Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2016

Argentina, un ao despus Entrevista con Hugo Yasky, dirigente sindical nacional
"Un balance claramente negativo"

Sergio Ferrari
Rebelin


Aires de renovacin modernizante para algunos. Desmantelamiento del Estado social para otros. A escasos das de cumplirse el primer aniversario de la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina el balance de su gestin es claramente negativo subraya Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) en entrevista exclusiva. La CTA, con cerca de 800 mil afiliados - una de las cinco grandes centrales sindicales del pas-, apuesta a la unidad del movimiento sindical y se ubica en el campo opositor. La derrota electoral del kirchnerismo el 22 de noviembre del 2015 y la llegada de Mauricio Macri al Gobierno el 10 de diciembre del mismo ao, con un programa poltico neoliberal, abrieron una nueva etapa de cambios en Latinoamrica. Apenas algunos meses ms tarde, la destitucin de Dilma Rousseff Partido de los Trabajadores- en Brasil reforz esta tendencia poniendo fin a ms de una dcada de gobiernos progresistas en dos de los principales pases del continente.

P: Doce meses del Gobierno de Macri. Cul es el balance desde la perspectiva sindical?

R:   Absolutamente negativo. Los ms perjudicados por las medidas del nuevo Gobierno fueron los trabajadores. Calculamos que para el fin del 2016 habr 400 mil personas que perdieron su trabajo, sea del Estado o de la actividad privada. Por cada despedido del sector formal contabilizamos uno del sector informal que pierde su trabajo. En igual periodo se da una enorme prdida del poder adquisitivo de los trabajadores. El Gobierno propone compensarlo con un bono de 2000 pesos unos 130 dlares- para fin de ao. Nuestros clculos indican una prdida salarial acumulada en estos doce meses de entre 12 mil y 14 mil pesos (800 a 950 dlares). Constituyen golpes dursimos a los sectores populares de parte de un Gobierno donde la mayora de su gabinete proviene de grandes empresas trasnacionales y donde el conjunto de las principales medidas econmicas y financieras son antipopulares.

P: Es decir

R: Decretaron una devaluacin de casi el 40% de la moneda nacional lo que licu el poder adquisitivo de los salarios. En paralelo decidieron quitar las retenciones a los exportadores de materias primas incluidos los dos ramos principales, es decir granos y carne- que implic un aumento del precio interno de los alimentos. Sin olvidar la decisin de pagar a los fondos buitres con recursos que hubieran podido ser desinados a atenuar el efecto de las medidas de ajuste. Y el aumento enorme del endeudamiento externo (ndr: en torno a 50 mil millones de dlares) que supera incluso al de la dictadura militar de los aos setenta.

P: Un modelo econmico que desmantela el Estado social?

R: Una de las promesas electorales de Macri fue llegar a la pobreza cero . La realidad nos indica que la pobreza aument significativamente en estos ltimos doce meses. Todos estos elementos definen la poltica de shock que aplican. Ellos buscaban enfriar la economa con el objetivo de bajar la inflacin. En realidad es como tratar de resolver la presin arterial de un enfermo ponindolo dentro de una heladera Puede bajar pero a costo de su propia agona.

P: Ha habido reacciones sociales ante esta nueva realidad?

R: La base social, los trabajadores, los sectores populares e incluso un sector de la clase media, se han movilizado activamente en estos ltimos doce meses. El 24 de marzo se realiz una marcha de repudio a los 40 aos del Golpe de 1976, que fue la ms masiva de estas conmemoraciones en los ltimos aos. El 29 de abril se realiz una marcha conjunta de las centrales sindicales por el 1ero de mayo- que fue multitudinaria. Ms tarde la Marcha Federal de septiembre, sorprendentemente masiva. La movilizacin logr impulsar una Ley Anti-despidos que fue aprobada en el parlamento y luego vetada por Macri quien sigui promoviendo su programa de ajuste con despedidos. En estos meses, el Gobierno ha debido ceder ante conflictos sindicales o sociales, en contra del cierre de empresas etc. En varias ocasiones retrocedi al darse cuenta que, de lo contrario, la nica opcin que le quedaba era la represin a gran escala y eso poda significar abrir una Caja de Pandora explosiva de proporciones y decidi conceder. Sin duda estas movilizaciones son el resultado de la experiencia acumulada en los 13 aos anteriores que se caracterizaron por una fuerte participacin social .

P: Las perspectivas para 2017

R: Algunos analistas afirman que el verdadero ajuste todava no comenz. Que todo lo que vivimos es solo una etapa previa. Y que el Gobierno especula en aplicarlo una vez pasadas las elecciones intermedias del ao prximo que tendrn una gran trascendencia para medir los campos polticos. Nosotros, en tanto sindicalismo combativo, no podemos negar que venimos de una derrota electoral. Nuestro gran desafo es que el desgaste social que intenta agudizar el Gobierno no nos termine convirtiendo en una simple expresin de voluntarismo poltico. Debemos seguir junto con la gente. Interpretando y dando respuesta al instinto de los trabajadores de movilizarse para defender sus conquistas y sus reivindicaciones. Atentos a cada movimiento y seal que nos lanza la realidad para coadyuvar a modificarla Interpretando tambin el carcter represivo del Gobierno que se traduce, por ejemplo, en la represin contra Milagro Salas y otros dirigentes sociales detenidos injustamente en Jujuy. Es una seal a no subestimar. Una advertencia a todo el movimiento sindical y social. A pesar incluso de la reaccin de la comunidad internacional, incluyendo las Naciones Unidas, que la consideran una presa poltica y piden su libertad inmediata.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter