Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Egipto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2016

Millones de personas expuestas a una muerta lenta debido a la creciente pobreza
La cola del pan en Egipto

Noor El-Terk
Middle East Eye



Vendedor ambulante de pan en la calle al-Mois, en el distrito de Jan al-Jalili de El Cairo (AFP)

Es una especie de muerte lenta. Con estas palabras, Soliman Bakar y su mujer resumen la situacin econmica en Egipto, donde los informes muestran que la situacin es cada vez ms insoportable, que hay muchas personas a las que les resulta imposible acceder a una alimentacin bsica y que otras que tienen que esforzarse mucho para poder llegar a fin de mes.

Bakar, padre de tres nios, es funcionario del gobierno. Cuando acaba su tarea, trabaja como taxista durante la noche y primeras horas de la madrugada. Tengo que hacer malabarismos para compaginar los dos trabajos y mi mujer tambin trabaja, pero incluso con los tres salarios, apenas llegamos a fin de mes.

Los problemas no parecen acabar nunca, no importa adonde mires, cada vez tienes que enfrentarte a ms dificultades. El precio del gas, la electricidad, el agua, el petrleo, todo ha subido repentinamente. Ahora que el precio de la comida se ha disparado, la libra ha tomado tambin el mismo camino. Ya no podemos conseguir la leche subvencionada que dbamos a nuestros hijos. Las medicinas han cuadruplicado su precio, eso si puedes encontrarlas. Los farmacuticos estn dicindonos que escasean miles de medicinas, incluidos los medicamentos para la insuficiencia cardiaca y renal. Nos estn matando.

Con su hija ms pequea en la escuela elemental, el mayor temor de Bakar es tener que acabar con la inocente adoracin que su hija siente hacia l. Todava cree en su padre, en su hroe. Me siento un intil, dice desalentado. No hay nada que un padre desee ms que poder proporcionar lo mejor a sus hijos. Pero, cmo? Con qu cara voy a mirar a mis nios?.

Bakar no est solo en su lucha. Ahmed, abogado, desglos los gastos del mes de su familia para ilustrar una situacin cada vez ms desesperada.

Bien, 1.250 libras egipcias se van al alquiler. La electricidad, gas y agua suponen 500. Los estudios de mi hermano pequeo 1.000, y la comida 2.000 y eso sin incluir los gastos personales ni el transporte.

Su salario? 1.500 libras egipcias (LE), casi tres veces ms que el umbral de la pobreza, que se ha fijado en 500LE al mes, el equivalente a 45. Honestamente, no s cmo estamos viviendo ni cmo llegamos a fin de mes. Cmo estamos sobreviviendo? No podra decirle. Slo Dios lo sabe.

Aunque los datos oficiales de los egipcios que viven bajo el umbral de la pobreza es de un 28%, la cifra alcanza el 60% en el Alto Egipto y parece seguir al alza.

Yasmina Ali, madre soltera, es una de los miles de egipcios que viven bajo el umbral de la pobreza y a la que le resulta muy difcil, al ser el nico sostn de la familia, mantenerla con esos ingresos.

Cmo puede alguien vivir con 500LE y hacer frente a todos los gastos de tres hijos? Los gastos de la casa, del transporte, de los estudios Hemos pasado meses sin probar la carne ni la fruta, y dos de los chicos trabajan haciendo chapuzas para poder pagarse los estudios.

Fruta? La fruta es un lujo. Necesitamos antes aceite y arroz, e incluso ni podemos encontrar estos productos bsicos, eso si puedes permitrtelos. Y si eres tan afortunado como para encontrarlos en alguna tienda privada, se niegan a venderte ms de un kilo o dos.

La falta de carne a precio asequible ha llevado a la explotacin, con un fenmeno impactante de carniceros tratando de vender carne de burro como si fuera carne de vacuno. La explotacin y corrupcin no son nuevos en Egipto ni tampoco la venta de carne de burro. Sin embargo, lo que s es nuevo son las reiteradas afirmaciones de una serie de especialistas que tratan de convencer a la gente de que comer carne de burro es sano.

Hussein Mansur, director de la organizacin de seguridad alimentaria, una agencia del Ministerio de Sanidad, cre gran controversia cuando dijo que era prcticamente imposible diferenciar entre los diferentes tipos de carne, ya fuera burro, gato o perro, si se presentaba picada. Lofty Shawer, un exfuncionario del Ministerio de Sanidad, declar que la carne de burro haba ayudado a afrontar las carencias de la dieta en los ltimos aos.

Escndalos en la seguridad alimentaria

Ha habido tambin gran preocupacin por la seguridad y calidad de la comida producida a nivel local. Cada vez estoy oyendo hablar ms de casos de personas envenenadas por la fruta y las verduras. Aunque puedas permitrtelas, desconocemos el riesgo que estamos corriendo, dice Ali.

La investigacin por el envenenamiento que se produjo en la escuela Awlad Nour en Manzala a primeros de mes, donde 33 alumnos de secundaria se pusieron enfermos tras ingerir unas bolsas de palomitas que les vendieron y que estaban caducadas, descubri que el dueo del supermercado haba cambiado las fechas que aparecan en el paquete.

Este incidente es slo uno entre muchos en una serie de sucesos recientes relacionados con la seguridad alimentaria. A primeros de ao, un brote de hepatitis A, al parecer causado por fresas exportadas de Egipto, dio lugar a que las cadenas de supermercados retiraran de sus estanteras todos los productos egipcios.

Ahmed, el abogado, afirmaba que gran parte de los productos locales estn contaminados debido al agua contaminada que se estaba utilizando a raz de una sequa causada por la construccin de una presa gigante en Etiopa que est reduciendo el caudal del Nilo en Egipto. Debido a la escasez de agua tras la construccin del presa Renacimiento en Etiopa, fue necesario encontrar fuentes alternativas y las cosechas se regaron con agua reciclada del sistema de alcantarillado.

El agua est siempre sucia, turbia y en ocasiones casi marrn. Los nios estn siempre enfermando, dice Yasmina Ali.

La preocupacin por la seguridad alimentaria no es nada nuevo. Rusia, uno de los mayores proveedores de trigo de Egipto, dijo que prohibira la importacin de frutas y verduras egipcias despus de que su rgano regulador dijera que el producto violaba las normas internacionales. Pero las especulaciones del momento alegaron que era una represalia por la debacle del trigo de principios de aos, cuando el Ministerio de Agricultura egipcio restableci su poltica de tolerancia cero a la importacin de trigo contaminado de hongos, dificultando enormemente las compras de grano.

Egipto estuvo deshojando la margarita respecto a las regulaciones del cornezuelo, un hongo del grano, ante las afirmaciones de que causa cncer. El cornezuelo puede causar alucinaciones si se consume en grandes cantidades pero se considera inofensivo en las pequeas. A principios de ao, la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO, por sus siglas en ingls) llev a cabo una evaluacin de riesgos y encontr que el cornezuelo no supona amenaza alguna para las cosechas egipcias. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura cre un comit para que investigara los riesgos y los resultados concluyeron que debera importarse el trigo de regiones en las que los ltimos envos no contenan cornezuelo, como Rusia, Ucrania, Letonia y Lituania.

A medida que la disputa por la seguridad del trigo importado continuaba, los mercados globales cogieron miedo ante la estipulacin egipcia de tolerancia cero ante el cornezuelo, anulando su decisin anterior, y cambiando despus de idea una vez ms antes de una licitacin.

Con estimaciones de alrededor de 11,5 millones de toneladas anuales, Egipto es actualmente el mayor importador de trigo del mundo, un cereal que sigue siendo una cuestin de vida o muerte en la que decenas de millones de personas dependen del vital sistema de subsidios del gobierno. Los cambios en los trminos de compra implican precios alimentarios an ms altos, muy lejos de las afirmaciones del gobierno de que estn intentando que los precios de los alimentos sean ms asequibles.

El suministro de pan a precios baratos es fundamental para la supervivencia del gobierno egipcio y las demandas de pan fue el grito caracterstico de la revolucin egipcia en 2011. Retrocediendo hasta 1966, un aumento en los precios del pan oblig al gobierno a desplegar tanques por las calles para calmar los disturbios que se organizaron.

Pan, libertad y justicia social

Fue con estas tres demandas: pan, libertad y justicia social, que el gobierno de Mubarak empez a desmoronarse en Egipto mientras miles de personas tomaban las calles en 2011 exigiendo su cada y que se satisficieran esas tres necesidades bsicas. Cinco aos despus, la libertad y la justicia social se estn erosionando velozmente y los precios estn por las nubes.

En un video impactante, grabado por testigos con la cmara de un telfono mvil, un taxista hasta ahora de nombre desconocido- se autoinmol frente a un centro del ejrcito en Alejandra despus de gritar crticas contra el gobierno del presidente Sisi y protestar por los altos precios y pobres condiciones de vida. En ese acto, el desesperado taxista fue un reflejo del vendedor ambulante tunecino que hace seis aos se peg fuego, ayudando a encender la chispa de lo que se luego se llamara la Primavera rabe.

La situacin econmica est muy mal desde hace bastante tiempo, pero se est agravando en una proporcin que muy pocos entre la poblacin esperaban. Y est a punto de dar un giro ms agudo an porque se espera que el gobierno elimine ms subsidios algo bastante inevitable- y devale la libra egipcia, explica el Dr. H.A. Hellyer, destacado miembro no residente del Atlantic Council y del Royal United Services Institute en Londres. Todo eso har probablemente que aumente la inflacin y los precios, por desgracia algo bastante inevitable, pero que va a golpear tremendamente a los sectores ms vulnerables de la sociedad, aade el Dr. Hellyer.

A medida en que la situacin econmica se agrava, un nmero cada vez mayor de personas est manifestando su preocupacin, por lo que en las redes sociales estn apareciendo muchos videos en los que los egipcios expresan abiertamente su frustracin y desesperacin por sus condiciones de vida.

La respuesta del gobierno se ha limitado a decir perogrulladas aconsejando a la gente que se estreche el cinturn, y en una medida quiz an ms chocante, les han pedido que donen su calderilla a Egipto

Crece la disidencia

Tenamos esperanza en algunos de los planes del gobierno como los planes para construir una nueva capital o el canal de Suez, etc.- y confibamos en que pudieran mejorar nuestra calidad de vida; en cambio, lo que estamos viendo es un rpido deterioro de la economa, dijo Bakar. Todo est cada vez peor, la libra egipcia no tiene ya ningn valor, los jvenes estn mayoritariamente desempleados y cada vez ms dispuestos a arriesgar sus vidas en una migracin ilegal. Prefieren morir o ir a la crcel a quedarse y hacer frente a algo parecido a la muerte.

A medida que disminuye la fe en el gobierno, los disturbios en las calles van agudizndose con llamamientos para una Revolucin de los Pobres que se producira el 11 de noviembre prximo.

A pesar de las duras medidas implantadas por las fuerzas de seguridad, Solimon est decidido a ir. Estoy con la Revolucin de los Pobres. Hasta cundo voy a tener que quedarme sentado sin hacer nada aceptando esto que no es vida? Ir, piensas que a alguien le importa? Me darn una palmadita reconfortante o alguna bala se alojar en mi corazn, pero eso ya no me importa, dijo Bakar.

Y aadi: La gente est hablando alto y claro. Especialmente los jvenes, que estn sin empleo, sin nada que hacer; se han licenciado y cada vez estn ms inquietos y frustrados. La gente est desesperada.

En un momento sin precedentes de supresin de la disidencia, el pensamiento de salir a las calles parece audaz cuando no temerario. Desde que se aprob la ley contra las protestas, los agentes de seguridad se han dado mucha prisa en desmantelar, a menudo con fuerza brutal, cualquier forma de protesta en ciernes, y parece muy improbable que permitan que se repitan los acontecimientos del 25 de enero de 2011 que derrocaron a Mubarak.

Egipto no est a punto de caer en ningn caos social; la situacin econmica es apenas sostenible pero el rgimen que gobierna Egipto se muestra seguro mientras no haya alternativas al actual liderazgo que detenta el poder en Egipto, aadi Hellyer. Todo puede suceder y el 11 de noviembre est a la vuelta de la esquina, por tanto, las cosas podran cambiar pero no veo ningn indicio, al menos an no, de que el 11 de noviembre vaya a ser, en cualquier caso, algo ms que un fenmeno pequeo y localizado.

Noor El-Terk es una firme defensora de la justicia social, con especial inters por la regin de Oriente Medio y Norte de frica. Tiene un mster en Ingeniera Qumica.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/in-depth/features/between-uncertain-life-and-certain-death-making-ends-meet-todays-egypt-poverty-food-brad-wheat-254949777

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter