Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2016

CIE: las intiles crceles de sin papeles

Ter Garca
Diagonal

Desde las organizaciones civiles sealan que las deportaciones realizadas desde los centros de internamiento no superan el 1% de las personas que emigran.


Varios agentes de polica te reciben y te hacen entrega de una fina colchoneta parecida a las que hay en los calabozos de las comisaras, un juego de sbanas y un pequeo kit de aseo. Te llevan a una habitacin con literas que compartes con entre cinco y siete personas ms. Con un poco de suerte no tendrs que conocer la sala de aislamiento durante los hasta 60 das que podrs estar ingresado aqu. Acabas de llegar al Centro de Internamiento (CIE) de Aluche, una de las nueve instalaciones que existen en el Estado espaol destinadas a encerrar a las personas en situacin irregular hasta que son deportadas.

Los CIE se crearon en Espaa, a nivel legal, con la primera Ley de Extranjera de 1985, como uno de los escalones de una poltica migratoria que pasa por la instalacin de cuchillas para evitar el salto de la valla en Melilla y Ceuta; convenios con pases como Mauritania y Marruecos para la gestin de centros de este tipo en su territorio; redadas por perfil tnico dentro de nuestras fronteras ordenadas por el Ministerio de Interior de Prez Rubalcaba en 2010 y por la posterior deportacin.

En su artculo 26.2, la Ley de Extranjera establece la "posibilidad de acordar judicialmente, con carcter preventivo o cautelar, el ingreso en centros que no tengan carcter penitenciario de extranjeros incursos en determinadas causas de expulsin mientras se sustancia el expediente". Cuando, quince aos ms tarde, se puso en marcha el primer centro de internamiento, sus instalaciones no parecan una crcel, pero s un campo de concentracin.

El CIE de Tenerife, el primero a nivel estatal, abri sus puertas en 1999 en las instalaciones del antiguo aeropuerto de la isla. Las cerr cinco aos despus, a raz de las continuas denuncias realizadas desde organizaciones sociales por las condiciones infrahumanas que se vivan dentro. En sus 1.500 metros cuadrados, llegaron a estar hacinadas alrededor de 1.300 personas.

El CIE de Aluche fue inaugurado el 28 de junio de 2005 durante el Gobierno de Zapatero en un complejo de 10.000 metros cuadrados que supuso una inversin de 11 millones de euros, ubicado en el mismo sitio donde antes se encontraba el hospital de la antigua crcel de Carabanchel. Un ao despus abri sus puertas el CIE de Zona Franca (Barcelona).

Antes de la apertura del primer CIE ya se utilizaban dependencias policiales para internar a gente a la espera de su deportacin, segn explica a Diagonal el abogado Andrs Garca Berrio, miembro de la plataforma Iridia. "A medida que los procesos migratorios se fueron agudizando, se fueron utilizando espacios especficos", seala. Actualmente existen nueve CIE repartidos por todo el Estado: Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, Fuerteventura, Las Palmas, Algeciras y Tarifa. Cada uno tiene capacidad para albergar hasta 250 personas por un mximo de 60 das.

Los CIE se crearon siguiendo el modelo de Estados Unidos, que desde finales del siglo XIX comenz a confinar en la isla Ellis islote situado en el puerto de Nueva York a los europeos que intentaban llegar a la tierra de las oportunidades hasta que fueran deportados, una prctica que sigui despus en 1980, ya con haitianos y cubanos, en el Centro de Detencin de Guantnamo, y que no se legaliz hasta 1996.

Por su parte, el Parlamento Europeo contempl en la legislacin comunitaria la figura del CIE en diciembre de 2008, con la aprobacin de la Directiva 2008/115/CE, tambin conocida como 'de Retorno' o 'de la vergenza', sobre la poltica comn europea para la devolucin de ciudadanos en situacin irregular.

"La mera existencia de los CIE es en s una vulneracin de los derechos humanos al suponer un castigo de privacin de libertad por una falta administrativa", afirma Clara Garca, de SOS Racismo.

Entre las principales crticas a los CIE, desde esta organizacin apuntan a la vulneracin del derecho de asilo o la deficiente atencin mdica, problema que se visibiliz especialmente en 2011 con la muerte de Samba Martine en el CIE de Aluche y de Ibrahim Siss en el centro de Zona Franca, en Barcelona. Tambin la vulneracin del derecho a asistencia jurdica.

"Vemos que muchas veces hay personas que pasan sus 60 das sin haber visto a su abogado, y sin ms informacin que un folleto que, a veces, es prcticamente ilegible", detalla Clara Garca. En muchas ocasiones, los internos ni siquiera tienen ocasin de contar con un intrprete.

Sin embargo, una de las vulneraciones ms denunciadas tiene que ver con las agresiones y malos tratos que sufren muchos internos en este tipo de centros y que la mayora de las veces no llegan a la justicia porque las vctimas son deportadas.

Es posible cerrar los CIE

El pasado 28 de octubre, Madrid se convirti en la tercera ciudad que aprob una mocin para exigir el cierre de los CIE. "Aunque la decisin es del Gobierno central, es importante que desde las instituciones locales se inste al cierre", seala Clara Garca, que destaca tambin el papel de los internos que llevaron a cabo una protesta el pasado 18 de octubre en el CIE de Aluche y de la ciudadana que se moviliz en su apoyo. "Han conseguido que la agenda meditica mire a donde nunca mira", apunta.

Antes de Madrid, Barcelona y Valencia ya hicieron declaraciones institucionales en este sentido. En el caso de Barcelona, seguidas por acciones desde la Alcalda para presionar al Gobierno central, utilizando herramientas administrativas. Desde el Gobierno central, la respuesta ha sido reforzar las medidas de seguridad y, desde el PSOE, pedir explicaciones en cuanto a las vulneraciones de derechos humanos en estos espacios, pero sin cuestionar su existencia. Sin embargo, es posible echar el cierre a los CIE?

"La Directiva de Retorno permite, pero no obliga, a los Estados miembros tener centros de internamientos", explica Garca Berrio. A da de hoy, este tipo de centros existen en todos los pases de la Unin Europea. "El contexto europeo es absolutamente vulnerador de derechos", considera este abogado, que lamenta que la normativa europea permita hasta 18 meses de encierro.

Garca Berrio valora el modelo en poltica migratoria de pases como Ecuador o Argentina, pas este ltimo donde no ha sido hasta el actual gobierno de Mauricio Macri cuando se ha abierto un centro de internamiento de extranjeros. "Son dos pases que reconocen el derecho a la migracin, y eso hace que se plantee una poltica de flujos migratorios ms realista y menos represiva hacia el propio hecho de migrar", explica el abogado.

Segn detallan desde Iridia, la incidencia de estos centros en el control de flujos migratorios es "absolutamente irrisoria en cifras, pero no en cuanto a sufrimiento".

Los datos del Instituto Nacional de Estadstica les dan la razn: en 2014 hasta 300.000 personas abandonaron el Estado de manera voluntaria. Ese mismo ao, la cifra de personas expulsadas desde los CIE no super las 4.000. "Se podran cerrar los CIE maana y limitar las deportaciones forzosas al mnimo sin afectar los flujos migratorios. Para qu te vas a gastar el dinero y producir sufrimiento deportando de forma forzosa cuando mucha gente est dispuesta a volver a su pas de forma voluntaria en otro tipo de circunstancias?", se pregunta Garca Berrio. "Lo que hace falta es un cambio de paradigma", concluye.

Una atencin sanitaria privatizada

La atencin sanitaria en todos los CIE est gestionada, desde agosto de 2014, por la empresa privada Clnica Madrid. El contrato, por cerca de 1,05 millones de euros anuales, contempla la presencia de un mdico desde las 8h hasta las 22h entre semana y de 10h a 13h los fines de semana slo en los centros de Aluche y Valencia.

En el resto de centros de internamiento, la presencia de un mdico es an ms reducida. En Las Palmas, Tenerife y Fuerteventura, el mdico est presente slo durante un par de horas en los das laborables, dejando a los internos sin ningn tipo de atencin sanitaria en fin de semana.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/panorama/32128-cie-inutiles-carceles-sin-papeles.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter