Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2016

Los aliados de Temer ya barajan otro presidente para 2017

Pablo Giuliano
El Telgrafo (Ecuador)

El exmandatario Fernando Henrique Cardoso figura entre los candidatos para asumir el mando. La crisis econmica y la corrupcin poltica agobian al pas.


No tengo la varita mgica, no se puede hacer todo en pocos meses, dijo el presidente brasileo Michel Temer a empresarios, en medio de un vendaval de versiones de que la coalicin que lo sustenta, en el ajuste neoliberal indito de congelar por 20 aos el gasto pblico, ya est pensando en un plan B para que el Congreso pueda elegir, en 2017, un nuevo jefe de Estado.

Temer, adems de haber sido acusado de trfico de influencias por su exministro de Cultura, Marcelo Calero, no logr atraer la confianza empresarial. La tasa de inversin del tercer trimestre fue del 16% del producto interno bruto (PIB), la menor desde 2003. Es un gobierno que se est derritiendo, dijo Alfonso Florence, titular del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores (PT).

Le queda a Temer la ltima bala: que el Senado apruebe el 13 de diciembre la enmienda constitucional que detiene por 20 aos el gasto pblico. El desgaste del Presidente se agranda cada da y segn los medios locales se agiganta el pedido por el exministro Xico Graziano, quien pidi el regreso a la presidencia de un aliado de Temer, el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), de 85 aos y nico miembro del Partido de la Social Democracia Brasilea que derrot a Lula.

Pero la idea, segn Folha de Sao Paulo, no es poner a competir al veterano socilogo aliado de Temer, sino ponerlo como candidato para que sea electo indirectamente por el Congreso cuando su mandato presidencial supere el 50%. Es decir, se acaba la mitad del mandato Rousseff-Temer para que el Congreso elija a alguien en caso de renuncia o destitucin, si no hay acuerdo para que asuma el titular de diputados.

La temperatura de la clase media que se refugia en el juez del caso Petrobras, Sergio Moro, como una suerte de salvador de la patria desde su despacho en la ciudad de Curitiba, tambin ha subido por la falta de respuestas a la crisis.

El gobierno de Temer sufri su primer cacerolazo en los barrios ricos de las principales ciudades del pas a raz del descontento generado por las nuevas medidas anticorrupcin votadas por la Cmara de Diputados y que fueron denunciadas por los fiscales de la Operacin Lava Jato, que amenazaron con dejar sus cargos. El movimiento fue convocado por Facebook por grupos que defendieron el juicio poltico que destituy a la presidenta Dilma Rousseff, enojados por la decisin del Congreso Nacional de aprobar un paquete anticorrupcin que incluye el aumento de sanciones a jueces y fiscales en caso de desvos de sus funciones.

Esta normativa provoc la reaccin de la Corte Suprema y de los fiscales de la Operacin Lava Jato, que en conferencia de prensa amenazaron con renunciar en caso de que Temer no vete esta medida, tambin criticada por el meditico juez Sergio Moro, a cargo de la red de corrupcin de Petrobras entre polticos y empresarios.

El punto de discordia fue el que incluyeron los diputados para elevar las penas por abuso de autoridad a jueces y fiscales de 6 meses a 2 aos de prisin cuando revelen detalles de investigaciones sin terminar, sin sentencia y demuestren predileccin poltico-partidaria.

En ese marco, el juez Moro encabeza el movimiento que se opone al proyecto de ley. Enfrent acusaciones de abuso de poder contra el PT y la izquierda, adems de escuchar ilegalmente a Rousseff, durante su visita al Senado, donde afirm que la sociedad no est pidiendo eso, sino la lucha contra los corruptos.

El juez de la corte, Gilmar Mendes, le dijo a Moro que nadie puede cometer abusos en nombre de la ley, preparando el terreno a la bomba que se espera en el mundo poltico, sobre todo en la coalicin de Temer y Cardoso: la delacin premiada de 78 ejecutivos de la firma Odebrecht, la constructora que soborn a funcionarios y polticos durante dcadas y que ahora pag una propaganda en los diarios con la frase: Perdn, Odebrecht se equivoc.

Brasileos salen a la calle por corrupcin

Miles de brasileos marcharon ayer para protestar contra la corrupcin poltica y en apoyo a los investigadores del emblemtico caso Petrobras. Con epicentro en Ro de Janeiro y Brasilia, los manifestantes convocados por las organizaciones que apoyaron la destitucin de la presidenta izquierdista Dilma Rousseff salieron desde temprano a las calles, en un reclamo que se extendi por decenas de ciudades.

Operacin Lava Jato, defendida por el pueblo, deca un cartel portado por un manifestante en Ro de Janeiro, que resuma el reclamo central: proteger la investigacin que revel un esquema de desvos multimillonarios de la petrolera estatal hacia la poltica.

En Brasilia, unas 5 mil personas se reunieron frente al Congreso, segn inform la Secretara de Seguridad, y colocaron paneles flotantes con ratas dibujadas sobre las grandes piletas que anteceden a la entrada principal del edificio.

Una pancarta con la leyenda Fuera Renan decoraba un camin desde donde los organizadores arengaban a los manifestantes, mayormente vestidos con las camisetas amarillas de la seleccin de ftbol.

Renan Calheiros, el poderoso presidente del Senado, fue el blanco principal de los ataques. Aliado clave de Temer y miembro de su partido, el PMDB, enfrenta una docena de investigaciones, varias de ellas ligadas a los sobornos en Petrobras.

Datos

El Senado de Brasil aprob la semana pasada en la primera de las 2 votaciones necesarias una propuesta que restringe el gasto pblico durante los prximos 20 aos y supone la base del ajuste fiscal impulsado por el Gobierno del presidente Michel Temer.

La propuesta plantea limitar el aumento del gasto pblico anual a la tasa de inflacin del ejercicio anterior durante las prximas 2 dcadas, con la posibilidad de que eso sea revisado solo una vez que hayan pasado 10 aos. Las protestas obligaron al Gobierno a modificar la propuesta original para que la limitacin de los gastos en salud y educacin sea a partir de 2018.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/los-aliados-de-temer-ya-barajan-otro-presidente-para-2017



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter