Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2016

Europa naufraga en el Mediterrneo

Iosu Perales
Rebelin


El politlogo Sami Nar (Tlemcen, Argelia, 1946) es un europesta desencantado con la actual Europa, un defensor de los derechos humanos que denuncia su vulneracin y no para de dar ideas para cambiar la vida de los pueblos. En su ltimo libro, Refugiados, publicado por Editorial Crtica, aborda con vehemencia un problema que est poniendo en tela de juicio los principios y valores fundacionales de la Unin Europea. Denuncia su carcter estrictamente economicista, su desunin, la ausencia de una poltica comn para manejar el euro, y la necesidad urgente de una poltica comn de fronteras frente a los fenmenos migratorios de nuestro tiempo, desde la aceptacin de valores comunes que tengan en cuenta a los refugiados y a la demanda de solidaridad internacional.

Sami Nar se muestra pesimista al afirmar que vamos por el camino contrario. Por eso reclama desde hace ya tiempo un gran debate sobre qu Europa queremos. Plantea la disyuntiva de actuar con los refugiados de manera civilizada o no civilizada como el dilema en que se juega el ser o no ser de Europa. Siguiendo a Nar, creo que en realidad este es un problema mundial, ms all de Europa, en la medida en que el ltimo informe de ACNUR sobre Tendencias Globales nos asegura que a finales de 2015 un nmero de 65,3 millones de personas se encontraban desplazadas, en comparacin con los 59,5 millones de doce meses antes. Atencin, es la primera vez que se supera el umbral de 60 millones de personas obligadas a sobrevivir en refugios. Qu hacer frente a semejante drama?

Sami Nar propone una medida de urgencia: nos recuerda que tras la primera guerra mundial, en 1920, se dot a los refugiados de un documento de trnsito, el Pasaporte Nansen, para poder circular libremente en busca de asilo. No es la gran solucin, pero es una buena idea. Lo que no puede ser es mantener a los refugiados en campos de concentracin a cielo abierto en las actuales condiciones infernales que padecen. Claro que ello supondra contar con una Europa abierta a la inter-solidaridad. Si con 512 millones de habitantes no podemos dar refugio a cinco millones es que algo va muy mal.

Hoy, tenemos a nuestras puertas a 4,9 millones de sirios de los que tres millones se encuentran en Turqua en condiciones dursimas, por las condiciones de la logstica y la dureza del Gobierno autoritario de Erdogan. Adems, Siria cuenta con otros 6,6 millones de desplazados internos. Irak, Somalia, Afganistn, son pases que expulsan a ingentes cantidades de personas. Evito citar cifras mareantes que cualquiera puede encontrar en la web oficial de ACNUR. Pero hay que destacar que mientras pases poderosos miran para otro lado, el pequeo Lbano acoge el mayor nmero de refugiados, un milln cien mil, en proporcin a su pequea poblacin de 4,5 millones de habitantes.

La Europa que ahora protesta por el muro que pretende Trump para parar la emigracin procedente de Mxico, ha levantado siete alambradas por varios pases, con una longitud actual de 1.200 kilmetros. Si la cada del Muro de Berln fue acompaada de crticas a lo que haba supuesto contra la libertad y dignidad de las personas, ahora, en pleno siglo XXI, los nuevos muros de alambre con pas ponen en entredicho las libertades en la Unin. Cuando se impide el ingreso a nuestro territorio de personas que huyen de guerras y de persecuciones se abren grietas anchas y profundas en los principios que decimos que importan. En Grecia, Macedonia, Eslovenia, Hungra, Croacia, Ceuta, Melilla y por supuesto en Turqua, se est enterrando los ideales de nuestra civilizacin. Europa enfrenta al fenmeno de los refugiados como si de una guerra se tratara.

Lo grave es que Europa no hace nada til para dar respuesta a este problema a medio plazo. Por qu no se esfuerza en una cooperacin de desarrollo real en los pases de origen? Proyectos que creen empleo y den estabilidad a poblaciones. Por qu no implementa programas de formacin profesional de jvenes africanos que incluyan apoyos a emprendedores? Programas que incluyan a jvenes ilegales a los que se les garantice que puedan volver sus pases y regresar a Europa para proseguir su formacin. Sami Nar se hace estas y otras preguntas y advierte de un tipo de migracin que presenta tintes dramticos: se refiere a la migracin ecolgica que pronto ser ms importante que la econmica y que tiene que ver con la escasez del agua que est matando masivamente en el frica Subsahariana.

El pensador europesta, al afirmar que en los ltimos veinte aos la poltica ha sido destruida por la economa que ha pasado el poder a grandes polos macroeconmicos, advierte de un modo pesimista, es decir realista, que los polticos que tenemos ahora, salvo excepciones, no son capaces de pensar de modo distinto al economicismo imperante. Tal vez por eso espera que ms pronto que tarde se produzca un choque elctrico que ponga fin a la inercia dominante del eje franco-alemn y que en Francia o en Alemania llegue un gobierno que diga Basta!

Mientras llega una nueva oportunidad para redimir Europa, se muere en el Mediterrneo. Desde 2014 ya son unos 10.000 los ahogados. Solamente en este ao 2016, an habindose multiplicado los salvamentos, ya son 3.800 los que han perdido la vida. Consintiendo semejante tragedia, Sami Nar teme la cada de un proyecto que fue fundado no slo para preservar la paz sino que tambin para avanzar hacia una civilizacin nueva, democrtica, tolerante, inclusiva y solidaria. Dice: Si seguimos en este camino Europa va a desaparecer. Eso lo tengo totalmente seguro, la globalizacin se va a tragar a Europa. Sin embargo hace un guio al optimismo cuando aade: Europa es muy viva polticamente. Avanzamos a base de crisis. Tendremos cada vez que plantearnos la cuestin de elegir civilizacin o barbarie, como sucede con los refugiados. No cabe duda que Europa est a la espera de nuevos liderazgos. Los actuales son mediocres y serviles a los grandes poderes financieros.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter