Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2016

Un pequeo sindicato pone contra las cuerdas al bufete que dise la reforma laboral del PP

Danilo Albin
Pblico.es


Los trabajadores de la multinacional Zardoya OTIS en Mungia (Bizkaia) consiguen una resolucin histrica del Tribunal Supremo: la empresa deber readmitir a sus compaeros despedidos y reabrir su planta en ese municipio. Enfrente tenan al influyente gabinete de abogados Sagardoy, el mismo que defendi a Coca-Cola y asesor al gobierno de Rajoy.

Es la historia de David contra Goliat. En este caso, David trabaja de instalador de ascensores y Goliat redacta reformas laborales. Tras casi dos aos de lucha, los trabajadores de la multinacional Zardoya OTIS en Mungia (Bizkaia) han conseguido que el Tribunal Supremo (TS) en Pleno ratifique la nulidad de los despidos de 12 trabajadores de esa planta entre los que se encontraban dos miembros del comit de empresa-, cerrada hace unos diez meses. La fra letra de la resolucin judicial contiene un dato de enorme trascendencia: la compaa est obligada a reabrir sus puertas y readmitir a los despedidos.

Los David de este conflicto laboral tienen enfrente a uno de los Goliat ms poderosos del mundo jurdico. La empresa OTIS con ms de tres mil empleados, y que cuenta con el asesoramiento legal de Sagardoy, el influyente gabinete de abogados que dise la reforma laboral del PP. Este despacho madrileo tambin es conocido por su participacin en el conflicto de Coca-Cola, donde defendi los EREs de la empresa. En esa ocasin, el TS le propin una bofetada histrica: aquel despido colectivo fue declarado nulo por el tribunal, que dictamin que se haba vulnerado el derecho de huelga.

Si la primera gran derrota de Sagardoy Abogados vino en una botella de refresco, la segunda ha llegado en ascensor. En un documento de 46 pginas, el TS desestima por completo el recurso planteado por Zardoya Otis S.A. contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del Pas Vasco (TSJPV) del pasado 21 de mayo de 2015, que declar la nulidad del despido de 12 trabajadores llevado a cabo en febrero de 2014 en la planta de Mungia, donde trabajaban 77 personas. Tambin anul el cierre de la planta ubicada en esa localidad vizcana, lo que ha supuesto un nuevo revs a la multinacional de los ascensores.

Estamos ante un dictamen histrico, afirma a Pblico Miguel Perera, representante de la Consultora Primero de Mayo, encargada de la asistencia a los trabajadores del sindicato Zutik Accin Sindical. Se trata de una pequea agrupacin obrera que naci en OTIS para hacer frente a las decisiones de la patronal y que, paradjicamente, ha obtenido una resolucin que afectar a todos los trabajadores del Estado. Hasta ahora, slo se consideraba despido colectivo si los afectados eran ms de treinta. Sin embargo, el TS ha confirmado que en aquellos centros de trabajo que ocupen a 20 trabajadores y se produzca el despido de diez, tambin ser catalogado como colectivo, explica Perera. La sentencia obliga adems a que se cumplan de manera simultnea tanto la directiva europea como el Estatuto de los Trabajadores, lo que implica una doble garanta, subray.

Quin puede ms?


En Mungia, un municipio golpeado por los cierres de varias empresas, esta resolucin tendr otra consecuencia de primer orden: Zardoya OTIS deber reabrir el centro de trabajo, lo que implica que las empresas no tienen capacidad unilateral para disear la poltica industrial, destaca Perera. El dictamen del TS es muy claro subraya el asesor de la Consultora Primero de Mayo-: la empresa tiene que volver a abrir el centro productivo y poner a los trabajadores en las mismas condiciones que tenan antes del despido colectivo. Sin embargo, Perera advierte que la compaa va a tratar de esquivar este fallo. Entonces yo planteara la siguiente interrogante: quin puede ms, la multinacional o la justicia espaola?, se pregunt.

A la espera de conocer la decisin de la patronal este jueves tendr lugar una reunin entre miembros del comit de empresa y la direccin-, los representantes del sindicato Zutik ya valoran lo conseguido como un autntico xito. Estbamos ante un cierre fraudulento, y as lo ha confirmado la justicia, seal a Pblico Xabier Arribas, uno de los responsables de esa organizacin sindical. A su lado estaban Santiago Fresneda y Aitor Parga, compaeros de batalla en esta gesta histrica. La sentencia supone haberle ganado a una multinacional, destacaron.

Por su parte, Perera considera que esta victoria ha sido posible gracias a tres factores clave: perseverancia, estrategia sindical y un adecuado asesoramiento, aspectos que han marcado el largo camino que empez en Mungia y que ha concluido en el Supremo. El cierre del rea de produccin y los consiguientes despidos de 12 trabajadores se registraron en 2014, pero previamente hubo movilizaciones, huelgas y denuncias ante Inspeccin de Trabajo, puesto que la empresa se negaba a respetar los derechos de informacin y consulta del comit, record. De hecho, esas reclamaciones an estn pendientes de resolucin en otro juzgado de la capital vizcana.

Mientras tanto, los trabajadores de Zardoya OTIS se preparan para librar un nuevo captulo de su batalla: volver a sus puestos de trabajo en Mungia. Con ese objetivo en la mente, Perera advierte que an queda mucho por pelear. Hasta ahora, la multinacional ha hecho odos sordos a todas las sentencias que hemos ganado, alert. Lo nico que pretende aadi- es aniquilar completamente a una plantilla combativa.

Fuente: http://www.publico.es/economia/pequeno-sindicato-pone-cuerdas-al.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter