Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2016

Trump presidente: Qu se puede esperar?

Eduardo Lucita
Rebelin


Una conclusin sobre la que parece haber consenso internacional es que la potencia global que es EEUU atraviesa un perodo ganado por la incertidumbre. Incertezas que se trasladan al resto del mundo que ya vena sacudido por las evidencias de que la globalizacin neoliberal estaba empantanada y que en muchas regiones crecan las tendencias proteccionistas, muchas de ellas emparentadas ideolgicamente con las que enuncia Donald Trump.

El resultado electoral en las presidenciales de EEUU parece ms sustentado en la debacle del partido demcrata que en los mritos del candidato triunfante. Millones de afroamericanos, de hispanos y de trabajadores, voto tradicionalmente cautivo de los demcratas, han virado hacia el partido republicano, con un agravante: Trump triunf incluso sobre su propio partido. Se ha abierto as un perodo de fuerte incertidumbre que trasciende las fronteras y se expande tambin al mbito internacional.

Si alguien se gua por los dichos en la campaa electoral del presidente electo, este no pareciera tener tanto en el plano local como en el internacional- un programa detallado, ms bien se tratara de una serie de enunciados a veces contradictorios entre s. Ms all de haber sido caracterizado como incompetente e inculto, entre otros eptetos de sus opositores, su personalidad es la de un hombre de negocios de esta poca, que mira todo a travs de la ptica mercantilista. Conservador y muchas veces errtico, pero que muestra una continuidad en su xenofobia, su racismo y su sexismo. En lo que va desde que se conocieron los resultados hasta ahora se ha preocupado por fortalecer un polo derechista extremo y seleccionar un conjunto de reaccionarios para cubrir puestos institucionales, especialmente en las reas de seguridad.

Para agregar mayor incertidumbre el resultado de las urnas le ha otorgado la mayora en ambas cmaras de representantes y de senadores- aunque los republicanos no lo acompaaron mayoritariamente. Por lo tanto cual ser el apoyo de su base parlamentaria es por ahora una gran incgnita.

Poltica interna

En el plano interno sus polticas parecen estar orientadas a recomponer en parte el tejido industrial, devastado por la relocalizacin de empresas y las nuevas tecnologas y a reparar la infraestructura pblica, presupuestariamente abandonada desde hace aos. El centro de su estrategia radicara en incrementar en dos aos la tasa de inversin de capital, para logar recuperar ndices de productividad y mejorar la competitividad internacional. Para esto priorizar al sector empresario, reduciendo el impuesto a las ganancias de las corporaciones en 20 puntos, llevndolo al 15 por ciento, y cobrando una tasa por nica vez del 10 por ciento para las que repatren las ganancias retenidas en el exterior, calculadas en 2.5 billones de dlares. Desregular los distintos mercados -incluido el financiero-, flexibilizar las normas de proteccin ambiental -favoreciendo especialmente al sector petrolero y carbonfero.

La sumatoria de un fuerte gasto pblico y la prdida de recursos por la reduccin de impuestos redundaran en mayor dficit fiscal y en presiones inflacionarias con lo que aumentara la tasa de los bonos, se encarecer el financiamiento y se har ms costoso atraer inversiones para pases como Argentina y Brasil.

Poltica y geopoltica

En el plano internacional su objetivo es el regreso al sueo americano de posguerra, Amrica Primero fue su eje de campaa. Buscar entonces reposicionar a los EEUU en el centro del poder mundial, para lo que podra desplegar iniciativas en mltiples direcciones.

Como primera prioridad ha hablado de renegociar el Tratado de Libre Comercio con Canad y Mxico (NAFTA), lo que traera serios problemas para este ltimo pas ya que el nico sector de su economa que funciona relativamente bien es el exportador. Se congelaran las tratativas por los acuerdos Transpacfico (TPP), ya firmado por 11 pases de Asia y Amrica del Sur, al que solo le falta ser refrendado por los parlamentos de la mitad de los pases firmantes, y Transatlntico (TTIP) con la Unin Europea. Esto puede traer serias controversias con los pases involucrados y tambin con las multinacionales, impulsoras y principales beneficiarias de estos acuerdos liberalizadores del comercio y las inversiones.

Si cumple su promesa de subir los impuestos a las importaciones provenientes de China podra desembocar en una guerra comercial entre las principales economas del mundo acentuando as un proteccionismo generalizado y puede exacerbarse la disputa por el control del Mar de la China del Sur, por donde transita el 50 por ciento del comercio mundial.

Si cumple con dar marcha atrs con el descongelamiento de las relaciones con Cuba manteniendo el bloqueo y rompe el acuerdo con Irn; si lleva adelante sus propuestas de que los pases integrantes de la OTAN y Corea del Sur paguen por la proteccin militar que reciben de EEUU, podra bloquear las reformas en la isla y desatar una carrera armamentista en Japn y Corea del Sur, para protegerse de China y en los pases de raz sunita (Arabia Saudita y otros) para enfrentar a Irn, que podra retomar su programa nuclear con fines blicos. El mundo rabe tiene sentimientos contradictorios, los pases ms abiertamente pro-capitalistas ven con buenos ojos a un magnate millonario, pero estn recelosos por su relacin privilegiada con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la situacin en Siria. Como se comprende se incrementaran los riesgos militares en un mundo ya cruzado por numerosas guerras locales y podran debilitarse las relaciones con tradicionales aliados. Si algo faltara se ha manifestado contra la solucin dos estados en Palestina.

Trump construye muros mientras China levanta puentes se dice en los mercados mundiales. Conviene tener presente que el presidente de la potencia asitica Xi Jinping acaba de hacer una gira por Per, Ecuador y Chile y asisti a los funerales de Fidel Castro en Cuba, todo a pocos das de las elecciones estadounidenses. Como se ve la potencia asitica est dispuesta a disputar espacios en el patio trasero de EEUU.

Recalculando

El capital financiero recordemos que apoy masivamente la candidatura demcrata de Hillary Clinton- ha dado un vuelco impresionante a la compra de activo burstiles -del orden de los 27.000 millones de dlares- con lo que los principales indicadores de Wall Street alcanzaron niveles records mientras que el dlar ha vuelto a fortalecerse. La OCDE, contrariando sus estimaciones anteriores sobre la debilidad de la economa estadounidense, ahora estima que el alza del crecimiento de EEUU en los prximos dos aos puede sacar al mundo del estancamiento que arrastra desde la crisis del 2008. Mientras que el Deustche Bank estima que EEUU va a crecer el 2.3 y 3.5 por ciento en 2017 y 2018 respectivamente y que el desempleo podra perforar a la baja la tasa del 4 por ciento.

Todo es por ahora muy incierto en un mundo convulsionado y falto de horizontes. No falta tanto para la asuncin el 20 de enero, mientras tanto conviene recordar esa dura constatacin que recorre desde hace bastante tiempo la vida poltica estadounidense: sus presidentes no logran hacer lo que se proponen sino apenas lo que pueden.

El autor es integrante del colectivo EDI -Economistas de Izquierda.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter