Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2016

Orar por la libertad
Por qu Israel quiere silenciar la llamada a la oracin en Jerusaln?

Ramzy Baroud
Counter Punch

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Cuando era pequeo siempre me tranquiliz el sonido del muecn llamando a la oracin en la mezquita principal de nuestro campo de refugiados en Gaza. Cada vez que oa la llamada muy temprano en la maana, anunciando con voz meldica que el tiempo para la oracin del fajr (amanecer) estaba encima de nosotros, saba que era seguro ir a dormir.

Por supuesto la llamada a la oracin en el islam, como el sonido de campanas de la iglesia, tiene un profundo significado religioso y espiritual, que ocurre cinco veces al da, durante los ltimos 15 siglos sin interrupcin. Pero en Palestina, tales tradiciones religiosas tambin llevan un profundo significado simblico.

Para los refugiados de mi campamento la oracin del alba significaba que el ejrcito israel haba salido del campamento poniendo fin a sus incursiones nocturnas, terribles y violentas, dejando a los refugiados detrs, algunos llorando a sus muertos, heridos o detenidos, y liberando al muecn para abrir las viejas y oxidadas puertas de la mezquita y anunciar a los fieles que haba llegado un nuevo da.

Era casi imposible ir a dormir durante esos das del primer levantamiento palestino, cuando el castigo colectivo a las comunidades palestinas en los territorios ocupados cruzaba todas las lneas tolerables.

Eso fue antes de que la mezquita en nuestro campo -el campo de refugiados de Nuseyrat en el centro de la Franja de Gaza- fuera allanada junto con otras mezquitas y el imn fuera detenido. Cuando las puertas de la mezquita fueron selladas por orden del ejrcito, la gente comn subi a los techos de sus casas durante el toque de queda militar y anunci el llamado a la oracin, como siempre.

Incluso nuestro vecino "comunista" -un hombre, que, segn nos dijeron, nunca haba puesto un pie en una mezquita en toda su vida- lo hizo!

Ya no era slo una cuestin religiosa, sino un acto de desafo colectivo, lo que demuestra que incluso las rdenes del ejrcito no silencian la voz del pueblo.

La llamada a la oracin significaba la continuidad, supervivencia, renacimiento, la esperanza y el abrigo un gran abanico de significados que nunca fue verdaderamente comprendido, pero siempre temdo por el ejrcito israel.

El ataque a las mezquitas nunca ces

De acuerdo con informes de Gobierno y de los medios, un tercio de las mezquitas de Gaza fueron destruidas en el ao 2014, durante la guerra de Israel contra la Franja. 73 mezquitas fueron totalmente destruidas por los misiles y las bombas y 205 fueron demolidas parcialmente. Esto incluye la mezquita de Al-Omari en Gaza, que data de 649 dC.

Est incluida la mezquita principal de Nuseyrat, donde el llamado a la oracin durante toda mi infancia me dio suficiente paz y calma para ir a dormir.

Ahora Israel est tratando de prohibir la llamada a la oracin en varias comunidades palestinas, empezando por la Jerusaln oriental ocupada.

La prohibicin se produjo slo unas pocas semanas despus de que la UNESCO, la organizacin de las Naciones Unidas encargada de la cultura y la educacin pas dos resoluciones de condena a las prcticas ilegales de Israel en la ciudad rabe ocupada.

La UNESCO exigi que Israel cese este tipo de prcticas que violan el derecho internacional e intentan alterar el statu quo de una ciudad que es el centro de todas las religiones monotestas.

Despus de organizar sin xito una campaa para contrarrestar los esfuerzos de la ONU, llegando al extremo de acusar a la institucin internacional de antisemitismo, los funcionarios israeles estn tomando medidas punitivas: castigar colectivamente a los residentes no judos de Jerusaln por el veredicto de la UNESCO.

Esto incluye la construccin de ms viviendas judas ilegales, la amenaza de demoler miles de casas rabes y, en los ltimos tiempos, la restriccin de la llamada a la oracin en varias mezquitas.

Todo comenz el 3 de noviembre, cuando un pequeo grupo de colonos del asentamiento ilegal de Pisgat Zeev se reuni frente a la casa del alcalde de Jerusaln, Nir Barakat. Exigieron que el Gobierno termine con la "contaminacin acstica" que emana de las mezquitas de la ciudad.

La contaminacin acstica de esta manera se refieren los colonos europeos que llegaron en su mayora a Palestina slo recientemente- son los llamados a la oracin que se han hecho en esa ciudad desde el 637 dC, cuando el califa Umar entr en la ciudad y orden respeto a todos sus habitantes, independientemente de sus creencias religiosas.

El alcalde israel fcil e inmediatamente se sinti obligado. Sin perder tiempo los soldados israeles comenzaron a asaltar mezquitas, incluyendo al-Rahman, al-Taybeh y al-Jamia,en la ciudad jerosolimitana de Abu Dis.

"Las autoridades militares llegaron antes del amanecer para informar a los muecines, los responsables de la llamada pblica a la oracin a travs de los altavoces de las mezquitas, de la prohibicin y exclua a los musulmanes locales de llegar a los lugares de culto", inform el International Business Times, citando a Ma'an y otros medios de comunicacin.

Rezar cinco veces al da es el segundo de los cinco principales pilares del islam, y el llamado a la oracin es la citacin de los musulmanes para cumplirese deber. Tambin es una parte esencial de la identidad intrnseca de Jerusaln, donde las campanas de la iglesia y la llamada a la oracin de las mezquitas a menudo se entrelazan en un recordatorio de que la coexistencia armnica es una posibilidad real.

Pero no hay posibilidad de tal coexistencia con el ejrcito israel mientras el Gobierno y el alcalde de la ciudad de la ocupada Jerusaln la transformen en una plataforma para la venganza poltica y el castigo colectivo.

La prohibicin de la llamada a la oracin no es ms que un recordatorio de la dominacin de Israel sobre la agraviada Ciudad Santa y un mensaje que el control de Israel supera a la existencia concreta y todas las dems esferas.

La versin israel del colonialismo casi no tiene precedentes. No se limita a buscar el control, va a por la supremaca completa.

Cuando la mezquita en mi antiguo campo de refugiados fue destruida y poco despus se sacaron algunos cuerpos de debajo de los escombros para enterrarlos, los habitantes del campamento oraban encima y alrededor de los escombros. Esta prctica se ha replicado en Gaza, en otro lugar, no slo durante la ltima guerra, sino en las anteriores tambin.

En Jerusaln, cuando se impide a los palestinos llegar a sus lugares sagrados, a menudo se concentran detrs de los puestos de control del ejrcito israel y rezan. Eso tambin ha sido una prcticapor casi cincuenta aos, desde la cada de Jerusaln por el ejrcito israel.

Ninguna fuerza de coercin ni rdenes de los tribunales son capaces de revertir esto.

Mientras que Israel tiene el poder de detener a los imanes, demoler las mezquitas y evitar las llamadas a la oracin, la fe palestina ha mostrado una fuerza mucho ms impresionante, porque de una u otra manera Jerusaln nunca dej de llamar a sus fieles y stos nunca cesaron de orar. Por la libertad y por la paz.

Ramzy Baroud escribe sobre Oriente Medio desde hace ms de 20 aos. Es un columnista internacionalmente reconocido, consultor de medios, autor de varios libros y fundador de PalestineChronicle.com. Su ltimo libro es My Father Was a Freedom Fighter: Gazas Untold Story (Pluto Press, London). Su sitio web es http://www.ramzybaroud.net/

Fuente: http://www.counterpunch.org/2016/11/17/praying-for-freedom-why-is-israel-silencing-the-call-for-prayer-in-jerusalem/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter