Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2016

Avanza el consenso en la ONU sobre tratado vinculante para transnacionales

Sol Trumbo Vila
Alainet


Durante esta semana tiene lugar en la sede de Naciones Unidas en Ginebra la segunda sesin del Grupo de Trabajo Intergubernamental de Composicin Abierta para la elaboracin de un instrumento internacional, jurdicamente vinculante, sobre empresas transnacionales (ETNs) y otras empresas de negocios con respecto a los derechos humanos.

Estos trabajos se iniciaron a raz de la Resolucin A/HRC/26/9 de junio de 2014, un logro histrico despus de varios intentos fallidos en las ltimas cuatro dcadas para construir un instrumento jurdico vinculante sobre ETNs en Naciones Unidas.

Un aspecto particular de estas negociaciones, reconocido por los propios Estados participantes, es la fuerte presencia de la sociedad civil, tanto dentro como fuera del Palacio de las Naciones de Ginebra. Siguiendo el xito del ao pasado, la Campaa Global para Desmantelar el Poder Corporativo y Poner fin a la Impunidad (1), una coalicin de 200 movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y comunidades afectadas por las ETNs, ha organizado una semana de movilizacin durante esta semana con un exhaustivo programa de actividades.

Esta Campaa Global no slo ha sido capaz de movilizar decenas de delgados de todo el mundo que hacen llegar las voces de millones de afectados a la sala plenaria donde se est discutiendo el contenido, alcance, naturaleza y forma del futuro instrumento internacional. Por dos das, la Campaa Global ha tenido su propio espacio de trabajo divulgativo y de planificacin estratgica en la Plaza de las Naciones, justo en frente del Palacio de las Naciones Unidas.

Esta forma de accin de las luchas contra la impunidad, en Ginebra recoge las experiencias de los Foros Sociales Mundiales y la ocupacin de las plazas ocurridas desde el ao 2011. La accin directa en el espacio pblico como prctica poltica que impide ocultar la problemtica social, y la creacin de espacios auto-gestionados donde desarrollar proyectos comunes independientes. Gracias a ello se han presentado y discutido trabajos sobre la privatizacin del agua, la industria militar y la misma democracia; examinar los efectos de la industria extractiva; y como trabajar de manera conjunta en el futuro en materia de investigacin y comunicacin.

Sin embargo, los miembros de la Campaa no se han limitado a la accin directa en el espacio pblico, han presentado conjuntamente 6 propuestas para ser incluidas en el tratado en discusin . Y participan de acciones de incidencia y accin ante las delegaciones oficiales junto con el conjunto de ONGs de la Alianza por el Tratado , de la cual tambin es parte e impuls su fundacin.

Las propuestas inciden desde el marco general el enfoque y alcance del Tratado, hasta mecanismos muy concretos para hacer frente a la impunidad existente. En los primeros das de trabajo, los Estados y panelistas invitados han repasado la adecuacin de los instrumentos internacionales existentes. La opinin general de los Estados y actores sociales participantes es que los marcos voluntarios sin obligaciones no son suficientes para hacer frente a las violaciones derechos humanos en las que las ETNs son las principales responsables. La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ha sido un fracaso, como se ha recordado en la sala exponiendo ejemplos paradigmticos como el de Chevron (antes Texaco) en la Amazona Ecuatoriana que, entre otros crmenes cometidos durante dcadas, han hecho desaparecer a dos pueblos originarios. Otro trgico ejemplo es el desastre de Rana Plaza en Bangladesh, donde resultaron muertas ms de mil personas que trabajaban para las mayores transnacionales del sector textil, como la espaola Zara.

Los modelos de negocio de estas ETNs con complejas cadenas de valor con mltiples subcontrataciones, constatan la necesidad de legislar las obligaciones extraterritoriales de los gobiernos en relacin a las ETNs y los derechos humanos, y la responsabilidad solidaria y mancomunada de las ETNs con sus directores y cadenas de valor, dos de las propuestas concretas de la Campaa Global. Uno de los caballos de batalla de aquellos que se oponen a los instrumentos vinculantes son los Principios Gua de Ruggie, aprobados por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en 2011 y en proceso de implementacin. Estos principios han sido tan cuestionados como la RSC en Ginebra, al evidenciarse la falta de acceso a la justicia de comunidades afectadas por violaciones cometidas por ETNs que no implementan voluntariamente medidas efectivas. Frente a ello, la Campaa Global propone la creacin de un Tribunal Internacional sobre ETNs y derechos humanos.

La necesidad de tomar en consideracin el rol de Instituciones Financieras Internacionales (como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial) no escapa a las propuestas y el anlisis de la Campaa Global. El rol de estas instituciones en la financiacin de grandes proyectos llevados a cabo en su gran mayora por ETNs merece una consideracin especial, y se propone que estn obligadas a asegurar que los proyectos financiados respeten los derechos humanos, y de no ser as, puedan ser juzgadas de acuerdo a los trminos del nuevo tratado.

En las ltimas dcadas, la actuacin de las ETNs ha venido de la mano de un incremento sin precedentes de la firma de Tratados de Libre Comercio y Tratados Bilaterales de Inversin. El mensaje de la Campaa Global es claro, los derechos humanos deben primar sobre los derechos comerciales, conocidos como Lex Mercatoria. Uno de los momentos que ha evidenciado la desconexin con la realidad o falta de argumentos de los opositores al nuevo tratado vino de la mano del representante de los negocios internacionales de empresas estadounidenses, afirmando que los Tratados de Libre Comercio son "una forma de proteccin de los derechos humanos".

Aunque falta varios das para finalizar la sesin, la presencia de ms Estados que el ao anterior augura un buen futuro a este proceso. No llama la atencin la ausencia de estados relevantes como Estados Unidos, Canad, Reino Unido, cuyo compromiso con opciones que no obliguen a sus transnacionales les impide participar, a pesar de que habra espacio para que se unan al proceso. La entrada de la Unin Europa, aunque presenta grandes reservas y reitera la necesidad de involucrar a los actores empresariales, es tambin positiva. Especialmente cuando los pueblos afectados por las ETNs, organizados para este proceso, estn demostrando su capacidad de marcar la agenda del nuevo Tratado.

Nota:

1) https://storify.com/StopCorporate/la-resistencia-a-la-impunidad-de-las-transnacional 

Sol Trumbo Vila es investigador en el Transnational Institute (TNI) y activista en varias redes internacionales como la Campaa global para desmantelar el poder corporativo y poner fin a la impunidad".

Video: https://www.youtube.com/watch?v=zDGgFKNDEK4 

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/181252



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter