Europa, y especialmente en su regin central, la ms problemtica: aluda a Polonia, Chequia y Hungra, y remachaba que la Alianza no utilizar, remozadas, las viejas instalaciones nucleares del Pacto de Varsovia. Adems, en el territorio de los posibles nuevos miembros de la OTAN (se pensaba, entonces, exclusivamente, en Hungra, Polonia y Repblica Checa) no se instalaran tropas extranjeras de forma permanente.

La hipocresa occidental se puso de manifiesto con rapidez: la intervencin de la OTAN en Kosovo en marzo de 1999, sin mandato de la ONU, bombardeando a Serbia, aliada de Rusia, demostr que la preocupacin de Washington y Bruselas no era el mantenimiento de la paz en Europa y la salvaguarda de los equilibrios militares estratgicos, junto al respeto de los intereses de Rusia, sino la progresiva incorporacin de territorios y reas de influencia, cuya conquista tena como la consecuencia inmediata del retroceso ruso. La guerra de agresin de Kosovo, suspendi la aplicacin del Acta Fundacional: Rusia dej de asistir a las reuniones del Consejo Conjunto Permanente (CCP) que estableca el acta. La llegada a la presidencia de Putin, y el giro de la poltica de defensa rusa tras el aviso lanzado en la Conferencia de Seguridad de Mnich de 2007, donde el presidente ruso denunci ante el mundo la agresiva poltica exterior norteamericana, que haba incumplido todos sus compromisos anteriores y acercaba paulatinamente sus dispositivo militar hacia las fronteras rusas, cambi los trminos de las discusiones entre Washington y Mosc. Mientras tanto, Washington haba forzado la incorporacin a la OTAN de siete nuevos pases en 2004 (Rumana, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, y las tres ex repblicas soviticas de Estonia, Letonia y Lituania), y, en 2009, dos aos despus de la advertencia de Putin en Mnich, incorpor a Croacia y Albania, adems de crear la mayor base militar norteamericana del mundo, fuera de sus fronteras, en Kosovo, Camp Bondsteel. La desenfrenada carrera expansionista de Washington y la OTAN eran evidentes, aunque se vistiesen para la ocasin de decisiones libres de los gobiernos afectados.

En 2014, aprovechando la crisis ucraniana, algunos gobiernos de Europa del Este impugnaron abiertamente el acuerdo de Pars de 1997. Esa postura, que fue avalada por Obama, quien se mostr dispuesto a cambiar unilateralmente el contenido del Acta con el argumento de que las circunstancias han cambiado con claridad desde su firma, fue el anuncio de un peligroso intento de romper los equilibrios estratgicos en Europa, que recibi el aviso de Sergui Lavrov, ministro de exteriores ruso, recordando que slo los firmantes del acuerdo podan modificar, conjuntamente, su contenido, pactando de comn acuerdo los cambios. Ni Obama, ni Occidente, se dieron por aludidos. En noviembre de 2015, Polonia, a travs de su ministro de Exteriores, Witold Waszczykowski, volvi a insistir, declarando que su pas quera invalidar el Acta Fundacional de 1997. En enero de 2016, Alexander Vershbow, secretario general adjunto de la OTAN, volvi a insistir en que Rusia se equivoca, y que la OTAN ni Occidente nunca dijeron que renunciaban a ampliarse hacia el Este. En realidad, como era evidente, se haba ampliado, tambin, en el sur, en la antigua Yugoslavia. Pero los portavoces occidentales no desdean recurrir a la mentira. Washington especula ahora, incluso, con la hipottica incorporacin de Suecia y Finlandia, que completara el cerco a Rusia.

A la vista de esa realidad, Sergui Lavrov record tambin que el Acta de Pars establece que no podran acantonarse tropas extranjeras de manera permanente en los pases del antiguo Pacto de Varsovia. Sin embargo, para eludir esa prohibicin, en un consumado juego de tahres, Washington y la OTAN argumentan ahora que el anunciado despliegue de los nuevos batallones en el Este de Europa ser rotatorio, y no permanente; es decir, Bruselas finge que cambiando (sin que precisen cundo) la nacionalidad de los soldados acantonados, la base militar no es permanente. Es obvio que el despliegue de la OTAN hasta las fronteras rusas viola los acuerdos del Acta Fundacional de Pars, pero la cumbre de Varsovia de la OTAN de julio de 2016 estaba ideada para aprobar la nueva y peligrosa expansin de las fuerzas occidentales hacia el Este.

Das antes de la reunin en Varsovia de la OTAN, Alexander Vershbow declar en la capital polaca que la alianza militar occidental tiene ante s un enfrentamiento estratgico a largo plazo con Rusia. "Sandy" Vershbow saba de qu hablaba: es un experimentado diplomtico, antiguo embajador en Sel y en Mosc, experto en asuntos rusos y partidario de reforzar el dispositivo militar norteamericano en Asia y en Europa. Segn l, la OTAN respondi con rapidez en la cumbre de Gales (en septiembre de 2014) al expansionismo ruso pero no fue consciente de la trascendencia de los acuerdos. Menos cauto, Ashton Carter, secretario de Defensa norteamericano, admiti el giro de la poltica de su pas, al apostar por la contencin de Rusia despus de veinticinco aos: aluda a 1991, ao de la desaparicin de la Unin Sovitica, y momento en que, sobre el papel, Washington y Mosc haban abandonado su enfrentamiento estratgico. Por su parte, Kerry, secretario de estado norteamericano, viaj a Georgia y Ucrania antes de acudir a Varsovia. Tena una precisa misin: Washington pretende incorporar a Ucrania, a medio plazo, a la OTAN, objetivo que encuentra dificultades: el propio Poroshenko, presidente del pas gracias al golpe de Estado auspiciado por Estados Unidos, reconoci en Varsovia (a donde acudi pese a que su pas no es miembro de la alianza militar) que apenas el 23 % de la poblacin ucraniana apoya la entrada en la alianza militar, aunque resalt que, anteriormente, era apenas el 13%. La presin de la prensa y la televisin, y el estmulo de los sentimientos nacionalistas en Ucrania, han conseguido algunos cambios.

La cumbre de Varsovia del 8 y 9 de julio ha decidido continuar por ese camino, aprobando la creacin de cuatro nuevos batallones militares que se instalarn en Polonia y en los pases blticos, y la puesta en marcha definitiva del escudo antimisiles, acompaado de un duro lenguaje hacia Rusia, y del patrullaje de barcos de la OTAN en el mar Bltico y en el Mar Negro, siempre cerca de las costas rusas. Algunos diputados rusos calificaron la reunin de Varsovia como la cumbre del fraude porque, segn ellos, responde a una amenaza rusa que no existe. Fuera de la competencia de la OTAN, pero ntimamente ligado a la estrategia norteamericana, contina el desarrollo del escudo antimisiles en Corea del Sur y Japn, que tanto Mosc como Pekn han denunciado, y que llev a Xi Jinping a hacer una dura advertencia a Estados Unidos en su discurso de conmemoracin del 95 aniversario de fundacin del Partido Comunista Chino, una semana antes de la cita de la OTAN en Varsovia. Mosc estudia su respuesta, y est evaluando la creacin de una base naval en la isla de Matua, en el archipilago de las Kuriles, adems de otras infraestructuras en la isla de Sajaln.

En Varsovia, la alianza occidental abord, sustancialmente, la crisis en Ucrania, y, secundariamente, Oriente Medio; sobre todo, para simular ante la opinin pblica que la OTAN no trabaja slo para acosar a Rusia. En la cumbre de Gales de 2014, los pases de la alianza decidieron suspender la cooperacin con Mosc (incluso el Consejo OTAN-Rusia, creado en 2002) y reforzar el dispositivo militar de la OTAN cerca de las fronteras rusas. La cita abord desde el terrorismo a la situacin en Oriente Medio y frica, con los millones de refugiados que huyen de la guerra, aunque la relacin con Mosc era, sin duda, la cuestin principal a debatir. Adems, se examin la relacin con Ucrania, Moldavia y Georgia, y Kiev consigui un paquete de ayuda para ciberdefensa y sostn de la retaguardia en la guerra en el Este del pas. Adems, se decidi prolongar la misin de la OTAN en Afganistn (aunque cae fuera de su rea de actuacin), al menos hasta 2020, aunque, sobre el papel, la OTAN haba declarado terminada su misin en 2014. La decisin posterior de aprobar una primera prrroga de esa misin hasta 2016, denominada Apoyo decisivo, se prolonga ahora. Es la guerra sin fin. Por su parte, el secretario general Jens Stoltenberg anunci que el plan previsto por la OTAN en Varsovia contempla el mayor aumento en las capacidades defensivas de la alianza atlntica, aunque consider todava insuficiente el esfuerzo militar aliado. El eufemismo no engaaba a nadie: la OTAN se lanza hacia el rearme, y este ao aumentar su gasto militar en ocho mil millones de dlares, alcanzado as los 270.000 millones: la cita de Varsovia no era una reunin de los ministros de Defensa o de los embajadores, sino una cumbre, la escenificacin de las grandes decisiones de la OTAN.

El escudo antimisiles norteamericano tiene sus componentes instalados en Espaa, Polonia y Rumana, Desde el mes de mayo, adems de los cuatro buques anclados en la base naval de Rota, entr en funcionamiento el sistema antimisiles Aegis Ashore en Deveselu, Rumana, que ser completado con comandos de radar en Turqua y otras instalaciones en Polonia. Los estrategas rusos han hecho notar que los lanzadores del sistema antimisiles pueden servir para el propsito oficial, lanzar misiles antimisiles ante un hipottico ataque, pero tambin para lanzar misiles de crucero cargados con ojivas nucleares, lo que aade gravedad al paso dado por la OTAN. En Rumania se instalar tambin un cuartel general multinacional, que viola igualmente el Acta de Pars de 1997. Ese cuartel, fue propuesto por el gobierno de Bucarest, pero a nadie se le escapa que, tras l, se encuentra la inspiracin del Pentgono. Espaa participar en los cuatro nuevos batallones que se desplegarn en el Este de Europa, enviando soldados a Lituania. Stoltenberg precis que el componente nuclear es una parte esencial de la estrategia de la OTAN, de manera que, en su mirada al Este, la alianza occidental basa su poltica en los ejrcitos convencionales, en el armamento atmico y en el escudo antimisiles. Los acuerdos de la Cumbre suponen el mayor reforzamiento de la OTAN desde el final de la guerra fra, y la cita se cerr con una declaracin, destinada a la opinin pblica, anunciando la disposicin de la OTAN para discutir el programa de defensa antimisiles con Mosc, dentro de la declarada estrategia de fuerza y dilogo con Rusia. Pero el doble lenguaje crea equvocos y dificultades: Hollande declar que Rusia no es el enemigo y que la OTAN no tiene una postura agresiva, afirmacin que contrastaba vivamente con las decisiones militares de la cumbre de Varsovia. Alemania, segn manifest Merkel, apoya el despliegue en los pases blticos y Polonia, pero insta a negociar con Mosc. Las palabras del ministro alemn de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, que se haba mostrado crtico con los ejercicios militares cerca de las fronteras rusas y haba reclamado dialogar con Mosc, no han encontrado audiencia: pese a algunas reticencias mostradas por gobiernos europeos, a la hora de la verdad, todos han aceptado las decisiones de Washington.

El mecanismo utilizado para llegar hasta aqu es singular: los agresivos gobiernos de Europa del Este, con posiciones similares a la extrema derecha, exigen mano dura contra Mosc, al tiempo que Washington estimula sus temores, de manera que esa autosimulacin del peligro permite al gobierno norteamericano argumentar ante la opinin pblica que el nuevo despliegue de la OTAN est destinado a calmar los temores de los pases del Este, que, adems, reclaman bases aliadas en sus territorios. Pases, por otra parte, cuyos gobiernos en algn caso, como Ucrania, han sido directamente designados por Estados Unidos tras el golpe de Estado y las decisiones de su diplomacia. Victoria Nuland, del Departamento de Estado norteamericano, tiene mucho que ver con la designacin de Poroshenko. En otros casos, como en los pases blticos y Polonia, la influencia norteamericana es determinante. Los papeles se reparten con precisin entre los socios: en junio de 2916, y el ministro de exteriores turco, Mevlt Cavusoglu, achacaba a la actitud agresiva de Rusia la necesidad de ampliar el escudo antimisiles, que reclamaba junto con sus colegas rumano y polaco, todos miembros de la OTAN. Hay que tener en cuenta que existen planes de la OTAN para crear una Flota del Mar Negro con fuerzas de Rumana, Turqua y Bulgaria y supervisin norteamericana, aunque el gobierno de Sofa mantiene reticencias al proyecto. A destacar que los buques estacionados en la base norteamericana de Rota, en Espaa, han sido tambin utilizados para misiones de patrullaje en el Mar Negro, causando incluso incidentes como en junio de 2015 cuando el USS Roos navegaba a poca distancia de Crimea, lo que oblig a un caza ruso Su-24 a realizar un sobrevuelo de advertencia.

La visita de Kerry a Ucrania en vsperas de la cumbre de Varsovia, consigui el apoyo de Kiev a la creacin de esa Flota del Mar Negro. Significativamente, Poroshenko acudi a Varsovia, aunque su pas no forme parte de la alianza, y en la vspera del inicio de la cumbre, publicaba un artculo en The Wall Street Journal donde se declaraba dispuesto a ensear a la OTAN cmo combatir a Rusia. Obama y el gobierno polaco utilizaron un lenguaje similar, calificando como una de las ms graves amenazas a la OTAN la poltica de Mosc hacia Ucrania. Ambos, obviaron el apoyo y entrenamiento a mercenarios en Polonia, que actuaron en las semanas previas al golpe de Estado en Ucrania. A su vez, Witold Waszczykowski, el extremista ministro de exteriores polaco, calific de imperialista a Rusia. Andrzej Duda, el presidente polaco, que se felicit por la posible incorporacin de Montenegro a la OTAN, afirm el apoyo de su pas al despliegue de nuevas fuerzas de la OTAN y la futura integracin (profundizacin de relaciones) de Moldavia, Georgia y Ucrania.

Todo ello, va acompaado de frecuentes campaas propagandsticas que preparan a la opinin pblica. As, por ejemplo, a finales de septiembre de 2014, el Financial Times (con fuentes del gobierno norteamericano) alertaba de que ese ao en Letonia se haban producido ciento cincuenta incidentes con aviones militares rusos, y que la aviacin de Mosc haba violado el espacio areo de Estonia en varias ocasiones. El mismo ao, se activaron las alarmas en el Bltico por la supuesta presencia de un submarino ruso en las costas suecas, asunto que durante meses preocup a la opinin pblica, hasta que se abandon la bsqueda del submarino; en 2015, se admiti que haba sido una falsa alarma, aunque se omitieron las explicaciones oficiales. El incidente fue convenientemente utilizado por las cancilleras de la OTAN.

Tras la cumbre de Varsovia, los dirigentes de la OTAN y el gobierno norteamericano han vuelto a insistir en que el despliegue no busca el enfrentamiento con Rusia, sino que es estrictamente defensivo y disuasorio, pero puede imaginarse qu pensaran los responsables del Pentgono si Mosc decidiese, de acuerdo con La Habana, desplegar tropas y armamento cerca de las fronteras norteamericanas. La OTAN es el nico bloque militar existente, y aunque declara que su misin es mantener la paz y defender a los pases miembros, ha incendiado Oriente Medio, que est fuera de los lmites de su tratado fundacional, y sus ataques en Yugoslavia o Libia son difciles de entender como operaciones defensivas o de mantenimiento de la paz. Porque la OTAN no es una organizacin defensiva: como puso de manifiesto Daniele Ganser en su investigacin, la alianza ha organizado actos terroristas, y su lgica es la imposicin y la guerra. No es extrao que el general Leonardo Tricarico, que fue jefe de la Aeronutica italiana y responsable de la Fuerza Area de la OTAN durante la guerra de Kosovo, mantenga que Estados Unidos estimula el temor a Rusia entre las ex repblicas soviticas para justificar el rearme, y que considere absurdo que la alianza occidental tuviera que reaccionar ante la situacin en Ucrania dado que ni ese pas ni Rusia forman parte de la OTAN.

En la primera reunin del Consejo Rusia-OTAN, despus de la cumbre de Varsovia, el gobierno ruso, a travs de su representante permanente en Bruselas, Alexandr Grushk, ha exigido que la OTAN suspenda su rearme en el Este de Europa y el desarrollo del escudo antimisiles, que considera una agresin y desestabiliza la seguridad colectiva. Putin afirm en el parlamento ruso que la creciente agresividad de la OTAN y el acercamiento militar a las fronteras rusas fuerza a su pas a tomar decisiones.

Vclav Havel, que recorri el camino desde una supuesta disidencia democrtica hasta una agresiva militancia pro norteamericana, dijo que OTAN significa solidaridad, y que su accin protege la cultura y la civilizacin, aunque se abstuvo, hasta el final de su vida, de emitir la menor crtica ante la evidencia de las matanzas protagonizadas por la alianza occidental en Yugoslavia, Kosovo o Libia, todas realizadas violando la legalidad internacional y sin tener mandato de la ONU. La OTAN fa su estrategia a los hechos consumados, con el asentimiento de los gobiernos aliados, procurando no alarmar a la opinin pblica con una cautelosa poltica informativa que busca sacar del primer plano de la actualidad la evidencia de la progresiva militarizacin y la confirmacin de que las decisiones de Varsovia suponen el mayor rearme desde el final de la guerra fra. La cita militar de Varsovia inaugura peligrosos tiempos nuevos: Estados Unidos, que aora la dbil Rusia de Yeltsin, no ha podido encajar que no est ya en condiciones de dictar su poltica a Mosc ni a Pekn, y se lanza a una oscura travesa para disear el futuro con ojos y manos militares.

Acta Fundacional OTAN-Rusia: Revista de la OTAN, n 4, julio-agosto 1997. Puede consultarse en www.nato.int

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter