Portada :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-11-2016

Mariposas contra la dictadura

Hernando Calvo Ospina
Rebelin


En honor de las hermanas Mirabal, en diciembre de 1999 la ONU resolvi que cada 25 de noviembre se conmemore el Da Internacional de la No Violencia contra la Mujer.

La familia Mirabal deba estar presente, fue su exigencia. El 12 de octubre de 1949, para celebrar la invasin europea al continente americano, el Benefactor de la Patria organiz un baile en una de sus haciendas. La invitacin fue llevada personalmente por el gobernador.

Esto no produjo alegra en este burgus hogar, porque a los padres se les dej en claro que Minerva deba estar. Tercera de cuatro hermanas, ella era una bonita, inteligente y sonriente soltera de 23 aos de edad. Lenidas Trujillo la haba conocido durante una recepcin dos meses antes. Haba que asistir: podra resultar nefasto negarse.

El Jefe Trujillo haba asaltado el poder en 1930. Su formacin militar y poltica haba corrido por cuenta de los Marines , durante la invasin a la Repblica Dominicana. El no pago de deudas fue el motivo para que, en 1916, las tropas estadounidenses hubieran desembarcado. Se quedaron hasta 1924.

En 1936 la capital del pas, Santo Domingo, pas a llamarse Ciudad Trujillo; y Provincia de Trujillo la que era San Cristbal. En las iglesias deba proclamarse: Dios en el cielo, Trujillo en la Tierra. A cambio de favores terrenales, el 15 de junio de 1954 el Papa Pio XII le otorg la Gran Cruz de la Orden Piana. Nadie record la represin que ejerca en su pas. Mucho menos a los 30 mil haitianos, cortadores de caa dominicana, enviados a matar por el dictador en octubre de 1937.

Los das anteriores a la fiesta la familia los vivi en tensin. Es que ellos, aunque de puertas hacia adentro, se oponan a la dictadura y Minerva era la ms radical. Ya sus padres haban preferido que ella no ingresara a la universidad, por temor a que lo expresara pblicamente y fuera reprimida. Adems, se iba conociendo su estrecha amistad con un responsable del Partido Comunista, quien tuvo que exiliarse.

La madre no quiso asistir a la fiesta. Con el padre, Enrique, fueron Minerva, sus hermanas Patria Mercedes y Blgica Adela Ded, con sus esposos.

Minerva acept las varias invitaciones a bailar que le hizo Trujillo. Al final de las canciones, ellos se quedaban conversando en mitad del saln. Hasta que hubo un silencio sepulcral: ella lo dej plantado, y con signos de enfado se fue a sentar. Es que Minerva le haba pedido que dejara tranquilo a ese joven tan inteligente y preparado, refirindose a su amigo comunista. La respuesta del Jefe no fue amable.

Temerosa, la familia cometi el siguiente error: parti sin despedirse. El dictador se puso furioso, pues nunca lo haban desairado.

Al da siguiente, un senador vino a pedirle a los Mirabal que le enviaran un telegrama a Trujillo disculpndose. Podran aducir que se haban retirado por motivos de salud. El mensaje apenas haba partido cuando el padre fue detenido y trasladado a la capital. Pocas horas despus le toc el turno a Minerva y a su madre, siendo puestas bajo arresto domiciliario en un hotel. Varias amigas de la joven fueron capturadas e interrogadas sobre las relaciones polticas de Minerva.

La detencin no dur muchos das, pero desde ese momento la familia vivi bajo vigilancia. Trujillo exigi ser informado a diario sobre las actividades de Minerva. En 1951, fueron de nuevo arrestados. Esta vez el encierro fue de unas tres semanas. Al padre lo sometieron a vejmenes que terminaron enfermndolo moral y fsicamente, hasta morir en diciembre de 1953.

Minerva tena 26 aos cuando ingres a la Facultad de Derecho. Pero por rdenes superiores, la direccin de la universidad puso trabas constantes al desarrollo de sus estudios. A pesar de que ella haba hecho esfuerzos para que por la boca no saliera su pensamiento. Con honores termin la carrera en 1957, pero ni as la dejaron en paz: Por orden expresa de Trujillo, quien tambin se llamaba el Primer Maestro, se le neg la licencia para la prctica profesional.

Cuando an estudiaba, en 1955 se cas con Aurelio Tavares Manolo. Con l no solo comparta Facultad, sino opciones polticas. Como opositores a la dictadura, su vida social era reducida.

El primer da de 1959 los revolucionarios cubanos, liderados por Fidel Castro, se tomaron el poder. Esto, de inmediato, empez a cambiar radicalmente toda la situacin poltica en el continente. En Repblica Dominicana se sinti un remezn.

Minerva, dos de sus hermanas y los esposos, organizaron una reunin casi clandestina el 6 de enero. Ded ni su esposo se involucraron, aunque siempre apoyaron. En aquella reunin se evalu la situacin poltica regional, as como las perspectivas para la situacin interna. Luego de escuchar los diferentes anlisis, Minerva propuso organizar un movimiento de alcance nacional contra la dictadura. Todos estuvieron de acuerdo. Tambin se decidi tocar las puertas de la revolucin cubana. A estas tres hermanas Mirabal se les empezara a conocer como Las Mariposas.

Se estaba en la delicada tarea de construir el movimiento, cuando el 14 de junio lleg desde Cuba una expedicin armada. La componan dominicanos, apoyados por algunos combatientes cubanos y de otras nacionalidades. Pero los servicios secretos estadounidenses estaban al tanto del proyecto, y asesoraron a las tropas del dictador hasta aplastarla rpidamente.

A pesar de que fue una operacin frustrada, influy en la conciencia de la juventud dominicana. Al ver que la oposicin contra la dictadura iba tomando auge nacional, Minerva plante que era urgente darle una direccin poltica. Con tal fin, el 10 de enero de 1960, en casa de una de las Mirabal, se hizo una reunin con las personas de ms confianza. Al da siguiente se hizo otra ampliada. De ah nacera el Movimiento 14 de Junio, en honor a los hroes de la fracasada expedicin.

Pero pocos das despus el tenebroso Servicio de Inteligencia Militar, SIM, empez a detener a las principales personas comprometidas. Minerva, su hermana Mara Teresa, y sus esposos estuvieron entre los primeros capturados y ms comprometidos. En pocos das ms de un centenar estaban tras las rejas, incluido el marido de Patria Mercedes. Pocas y pocos se salvaron de maltratos y torturas. Minerva y Mara Teresa fueron hasta violadas.

El Benefactor estaba tan enceguecido reprimiendo a estos opositores, que no se dio cuenta que la mayora provena de la clase media y burguesa. Los familiares pusieron el grito en el cielo, crendose una hostilidad hacia Trujillo en el crculo de sus aliados. Hasta la Iglesia Catlica le protest! Trujillo tuvo que dejar en libertad a la mayora. Los esposos de las Mirabal, entre otros, siguieron presos.

A pesar de tan tempranero golpe, el movimiento continu. Las Mirabal no se detenan en su propsito de ayudar al derrumbe de la dictadura. Por eso el 18 de mayo, Minerva y Mara Teresa fueron detenidas y judicializadas por atentar contra la seguridad del Estado. El juez les dict 30 aos de prisin, que se redujeron a cinco.

Un suceso jug a favor de ellas. En agosto de 1960 la Organizacin de Estados Americanos, OEA, conden a la dictadura por un atentado contra el Presidente de Venezuela, Rmulo Betancourt. Al mismo tiempo se le seal de violar los derechos fundamentales de sus ciudadanos. Una delegacin de la Organizacin fue enviada a Dominicana.

Inmediatamente las hermanas Mirabal y otras detenidas fueron dejadas en libertad bajo palabra. Trujillo quera demostrar que el rgimen cambiaba.

Ni dos semanas haban pasado y ya existan informes que comprometan a las hermanas en nuevas actividades sediciosas. Minerva estaba convertida en el principal dolor de cabeza de la dictadura. El Jefe todopoderoso no lograba domarla ni asustarla. Por eso decidi eliminarla, junto a Patria Mercedes y Mara Teresa.

En octubre, Manolo y Leandro, esposos de Minerva y Mara Teresa, fueron trasladados de crcel. A ellas se les ofreci la posibilidad de visita cuando quisieran. Algo muy extrao. Por las mismas fechas, Minerva recibi la informacin de que se preparaba algo contra ellas. Ingenuamente, pens que Trujillo no se atrevera a atentar contra sus vidas debido a la presin internacional que tena.

El 25 de noviembre de 1960 regresaban de visitar a los esposos en la crcel de Puerto Plata, acompaadas del chofer. El vehculo fue detenido en el camino y todas sus ocupantes forzadas a descender. En una casa cercana fueron estranguladas. Convulsionaban an cuando las remataron a golpes. Luego, los cuerpos fueron introducidos al vehculo para simular un accidente de trfico. El conductor corri igual suerte.

Esto conmovi al pas. Nadie crey la versin oficial. Quienes se mantenan indiferentes ante la dictadura, reaccionaron indignados. El cruel asesinato contribuy a despertar la conciencia nacional. El Padre de la Nueva Patria empez a estorbar dentro y fuera de Republica Dominicana.

Principalmente en Washington. El recin posesionado John F. Kennedy, envi un emisario para exigirle que renunciara. Era abril de 1961. Se tema que la indiscriminada represin desembocara en otra revolucin como en Cuba. El dictador le dijo al enviado con prepotencia: A m slo me sacan en camilla!. Trujillo perdi la ltima oportunidad. La CIA ech a caminar el plan de asesinato que le tena desde enero. El 30 de mayo fue asesinado de siete disparos en una emboscada realizada por militares dominicanos.

Las Mariposas Mirabal siguieron volando. El movimiento social que ellas haban ayudado a que diera sus primeros pasos se multiplic. Es que no se dejaba que la democracia llegara. Revueltas estallaron por todo el pas, y militares progresistas se sumaron. Washington vio otra revolucin en el Caribe y corri a evitarlo: el 28 de abril de 1965 volvi a invadir, hasta septiembre de 1965.

Pasados unos aos se les reconoci a las Mariposas Mirabal como las ms grandes heronas contra la dictadura. En 2007, una de las estaciones del Metro de Santo Domingo tuvo su nombre. El Banco Central emiti un billete con sus rostros. Su provincia natal fue renombrada como Hermanas Mirabal.

En honor a Minerva y sus hermanas, en diciembre de 1999 la ONU resolvi que cada 25 de noviembre se conmemore el Da Internacional de la No Violencia contra la Mujer. Algo que ya haba establecido el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, celebrado en Bogot en 1981. 

Hernando Calvo Ospina. Periodista y escritor colombiano. Texto tomado del libro Latinas de falda y pantaln, Ediciones El Viejo Topo, Barcelona, 2015.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter