Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2016

Respiracin artificial

Eric Nepomuceno
Pgina 12


Hay algo nuevo y sorprendente ocurriendo en Brasil: la alucinante velocidad en que se deteriora el gobierno de Michel Temer, nacido del golpe institucional que destituy a la presidenta electa Dilma Rousseff.

Coincidiendo con la profundizacin de la ms severa recesin jams vivida por el pas, con todos -absolutamente todos- los indicadores econmicos retrocediendo de manera contundente, Michel Temer da hartas muestras de que a su falta de estatura (poltica, tica y moral) para ocupar la presidencia del mayor pas latinoamericano corresponde una extrema inhabilidad para conducirse en medio del temporal.

En los ltimos pocos das qued claro que su gobierno est a las puertas de la agona. Respira gracias a los aparatos constituidos bsicamente por el respaldo con que todava cuenta en el Congreso y muy especialmente al apoyo que le brinda el PSDB del ex presidente Fernando Henrique Cardoso y del senador y candidato derrotado en 2014, Acio Neves, adems del empresariado y del mercado financiero. Es un caso clarsimo y gravsimo de supervivencia gracias a la respiracin artificial.

Para hacer ms nublado el horizonte, las manifestaciones contra su gobierno volvieron a las calles con fuerza redoblada.

Hay evidencias concretas de que Temer intent intervenir en favor de Geddel Vieira Lima, que fue obligado a renunciar a la Secretara de Gobierno y al puesto de principal articulador con el Congreso, en un acto clarsimo de corrupcin. Involucrado en un clarsimo caso de manipulacin de organismos pblicos en defensa de intereses personales, Vieira Lima deflagr una crisis profunda. Un joven, ambicioso e inexpresivo diplomtico de carrera, Marcelo Calero, abandon el ministerio de Cultura disparando, y sus blancos fueron el poderoso jefe de Gabinete, Eliseu Padilha, adems del mismo Temer. Precavido, Calero grab sus conversaciones con el presidente y sus ms directos y comprometidos auxiliares.

Dijo Calero que actu de esa forma por consejos de amigos de la Polica Federal. O sea, agentes del Estado orientaron a un ministro a grabar al presidente de la Repblica. De esa forma se pudo comprobar que Temer trat de intervenir en defensa de intereses particulares - y nada republicanos - de Geddel Vieira Lima. Ahora le toca a la Procuradura General de la Unin decidir si lleva el caso al Supremo Tribunal Federal, pidiendo que se investigue al presidente.

A propsito: a excepcin de Calero, todos los dems, todos, estn denunciados por corrupcin. Tan pronto la Corte Suprema homologue la delacin premiada de los ms altos ejecutivos de la constructora Odebrecht, se conocern los nombres de unos 200 polticos que recibieron dinero ilegal. Entre ellos, al menos la mitad del gobierno de Temer.

Lo que llama la atencin de la clase poltica y de la opinin pblica es la cantidad de denuncias que se reproducen a velocidad impresionante contra el gobierno, el Congreso y el mismo presidente. Y, al mismo tiempo, la nula capacidad de Temer para superar los obstculos que surgen cada da.

Definitivamente en manos del PSDB, queda cada vez ms claro que Temer ya no tiene capacidad de conducir el gobierno. Se mantendr ajustado al silln presidencial mientras cumpla con los designios de Fernando Henrique Cardoso y compaa, y logre mantenerse dentro de la lnea econmica determinada por los agentes del capital.

Tambin llama la atencin el ntido abandono que le dedican los grandes medios hegemnicos de comunicacin, pilar fundamental para el xito del golpe institucional que lo condujo a la presidencia.

Cada da crece la impresin de que a Temer le reservan el mismo destino de ex presidente de la Cmara de Diputados, Eduardo Cunha, quien se encuentra recluido en un presidio en Curitiba, en manos del juez de primera instancia Sergio Moro. Como presidente de la Cmara, Cunha fue el instrumento esencial para que se instalara el juicio a Dilma Rousseff. Cumplida su misin, descartado por sus pares, volvi a ser nada ms que un ejemplo concreto de la desenfrenada corrupcin que contamina al sistema poltico brasileo.

Temer, como vicepresidente de Dilma Rousseff, fue figura esencial para sucederla luego del golpe. La presidenta electa por 54 millones de brasileos fue destituida sin que hubiese una sola prueba concreta de haber cometido crimen de responsabilidad.

Contra Temer esa prueba existe, gracias a su fugaz ministro de Cultura. Ms que nunca el todava presidente est en manos de los artfices del golpe. Hasta cundo ser til?

Mientras esa pregunta sigue rondando los aires buscando una respuesta, Temer sigue vivo. Pero gracias a una respiracin artificial.

A la vuelta de la esquina, esperando su vez y su hora, sonre, soberbio, Fernando Henrique Cardoso. Hace das lanz una frase fulminante. Refirindose al debilitado gobierno, aclar que es frgil, pero es lo que tenemos, es lo que hay.

Falt agregar: Por ahora.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/6027-respiracion-artificial



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter