Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2016

El neoliberalismo de la financiarizacin y el rechazo a Hillary

Juan Luis Berterretche
Rebelin


El resultado electoral en EUA, no fue sorpresivo para aquellos que no se tragan las mentiras cotidianas de los grandes medios, cuyo vaticinio era un triunfo aplastante de Hillary. Se trata de un rudo golpe al establishment. En especial a sus dos pilares principales: Wall Street y corporaciones de la industria armamentista. Hillary era la candidata de esos dos grupos empresariales que la taparon de dlares en su campaa. Pero lejos de prever que el surgimiento de Bernie Sanders era una alerta al establishment, descartaron el descontento social como participante electoral y les explot la mquina clintonita en las manos. En esta nota sobre las consecuencias de la financiarizacin, expondremos algunos sntomas estadsticos que muestran el desmoronamiento de Estados Unidos y sus adeptas economas avanzadas. El resultdo electoral se trata ms de un gran rechazo al establishment que el triunfo electoral de un millonario fascista. Y el voto descontento fue una forma implcita de votar contra la financiarizacin de la economa y sus mltiples daos sociales.

Como fuerza de progreso, el capitalismo toc techo, y su famosa destruccin creativa se ha convertido ya en una creatividad a tal punto destructiva, que pone en serio peligro a la poblacin mundial y al propio planeta. (John Bellamy Foster Monthly Review, 28 octubre 2008)

En abril de 2008, es decir en el meollo de la crisis econmica financiera mundial Bellamy Foster lanz en Monthly Review: The Financialization of Capital and the Crisis, con certera caracterizacin de lo que estaba ocurriendo en la economa mundial y luego lo sintetiz en una nota de Monthly Review de octubre del mismo ao:

La insolvencia se est propagando por toda la economa, de los consumidores hasta los bancos, de stos a las empresas no financieras, y de stas, de nuevo al consumidor, cerrando un crculo vicioso. El hecho de que en las dcadas recientes la economa haya sido impulsada mayormente por la financiarizacin contribuye a agravar mucho el problema.... Es claro que estamos en medio de una de las mayores crisis en la historia del capitalismo. Lo que est pasando, ms que un mero pnico financiero, es la mayor devaluacin de capital, con dimensiones que todava son indeterminadas. Marx explic ya que, inexorablemente, el capital se sobredimensiona en un boom , y que en la crisis resultante una parte del capital se desvaloriza, permitiendo que el resto vuelva al circuito de la rentabilidad y al proceso de acumulacin y expansin. 

Pero esto aconteca en el liberalismo clsico, en el actual proceso de financiarizacin de la economa, lo que resta de la desvalorizacin del capital luego de la crisis no retorna al proceso de produccin, de acumulacin y nueva expansin, sino que se encamina con nuevo impulso a la especulacin financiera. Es lo que nos dice Bellamy Foster: 

Sin embargo, hasta cierto punto estamos ahora en terra incognita : se trata de una fase del capital monopolista financiero que en muchos aspectos no tiene precedentes...Nuestra experiencia en la segunda mitad del siglo pasado ha demostrado que el capitalismo, en su centro, slo es capaz de evitar el estancamiento mediante grandes gastos militares y, cuando esos gastos fueran probadamente insuficientes, mediante una enorme inflacin de valores de los activos y de especulacin, esto es, mediante la financiarizacin. 

Se desploma la productividad del trabajo en el G7

"La capacidad productiva del trabajo depende de una serie de factores, entre los cuales se cuentan el grado medio de destreza del obrero, el nivel de progreso de la ciencia y de sus aplicaciones, la organizacin social del proceso de produccin, el volumen y la eficacia de los medios de produccin y las condiciones naturales" (Karl Marx).

En los ltimos 250 aos el progreso humano medido a partir de la capacidad productiva del trabajo segn la definicin de Marx citada, tuvo un crecimiento espectacular expresndose en un incremento constante de las fuerzas productivas. Tanto el crecimiento de los bienes y servicios, los avances socio-demogrficos, niveles educacionales y de renta aumentaron en la gran mayora de los pases. La esperanza de vida al nacer de la poblacin mundial que estaba en torno de 25 aos en el ltimo cuarto del siglo XVIII, pas los 70 aos en el ao 2000. Pero esto es slo parte de la historia. Todos estos avances tuvieron un costo enorme en trminos de bienes naturales y de destruccin del planeta. Problemas que para el Capital nunca fueron una preocupacin primordial.

Pero adems los economistas Martin Neil Baily y Nicholas Montalbano de The Brookings Institution en setiembre de 2016, partiendo del convencimiento de que la productividad del trabajo humano es el factor ms importante de las posibilidades de aumento del nivel de vida a largo plazo, nos muestran que hubo una gran reduccin de la productividad en los pases del G-7 entre 1973 y 2013, que se caracterizaban por ser pases ricos y desenvueltos tecnolgicamente con alta intensidad de capital fsico y capital humano.

 

161019

En el perodo de dos dcadas, posterior a la segunda guerra mundial, etapa caracterizada por la alianza entre el fordismo y el keynesianismo, la productividad del trabajo estuvo en los pases del G-7 en torno del 3%. -alcanzando casi el 5% en Japn y superando el 4,5% en Francia. Pero inmediatamente luego de la crisis del petrleo en 1973 se inici una cada de la productividad del trabajo en dichos pases que contina hasta la fecha. Podemos apreciar en el grfico un repunte en Japn en mediados de la dcada del 80 que es posible atribuirlo al toyotismo y su intensificacin de la explotacin del trabajo. Y en fines de la dcada del 90 una leve recuperacin en EUA y Canad que los economistas atribuyen al avance de los computadores personales e Internet. Pero a partir de 2004, a pesar de los avances tecnolgicos, la productividad del trabajo volvi a caer. El economista neo-clsico estadounidense Robert Solow nos seala esta situacin afirmando que: se puede apreciar la presencia de los computadores en todos los lugares, excepto en las estadsticas de productividad. 

Los economistas burgueses tratando de explicar esta cada de la productividad del trabajo en muchos casos manejan consecuencias como causas. Algo tan evidente como la fecha de inicio del desmoronamiento de la productividad del trabajo coincidiendo con el comienzo y luego con la profundizacin del neoliberalismo de financiarizacin de la economa no se menciona. Los economistas Martin Neil Baily y Nicholas Montalbano sin sealar la causa principal, por lo menos nos indican que todo el perodo se caracteriza por un deterioro de la educacin y en especial de la educacin tecnolgica y del propio desarrollo de la tecnologa. Otros economistas mencionan el aumento de las desigualdades sociales, la degradacin ambiental, el peso de los dficits y del endeudamiento pblico y privado, todas consecuencias del actual proyecto neoliberal financiarizador.

Fin de la movilidad social ascendente en 25 economas avanzadas

Lo que se conoce como economas avanzadas entre los economistas liberales son aquellas que presentaron un gran crecimiento econmico en el siglo XX. Con Estados Unidos a la cabeza del grupo privilegiado, luego de haber desplazado al imperialismo ingls en la primera mitad del siglo XX. Se trata de economas que tuvieron gran acumulacin de capital con la explotacin colonial y semi-colonial hasta la dcada de los 60 del siglo pasado. Adems de EUA, fundamentalmente los principales pases de la Unin Europea, ms Japn, Australia y Nueva Zelandia. Estas economas de mayor renta facilitaron un proceso de movilidad social ascendente en sus poblaciones con expresin en mejores indicadores de desarrollo humano (IDH) que las generaciones precedentes.

Pero esta situacin cambi radicalmente a partir del ltimo gran impulso de financiarizacin mundial de la economa en el siglo XXI.

En la actualidad el porcentaje de la poblacin con renta reducida y declinando en las 25 economas nacionales ms avanzadas del planeta es: Italia 97% de la poblacin, Estados Unidos 81%, Gran Bretaa y Pases Bajos 70%, Francia 63%, y Suecia 20%. Debemos remarcar que el promedio en los 25 pases conocidos como de economa avanzada el porcentaje de poblacin con renta rebajada y en cada est entre 65 y 70 %.

El rendimiento real de cerca de 2/3 de las familias en las 25 economas avanzadas mencionadas, se mantuvo estable o cay entre 2005 y 2014. Y por los datos de la economa mundial podemos suponer que la situacin ha empeorado en los ltimos dos aos. Este destacable proceso iniciado en los aos previos a la crisis 2007-2008 y aumentado posteriormente por su aceleramiento de la financiarizacin econmica -lanzada y liderada por Estados Unidos y acompaada por el atlantismo de la Unin Europea- es su causa evidente. Ese 81% de declinacin de la renta de las familias en Estados Unidos intervino en la eleccin estadounidense derrotando a la representante del establishment .

Declinacin de la biodiversidad de las especies

El ndice de Planeta Vivo, que mide el nivel de abundancia de la biodiversidad en base a 14.152 poblaciones controladas de 3.706 especies de vertebrados, revela una tendencia de declinacin acentuada. En media, la abundancia de poblaciones de especies investigadas tuvo una declinacin de 58% entre 1970 y 2012. Las especies fiscalizadas son cada vez ms afectadas por las presiones provocadas por las actividades humanas no sustentables como la agricultura, la pesca, las minas, la sobre explotacin, las mudanzas climticas y la contaminacin que contribuyen para la prdida de hbitat y la degradacin.

Este exterminio de seres vivos no se puede separar de la economa poltica hegemnica del neoliberalismo financiarizado y su nefasta influencia sobre el medio ambiente mundial y sus poblaciones. No es casual que este alto descenso de especies de vertebrados en el mundo registrado por Planeta Vivo, coincide con los aos de implantacin y de mayor impulso del neoliberalismo y su desarrollo de las fuerzas destructivas actuando con sus nuevas tecnologas letales para los seres vivos y los recursos naturales del planeta.

Desde el inicio de la revolucin industrial y energtica el Capital descart los lmites obvios de utilizacin de los recursos naturales en un Planeta finito. Como si la explotacin de los bienes naturales pudiera obviar los lmites terrestres. Con el agravante, a partir de la expansin neoliberal actual, de un desarrollo de la creatividad destructiva dirigida contra los recursos naturales y ambientales con las tecnologas ms recientes. Como la minera a cielo abierto, el fracking, las semillas transgnicas o bio-degradadas y sus agrotxicos en extensos monocultivos -los conocidos como desiertos verdes-, la extraccin del petrleo en el ocano y el pre-sal, la desforestacin de los bosques y las selvas para extraer madera, para expandir la ganadera y la minera, etc.

A la vez todo este desenvolvimiento destructivo fue dentro de los mrgenes que impone el Capital como sistema, es decir garantizando siempre en el desarrollo de las sociedades humanas una desigualdad social, poltica, econmica y cultural creciente que imponga sin restricciones la explotacin del trabajo por el Capital, en aumento permanente. Explotacin que hoy alcanza unos grados insospechados que imponen a los trabajadores las nefastas condiciones de trabajo vigentes en el siglo XVIII.

Por eso es que junto a los distintos movimientos ambientalistas, los economistas marxistas del siglo XXI tienen la obligacin de considerar que la economa mundial camina hacia el estancamiento secular, a la vez que hacia un aumento permanente de las desigualdades sociales y hacia una gran crisis ecolgica y climtica. Y esto todo no es obra del azar sino del neoliberalismo de la financiarizacin.

Subordinacin de la tecnologa a la obsolescencia programada

Aqu es importante remarcar que dicha decadencia de la tecnologa -tecnologa que Marx menciona en su definicin de la productividad del trabajo como aplicaciones de la ciencia- proviene de un imperativo del neoliberalismo de la financiarizacin: la subordinacin total del desarrollo de la tecnologa a la Ley tendencial de la tasa de utilizacin decreciente de la mercanca y a la imposicin de la obsolescencia programada* en el conjunto del complejo industrial mundial del Capital, como nos indica Istvn Mszros.

La tasa de utilizacin decreciente de la mercanca es una de las leyes tendenciales ms importantes que engloban el desenvolvimiento capitalista. Tiene como condicin y origen directo la separacin del trabajador de los medios de produccin y la conversin de esos medios en capital. Realizada la separacin del trabajador de los medios de produccin, los objetivos de la produccin ya no estn atados y subordinados a las limitaciones de un consumo dado. Pueden anticiparse a ste e imponer una demanda conducida por la oferta. Como en el caso de la industria armamentista en varios pases. 

Como contrapartida: la desaparicin de los obstculos al consumo, as como el impulso a un estmulo -e incluso manipulacin de la demanda-, para el capital significa no poder limitar los procedimientos productivos que en los sistemas de produccin antiguos estaban regidos directamente por la demanda, evitando las crisis.

El capital no separa valor de uso (que corresponde directamente a la necesidad) y valor de cambio . Lo hace subordinando el primero al segundo. Una innovacin basada en la percepcin prctica de que cualquier mercanca, en un extremo de la escala, puede estar constantemente en uso o, en el otro extremo de las posibles tasas de utilizacin, absolutamente nunca ser usada, sin perder con eso su utilidad en lo que se refiere a las necesidades expansionistas del modo de produccin del capital. 

Como resultado, nuevas potencialidades productivas se abren al capital, cuyo sistema no sufrir cualquier consecuencia si la relacin de alguien con un producto dado, es caracterizada por la tasa de utilizacin mnima o mxima, pues esa tasa no afecta en absolutamente nada la nica cosa que realmente importa desde el punto de vista del capital: que una cierta cantidad de valor de cambio sea realizada en la mercanca en cuestin, a travs del propio acto de venta, independientemente de ser ella sujeta a uso constante, a poco o a ningn uso conforme el caso. El capital define til y utilidad en trminos de vendible, un imperativo que puede ser realizado bajo la hegemona y el dominio del propio valor de cambio.

Como Marx seala, el valor de cambio de una mercanca no aumenta si su valor de uso es ms consumido y con mayor provecho

Cuanto menos una mercanca es realmente usada y reusada en vez de rpidamente consumida, -lo que es perfectamente aceptable para el sistema- mejor es desde el punto de vista del capital: ya que tal subutilizacin torna vendible otra pieza de mercanca. De hecho esa tendencia a reducir la tasa de utilizacin real ha sido precisamente uno de los principales medios por los cuales el capital consigui alcanzar su crecimiento inconmensurable en el curso del desenvolvimiento histrico. 

La subutilizacin de los productos se impone por la manipulacin de la demanda (publicidad, etc), los imperativos de la moda y la obsolescencia programada para la mayora de las mercancas, entre otros mecanismos.

Cuando la crisis estructural del Capital comenz a manifestarse fue necesario utilizar mecanismos que impulsan al mximo la utilizacin decreciente de la mercanca por los consumidores. Por ejemplo: desde las fechas de vencimientos arbitrarias de los productos, hasta acortar la vida til de los bienes de consumo durable a travs de la eliminacin de la venta de piezas y de los servicios de mantenimiento y reparacin de las fbricas de electrodomsticos, por ejemplo. Y un mecanismo privilegiado, en ese sentido ha sido la obsolescencia programada.* 

Y aqu debemos sealar que la tasa de utilizacin decreciente se evidencia en la produccin de bienes y servicios tanto como en la produccin de bienes de produccin -maquinaria e instalaciones-.

Como contrapartida de la tasa de utilizacin decreciente, del otro lado de la ecuacin socioeconmica capitalista, encontramos como resultado de la dinmica interna y de las contradicciones antagnicas del capital- una adquisicin al principio altamente positiva, transformndose en su opuesto diametral, sin solucin imaginable en la estructura de produccin de mercancas.

En relacin al propio trabajo vivo, la tasa de utilizacin decreciente asume, con el pasar del tiempo, la forma de desempleo creciente. La ciencia y la tecnologa lejos de tener un sentido neutro est subordinada a la acumulacin de capital y por tanto, sus objetivos se expresan en la bsqueda del cumplimiento de la tasa de utilizacin decreciente.

Adems el sistema entra en una dinmica de enorme despilfarro de recursos naturales y toda clase de insumos de la industria y los servicios. Despilfarro que tiene que continuar en proporciones siempre crecientes.

Cuanto ms el modo de produccin y consumo se acerca a la tasa cero de uso de la mercanca -evitando la disfuncin del consumo real, mayor alcance tiene la produccin continua y la expansin ilimitada de sta, a la vez que disminuye en igual proporcin el consumo, por la prdida de puestos de trabajo con el avance de la tecnologa y el aumento de la desocupacin laboral.

*Se denomina obsolescencia programada u obsolescencia planificada a la determinacin, la planificacin o programacin del fin de la vida til de un producto o servicio de modo que tras un perodo de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa de servicios durante la fase de diseo de dicho producto o servicio ste se torne obsoleto no funcional, intil o inservible. La disminucin de la vida til de una lmpara elctrica, fue la primera forma de obsolescencia programada en el mercado capitalista. Ver: Cosima Dannoritzer, Comprar, Tirar, Comprar. La historia secreta de la Obsolescncia programada.

FMI -05 10 2016-: crisis en los bancos estadounidenses y europeos

Un nuevo informe del FMI sobre la estabilidad financiera global indica que a pesar de los enormes aportes financieros de la Flexibilizacin Cuantitativa (Quantitativie Easing) de la Fed y luego de los 16 billones (millones de millones) repartidos entre los grandes bancos estadounidenses y europeos, en operaciones de salvamento con dineros pblicos, el sistema financiero no se ha recuperado. A mediano plazo los riesgos continan a crecer. Y una recuperacin de las economas de EUA y la UE es algo altamente improbable, dentro de la financiarizacin.

El FMI advierte de que la herencia de la pasada crisis elevado endeudamiento, deterioro de los balances de los bancos, inversin anmica, entre otros sigue frenando la actividad global y el crecimiento potencial. Seala tambin que esta debilidad crnica (crecimiento muy bajo durante mucho tiempo), sobre todo en los pases desarrollados, ha supuesto que los factores polticos concentren los principales riesgos e incertidumbres para la economa mundial, destacando a la decisin de Reino Unido de abandonar la UE, las elecciones presidenciales en EEUU y las tendencias proteccionistas como los principales frenos para el crecimiento. Adems considera que los estmulos monetarios deberan mantenerse, pero siempre resultan insuficientes.

El informe del FMI dice que a pesar de los bancos estar mejor que en la crisis econmica de 2007-2008, cerca del 25% de los bancos estadounidenses y 30% de los europeos estn en una debilidad extrema y es difcil que puedan beneficiarse de cualquier auxilio para su recuperacin, si se abre un nuevo periodo de inestabilidad.

Es importante sealar el ejemplo europeo del Deutsche Bank . Desde el ao 2007, el mayor banco alemn ha perdido el 90% del valor de sus acciones, acumulan una prdida de ms de 50 % en lo que va el ao y estn en su menor cotizacin en dos dcadas. A la vez, los seguros de incumplimiento (CDS) llegan a niveles histricos.

Durante el desarrollo de la crisis bancaria en 2007-08 siguiendo el ejemplo estadounidense el Deutsche Bank se volc al mercado de hipotecas con la misma irresponsabilidad con que la banca de EUA introdujo las sub-prime. Proceso que era parte del atlantismo sub-sirviente europeo. Hoy el D epartamento de Justicia de EU le reclama un pago de 14 mil millones de dlares por la venta fraudulenta y lanzamiento de valores respaldados por hipotecas basura antes de la crisis financiera. El Deutsche Bank no est en condiciones de pagar ni la mitad de esa suma.

Segn Bloomberg, el director general del banco dijo no tener intencin de pagar, pero advirti estar redoblando esfuerzos para reducir costos y vender activos no estratgicos. El gobierno alemn desminti versiones de su pas que apuntaban que se estudiaba un posible rescate del banco.

Adems de los costos por mltiples litigios, el contrapeso principal del Deutsche Bank est en la cantidad de derivados de crdito que administra.

El ltimo reporte financiero indica que el volumen que trata de administrar de estos instrumentos envenenados es nada menos que 42 billones de euros, uno de los ms grandes a nivel mundial y equivalente a 14 veces el Producto Interno Bruto (PIB) anual de Alemania. Esta actividad en el rea de derivados de crdito exige elevadas cantidades de capital y esa es la principal razn por la que el banco tiene amenazada su existencia. Y es una herencia directa del atlantismo y la subordinacin de la Unin Europea al neoliberalismo de la financiarizacin.

Lejos de reconocer haber tomado el camino escabroso de la financiarizacin de la economa, el presidente del Deutsche Bank hace responsable de esta situacin a un aumento de la inflacin y de los rendimientos de los bonos, algo que prev que jaquear al banco durante ms de tres dcadas. Sin mencionar las verdaderas causas de su crisis. Lo que nos indica que clase de usureros tramposos dirigen el sistema bancario internacional. Y como cada vez logran ser menos crebles.

Referencias

John Bellamy Foster. The Financialization of Capital and the Crisis. April 2008, Volume 59, Number 11. http://monthlyreview.org/2008/04/01/the-financialization-of-capital-and-the-crisis/

Martin Neil Baily and Nicholas Montalbano. 2why ISU.S Productivity growth so slow? Possible Explanations and Policy responses. The Brookings Institution Setembre 01 2016 https://www.brookings.edu/wp-content/uploads/2016/09/wp22_baily-montalbano_final4.pdf

Robert Gordon and Erik Brynjolfsson debate the future of work at TED 2013 https://www.youtube.com/watch?v=ofWK5WglgiI

Richard Dobbs et. al. Poorer than their parents? A new perspective on income inequality , McKinsey Global Institute, julio 2016. http://www.mckinsey.com/global-themes/employment-andgrowth/debt-and-not-much-deleveraging

Informe Planeta Vivo 2016, WWF International Avenue du Mont-Blanc 1196 Gland, Suiza www.panda.org http://awsassets.panda.org/downloads/informe_planeta_vivo_2016.pdf

Mszros, Istvn, Para Alm do Capital, Editorial Boitempo, So Paulo, 2002, (Versin en portugus de Mszros, Istvn. Beyond Capital, Towards a Theory of Transition, Merlin Press, Londres, 1995) Marx K arl O Capital , So Paulo, Abril Cultural, 1983 v. 1/1

Cosima Dannoritzer, Comprar, Tirar, Comprar. La historia secreta de la Obsolescncia programada. Noruega 2010, Documental 52 RTVE 2011.

Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=24CM4g8V6w8

Leticia Hernndez|Jeanette Leyva Deutsche Bank es el prximo Lehman Brothers? El Financiero Mx. 29 09 2016 http://www.elfinanciero.com.mx/economia/deutsche-bank-es-el-proximo-lehman-brothers.html

Reuters Deutsche Bank estima poco crecimiento en prximos 35 aos 09 09 2016 http://www.elfinanciero.com.mx/economia/deutsche-bank-estima-poco-crecimiento-en-proximos-35-anos.html

Michael Hudson Killing the Host: How Financial Parasites and Debt Bondage Destroy the Global Economy [Matando al hospedero: como los parsitos financieros y la esclavitud por deudas destruyen la Economia Global] Paperback 20 08 2015.

Economic 'Recovery' Feels Weak Because the Great Recession Hasn't Really Ended, video entrevista de Kim Brown a Michael Hudson en The Real News Network. October 7, 2016 The Real News Network

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter