Portada :: Cuba :: Hasta siempre Comandante!
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2016

La contrasea universal de la rebelda

Eduardo Aliverti
Pgina/12


Vamos a empezar por una confesin personal.No puedo sacarme de la cabeza que se muri exactamente a los sesenta aos de que el Granma saliera de Mxico rumbo a Cuba con sus 82 expedicionarios. Haba dicho "Si salgo llego, si llego entro, si entro triunfo". Es muy previsiblemente impactante lo que est ocurriendo, al menos en los medios de aqu, y lo que seguir ocurriendo durante varios das. En los portales, en la televisin, en las redes --por supuesto que apartando las cloacas de esos seres chiquitos, que encuentranallla descarga de su mediocridad y su ignorancia-- est el propio peso de la noticia pero se huele en la fraseologa empleada, en los ttulos, respeto. Tambin se nos ocurre que hay dos razones, ms all que la muerte siempre genera reivindicacin: Fidel ya era un mito viviente y dentro de ese mito haba, entre otros, como dos desprendimientos. Uno era "Y en eso lleg Fidel", en alusin a cuando apareca, sobre todo de sorpresa, en algn lugar y resolva todoY el otro: "Qu pasa cuando muera Fidel?". En realidad, Fidel ya no estaba en funciones ejecutivas desde hacadiez aos aunque su lucidez intacta nos regal esos escritos sobre el enemigo de siempre, sobre las amenazas planetarias,un tema que lo obsesionaba en los ltimos aos. Su desaparicin fsica ha debido ser la cosa menos asimilada de este mundo, es como si por fin hubiera querido corroborarse que alguien puede ser inmortal. Volviendo a lo del Granma a uno le hace decir esto es lo nico que le faltaba a este tipo, morirse en el aniversario sesenta.

Hace unos meses cuando Fidel cumpli 90 aos recordbamos un pasaje de ese flmico fenomenal de la televisin cubana "Cuando pienso en el Che". Se basa en una nota que le hace a Fidel en el '87, el periodista italiano Gianni Min, una entrevista a lo Fidel de cuatro horas y cuando le pregunta "En qu piensa usted cuando piensa en el Che'". Fidel le contesta algo as como cuatro horas, de esas se extrajeron unos 48 minutos y sobre esa respuesta se mont ese trabajo. En algn momento le pregunta si acaso era cierto que ellos no apoyaron lo del Che en Bolivia. Fidel lo desmiente y lo alude a lo que les pas a ellos porque lo del Che sali mal y lo de ellos sali perfecto. Fidel dice cuando salimos con el Granma no sabamos el destino que nos aguardaba pero an si nos hubiera ido mal, no estbamos equivocados. El xito o fracaso de una misin no determina su justeza. Se me ocurri rememorarla en funcin de la fuerza de las convicciones inquebrantables. Y lo ligo con la segunda razn del tipo de impacto que est provocando la muerte de Fidel porque hasta el ltimo enemigo, hasta el ltimo gusano, hasta el ms recalcitrante de los reaccionarios, sabe que el muerto vive porque como sucedi con el Ch y como sucede con Fidel, decir Fidel a secas, como fue y ser siempre, es el indicador ecumnico de la lucha contra la injusticia, de la dignidad. A quin podra ocurrrsele no sentir admiracin fuera de lo ideolgico --o dentro y fuera-- por quien produjo la epopeya de sostener la dignidad de una isla de 110 mil kilmetros cuadrados a 110 millas del imperio ms poderoso de la historia. Una isla que a no ser por l, y los suyos, sera Hait,como referencia de la cercana geogrfica, de la injusticia, la miseria. Todos, los unos y los otros, somos hoyconscientes de que muri e ltimo grande. Visto desde el enemigo, los va a seguir jodiendo desde la tumba por los tiempos de los tiempos y visto desde este palo, seguir conduciendo todo espritu dispuesto a cambiar las cosas. Muri la contrasea universal de la rebelda. Por eso es inmortal.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/5400-la-contrasena-universal-de-la-rebeldia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter