Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2016

La hipcrita solidaridad de los paisas del Atltico Nacional

Renn Vega Cantor
Rebelin


Los medios de desinformacin de masas de Colombia (RCN, CARACOL, El Tiempo, El Espectador, Revista Semana) no cesan de decir que el mundo qued sorprendido con las increbles muestras de solidaridad que se vivieron en Medelln la semana anterior, con motivo del accidente areo en el Cerro Gordo del Municipio de la Unin, a pocos kilmetros del aeropuerto de Rionegro, en el que perdieron la vida 71 personas, entre ellos la mayor parte de jugadores del equipo de futbol Chapecoense. Se afirma, con esa demagogia que invade esos medios, que nunca antes se haba visto una muestra similar de solidaridad ante una tragedia, como se evidenci el mircoles 30 de noviembre con la presentacin en el Estadio Atanasio Girardot de Medelln de 40 mil personas con vestidos blancos y con velas encendidas, mientras que fuera del estadio desfilaron, dicen las crnicas, otros veinte mil.

Federico Gutirrez, el Alcalde de Medelln aprovech la ocasin para recordar que

gracias a todo Medelln y Antioquia . Un mensaje claro y concreto: todo eso que ustedes estn viendo en este momento, lo que no pueden ver que est sucediendo alrededor del estadio, tiene nombre. Este sentimiento tiene nombre, este valor tiene nombre y se llama solidaridad. Y   lo ms importante que tenemos que entender, es que de eso es de lo que estamos hechos los paisas y los antioqueosi.

En el discurso del alcalde los muertos del accidente son solo un pretexto para recordar la grandeza del pueblo paisa, porque por ningn lado se menciona a Colombia y a los colombianos. Este alcalde, como es propio en la mayor parte de los polticos del departamento de Antioquia, sacan pecho por representar el orgullo paisa, con el cual se confieren una pretendida superioridad sobre el resto de colombianos, incluyendo a los ms pobres entre los pobres de la propia Antioquia.

Al respecto, debe recalcarse la diferencia existente entre paisa y antioqueo, como lo seala Diego Alejandro Morales:

Cuando hablamos de paisa hablamos bsicamente de un grupo tnico, con unas caractersticas lingsticas (ese acento repulsivo), culturales, estticas, una idiosincrasia y un origen comn, que no corresponde necesariamente con habitar o tener origen en el territorio de Antioquia, en efecto, muchas personas no encajan en ese perfil siendo oficialmente antioqueos, como aquellos que viven cerca al Urab, Choc y Crdoba, incluso, hacia Caldas, Quindo y Risaralda ya las costumbres y el acento empiezan a cambiar, estamos tambin quienes logramos deshacernos de esa venda cultural que se nos impone desde el nacimiento. Tendran que ver en otras regiones como a los antioqueos nos echan cuentos desde que nacemos. As pues, no es lo mismo ser paisa que antioqueo; no todos los paisas son antioqueos ni todos los antioqueos son paisasii.

Hay que decir que en las ltimas dcadas, como resultado de dos fenmenos complementarios, el trfico de narcticos y el paramilitarismo (los cuales confluyen en un poltico regional que lleg hasta la Presidencia), el apelativo paisa se convirti en sinnimo de traqueto, sicario y paramilitar y se generalizaron las patraas sobre la supuesta grandeza del pueblo paisa, encaminadas a legitimar tropelas, robos, crmenes y expropiaciones que han llevado a cabo terratenientes, ganaderos y empresarios, tanto en Antioquia como a lo largo y ancho del pas.

PAISAS LLORAN A FUTBOLISTAS PERO EXIGEN QUE CONTINUE LA GUERRA DE EXTERMINIO

Un hecho que seguramente en pocos lugares del mundo saben es que muchos de los que desfilaron, dieron muestras de dolor y lloraron ante la muerte de los futbolistas brasileos solo por ellos, porque los otros muertos, los que no eran futbolistas, no les interesaban-, fueron los mismos que el 2 de octubre pasado votaron en el Plebiscito por la continuacin de la guerra. Son los mismos que forman parte de las huestes de guerreristas que desde las ciudades, y Medelln es la primera de ellas, piden que se siga masacrando a colombianos humildes. Recordemos que en el Plebiscito, los paisas de Medelln votaron abrumadoramente por la guerra, con un 63% (431 mil votos) del total de sufragantes, siendo la primera ciudad del pas en donde se impuso en forma rotunda el No. Ante esto, caben varias explicaciones. Una, que en menos de dos meses los guerreristas, conmovidos por un accidente areo, se volvieron pacifistas. Es difcil creer en tamaa metamorfosis si se tiene en cuenta que los hinchas de futbol, con contadas excepciones, no son amantes de la paz, ya que la competencia misma es una incitacin a la guerra, mxime que en Medelln se destila odio contra quienes quieren ponerle fin al conflicto armado. Si se es a la par hincha de futbol y analfabeta poltico, el resultado no puede ser otro que enaltecer la violencia y la brutalidad, por lo que resulta difcil de aceptar la conversin al pacifismo por la mayora de quienes se auto-catalogan como paisas, aunque en la Barra Los del Sur, que convoc al acto de solidaridad, algunos digan que tienen ideas de izquierda.

Parece ms plausible una segunda explicacin: hay muertos importantes, de primera clase, y el resto. Ante los de primera clase, entre los que se encuentran los futbolistas profesionales, cabe todo tipo de muestras de dolor, pero ante el resto de muertos solo cabe el desprecio. Tal diferenciacin se debe a la labor de los medios de desinformacin que exaltan a unos muertos (a los futbolistas del Chapecoense, RCN los bautiz como los hroes), mientras que callan a otros. Esto qued claro con el silencio de esos medios ante la muerte y el funeral multitudinario del lder cubano Fidel Castro, un hecho que de por s ameritaba un cubrimiento excepcional.

Una primera conclusin puede extraerse del hecho comentado, muchos de los paisas urbanos de Medelln que desfilaron con trajes blancos, que parecan compungidos y se solidarizaron con el Chapecoense son partidarios de la guerra y la muerte de colombianos, incluyendo a antioqueos pobres y raizales.

LOS NEGOCIOS DE RCN Y ARDILA LLLE CAMUFLADOS COMO SOLIDARIDAD

Un hecho que debe enfatizarse, aunque ha pasado desapercibido en medio de la desinformacin meditica, sobre todo por parte de RCN (Radio Cadena Nacional), radica en que su propietario, el empresario Carlos Ardila Llle, es tambin el dueo del equipo de futbol Atltico Nacional. En la prctica esto quiere decir que, como buen capitalista, lo que se busca con ese patrocinio es que el equipo genere dinero, sin importar los medios que se deban utilizar para conseguirlo, incluso recurrir a una falsa solidaridad y desprendimiento, que es lo que menos caracteriza a Ardila Llle (o si no recurdese el trato filantrpico que le dio a los corteros de caa en la huelga de 2008).

Y eso qued rubricado con lo acontecido la semana anterior, y sobre todo, con la forma cmo se cubri la informacin. Ya desde el momento mismo del accidente, RCN televisin titul: Primer medio de comunicacin en llegar al lugar del siniestro areo. Es decir, hasta la muerte y el dolor son una competencia para los carroeros del canal de uno de los cacaos (dueos) de Colombia. No importa el dolor, sino la sintona y audiencia que ese dolor proporcione. Y eso se comprob en los das siguientes donde la transmisin de todos los hechos relacionados con el accidente de los futbolistas brasileos fue exaltado con sadismo criminal. Pareca que en el avin solo vinieran futbolistas y nadie ms, porque de los pasajeros comunes y corrientes poco o nada se dijo.

Claro, desde el punto de vista comercial del canal y del Atltico Nacional (que pertenecen al mismo dueo) lo que importaba resaltar era el futbol, porque es una mercanca muy rentable, y adicionalmente se convirti en una ocasin propicia para difundir la imagen del Atltico Nacional a nivel internacional. Adems, present a ese equipo como muestra de la grandeza y del empuje paisa (seguramente porque fue propiedad del capo Pablo Escobar). Todos los rituales que difunda RCN y que reprodujeron los otros medios apuntaban a reforzar la imagen del Atltico Nacional ms que la del Chapeonese. En realidad, este fue un pretexto perfecto para, lucrndose con el dolor y la muerte, vender la imagen del Atltico Nacional, ahora presentado como ejemplo de juego limpio, de solidaridad y desprendimiento. Eso fue tan evidente que en una nota de El Espectador se afirma: Desde ahora, siempre que se hable del Chapecoense tendr que nombrarse al Atltico Nacionaliii. Es decir, como es propio de la ms vulgar lgica traqueta y paisa, los vivos sacan renta de los muertos. Interprtese el trmino vivos en este caso como avivatos, de lo que tanto se enorgullecen los paisas. Como para que no quede duda de lo que estamos diciendo debe recordarse que el Atltico Nacional recibi un milln de dlares por su filantrpico gesto de proponer que el ttulo de la Copa Sudamericana le fuera adjudicado al conjunto brasileo. Una generosidad para nada gratis, puesto que una cifra de dinero como la indicada invita a todo menos al juego limpio. Invita a la demagogia, a la trampa, a la simulacin, con tal de que el falso dolor genere grandes ganancias y eso es lo que ha conseguido el Atltico Nacional, o mejor sus dueos.

MIRAR PARA OTRO LADO, LOS MUERTOS HUMILDES DE COLOMBIA NO EXISTEN

El otro hecho que llama poderosamente la atencin y cuestiona la solidaridad paisa tiene que ver con el silencio total frente a los asesinados de lderes sociales y de mujeres que se vienen dando en Colombia todos los das, y que han arreciado en las ltimas semanas, con motivo de la firma de acuerdos entre el gobierno de Santos y las FARC-EP. Adicionalmente, no sorprende saber que Carlos Ardila Llle dueos del Atltico Nacional- haya financiado la campaa por el No en el plebiscito y su RCN haya recurrido a todo tipo de embustes y mentiras como pregonero de la guerra.

Cualquier extranjero que no conozca la historia reciente de Colombia puede suponer que el dolor que exhiben los paisas a travs de la televisin y las mal llamadas redes sociales con motivo del accidente areo en que murieron 71 personas se debe a que en Colombia hay pocos muertos por las cuales llorar. Nada ms lejos de la realidad. En nuestro pas, por desgracia uno de los ms violentos del mundo, se siguen asesinado dirigentes sociales y populares, defensores de los derechos humanos, maestros, ecologistas, lderes agrarios. Esta racha de sangre no para, en medio de las conversaciones de paz, sino que antes por el contrario se ha acentuado, como lo indica un dato estremecedor: segn La Misin de Naciones Unidas en Colombia en lo corrido del 2016 han sido asesinados ms de 200 lderes socialesiv. Justamente, la misma semana del accidente areo en La Unin, fueron asesinados siete dirigentes populares en varias regiones del pas.

Pero no son nicamente este tipo de asesinatos los que se suceden en Colombia, sino que tambin deben considerarse los actos de sadismo contra mujeres. Para la muestra un solo caso: el mismo da del accidente areo muri en la ciudad de Buga (Valle del Cauca) Dora Lilia Galvez, lesbiana y humilde empleada domstica, que haba sido brutalmente violada el 6 de noviembre. Una crnica periodstica registra el hecho en estos trminos:

Un aberrante caso de violencia contra la mujer se present el pasado 6 de noviembre en el municipio de Buga  (Valle del Cauca). Una mujer de 44 aos adems de ser abusada sexualmente por un sujeto, fue golpeada brutalmente, empalada y su cuerpo quemado en una gran proporcin. [] En extraas circunstancias, Dora fue abusada sexualmente y golpeada hasta casi ocasionarle la muerte al interior de su propia casa, asegura la hermana de la vctima Francy Elena Glvez , pues en las paredes estaban los rastros del sufrimiento por el que tuvo que pasar Dora. Aparte de abuso sexual hubo empalamiento, no s sabe, pero el agresor entr y la golpe y todo sucedi en la casa porque las marcas de sangre de sus manos que hay en la pared y las de sus chanclas en las escaleras evidencian que fue agredida ah, relat a Noticias Caracol Francy. Para mayor dolor de la familia, el sujeto que atac a Dora adems de golpearla y abusar de ella, quem su cuerpo en grandes proporcionesv.

A este hecho horroroso, que nos debera avergonzar a todos los habitantes de este pas, no se le dio ninguna cobertura, puesto que los medios estaban dedicados completamente al accidente areo. Con ese cubrimiento selectivo se demuestra que existen muertos ms importantes que otros y en nuestro medio los que no tienen ninguna importancia ni valor para los grandes medios de desinformacin son aquellos que caen acribillados por defender derechos o denunciar injusticias o son violentadas por el hecho de ser mujeres y pobres. Esto nos lleva a concluir que el dolor de los paisas, a propsito de la muerte de los futbolistas brasileos es un dolor selectivo, ocasional y efmero, que jams se muestra para llorar a los que son asesinados a diario en este terrible pas.

Frente a estos hechos atroces, que producen indignacin y vergenza, y en el que resultan asesinados hombres y mujeres humildes, no hay estadios llenos que gritan de dolor, ni manifestaciones multitudinarias en las calles de Medelln, ni visitas masivas a las funerarias, ni transmisiones radiales ni televisivas en vivo y en directo durante das enteros. Tampoco ninguno de esos asesinados es declarado como hroe o herona, como si se hizo con los futbolistas brasileos. Nada, solo silencio cmplice. Peor an, no extraa que suela haber algaraba y felicidad entre ciertos sectores, como cuando son asesinados dirigentes sindicales o defensores de derechos humanos, vistos como seres indeseables que habra que eliminar, porque estorban en un pas que se pretende libre y democrtico.

Por todo ello, puede concluirse que lo que se derramaron en Medelln en das recientes fueron lgrimas de cocodrilo, pero de cocodrilos paisas.

Notas

i. http://www.elespectador.com/noticias/nacional/antioquia/discurso-regionalista-del-alcalde-de-medellin-homenaje-articulo-668319 (nfasis mo).

ii. (Diego Alejandro Morales Zapata, El antioqueo que no quiere ser paisa, disponible en: http://www.las2orillas.co/el-orgullo-paisa/)

iii.(http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/nacional-y-chapecoense-unidos-el-futbol-y-el-dolor-articulo-668729).

iv. (Ver: ONU preocupada por asesinatos de lderes sociales en Colombia. Disponible en: http://eleconomista.com.mx/internacional/2016/11/22/onu-preocupada-asesinatos-lideres-sociales-colombia)

v. http://www.elespectador.com/noticias/nacional/mujer-fue-empalada-y-quemada-buga-valle-del-cauca-articulo-665922.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter