Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-12-2016

Del Egeo al Canal de la Mancha
La larga caminada de los refugiados sirios

Xavier Alexander Martnez Jarillo
Rebelin


En los primeros das de 2015, los combatientes kurdos de la ciudad de Kobane, auxiliados por una coalicin liderada por los Estados Unidos, lograron retomar la nombrada ciudad que estaba en manos del Estado Islmico desde febrero de 2014. Sin embargo, la recuperacin no fue tan grata, pues como lo mostr el peridico Le Monde en su nota titulada Dans les ruines de Koban libre (2 de febrero de 2015), la ciudad qued totalmente destrozada por los constantes bombardeos. Podramos imaginar aqul espectculo escalofriante de toneladas de dinamita estallando en la ciudad cual fuegos artificiales, derramando sangre kurda, rabe y siria en el rido suelo.

Dentro de la crueldad desatada por toda guerra, est el desplazamiento de personas que buscan un mejor lugar dnde vivir. De Kobane huy la famosa familia Kurdi, de quienes el mundo presenci su tragedia en aquella fotografa en la que se retrataba la crueldad de la inmigracin: Aylan Kurdi, el pequeo de 3 aos que vesta una playera roja y un pantaloncito azul. El pequeo tena hundido en la arena la mitad de su rostro, mientras que la otra mitad miraba al mar que le haba arrebatado la vida durante la noche del 2 de septiembre de 2015.

Si nos fijamos bien en un mapa de Siria, veremos a la ciudad de Kobane situada al norte, pegada a la frontera con Turqua, y separada de ella por unos cuantos metros. Para llegar a Europa occidental, principal destino de los inmigrantes sirios, se debe llegar hasta la costa suroeste de Turqua, precisamente al puerto de Bodrum, antes Halicarnaso, lugar donde hace ms de 2000 aos naci Herdoto, el gran historiador de la antigedad. Del puerto turstico de Bodrum, recorren 5 kilmetros al este hacia la isla de Kos, que desde la antigedad ha sido punto de trnsito y conflicto entre griegos y persas, atenienses y espartanos, romanos y egipcios

Es imposible intentar pasar por la parte turca europea, pues en su frontera con Grecia, el Estado turco ha construido un muro para evitar el flujo migratorio, unindose al amurallamiento de Europa, como lo denuncia Madjid Zerrouky en su artculo llamado Migrants: quand lEurope semmure (Le Monde, 3 de septiembre de 2015). Esto muestra que les resulta ms fcil a los estados que construyen esos muros, como Grecia, Turqua, Bulgaria, Hungra y Francia, dejar la vida de miles de personas en manos del Mar Egeo y del Mediterrneo.

Para llegar a Europa, el primer punto de llegada es la isla de Kos, al este del archipilago griego. Sin embargo, este suelo europeo queda muy lejos todava del destino principal de los inmigrantes: Alemania, Francia y, sobre todo, Inglaterra. En esta isla, como en casi toda Grecia, no existe una ayuda institucionalizada para los inmigrantes. De Kos, el siguiente destino es Atenas y de ah siguen su camino hacia la frontera con Macedonia.

El camino de un inmigrante no es difcil solo por las extremas caminatas o la incesante bsqueda de comida y alojo. A veces, tienen que luchar contra otros inmigrantes y contra la polica que intentan detenerlos, como fue el caso de Saad y sus compaeros sirios, quienes fueron atacados mientras cruzaban la frontera macedonia; al parecer por afganos contratados por las mafias que trafican con los inmigrantes. La corresponsal en Grecia del peridico Le Monde, Ada Guillot, (Sur la route de lEurope) nos muestra las fotos de Saad y sus compaeros sirios, golpeados y heridos, siendo auxiliados por enfermeras del Hospital Policastro, el 11 de mayo de 2015, frente a la frontera antes mencionada.

Una vez en la tierra de Alejandro el Conquistador, se enfrentan a otros peligros: los traficantes y contrabandistas de inmigrantes, estafadores y la polica macedonia. Para cruzar este pas y llegar hasta la frontera blgara, se ven en la necesidad de pagar a estafadores por su seguridad y transporte. Si corren con suerte y tienen dinero, pueden viajar en tren; lo cual los lleva prcticamente de una frontera a otra. Cuando no, podemos imaginar las fatigantes caminatas desde la frontera macednica-serbia, hasta llegar a Hungra, donde el Estado ha construido otro muro y ha tomado medidas violentsimas para evitar el libre trnsito de los inmigrantes. (Le Monde, Le mur anti-migrants achev entre la Hongrie et la Serbie, 28 de agosto de 2015).

Adems del mar, los campos de cultivo, las carreteras, las vas frreas, los puentes, y los muros, deben superar tambin a las personas que quieren evitar que lleguen al resto de Europa. Podemos recordar el caso de la periodista hngara que le puso el pie a un padre que cargaba a su hijo mientras huan de la polica. Parece poco un pie; pero el rostro de furia y desesperacin del padre tirado en el suelo protegiendo a su hijo da cuenta de lo doloroso del transitar de los inmigrantes por Europa.

Pero el recorrido para llegar a Inglaterra es an largo. Deben pasar por Viena; ciudad que deslumbra por su belleza y por haber sido el auditorio de msicos como Mozart y Beethoven. Pero, los inmigrantes no se detienen a apreciar la belleza de esta antigua ciudad celta, romana, germana y hngara; tampoco se detienen a pasear por las ruinas de Atenas u otras polis griegas; menos an viven el sentimiento provocado por la 5ta de Beethoven o el Himno de la Alegra. Al contrario, la ms probable experiencia que estn viviendo en su andar errante por Europa sea la de su propio Rquiem.

En Francia su situacin no mejora. El puente para llegar a Inglaterra por medio del euro tnel es Calais. Este distrito, por su cercana con el polo norte, es naturalmente fro; y ahora se vuelve ms con el invierno. Aglomerados entre casas de madera y plstico, convivan miles de inmigrantes de distintas nacionalidades; en su mayora sirios, etopes, afganos, sudaneses y de otras partes de frica; como lo relata Gabriela Caas para El Pas el 24 de octubre de 2016 (Francia se moviliza para borrar el bochorno de la Jungla de Calais).

Sin embargo, el hecho de estar tan cerca del Reino Unido no significa estar prximo a tener xito. El Canal de la Mancha es igualmente fro como para intentar nadar sus 30 kilmetros de ancho. Los estafadores que prometen cruzar a los inmigrantes no escasean. Los intentos por entrar a la isla, aferrados a la parte baja de los camiones de carga ha demostrado ser un intento muy letal, pues ha cobrado ms de una treintena de vidas desde 2015, de acuerdo con Liberation (Calais: un migrant pakistanais meurt percut par une voiture; 9 de mayo de 2016). Es imposible llegar a Inglaterra. Si logran pasar a la vigilancia francesa, an estn los casi 30 kilmetros del euro-tnel, para llegar a otra barda fronteriza custodiada por la polica inglesa. 

El 24 de octubre de 2016 fue desmantelado el campamento de Calais, y con l las esperanzas de miles de inmigrantes de llegar a Inglaterra. Muchos refugiados decidieron ir entonces a Pars, para buscar un refugio temporal mientras encuentran la manera de volver a intentar cruzar a la Gran Bretaa (Enric Gonzlez, Volveremos a Calais, El Mundo, 25 de octubre de 2016). Sin embargo, Pars es tan fra como Calais. Afortunadamente, para los desplazados de Calais, haba un campamento ya establecido desde unos das antes del desalojo afuera de la estacin de Stalingrad, al norte de Pars. Sin suerte, el gusto de estar refugiados en las vas del metro dur poco. Para el 5 de noviembre ya haban sido desplazados nuevamente, como lo narra Enric Gonzlez para el peridico El Mundo (La polica desaloja en Pars un campamento de inmigrantes 04 de noviembre de 2016).

Algunos refugiados lograron llegar al 70 del bulevar Ney donde se encuentra un campo para refugiados que abri apenas el 10 de noviembre. A pesar de que all hay agua caliente, comida, servicio mdico y buenas camas, no es un lugar permanente, pues despus de 10 das tienen que abandonar el lugar para que puedan llegar nuevos refugiados, segn escribi Luise Couvelaire el mismo da de la inauguracin, para Le Monde (Le centre pour migrants ouvre ses portes Paris). Es un hecho que no podran esperar toda la vida en ese lugar. A pesar de que han vivido ya en las calles de Pars, el invierno se vuelve cada vez ms fro. Muchos quieren volver a Calais para seguir intentando llegar a Inglaterra. Para qu lo intentan? Por qu quieren llegar ms lejos?

Lo que es cierto, es que este invierno ser muy duro. Muchos inmigrantes esperarn juntarse con grupos ms grandes con los cuales refugiarse en alguna otra estacin del metro, en alguna calle, o en cualquier centro de refugiados. A pesar de que algunos llevan ms de un ao en Francia, siguen sin papeles. Para el Estado no son nadie; o bien, solo son alguien que est de paso, de un lado a otro. Quiz se encuentren a s mismos en la nieve; tal vez sus nombres queden grabados en las dunas de Calais o en las dunas de nieve de las calles de Pars.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter