Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2016

Entrevista a Ricardo Antunes, Universidad de Campinas (SP) Brasil
El gobierno de Temer ser una sucesin de escndalos polticos hasta 2018, si es que llega

Mario Henndez
La Maza


Mario Hernndez: Imagino una tristeza muy grande por lo que ha pasado con el equipo de ftbol brasileo que sufri el accidente areo.
 
Ricardo Antunes: S. Nosotros gustamos mucho del ftbol y fue una cosa muy triste, era un equipo pequeo que vena muy bien en los ltimos aos. Es una tragedia. La informacin que tenemos hasta ahora es que probablemente haya sido causada por falta de gasolina. Si eso se confirma, lo que puede explicar que un vuelo tenga una cantidad de gasolina menor de la necesaria para volar, debe ser la fase de la tragedia neoliberal destructiva que estamos viviendo.

M.H.: Me imagino tambin la tristeza por la muerte de Fidel Castro.

R.A.: Seguro que s, porque para muchos de nosotros Fidel Castro en Amrica Latina signific la posibilidad de que un pequeito pueblo en el Caribe diga que no al imperialismo norteamericano, no al capitalismo de la super explotacin, no a los intereses de las grandes corporaciones.
Cuba desde su revolucin en 1959 se convirti en un punto de resistencia de Amrica Latina, una referencia que demostraba que se poda luchar para buscar otro modo de vida. Claro que sabemos que hay muchas dificultades en la situacin del socialismo cubano, que el bloqueo norteamericano ha sido brutal, sabemos que la dependencia de Cuba con el sistema sovitico se mostr a lo largo de las dcadas muy problemtica. Inclusive pienso que el Che Guevara percibi que la dependencia de los cubanos al rea de influencia de los soviticos no era positiva, pero independientemente de todo lo que se pueda decir, es la representacin ms clara de la resistencia, del ideal de emancipacin que los cubanos expresaron para nuestra Amrica Latina, y Fidel junto al Che Guevara fueron las figuras que encarnaron este ideal, que hasta hoy vive en muchos en nuestra Amrica.


M.H.: Pasemos a Brasil, a Temer se lo acusa de trfico de influencias luego de la denuncia de su propio Ministro de Cultura. Lo que provoc la semana pasada la renuncia de Marcelo Calero y tambin del Ministro de la Secretara de Gobierno Geddel Vieira el viernes pasado. Qu nos podes comentar sobre estos acontecimientos?
 
R.A.: Este ltimo episodio demuestra lo que mencion muchas veces en otras entrevistas, el grupo Temer y el PMDB son parte de la ms fuerte tradicin de corrupciones. Nosotros somos crticos del gobierno de Dilma y del gobierno del PT que hizo muchas concesiones a las burguesas, a los sectores dominantes, los capitalistas y los bancos. Pero Dilma ha sido depuesta a travs de la acusacin de haber cometido un crimen y la verdad es que Temer cometi un crimen, porque intent obligar a su Ministro de Cultura, Calero, a aprobar por arriba de la decisin de un rgano nacional de preservacin del patrimonio pblico, la liberacin de una construccin de un predio de departamentos donde un ministro era propietario. O sea, es una vergenza porque es un accionar en funcin de los intereses privados ms mezquinos, en el sentido de que el Presidente en vez de intentar enfrentar las trgicas condiciones de desempleo que hoy segn cifras oficiales es de 12 millones de personas, aunque en realidad son alrededor de 30 millones, se dedica a preservar intereses privados. Es una expresin de la privatizacin del Estado brasileo, este es un proceso muy antiguo, el de la privatizacin por las oligarquas polticas provinciales, regionales y en el plano nacional de las corporaciones.
Claro que Temer est intentando superar esta crisis, pero hay otro ministro, Eliseu Padilha, que tambin est involucrado. Adems, la ms grande empresa de construccin civil de Brasil, Odebrecht, ha finalizado la delacin de hasta 250 nombres de diputados y senadores brasileos que estn involucrados en la corrupcin, y muchos de ellos son parte del gobierno de Temer. Yo dije en otra entrevista hace 3 o 4 meses atrs, que el gobierno de Temer iba a ser una sucesin de escndalos polticos uno despus del otro hasta 2018, si es que llega.


La clase trabajadora no tiene la confianza que tena aos atrs en la CUT
 
M.H.: Precisamente respecto del tema de llegar al 2018, el pasado 25 de noviembre hubo una serie de movilizaciones y paros convocados por las centrales sindicales. Cules fueron las repercusiones?
 
R.A.: Lamentablemente no fueron significativas. Hoy (29/11) es ms significativo que en el Congreso brasileo se est haciendo la votacin de 2 o 3 medidas que son las ms brutales, una de ellas reduciendo brutalmente el presupuesto para la salud y la educacin. Hoy hay manifestaciones en Brasilia, en la capital del Distrito Federal, contra su aprobacin y contra muchos proyectos similares del gobierno de Temer.
Pero hay un segundo movimiento que es muy importante en Brasil hoy que es la ocupacin de las escuelas, tanto secundarias como universidades. Hay muchas universidades que estn ocupadas y hay tambin una huelga importante de profesores de las universidades federales.
Lamentablemente el 25 de noviembre las paralizaciones nos fueron fuertes, fueron localizadas y en algunos sectores pblicos fundamentalmente, porque durante los 14 aos del gobierno del PT, primero de Lula y luego de Dilma, la CUT no hizo otra cosa que ser cooptada por el gobierno y no permitieron movilizar ni una organizacin de la clase trabajadora, entonces ahora la clase trabajadora no tiene la confianza que tena aos atrs en la CUT. La clase trabajadora no la considera ms su representacin, entonces hoy tenemos una situacin de muchas manifestaciones en escuelas, universidades, sectores pblicos, hay huelgas que estn luchando por conquistas salariales, pero las manifestaciones ms polticas como la del 25 de noviembre son limitadas.
Infelizmente esta es la realidad, por ms que nosotros desearamos poder decir que fue una manifestacin importante, pero no, hoy s hay una manifestacin popular del Movimiento Sin Techo y Sin Tierra, de trabajadores pblicos y de las periferias en Brasilia, pero estn sufriendo una fuerte represin policial.

M.H.: Cmo penss que impactar el triunfo de Trump sobre Brasil?
 
R.A.: Hay muchas dudas sobre qu cambios efectivamente van a ocurrir, porque una cosa fue la campaa de Trump para derrotar a Clinton, donde hizo una campaa muy de derecha, nacionalista y donde hay mucha parte de desconsideracin hacia nuestra Amrica Latina.
Yo pienso que lo primero que vamos a sentir que va a ser muy negativo, ser la brutal represin a los inmigrantes, fundamentalmente a los que nosotros llamamos chicanos de Mxico y Amrica Central que migran a EE. UU. intentando conseguir trabajo.
La segunda cosa negativa ser un recrudecimiento en la poltica de relacin que Obama haba empezado con Cuba, declaraciones que hizo en estos das Trump dejan claro que va a endurecer la relacin con Cuba. Es una incgnita saber todava cules intereses va a defender y qu consecuencias podr traer para EE. UU. y el mundo, pero mi primera impresin es que en el plano de las relaciones econmicas de nuestra subordinacin a la hegemona al imperio norteamericano va a continuar del mismo modo que se encuentra hoy, no pienso que tengamos modificaciones muy profundas, creo que las ms profundas sern contra los inmigrantes latinoamericanos y la modificacin de la relacin con Cuba.

M.H.: Tengo en carpeta un artculo de Emir Sader: Brasil el eslabn ms dbil del neoliberalismo en Amrica Latina donde sostiene que en el marco de la contraofensiva conservadora en Amrica Latina, que busca restaurar gobiernos neoliberales, tanto en Argentina, como en Venezuela y en otros pases de la regin, es en Brasil donde el neoliberalismo tiene bases ms frgiles para consolidarse y ms dificultades para poner en prctica su programa. Coincids con esta visin?
 
R.A.: No. Sader es un intelectual completamente involucrado con el PT, tiene la visin mtica de que el PT era el cambio real en Brasil cuando nosotros sabemos que, tanto en el gobierno de Lula como en el de Dilma, implement un sistema de conciliacin de clase e intent un camino que yo defino como social liberalismo, no fueron gobiernos puramente neoliberales, pero fueron gobiernos social liberales. Inclusive no concuerdo con algunos que dicen que Brasil desarroll una especie de neo desarrollismo, es una mistificacin.
Lo que Temer est haciendo es otra cosa. Dada la fragilidad del gobierno del PT que desorganiz las luchas populares, y esto es lo que explica que la tentativa de huelga del 25 de noviembre no ocurriera, porque las clases trabajadoras, los asalariados, los de la periferia no tienen ms confianza poltica ni en la CUT ni en el PT.
El PT fue brutalmente derrotado, perdi las elecciones municipales, sufri una derrota completa, por lo tanto, esta reflexin de Sader es tpica de un intelectual del aparato del PT.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter