Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2016

Memoria y verdad, el futuro de Tnez (Primera parte)

Patrizia Mancini
Tunisia-in-red

Traduccin para Rebelin de Susana Merino


El 17 de noviembre de 2016 quedar registrado en la historia de Tnez como el da en que les fue restituida la voz a los que no la tenan. Sobre aquel ruido de fondo que, arrogante y desvergonzado, se haba venido insinuando desde hace algn tiempo y que pretenda negar o minimizar los sufrimientos de todo un pueblo bajo la dictadura de Bourghiba y Ben Al, finalmente todo Tnez ha podido escuchar en directo las voces de las vctimas. Una voz que no solo ha puesto en el candelero las dolorosas historias de torturas y de atrocidades cometidas sobre los indefensos cuerpos de los opositores polticos sino que logr tambin rescatar del olvido en el que haban cado las palabras revolucionarias: trabajo, libertad y dignidad. Han vuelto en los labios de las madres de los jvenes que cayeron en las plazas en los enfrentamientos con la polica, mujeres que con una enorme dignidad nos han contado cmo fueron aquellas al mismo tiempo terribles y gloriosas jornadas, en las cuales solo un balazo poda detener la rabia de los jvenes y sus deseos de libertad. Quin esperaba histeria y gritos estentreos se desilusion: sus relatos estuvieron impregnados de compostura, lucidez y una gran conciencia poltica.

As comenzaron las dos largas jornadas de audiencias pblicas de las vctimas de la dictadura, fruto de la enorme labor de la Instancia Verdad y Dignidad, establecida (aunque bastante tardamente) hace ms de dos aos. Contra viento y marea, es decir entre la hostilidad y el desprecio manifestados por la mayor parte de las lites en el poder, la Instancia ha recogido 62,330 expedientes, aceptando otros 55 mil como vlidos y verificables, de los cuales el 10% se refiere a las regiones vctimas, el 67% hombres y el 23% mujeres. Entre los ms de 5 mil expedientes seleccionados por la Instancia, se han identificado 32 diferentes tipos de violaciones a los derechos humanos. Ms de las partes se refieren a los derechos humanos civiles y polticos, entre ellas las violaciones graves como el homicidio voluntario, el estupro y todas las dems clases de violencia sexual, la tortura la desaparicin forzada y la condena a la pena de muerte sin justo proceso (Fuente: https://inkyfada.com/2016/11/ivd-auditions-data-histoire-tunisie/).

La primera audiencia estuvo dedicada a esta clase de violaciones graves.

El club Elyssa en el parque de Sidi Bou Said era utilizado por la mujer de Ben Ali, Leila Trabelsi, para realizar sus fiestas y ha sido el lugar que la Instancia Verdad y Dignidad eligi para llevar a cabo las audiencias transmitidas en casi directo por los principales canales de televisin permitiendo a todo Tnez asistir y escuchar por primera vez, de viva voz, el relato de las vctimas. Al estaban los lderes polticos Rached Ghannouchi di Ennahdha, Hamma Ammami del Frente Popular, Mohamed Abbou de la Corriente Demcrate, Houcine Abbassi, secretario del sindicato UGTT, Moustapha Ben Jaffar, ex presidente de la Asamblea Costituyente, Abdelfattah Mouru, vicepresidente del Parlamento y muchos ms. Moncef Marzouki, ex presidente de la Republica, envi un mensaje de total apoyo a la actividad de la Instancia verdad y Dignidad, retenido en Pars por compromisos anteriores.

Quienes sin embargo no acudirn son el Presidente de la repblica Beji Caid Essebsi, el primer ministro Youssef Chahed y el presidente del Parlamento Mohamed Ennaceur, pertenecientes todos al partido Nidaa Tounes, creado en 2012 con voluntad anti-islamista y formado por ex miembros del RCD (el partido de Ben Ali) y de una fraccin de la izquierda tunecina. Una herida en la historia y en la memoria de las vctimas que ciertamente no ayudar a calmar los espritus en momentos en que el pas necesita reconciliarse consigo mismo a travs de este rito catrtico que constituyen los testimonios.

Por el contrario Kamel Mourjane, ex ministro de Ben Ali, ha tenido el coraje de participar, sentado junto a los dems en la primera fila, frente a los miembros de la Instancia y a los testigos.

Luego del desfile un poco hollywoodense de las estrella polticas, Sihem Ben Sedrine presidenta de la Instancia, present emocionada la primera audiencia:

Hace diez aos ninguno de nosotros hubiera podido imaginar un momento como este. No aceptaremos nunca ms violaciones a los derechos humanos. Estamos viviendo un momento histrico irrepetible que nos permite rehabilitar el coraje y el sacrificio de las vctimas. Ninguna voz puede elevarse por encima de la de las vctimas. Ningn prestigio del Estado por sobre los derechos humanos. Este es el mensaje que Tnez enva hoy al mundo entero

Y con los primeros testimonios de tres madres vctimas de la revolucin, el hilo rojo que transita los sesenta aos de dictadura comienza a desenvolverse. Con el corazn en la garganta escucho historias que ya conozco gritadas en las concentraciones de protesta de las familias de los mrtires, reivindicadas en las conmemoraciones y las manifestaciones de los mrtires de la revolucin.

Esta vez es diferente, esta vez escucha todo Tnez

Ourida Kadouss, madre de Raouf, muerto como un perro callejero en Requeb (la regin de Sidi Bou Zid) el 9 de enero de 2011, deposita su ltima esperanza en la Instancia

No solo por m sino por las generaciones futuras. Han calificado despreciativamente nuestra revolucin como la de los hambrientos y por esto nuestra regin sigue siendo marginada. Hasta que no se alcancen los objetivos de la revolucin, seguiremos estando en estas condiciones. Por esos objetivos muri mi hijo a los 25 aos, por un proyectil que le impact en pleno trax. Pido que el veredicto del tribunal militar que dej libres a los responsables sea anulado y se realicen nuevos procesos en los tribunales civiles

Demanda compartida por Rabbah Drissi, madre de Slah Dachraoui, el primero que cay en Kasserine, el 8 de enero de 2011, cuando participaba en las manifestaciones contra Ben Al. Tambin ella sin derramar una lgrima y con el retrato del hijo contra su pecho.

El da anterior a la fuga del dictador Ben Al, el 13 de enero de 2011, en la calle Lyon en Tnez cay Anis Ferhani. Su madre Fatma recuerda serenamente aquellas horas dramticas en las que a Aris, herido en las piernas, le fue impedido acceder al Socorro Civil, por lo que termin muriendo desangrado.

Solo quiero que se haga justicia, creo en las instituciones y en el estado de derecho. Y gracias al sacrificio de nuestros hijos podemos disfrutarlos. Pero ya hace seis aos que esperamos por lo menos la lista definitiva de los mrtires

Y agita frente a los miembros de la Instancia el celular de su hijo manchado con su sangre, que ella ha dejado secar.

Entre las intervenciones que ms conmovieron a los asistentes estuvieron las de la mujer y la madre de Kamel Matmati di Gabes, cuyo caso forma parte de un categora sobre la que poco se ha hablado en el pasado: la de los desaparecidos. Secuestrado por la polica en su lugar de trabajo el 7 de octubre de 1991, su muerte solo fue comunicada a las dos mujeres en el 2009. Es imposible contener las lgrimas escuchando las vicisitudes padecidas por su madre enferma, enviada a una y otra crcel, al norte y al sur del pas, sin que ninguno de los responsables admitiese la muerte de Kamel. O el relato de una mujer que durante tres aos llevaba al marido ropa limpia y a la que en lugar de la usada le seguan entregando otra ropa limpia. Kamel Matmati haba muerto bajo tortura tres das despus de su secuestro.

Quiero que la memoria de mi marido sea rehabilitada, que sus asesinos sean castigados, pero sobre todo quiero saber dnde fue sepultado

Y cuando le pasan el micrfono al investigador Sami Brahim es la realidad bestial e inhumana de la tortura la que se muestra en una sala atenta y conmovida. Simpatizante del movimiento islamista Brahim sufri ocho aos de calvario en 14 crceles del pas en las que ningn sufrimiento le fue ahorrado, experiencia de la que habla con dignidad, superando un pudor que se intuye forma parte de su propio carcter. Abusos sexuales, aplicacin de cido en los genitales, dos semanas de agresiones con la cabeza metida en el inodoro para hacerle confesar, interrumpidas solo por comidas sustanciosas destinadas a mantenerlo fuerte para poder someterlo a nuevas sevicias.

Una de las cosas que todava siente es la bofetada de Boukassa, (conocido torturador cuyo verdadero nombre es Abderahmane Gasmi):

hablo para liberarme, para que se pueda avanzar, por mi hija. Eleg una vida difcil pero que me enriqueci intelectualmente y no he vendido mis principios. Quiero decirles a mis torturadores: si me reconocis sabis que soy sincero. Venid aqu a explicar cules son vuestras razones, si vens estoy dispuesto a perdonaros. Os espero. Por favor devolvednos la tranquilidad, aseguradnos que nadie ms ser violentado. Todo este penoso recorrido servir para encontrar la reconciliacin social y pasar luego a la fase sucesiva

Luego le toca testimoniar a un famoso hombre de la izquierda, Gilbert Naccache, que concluye la primera serie de audiencias enmarcando histricamente los aos de la dictadura de Bourghiba.

Rindo en primer trmino homenaje a los mrtires y a los heridos de la revolucin que nos han posibilitado vivir esta histrica jornada. Agradezco a todos aquellos que rechazaron la merced presidencial en tiempos de Bourghiba y que mostraron el camino a los que les siguieron

Queda claro que es una profunda exigencia interior la que lo impulsa a enmarcar su experiencia en un perodo histrico que para una gran parte de los tunecinos y de Tnez, pero sobre todo en occidente, ha sido considerado heroico y fundador del moderno estado tunecino.

La modernizacin de Tnez fue en realidad una prolongacin del colonialismo

Entre los fundadores del grupo de izquierda Perspectivas e ingeniero agrnomo, Naccache, nacido en 1939, pas 11 aos preso entre 1968 y 1979, con un intervalo entre 1970 y 1972 en que estuvo en arresto docimiliario. Buena parte de su testimonio ha servido por lo tanto para desmitificar un perodo histrico en el que, como ingeniero agrnomo en el Ministerio de Agricultura, pudo asistir a la construccin de los grandes diques, a las grande obras hidrulicas que servan para enriquecer zonas agrcolas ya ricas de por s.

Me preguntaba entonces qu sera de los exiliados campesinos: las periferias tunecinas son la respuesta

No se detiene mucho sobre las torturas padecidas, pero traza un retrato sicolgico de los torturadores:

No saban ni siquiera lo que tenamos que confesar, eran funcionarios seleccionados con el nico fin de torturarTuve ocasin, despus de una sesin de golpes en las plantas de los pies, de discutir con uno de ellos que, apenas recibida la orden de dejar de golpearme, se comport de forma amable y solcita conmigo, trayndome de comer y de beber despus de refrescarme los pies y darme masajes en las muecas doloridas a causa de las esposas. Estaba persuadido de que, como simple ejecutor, estara siempre cubierto por sus superiores. Trataba de convencerlo de que no sera as y que en el caso de denuncias posteriores, sera l el chivo expiatorio, el nico responsable. Pues bien, este mismo torturador fue luego juzgado, tras la terrible represin de 1991 contra los islamistas, por haberle cortado un dedo a un imputado y condenado a cinco aos de crcel. Puesto en libertad despus de tres aos preso en Borj Roumi, muri algunos meses ms tarde, destrozado por lo que le haba pasado y desesperado por la actitud de sus superiores

Y concluye:

Ante todos los ataques, ante todos los obstculo que ha enfrentado, es posible que la Instancia no llegue a restablecer completamente la dignidad de todos aquellos que se irguieron para reconquistarla. Pero ya ha recorrido la mitad de su camino, es decir recoger varias decenas de miles de testimonios, y ha comenzado a restablecer la verdad, por lo menos en lo referente a los derechos humanos. Y bien lo sabemos: la verdad es siempre revolucionaria.

Se concluye as la primera jornada de testimonios de las vctimas, durante la cual no hemos escuchado ni una sola palabra de venganza. Salimos conmovidos y conscientes de haber participado en un momento histrico inolvidable de Tnez.


Fuente original: http://www.tunisiainred.org/tir/?p=6908



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter