Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-11-2016

Sharp, los medios y el pensamiento duoplico

Pedro Santander
El Mostrador/MapochoPress


Nota: En Chile ejercen el poder dos duopolios: en lo poltico, medra del Estado una imitacin del sistema bipartidista de algunos pases desarrollados encarnada aqu por un solo bloque neoliberal, integrado por la derecha conservadora, incluso pinochetera, que ahora se hace llamar centro derecha, y su "rival", la Concertacin, ahora rebautizada como Nueva Mayora, que se hace llamar y todo el binomio se refiere a ella como la izquierda. En lo medial, este duopolio se refleja en los conglomerados El Mercurio/La Tercera y, por su hegemona ideolgica, todos los dems comulgan con esa misma visin neoliberal del mundo en que vivimos. Se trata de demostrar que el resto no existe, ni poltica, ni mediticamente. Este artculo, originalmente publicado el 2/11, es esclarecedor (MapochoPress).

Los medios no reflejan la realidad, lo que reflejan son relaciones de fuerza. Y es evidente que, en este feneciente ciclo postdictatorial, el bloque neoliberal conformado por Concertacin y Derecha tiene ms fuerza poltico-institucional y medial que las expresiones polticas emergentes. En este contexto, el marco interpretativo ms comn de los periodistas, sobre todo si carecen de autonoma intelectual, si son acrticos y trabajan en los medios que forman los dispositivos comunicacionales beneficiados y legitimados por el bloque del poder, ser el mismo que se ha usado hegemnicamente en los ltimos 25 aos.

A pesar de que el alcalde electo de Valparaso, Jorge Sharp, sac por s solo ms votos que la suma de los dos candidatos del duopolio poltico (Concertacin y Derecha), y que individualmente dobl a cada uno de ellos, a pesar de la contundencia de su campaa, recibi en comparacin con la que recibieron sus contrincantes duoplicos (Leo Mndez, PPD, y Jorge Castro, UDI), una esculida atencin de los medios hegemnicos.

Para los periodistas de esos medios, los hechos la materia prima del ejercicio periodstico fueron menos importantes que sus duoplicos hbitos mentales. Aunque los hechos saltaban a la vista y de manera contundente: por ejemplo, las Primarias Ciudadanas realizadas un fro domingo de junio, bajo una torrencial lluvia, a la que, no obstante, concurrieron ms de cinco mil porteos y porteas.

Se trat de un ejercicio poltico indito en Chile, primarias organizadas al margen de la institucionalidad, sin militares cuidando urnas y sin Servel, pero con un voluntariado que puso locales de votacin a disposicin del proceso (un caf en el Cerro Alegre, una escuela en Av. Argentina, la Poblacin Obrera en Cerro Cordillera, un local comunitario en Las Caas, un club deportivo en Cerro Florida), y con estudiantes de informtica que idearon un software para estar en lnea y garantizar la validez de los resultados.

Otro ejemplo: Sharp era el nico de los candidatos a alcalde que poda caminar junto a miles en las dos marchas convocadas por No + AFP en Valparaso. Su candidatura fue la nica que hizo un acto-concierto de cierre, en la Plaza Cvica, con una multitudinaria concurrencia. Tambin fue la nica que se atrevi con una caravana por el Puerto; fueron tantos los autos que se sumaron al enrevesado recorrido por la loca geografa portea, que la caravana se parti en cuatro.

Esos y otros fueron los hechos. Pero su contundencia material no pudo con la densidad ideolgica de las estructuras mentales adquiridas que muchos periodistas usan para interpretar la realidad, de modo que si el dato aun siendo terco no cuajaba con la interpretacin duoplica, o sea, neoliberal de la realidad chilena, era ignorado o, peor an, forzado, para que s calce con la visin (todava) hegemnica. As, se asuma periodsticamente que lo que define el futuro del pas sera solamente la disputa entre la Derecha y la Concertacin, es decir, que la disputa poltica solo se da al interior del bloque neoliberal.

Eso explica, por ejemplo, que en agosto 'Teletrece' hiciera una extensa nota a las elecciones porteas, pero solo entrevistara a Mndez (PPD) y a Castro (UDI). Hasta la esttica visual fue duoplica: la pantalla partida en dos, a la izquierda Mndez, a la derecha Castro. Luego, en octubre, diez das antes de las elecciones, 'Teletrece' presenta la nota La Batalla de Valparaso. Esta vez se visibiliza a los tres candidatos, pero bajo un marco explicativo duoplico: Aunque pocos le dan opciones de ser elegido, Sharp puede incidir en la medida en que le reste votos al sector oficialista.

De este modo, la periodista de 'Teletrece' present como candidato perdedor a quien dobl en votacin a los que ella daba por ganadores. De dnde proviene su interpretacin periodstica? Es su voz la que afirma que Sharp tiene escasas opciones? O a travs suyo estn hablando aunque ella no sea consciente de aquello otras voces? Pero incluso el departamento de prensa de UCV TV se supone, los mejores conocedores de lo que ocurre en Valparaso desconocieron a Sharp, ni una sola nota le dedicaron durante la campaa al alcalde electo, cuyo triunfo fue noticia nacional.

Recin cuando CNN Chile organiz y difundi, a fines de septiembre, un debate entre todos los postulantes a alcalde de Valparaso, Sharp dispuso de los mismos minutos televisivos que los candidatos del duopolio. Y el impacto fue tal, que este fue el primer y ltimo debate al que Mndez (PPD) y Castro (UDI) asistieron, negndose a todos los dems.

Esto ocurre porque los medios no reflejan la realidad, lo que reflejan son relaciones de fuerza. Y es evidente que, en este feneciente ciclo postdictatorial, el bloque neoliberal conformado por Concertacin y Derecha tiene ms fuerza poltico-institucional y medial que las expresiones polticas emergentes. En este contexto, el marco interpretativo ms comn de los periodistas, sobre todo si carecen de autonoma intelectual, si son acrticos y trabajan en los medios que forman los dispositivos comunicacionales beneficiados y legitimados por el bloque del poder, ser el mismo que se ha usado hegemnicamente en los ltimos 25 aos.

Vendrn ahora todos los esfuerzos meditico-discursivos por forzar el dato de la realidad al statu quo, por redefinir duoplicamente el triunfo porteo. Se dir sobre todo desde Santiago y por santiaguinos que creen conocer Valparaso, aunque nunca han cruzado la Avda. Alemania que no gan la izquierda en Valparaso, ni menos que se abre una tercera opcin, que el triunfo es menos poltico de lo que parece (antes bien, solo ciudadano), que es un hecho aislado que no explica nada nacionalmente, que, por lo tanto, la autonoma de esta candidatura con los defensores del modelo y con el empresariado no fueron variables importantes.

No importa. Lo emergente, lo nuevo, lo telrico, el topo de la historia, aunque asome y su nariz est a la vista como lo estuvo en Valparaso no ser ni aquilatado ni comprendido por los discursos duoplicos, ni por sus medios o sus analistas. Est demostrado que solo los medios con autonoma crtica saben maniobrar interpretativamente en tiempos turbulentos; los medios apegados a las estructuras de poder establecidas no tienen capacidad de realizar periodismo anticipativo.

Son ellos lo que no entendern que, de repente, cuando los despertaron, la izquierda todava estaba all.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter