Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2016

Caos poltico

Ramn Reig
Rebelin


Cuando era chico vi un chiste de Mingote cuyo mensaje quera decir que en Espaa haba tantos partidos polticos como habitantes. An no estbamos ni en la democracia y creo que Mingote se refera a que los latinos somos muy nuestros (por fortuna, aado yo) y que por eso ms vala dejar a la madre patria como estaba. Luego lleg la democracia y no pas nada, se cambi todo para que todo siguiera igual y adelante. Y luego la actual era postmoderna, muy divertida (rer por no llorar, cada vez se parece ms a la decadencia del imperio romano), donde en cierta medida se ha cumplido aquella posible intencionalidad de la vieta de Mingote que se pierde en mi mala memoria, con el riesgo consiguiente.

No hay un partido poltico por cada espaol pero s un mvil, un blog, una web, donde la gente se desahoga y donde todos somos los reyes del mambo. No hay soldados, todos somos generales, los curricula no sirven de mucho porque aqu el personal va sobrado. El relevo generacional se ha acelerado a destiempo y por eso la cosa est tan divertida y a la vez tan deplorable, estamos viendo en directo lo que se debe hacer en la sombra, la gente y los polticos van madurando su personalidad en vivo, delante de todos, y un becario puede pasar a ser ministro o rector. Es la consecuencia de querer convertir a todos en consumidores bajo consignas como: s libre, power to you, connecting people, igualdad, y otros sofismas. Ahora, por tanto, me parece necesario intentar aclarar el paisaje. Comencemos por la poltica que est muy arrebujada.

Esperanza Aguirre and company, a Alternativa Espaola (AES). Hala! A salvar Espaa! Felipe Gonzlez y sus seguidores, al PP, con Aznar. Rivera que refuerce Nuevas Generaciones, del PP. Borrell y semejantes, a un Partido Socialdemcrata que habr que fundar. Pedro Snchez y seguidores ms Izquierda Socialista, al PSOE o bien a Unidos Podemos, sector Errejn o bien Errejn y sus trotskistas, al PSOE con o sin Felipe y Susana, total, los trostkos suelen acabar con los sociatas para no estar con los comunistas de Stalin. Iglesias tendr que irse con sus feministas-leninistas a otro lado y los comunistas que no se avergencen de que Carrillo se entrevistara con Stalin a otro partido.

Claro que a la gente qu narices le importa todo esto si luego va a votar a una coleta bravucona, a una mujerona madraza andaluza, a un seor Rajoy que no s ni dnde ponerlo o a un nio guapo de colegio religioso de pago, apto para casarlo con la nia. Ganas de escribir para nada, cosas de viejos


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter