Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2016

Qu Repblica vamos a construir y a qu le temen los fachas

Enriqueta de la Cruz
Rebelin


La soberana es del pueblo y el pueblo no es un algo revolucionario, es la gente, pura y simplemente, la gente que vive y tiene el derecho y tambin el deber de coger las riendas de su destino cuando los gobiernos los lesionan continuamente, no respetan ni sobre lo que el papel (la Constitucin, por ejemplo) consta y se firma como pacto social, ni lo que se ha presentado en los programas electorales como ley, ni nada de nada: un mnimo derecho a techo, pan y, para ello, trabajo, por supuesto, independencia. Un mnimo de enseanza y sanidad de calidad, un mnimo de respeto.

Bueno, pues este pueblo que ha de recuperar la soberana, va a decidir, est decidiendo. Y el pueblo no parar en la historia hasta conseguir un mximo, en su afn legtimo y natural por acercarse al ideal humano, armnico y deseable. Es lo que se llama el progreso, en fin, lo que se llama ir progresando.

Esta gente distinta que nos gobierna no tiene equilibrio, armona, sentido de la medida, ni ideales. Son enfermos tos gilitos, con las manos manchadas. To Gilito no va a la tienda Disney a comprarse ya guantes blancos porque se ensucian contando el vil metal y es tirar el dinero y total, le da igual que se vean pblicamente sus vergenzas y avaricia, su crueldad y su dictadura, su mierda al fin y al cabo, porque cree que tiene a los sobrinos en un puo. Y ya digo, ha renunciado a comprarse guantes blancos del caballero que no es; no disimula. Con el vil metal se compran otras cosas ms rentables: voceros, medios, propaganda. De ah que lo que veamos y oigamos, por el momento, sea ese espejismo, ese espectculo dantesco de infierno; sea un caos, un otra vez ganaron los de la corrupcin hasta el cuello, siguen con mucho poder, etc., en fin, esas cosas que se dicen para condicionarnos y que nos resignemos.

Pero en la calle se escuchan muchas otras cosas. Lo que podemos pagar y lo que es un despilfarro y de lo que podemos prescindir; lo que tenemos que hacer y lo que vamos a lograr. Y ni anormal, ni extrao, ni horroroso, sino todo lo contrario, es de lo que estamos hablando. Vern, como ya dijo Azaa en la proclamacin de la Repblica segunda que nos robaron a sangre y fuego: la Repblica es un acto de voluntad soberana. Que se va a producir como ya fue: en medio de un orden maravilloso y por voluntad y vas perfectamente legales, resolviendo as el problema de su revolucin latente y cambio indispensable su estructuracin. Que no se hagan ilusiones esos seres del ordeno y mando y de la fuerza, siempre sedientos de violencia.

Nada hay que inventar, la historia del pensamiento, de la evolucin humana nos da los modelos y hasta los buenos ejemplos de otros pueblos que se tomaron en serio eso que dicen las propias leyes de la naturaleza: as no podemos seguir.

Ser un programa de justicia social y reformas administrativas de supresin de injusticia, depuracin de responsabilidades y restablecimiento de la ley. Dijo Azaa en aquella ocasin. Bueno, pues no suena sino a sensato. Y esto es lo que haremos, el pueblo. Un acto de iniciativa del pas sin el menor trastorno. Pues ah lo tienen. Los espaoles pueblo somos muy sensatos y hemos sido muy pacientes, pero ya toca hablar de normalidad.

Y hablar de la ley sin arbitrariedades, de la ley para la gente. De la Ley. Lo que hay ahora no son todo leyes, son normas a medida muchas (algunas con muchas ambigedades) que se aplican de manera arbitraria para segn quines y segn cmo: segn ste o el otro interese que vote o que no vote, que exista o no como partido con posibilidades de gobierno un cierto partido. O segn ste o el otro acepte corromperse, participe de las mordidas y trapicheos del poder, de la suciedad reinante, de la explotacin esclavista a los trabajadores, de la adormidera de la televisin basura toda, del negocio de las drogas consecuencia del cual se est dopando a media poblacin joven y no tan joven bajo excusa de terapias para que estemos todos asumiendo esta realidad de los locos y psicpatas que dominan el mundo y nos acogotan, del negocio de armas, de negocios de pederastas pedfilos (plaga execrable), de negocio de la miseria inducida, provocada... Y, en fin, la lista sera larga.

Por cierto, que ya anuncian ciertos padres maravillosos como el padre ngel hasta en las televisiones progres como La Sexta, negocios de este ltimo tipo que les digo. Porca miseria! Dice el padre que primero el pescado y luego la caa de pescar para que los pobres tomen algo, por ejemplo, un cafelito en los bares Robin Hood que va a promover. Antes eran Bans y los otros franquistas los promotores, ahora quieren volver a eso con entradas por turnos para ricos y pobres para que estos prueben mens de chefs buenos con los desperdicios de los seores: caridad de tener a los necesitados bajo su sotana y bien amarraditos, a su caridad y lo que quieran, en un apartheid. Menudos derechos humanos son esos! El turno de comidas, por lo odo, ser para los pobres de noche, cuando se hayan retirado a sus mansiones los comensales del barrio de Salamanca, los ricachones. Eso si los ricos no protestan porque el plato, la cuchara y tal lo han lamido los miserables de Vctor Hugo una vez anochecido, cuando tratados como las ratas, puedan pisar los salones, entrando por el aro que han previsto los ms espabilados. Y ya les digo, con espacio televisivo y todo para que se explayen en semejante plan delirante los de siempre.

Libertad y creencia de cultos. Nuestro programa alternativo, el del pueblo. Y un techo y un trabajo para que cada cual coma en el turno que le salga de sus ganas a cualquier hora, sin sentirse un paria, sino una persona. Como a ti mismo; ama al prjimo como a ti mismo, queridos padres ngeles Con derecho a los mismos negocios, a los mismos caprichos, a los mismos conocimientos Que son muy listos, coo, todos ustedes! Djense de hipocresas, la filfa de lo melifluo, que estamos en la era del Internet y el que ms y el que menos podemos acceder al latn y hasta al snscrito que les daba antes a ustedes el poder del brujo de la tribu, con sus magias. Igualdad, seores ngeles custodios; que Dios no les necesita para este viaje, sea lo que sea Dios, y de ser cierta la leyenda, son ustedes los que no pasarn por el ojo de la aguja Igualdad y libertad personal y nada de sus caridades. Y ms fraternidad verdadera. Como a ti mismo que no necesitis lamerle las botas a los de Serrano, ni limpiarle sino las fortunas cuando se dejan, Ay Blasco!, Ay, araas negras

Pero Espaa ya puesta en otras manos, sigo la cita del Presidente, pondr las cosas en su justo sitio. Dignidad del Estado y del ciudadano, cumplimiento del deber de cada cual, restablecimiento de la conducta inspirada en el bien de la patria y no en el bien de la chusma y los habilidosos sin escrpulos que quieren crear un nuevo lumpen proletariat, unos esclavos de misa que comulguen con sus vicios y amoralidades. Que ningn pueblo se sienta oprimido y reine entre todos la confraternidad y no stos reyes que retrata el valiente, corajudo, teniente Segura, que son lo que son.

Y yo me pregunto: puede temer a este plan tan sensato y digno la derechona, los fachas que tambin seran personas fraternalmente tratadas, justamente tratadas, dignamente tratadas, a los que se les exigira el cumplimiento de su deber? Pues claro que s. Por eso han trazado una hoja de ruta demencial que se pilla en un pis-pas y que est hecha con la connivencia vergonzosa de un PSOE que va de mal en peor. Se trata seores de que el PSOE sea juez y parte. Lo estn ya aplicando. Me explico, se trata de facilitar el gobierno pepero, la legislatura, pero hacer que se es oposicin todo el rato poniendo aparentemente palos en la rueda de la gobernabilidad todo el rato para que parezcan tambin oposicin, mejor dicho: La oposicin con maysculas, para que no se crezca ninguna otra, vaya, que no haya otra oposicin. Un juego macabro que el PP conoce, que el Gobierno aprueba: vale, t dame por culo de cara a la galera que ya s yo que es puro teatro.

Un inciso por si a alguien le queda vergenza: Los socialistas que han luchado y luchan de verdad no se merecen eso. Un partido como el PSOE podra ser necesario en un futuro inmediato si no echa todo a perder y por la borda, sus ltimas gotas de honor. Sus militantes y luego sus votantes tendrn la ltima palabra, a ver qu pasa 

Y por qu esta hoja de ruta? Porque no soportan a los rojos de Podemos, ni que la izquierda haya decidido dejar de ser pija, de pega, de postureo, que Garzn hable de una izquierda a la altura del momento histrico, con praxis y no solo de filosofa; no soportan tampoco a los chichos que como Rufin dice las cosas de una vez y bien claritas, no soportan las nuevas generaciones que no entran por el rollo de rezar tres padrenuestros cara a la pared sosteniendo libros pesados (hipotecas pesadas) en ambas palmas de la mano, ni el reglazo en los nudillos de sor Senz de Santamara ni de ninguna Celia Villalobos, tan prontas a mandar sobre la correccin y a decir lo que se debe hacer y parecer, esa maldita compostura (dijo la sartn al cazo: qutate, ay, que me tiznas).

 La realidad se impone. La Reaccin ser fuerte: tendrn millones, posesiones y amiguetes en todo lo alto, pero la pobreza puede ms y la necesidad vence al miedo, estn seguros. La interpretacin adecuada del mundo conduce a la transformacin del mismo tal como lo concibi Lenin, un pensador y hombre de accin (no fue el demonio). La filosofa y Lenin despiertan, la realidad se impone.

El nmero de parados seores fachas, sigue creciendo, siento ser tan pesada, ya me gustara a m que no fuera as, no tener que recordarlo a cada rato. Y ya no es que haya atona industrial como en los tiempos de la pre II; es que no hay industria que valga, somos camareros, comerciales engaa bobos y engaa personas vulnerables desde cualquier punto del mapa: bancos, calle, oenegs, comercios, compaas de seguros, compaas de telfono, restaurantes, tiendas de crema, medicina privatizada, asuntos de relax y robin hoodes y chiringuitos de como se dice ahora ridculamente mejorestar, etc. Y todo. Ya no es que sea el derecho agrario el que debe responder a la funcin social de la tierra, como dijo el presidente de la Repblica. Es que son todos los derechos que no se estn cumpliendo y nos estn chupando, los que deben responder a la funcin social de los mismos: el primero el de mi caa de pescar y la suya y la de los miles y miles de personas que no vamos a parar aunque nos llamen parados, seores. No somos parados, nos condenan a que nos paremos. Ja!

Caminos que no llevan a ninguna parte son los que han tomado ustedes, seores capadores, seores de la Reaccin, seores bomba-trampa que nos arruinan y quieren hacernos volar por los aires. Vaya el rey a donde vaya a buscar apoyos, que del pueblo no los tiene. Vayan los gobernantes donde vayan o hagan el mayor de los papelones felones los socialistas entreguistas que haya y hagan, que esto no tiene solucin. Los procesos polticos no dejan solucin favorable al rgimen que los promueve, cuando a ms de estar la razn ha pasado ya la fuerza de la voluntad nacional del lado de los reos. As le sucedi a la monarqua respecto de nuestra causa y del influjo de sta sobre las elecciones convocadas para el 12 de abril. Y ahora cito a don Niceto, Alcal-Zamora, que como bien sabemos, no era un revolucionario de los de la toma del Palacio de Invierno.

El republicanismo tiene su legado democrtico. Y miren, seores fachas: Espaa fundada en sangre, de la que ya habl Fernando de los Ros, no puede ser. Y para echar a andar, como entonces, solo hay un remedio, como entonces, y es tan lgico como entonces ante los desmanes que tambin se producan entonces y que ahora sobresalen y es: democracia. Un orden social para que vivamos todos sin tener que ir a tomar la sopa de los bobos con los curas, a escondidas, de noche, sin dejar que magreen a nuestros hijos los pedfilos ni los maten los esclavistas, sin pagar a tanto bandido.

Ante la represin y el totalitarismo de este Rgimen monrquico-pseudofranquista, solo queda la libertad y la soberana popular. Como dijeron los anarquistas en la II nuestra adhesin a la Repblica no es un acto protocolario. Nace de una nocin de valores que slo pueden confirmarse por la historia. Que se confirm y que necesitamos para poder seguir respirando y hacerlo antes de que nos privaticen el aire.

Ante este ro del trfico ilcito con nuestras riquezas, el trfico y trata de personas, y las laceraciones constantes en nuestra carne, la esclavitud propuesta, solo procede, solo ser, llegar a la mar de la razn. Como le dijo Lpez Pacheco a Alberti en unos versos todo est ocurriendo todava:

Hay guerras que se pierden

y nunca estn perdidas.

Bajo la paz impuesta por la guerra,

el pueblo calla, espera y no se olvida.

Hay muertos que no han muerto,

Ideas siempre vistas.

Te escribo Rafael para decirte, que todo est ocurriendo todava.

Es la civilizacin espaola, la civilizacin, la que estamos recuperando bajo los trampantojos que el mundo del crimen, el hampa y la represin, nos expone cada da la televisin comprada para que ciegos caminemos.

No estamos ciegos, ni tontos. La izquierda recuperar el derecho a su nombre; los hombres y mujeres dignos de tal nombre, os demostraremos que la dignidad, que de nuestra tenemos y jams hemos perdido, prevalecer. No sois ejemplo, avaros, retiraos con lo que os quede de pizcas de honor.

Salud y Repblica!

Enriqueta de la Cruz es escritora y periodista, colaboradora del Colectivo de militares Anemoi.

Nota del Colectivo:

Enriqueta de la Cruz ha publicado El testamento de la Liga Santa, sobre la Transicin espaola; Nada es lo que parece, sobre las tramas de corrupcin poltica y medios de comunicacin; Memoria Vigilada, con el robo de nios y nias en el franquismo como argumento; El amor es de izquierda, en el que aborda la corrupcin, el trfico de personas, la memoria histrica y el nazismo; y el ms reciente Csar Navarro, vida y testimonio de un Francmasn un libro excepcional, como todos los anteriores.

Recomendamos la lectura de la ya extensa obra de esta excelente escritora, autnticamente comprometida con nuestro tiempo. Desde Rebelion en los cuarteles la animamos a continuar su generoso e imprescindible esfuerzo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter