Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2016

Espaa no dejar de quemar carbn para bajar sus emisiones de CO2

Luca Villa
Pblico.es

El ministro de Energa, lvaro Nadal, descarta desde la cumbre del clima de Marrakech aprobar una ley para el cierre de las centrales trmicas.


El Acuerdo de Pars marc la senda a seguir: para evitar los peores efectos del cambio climtico es necesario transitar hacia una descarbonizacin de la economa, es decir, dejar de quemar combustibles fsiles, que es la principal causa del aumento de las emisiones de CO2 a la atmsfera. Pero el recin estrenado gobierno de Mariano Rajoy va a contracorriente.

En un encuentro con periodistas en la cumbre del clima de la ONU que se celebra estos das en Marrakech, el nuevo ministro de Energa, lvaro Nadal, ha descartado que el Ejecutivo tenga entre sus planes aprobar por ley un calendario de cierre de las centrales trmicas espaolas. Un cierre decretado de las centrales no se contempla. Ser el propio mercado el que vaya demandando menos carbn, ha justificado.

La quema de carbn es, precisamente, la razn principal de que Espaa haya aumentado sus emisiones de gases de efecto invernadero en los dos ltimos aos. Segn datos de Red Elctrica de Espaa, el uso de este combustible para generar electricidad se dispar un 23,4% en 2015 con respecto a un ao antes. Derivado de ello, se prev que las emisiones en nuestro pas aumenten en el mismo periodo entre un 3,5 y un 4%.

Espaa ha sido capaz de anunciar unas garantas para cumplir los objetivos de descarbonizacin sin tener una hoja de ruta consistente que permita saber cmo vamos a cumplirlos. Un gobierno que prioriza la concentracin de la produccin de la energa y el apoyo a sectores fsiles no puede liderar el cambio de modelo renovable, sean cuales sean las palabras de sus mximos responsables climticos, denuncia Ecologistas en Accin.

En un informe publicado este jueves, Greenpeace ha pedido el cierre de todas las centrales trmicas en 2025 y una "transicin justa" para los trabajadores y los territorios.

"Que vengan a la cumbre del clima a decir que no tenemos un plan de cierre del carbn es realmente preocupante para nuestra ambicin de lucha contra el cambio climtico. Una fecha de cierre tambin es necesaria para que las empresas y las regiones puedan planificar con tiempo un modelo econmico fuera de los combustibles fsiles", dice la responsable de campaa de Cambio Climtico de Greenpeace, Tatiana Nuo, a Pblico.

En Europa, Portugal, Austria, Reino Unido y Finlandia han definido ya un calendario de cierre para el carbn que oscilar entre 2025 y 2030. Por su parte, Blgica, Chipre, Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Malta forman parte de la lista de pases que ya no usan este combustible fsil.

El objetivo, "cumplir"

La ministra de Medio Ambiente, sin embargo, est tranquila. El acuerdo no dice cmo hay que cumplir, pero hay que cumplir. Espaa cumpli con el Protocolo de Kioto y est en condiciones de decir que cumplir con los objetivos a 2020, dijo Isabel Garca Tejerina este mircoles a los periodistas en Marrakech.

Aunque es cierto que Espaa ha hecho los deberes, no ha sido gracias a las polticas energticas de los sucesivos gobiernos. Por un lado, la crisis econmica supuso un freno importante al aumento de las emisiones hasta 2014; por otro, para cumplir con Kioto nuestro pas tuvo que gastar ms de 800 millones de euros en derechos de emisin que compensaran los excesos. Y es posible que, al ritmo al que siguen aumentando, se vuelva a ver obligado a pagar.

La otra asignatura pendiente en Espaa son las energas renovables. En contraste con el carbn, su aportacin a la produccin energtica de 2015 baj un 5%, segn el ltimo informe del Observatorio de la Sostenibilidad. El Gobierno ha anunciado una nueva subasta de energa renovable a finales de ao para poder llegar al objetivo impuesto por la directiva europea (cubrir un 20% de la demanda con energas limpias en 2020); pero la transicin hacia un modelo renovable sigue paralizada. En todo 2015, nuestro pas slo instal 49 nuevos megavatios de potencia fotovoltaica, frente a los 3.500 de Reino Unido, los 1.500 en Alemania o los 900 en Francia, segn datos de Unin Espaola Fotovoltaica, que apunt como principal causa la falta de voluntad poltica.

Fuente: http://www.publico.es/politica/espana-no-dejara-quemar-carbon.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter