Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2016

El No a Renzi que preocupa en Europa

Federico Larsen
Rebelin


La ya histrica disputa sobre las formas de la representacin institucional en Italia se llev puesto a un nuevo primer ministro, Matteo Renzi, ampliando as el clima de incertidumbre poltica en toda Europa. Ni la victoria del candidato del Partido Verde austraco, Van der Bellen, frente al de la extrema derecha xenfoba en las elecciones presidenciales de ese pas, pudo morigerar la decepcin del establishment europeo frente a la derrota de Renzi. Se trata de un claro avance de los sectores euro-escpticos italianos. Una ms.

El referndum

El primer ministro Matteo Renzi asumi su cargo en 2014 sin haber sido elegido por nadie. En las elecciones de 2013, el ganador fue su compaero del Partido Democrtico, Pierluigi Bersani, quien tras haberle ganado la interna en 2012 y destronado a los seguidores del derechista Silvio Berlusconi del poder, se hizo cargo del gobierno.

Pero el sistema institucional italiano, plagado de organismos de control y mtodos de contrapeso institucional, le requiri a Bersani un apoyo poltico amplio que nunca logr, y debi renunciar. Renzi, joven jefe del partido ms votado en 2013, asumi la jefatura del gobierno tras una serie de artilugios polticos, con el apoyo de los delfines de Berlusconi, y la promesa explcita de reformar todo el sistema que permita que gente como l llegara a gobernar sin haberse sometido a la eleccin popular.

Esa propuesta, postergada durante meses y aprobada en el Parlamento recin en abril de este ao, fue la principal carta poltica del gobierno Renzi. sta consista en reformar algunos artculos de la constitucin para reducir los miembros y el poder del Senado y otras instituciones consagradas en la Carta Magna de 1946. El objetivo era claro, evitar las crisis de gobierno que llevaron a Italia a cambiar su ejecutivo una vez cada dos aos en promedio desde los aos 50.

La reforma constitucional fue presentada al electorado italiano en los ltimos meses como la solucin a todos los problemas, econmicos y polticos que el pas vivi en las ltimas dcadas. Hasta la Asociacin Nacional de Partisanos, combatientes antifascistas de la Segunda Guerra Mundial, se opusieron con fervor a la propuesta de este joven lder que se presentaba como la renovacin de la centro izquierda a pesar de su pasado en la Democracia Cristiana. El progresismo y la izquierda bocharon de entrada la reforma, por la quita en derechos de representacin y el ajuste a la participacin del Estado en la economa que supona. La derecha vio en la campaa por el No la posibilidad de acumular polticamente con su discurso anti-establishment, muy de moda por estos tiempos. Y ganaron, provocando en los hechos la renuncia de Renzi.

Un No europeo

El resultado del referndum no es de ninguna manera llamativo. Y la abultada diferencia en favor del No lo confirma. Como el mismo Renzi admiti al comentar los resultados, ms que el fracaso de una reforma, es el fracaso de un proyecto poltico que en Italia -y en Europa- cuenta cada vez con menos aclitos. Se abre entonces una nueva crisis de gobierno. Esto significa que el presidente de la Repblica Mattarella (garante de la Constitucin y quien no detenta el Poder Ejecutivo), deber comenzar las consultas entre los lderes polticos de las formaciones que pueblan el Congreso italiano tras las elecciones de 2013 y 2015, para establecer quien est en condiciones de obtener el apoyo parlamentario para guiar un gobierno de transicin hasta las elecciones de 2017.

La pregunta legtima a esta altura es quin gan el referndum? La respuesta podra resumir la situacin poltica de toda Europa: fascistas, neo-nazis, conservadores, neo-liberales, democristianos, socialistas, comunistas y movimientos sociales que los fracasos del proyecto institucionalista europeo logr juntar en su contra. Esa variedad ideolgica, sin embargo, supone una lucha por el liderazgo de tan heterogneo Frente del No, que se estara resolviendo en favor del Movimiento 5 Estrellas, un partido fundado por el cmico Beppe Grillo y que ha hecho del rechazo a las ideologas y de la anti-poltica su bandera.

Las 5 estrellas que componen el nombre aluden a la del control de calidad o prestigio de los hoteles, y representan el supuesto apego del movimiento a los principios de honestidad y transparencia que, sin embargo, el partido no demostr a la hora de asumir cargos directivos. Pero su enardecida retrica anti sistema logr posicionarlos a la cabeza del frente que ayer logr frenar la reforma de Renzi, en medio de la crisis generalizada de la izquierda europea tras la debacle de Syriza. Y ese anti-europesmo es justamente lo que preocupa Bruselas.

Una victoria del Movimento 5 Stelle en prximas elecciones (ya no tan ilusoria tras las sorpresas del Brexit y de Trump) significara una terrible noticia tanto para burcratas y banqueros europeos como para los movimientos sociales y de izquierda, que ya abandonaron la prdica anti-europea para apostar a un nuevo regionalismo social y popular.

Es llamativo, sin embargo, como todos los intentos de refrendacin popular de modificaciones polticas sostenidos con argumentos pro-europeos hayan suscitado fuertes rechazos en la poblacin. Desde los referndum en Holanda y Francia sobre la Constitucin Europea, jams implementada, pasando por el Brexit y llegando hasta la reforma constitucional italiana, el voto directo del pueblo europeo ha sido generalmente hostil a las propuestas de una dirigencia europea claramente alejada de sus representados. A esto se le suma el crecimiento de propuestas del nuevo populismo conservador anti-europeo y la cada de los hombres fuertes de la UE, tras la renuncia a un nuevo mandato de Hollande y y la derrota de Renzi.

Italia se convertir entonces, nuevamente, en el centro de la expectativa poltica europea de los prximos meses, con los castigos que el sector financiero suele propinar a los pases dscolos y que generalmente soportan las capas mas humildes de la poblacin. Ser necesario descreer de buena parte de las noticias que estos sectores distribuyen a travs de sus medios de prensa. Se deber analizar la situacin con cautela, con especial atencin al rol de los movimientos sociales, las organizaciones que trabajan con migrantes, intelectuales comprometidos con espacios de construccin social, sectores sindicales alternativos, nicos actores capaces de restituir el rol perdido a la poltica.

@larsenfede

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter