Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2016

Inda y el monstruo

Pascual Serrano
La Marea


El caso Inda, un periodista y tertuliano a quien los jueces han condenado por no pagar la manutencin de sus hijos, y el modo en que reaccion al sacar el asunto el moderador de La Sexta Noche, Iaki Lpez, merecen una reflexin. Como se recordar, tras la publicacin de la sentencia por el diario Pblico el sbado 3 de diciembre, el tertuliano y director de Okdiario particip ese mismo da, como viene siendo habitual, en el programa televisivo La Sexta Noche.

A pesar de que la noticia de la sentencia fue el tema estrella de las redes sociales durante toda la jornada, los responsables periodsticos del programa, incluido el moderador, ni se plantearon sacar el asunto. Una informacin es trending topic todo el da, a la noche tienes al protagonista en el plat y no se plantean tocar el tema. Curioso. No slo eso, cuando una de las tertulianas del programa, la diputada de Unidos Podemos Carolina Bescansa, a propsito de las declaraciones del alcalde de Alcorcn, saca la informacin, Iaki Lpez intenta pararla con el argumento de que se trata de un asunto personal que no procede abordar en la tertulia. A pesar de que Bescansa argumenta su importancia y razona su trascendencia social por enmarcarlo en un asunto de gran sensibilidad como la violencia de gnero.

Supongamos por un momento que el implicado fuese un poltico. Alguien se imagina a los medios intentando impedir el debate argumentando que es un asunto privado? Si un ministro fuese condenado por no pagar la pensin de manutencin de sus hijos y su sueldo embargado, nadie entendera que es un asunto privado que no debe debatirse. Es ms, el debate sera sobre si deba dimitir o no. Si entendemos que eso es un asunto privado tambin podra asesinar a su cuado o violar a una vecina y deberamos ignorarlo porque forma parte de su vida privada.

Sin embargo, cuando se trata del periodista se le intenta proteger. No olvidemos que se trata de periodistas que no ejercen de periodistas. Hace mucho que los tertulianos no hacen labor de periodistas, ellos opinan al mismo nivel que el resto de los invitados. Y, por tanto, deberan estar bajo el mismo criterio de medicin. Un periodista es un profesional que le pregunta a una figura que se considera de inters pblico para que sta opine sobre lo que el periodista le requiera.

Julio Anguita lo precis en uno de esos debates. Tras opinar Anguita, un periodista da su opinin y aade es para que quede clara mi posicin en este aspecto. A lo que el poltico comunista le responde: S, pero lo importante es la ma, lo que importa es la opinin del entrevistado. En un debate poltico, las personas que discuten exponen sus crticas y las legitiman con el aval de su propio ejemplo y trayectoria. Si organizamos debates en el que unos (los polticos) deben dar explicaciones y recibir crticas (lo cual est muy bien), y otros (tertulianos/periodistas) pueden opinar, argumentar, rebatir y contrargumentar, pero no estn obligados a dar explicaciones de su propia trayectoria, no estamos jugando limpio.

Cada vez es ms frecuente encontrar en nuestras televisiones reyertas polticas en las que periodistas, a los que no se les exige ninguna legitimidad tica ni honestidad, se permiten dar lecciones morales a los polticos. Como vemos, hasta se pueden permitir no pagar la pensin de sus hijos y siguen dando lecciones de tica. Y encima algunos medios bloquean, o intentan bloquear, la discusin en torno a esa legitimidad. Quizs porque lo siguiente que est sobre la mesa es el criterio profesional para incluir en su nmina de tertulianos que dicen denunciar la corrupcin poltica a periodistas sentenciados por mentir y por no mantener a sus hijos.

La Constitucin espaola (artculo 120) obliga a los jueces a hacer pblicas todas las sentencias y ahora resulta que no est bien que los periodistas puedan difundirlas si el afectado es un periodista tertuliano. Hasta la directora de Pblico tiene que dar explicaciones de por qu public la sentencia contra Eduardo Inda.

El periodismo se ha presentado como el cuarto poder, es decir, el que iba a controlar a los otros tres (ejecutivo, legislativo y judicial), el problema es que hemos creado un monstruo que ni es periodismo ni existe rgano institucional ni ciudadano al que tenga que dar explicaciones. Un monstruo que, de todos los poderes, curiosamente es el menos democrtico y el que ms depende del dinero. Hasta se puede permitir mentir, no pagar la pensin de sus hijos y exigir que no se difunda porque forma parte de su mbito privado.

Fuente: http://www.lamarea.com/2016/12/04/inda-y-el-monstruo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter