Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2016

Tras el acuerdo con las ccaa para dejar sin efecto las revlidas
Ahora, la prioridad es enterrar la LOMCE

Agustn Moreno
Cuarto Poder


El Gobierno ha pactado con las Comunidades Autnomas una reforma de las revlidas de la LOMCE con la que prcticamente se come aquel disparate del ministro Wert. La cosa quedaran as: las de 2 de Bachillerato sern equivalentes a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Las de 4 de ESO sern de diagnstico y sin efectos acadmicos, solo de carcter muestral y no universales sin la obligacin de realizarla todo el alumnado; as tambin sern las pruebas de 3 y de 6 de Primaria. El ttulo de la ESO ser nico, independientemente del itinerario (acadmico o aplicado) cursado y podr conseguirlo el alumnado de Formacin Profesional Bsica a criterio del profesorado y sin realizar ninguna revlida.

Evidentemente este acuerdo es fruto del rechazo social, de la oposicin parlamentaria y, sobre todo, gracias a contundentes movilizaciones como la Huelga General de la comunidad educativa del 26 de octubre y la Huelga estudiantil del 24 de noviembre.

Aunque el Gobierno recule con este tema, queda la batalla por la derogacin de la LOMCE, que es mucho ms que las revlidas y lo realmente es importante y urgente. No se puede olvidar que la LOMCE supone entre otras cosas: itinerarios tempranos que segregan y expulsan al alumnado del sistema, la reduccin de la educacin comprensiva y de la inclusin, nuevos currculos de asignaturas, privilegios para la religin catlica, la competitividad entre centros, la segregacin por sexo pagada con dinero pblico, un modelo autoritario que en la prctica suprime la democracia en los centros educativos y permite imponer direcciones a dedo y el avance en la privatizacin de lo pblico para fortalecer la red privada-concertada.

Hay que recordar que el Gobierno acaba de impugnar ante la Mesa del Congreso el acuerdo aprobado en el Congreso de los Diputados, por amplia mayora, de una proposicin de ley para la paralizacin del calendario de implantacin de la LOMCE. Este conflicto de competencias que quiere llevar ante el Tribunal Constitucional es un intento de dinamitar la iniciativa parlamentaria. Si cada vez que al Gobierno no le agradan los acuerdos del poder legislativo recurre al Tribunal Constitucional -donde cuenta con un (ex)afiliado de presidente para que le d la razn-, est liquidando la separacin de poderes, pilar fundamental del sistema democrtico.

Esta accin demuestra el carcter autoritario del Gobierno y que, como denuncian Redes por una Nueva Poltica Educativa, un gobierno soberbio que no respeta las instituciones, ni la democracia representativa y busca los resquicios de la ley para imponer su voluntad, est desacreditado para el impulso de un pacto educativo que implique la participacin directa de la comunidad escolar, interlocutores sociales y el resto de los partidos polticos.

As las cosas, pretender negociar un gran Pacto de Estado Social y Poltico por la Educacin a travs de una subcomisin parlamentaria, suena a una operacin de las lites destinada a blanquear la LOMCE y a confundir a la ciudadana. Porque no queda claro cmo participar de manera real en las negociaciones la comunidad educativa: profesorado, familias, estudiantes y expertos. No auguran nada bueno las presiones de la Iglesia catlica para blindar an ms sus privilegios, la campaa de la red privada-concertada de mantener una estructura sostenida con fondos pblicos para sus beneficios privados y la segregacin social del alumnado y el hecho de que el Gobierno slo escuche a sus expertos. De ah que lo ltimo que debe hacer la comunidad educativa es olvidarse en estos momentos de la movilizacin: despus de las revlidas toca enterrar la LOMCE para hacer que la Escuela Pblica asegure la inclusividad escolar y la equidad social.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/laespumaylamarea/2016/11/29/ahora-la-prioridad-es-enterrar-la-lomce/1727



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter