Portada :: Europa :: Grecia, laboratorio neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-12-2016

Antimilitaristas griegos denuncian persecuciones, juicios, multas y redadas policiales
Insumisos contra el ejrcito de Syriza

Enric Llopis
Rebelin


No contis con nosotros!. Cuatro insumisos griegos de las ciudades de Tesalnica y Ioannina Alexis Kosmas, Vangelis Zikos, Mijalis Tolis y Chrysanthos Stathas- firmaron en septiembre de 2011 una declaracin colectiva contra el militarismo. No contis con nosotros, somos vuestros enemigos sociales y de clase. A sus casas fueron a buscarlos con una instancia oficial con los sellos y marcas del ejrcito, rbricas de los militares- para convertirlos en soldados. Ellos se negaron a formar parte de una maquinaria asesina, a ser carne de can o un nmero ms de lo que la Geopoltica llama tratados de paz o de guerra. No queran tampoco proteger las patrias y las fronteras, pues estas dividen a los seres humanos, segn argumentaron. Se remitan a las ciudades-estado de la antigedad, en las que los esclavos no tenan por qu luchar por los intereses de sus dinastas, sino que, por el contrario, tenan todo el derecho a rebelarse.

El servicio militar obligatorio se introdujo en Grecia en 1911. Actualmente se estipula en nueve meses para todos los varones mayores de 18 aos (este plazo se ampla en la armada y la fuerza area). Mientras el Estado griego desarrolla el ejrcito profesional, el Parlamento aprob en 1997 una ley que reconoca tericamente la Objecin de Conciencia e introduca la prestacin social sustitutoria, actualmente de 15 meses en la mayora de los casos. Sin embargo, el informe de Amnista Internacional 2015-2016 califica este servicio alternativo en Grecia de punitivo y discriminatorio; y recuerda que la justicia penal militar contina procesando a quienes se niegan a realizar la mili y el servicio civil alternativo. Los insumisos se exponen a condenas de hasta dos aos de prisin, adems de fuertes multas.

Mijalis Tolis es insumiso a los ejrcitos desde mayo de 2011, y considera que la mili es uno de los pilares del poder de la patria y el capitalismo. Participa en grupos antifascistas, el sindicato de repartidores y vive en una okupa de Ioannina, ciudad del noroeste griego situada a 65 kilmetros de la frontera albanesa. En el Ateneo Libertario del Cabaal (Valencia) ha presentado el documento de 30 pginas Militarismo en tiempos de Syriza, publicado por el colectivo por la insumisin de Ioannina, Xupoluto Tagma (Batalln Descalzo). Pese a que los activistas del grupo son civiles, critica Mijalis Tolis, quienes se sientan ante el banquillo por no realizar el servicio militar son juzgados por tribunales castrenses. Si te cogen una primera vez te juzgan y como la pena resulta inferior a dos aos, no ingresas en la crcel; pero te pueden detener, y juzgar de nuevo; y as sucesivamente. Tolis ya suma dos condenas a ocho y diez meses de crcel, y otras dos multas por valor de 6.000 euros cada una, a las que van agregndose los intereses. Esto sucede, lamenta, mientras los salarios en los trabajos menos cualificados no alcanzan los 500 euros. En cuanto a la prestacin civil, afirma que no es realmente alternativa ni sustitutoria; reviste, por el contrario, un carcter vengativo, dura seis meses ms que el servicio militar y en muchos casos se realiza en una ciudad que no es la de residencia.

Tras una primera condena en el Tribunal Militar de Rouf (Atenas) en 2014, Tolis fue juzgado en mayo de 2015 por el mismo delito en el Tribunal Militar de Ioannina. Mientras el primer caso se hallaba en fase de apelacin, se juzgaba de nuevo al insumiso por el mismo delito, para garantizar la persecucin continua a los negadores del ejrcito, destaca la pgina Web libertadeconciencia.espivblogs.net, que da cuenta de los procesos judiciales contra los insumisos. Uno de los argumentos de la defensa fue que no se juzgaba a personas, sino las ideas y acciones antimilitaristas; se destac asimismo que tericamente Syriza la administracin izquierda del Estado burgus- pretenda eliminar las sanciones administrativas de 6.000 euros. Durante el juicio, el acusado mencion las acciones criminales perpetradas histricamente por el ejrcito griego, as como la participacin del Estado heleno en la guerra de Yugoslavia. Sometido a juicio militar en octubre de 2015 en Ioannina, el antimilitarista Iasonas K. hizo pblicas sus razones: El ejrcito quiere hacerme un hombre correcto, es decir misgino, homofbico y transfbico, competitivo y violento; prefiero que me saquen mis dientes que gritar cerdos de Skopie (Macedonia) y piel muerta de albaneses; adems, el ejrcito griego est convirtiendo al Egeo en una tumba martima.

En junio de 2015, el insumiso anarquista Thanos Chatziangelou neg la legitimidad de la instancia que le juzgaba, el Tribunal Militar de Rouf: Vosotros sois servidores del Estado y enemigos de la sociedad, defendis los intereses del capital local y transnacional; fue condenado a diez meses de crcel y una suspensin de tres aos. La Oficina Europea para la Objecin de Conciencia (EBCO) tambin denunci en el verano de 2015 el juicio injusto seguido en el Tribunal Militar de Apelacin de Atenas contra el objetor Dimitris K. Sotiropoulos, de 48 aos, que result condenado a diez meses de prisin. El documento Militarismo en tiempos de Syriza enuncia la explicacin que subyace al cmulo de casos: En la poca de Syriza, el Estado griego, el ejrcito y el militarismo actan a todo gas. El colectivo Batalln Descalzo no slo se refiere a persecuciones, juicios, multas y castigos econmicos, cita asimismo redadas a los domicilios de objetores, sin rdenes judiciales. Una de ellas se produjo el 20 de mayo de 2015, cuando la polica helena se present en la vivienda familiar de Th. Nedelkopoulos, en situacin de bsqueda y captura y acusado de evitar el reclutamiento. La misma acusacin le supuso, un mes despus, una pena de 16 meses de crcel a D. Chatzivasiliadis, objeto adems de una tercera multa por valor de 6.000 euros.

El documental Libertad de conciencia, realizado en 2009 por el colectivo Alfalfa, se retrotrae a ejemplos anteriores, como el de Mijalis Maragrakis, primer objetor de conciencia en Grecia por razones no religiosas. Ingres en prisin en marzo de 1987. En la poca se fragu un importante movimiento de apoyo a Maragrakis, en Grecia y en el extranjero. En abril de 1988 entr en la crcel otro objetor a la milicia obligatoria, Thanasis Makris. Organizaciones y movimientos que se mostraban divididos ante otras causas, hicieron un frente comn, apoyado por entidades como la Oficina Europea para la Objecin de Conciencia, la Internacional de Resistentes a la Guerra o Amnista Internacional. Mijalis Maragrakis lleg a emprender tres huelgas de hambre, con una duracin total de 140 das (la primera se prolong durante ms de dos meses). Andreas, insumiso griego y miembro del grupo Alfalfa, critica que desde 2009 el Estado griego no haya cambiado las leyes y el modelo. Slo se han modificado los plazos, pese a gobernar un partido progresista.

Se define de manera directa, comunista libertario. Mijalis Tolis apunta que el gobierno de Syriza en el poder desde enero de 2015- ha decidido poner parches y facilitar determinados arreglos, para ganar tiempo y no quemarse con los objetores hasta las elecciones de 2019. Proliferan los ejemplos de insumisin en Grecia? Puede haber una decena de casos al ao, lamenta el activista. El hecho de que al frente del Ministerio de Defensa est Panos Kammenos, del partido derechista Griegos Independientes, no es lo decisivo: Hay formado un gobierno de coalicin con Syriza, no cabe establecer esas diferencias. De sus dos condenas, la que se le impuso durante el mandato de Tsipras (diez meses en 2015) es superior a la pena que afront durante el anterior gobierno conservador (ocho meses, en 2014). Adems, el gasto pblico en Defensa se situ en el 2,6% del PIB en 2015, frente al 2,3% en 2014. El gasto pblico en Defensa per cpita tambin escal de los 383 euros por habitante en 2014 a los 422 euros por habitante en 2015. Como ejemplo del creciente peso del ejrcito, menciona los centros de acogida y campos de reubicacin para personas refugiadas. Grecia est participando en la guerra de Siria, afirma en conversacin previa a la presentacin del texto Militarismo en tiempos de Syriza.

Pero participar no implica necesariamente situarse en primera lnea de combate, puede hacerse tambin vigilando las fronteras de la UE. Es lo que hace Grecia. Mijalis Tolis puntea antecedentes decisivos como el ingreso del pas en la comunidad europea, en 1981; y en la OTAN, en 1952. Adems de estos compromisos, en 2012 Grecia levant una valla rematada con alambres- de 10,3 metros de longitud y cuatro metros de altura en el ro Evros, en el noreste del pas (frontera con Turqua). El vallado lo financi el Estado griego y lo construyeron los gobiernos anteriores, pero Syriza no lo ha retirado, resalta Tolis. La estrategia de frontera cerrada ha forzado a que inmigrantes y refugiados busquen rutas alternativas por mar, y tengan que pagar a las mafias. Pero sobre todo hay un coste en vidas humanas. Segn el Observatorio Internacional de las Migraciones, entre enero y diciembre de 2016 perdieron la vida en el Mediterrneo 4.733 migrantes y refugiados, 1.127 ms que en el mismo periodo de 2015. Cada vez ms reclutas son enviados a la frontera norte de Evros, donde la agencia Frontex y el muro limitan el flujo de inmigrantes y refugiados creados por el Estado griego y sus aliados, se afirma en el texto Militarismo en tiempos de Syriza.

Despus de dos rescates de la economa helena, las negociaciones del ejecutivo de Tsipras con la Troika alcanzaron un punto decisivo en el verano de 2015. La crisis de la deuda y la austeridad causaban estragos entre la poblacin. Proliferaron entonces los anlisis sobre la evolucin del gasto militar. El economista y miembro del consejo cientfico de ATTAC, Eduardo Garzn, subraya que el gasto militar griego entre 1995 y 2011 supona ms de la cuarta parte (26,3%) de la deuda pblica del pas en 2011. El economista aade que el gasto militar en Grecia super en ocasiones el 3% del PIB, mientras que la media de la UE se situaba en el 1,2% del PIB. Todo ello, al tiempo que el Estado heleno posea ms vehculos blindados que Alemania, Francia e Italia juntos, y quintuplicaba la ratio de soldados por habitante de Espaa. Grecia lleg a ocupar la cuarta posicin en el elenco mundial de compradores de armas en 2007 (antes de la crisis). Entre la ristra larga de irregularidades y tejemanejes, figuran los del exministro de Defensa y padre fundador del PASOK, Akis Tsojatzopoulos, condenado a 20 aos de prisin por blanqueo de dinero y corrupcin. Se le implic, por ejemplo, en la aceptacin de sobornos por parte de las grandes compaas de armamento, y en oscuros episodios como la compra de cuatro submarinos a la empresa alemana Ferrostaal.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter