Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2016

El oficialismo estadounidense judo reprime la libertad de expresin para silenciar a los crticos del sionismo

Peter Beinart
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Segn la nueva Ley del Senado del "Acto de Conciencia del Antisemitismo" Henrietta Szold, Hannah Arendt y Martin Buber tambin podran definirse como antisemitas.

El primer ministro israel Benjamin Netanyahu se dirige al Comit de Asuntos Pblicos Estados Unidos-Israel (AIPAC), en una conferencia en Washington el lunes 2 de marzo de 2015

Cada ao que pasa el oficialismo estadounidense judo plantea una mayor amenaza para la libertad de expresin en los Estados Unidos.

La razn es simple. Cada ao que pasa el control israel sobre Cisjordania crece permanentemente. Y as, cada ao que pasa, ms progresistas estadounidenses cuestionan el sionismo.

Despus de todo si el Estado judo condena de forma permanente a millones de palestinos de Cisjordania a vivir como no ciudadanos, en la legislacin militar, sin la libre circulacin o el derecho al voto para el Gobierno que controla sus vidas, no es de extraar que el nmero de estadounidenses que detestan la discriminacin, aprecian la igualdad y se sienten incmodos con lo que ocurre, crezca.

Y cuantos ms estadounidenses expresan su incomodidad, ms trabajan las organizaciones judas estadounidenses para clasificar el antisionismo como antisemitismo, que es castigado por ley.

El ltimo ejemplo es la Ley de la conciencia del antisemitismo, que el Senado aprob por unanimidad el 2 de diciembre. La Ley impulsada por el AIPAC, la Liga Anti-Difamacin y las federaciones judas de EE.UU.- instruye al Departamento de Educacin de Derechos Civiles para seguir la definicin de antisemitismo establecida por el Enviado Especial de Vigilancia y Lucha Contra el Antisemitismo del Departamento de Estado en la hoja informativa emitida el 8 de junio de 2010".

 

Activistas palestinos e israeles huyen del gas lacrimgeno disparado por soldados israeles durante una manifestacin contra la construccin de asentamientos judos en Cisjordania el 17 de noviembre de 2016. Majdi Mohammed / AP

Suena bastante inocua. Hasta que nos fijamos en lo que dice la hoja informativa. Siguiendo la definicin urdida por el disidente sovitico devenido al ala de extrema derecha israel Natan Sharansky, la hoja de datos define el antisemitismo entre otras cosas como negar al pueblo judo su derecho a la libre determinacin y negar a Israel el derecho de existir".

Esto es una locura. En todo el mundo numerosos pueblos desean la "libre determinacin." Los kurdos han estado buscando su propio estado desde finales del siglo XIX, ms o menos el mismo perodo en que eclosion el sionismo de los judos.

Tambin la queran los vascos. Los sijs se han estado agitando por su propio pas, en el Punjab, desde la creacin de la India. Los igbos del este de Nigeria, concretamente crearon uno, Biafra, durante tres aos entre 1967 y 1970.

Existen argumentos razonables a favor de estos esfuerzos por la libre determinacin. Tambin hay argumentos razonables a favor de exigir a los kurdos, vascos, sijs e igbos vivir en pases multitnicos con base a una identidad nacional que sustituya a la propia.

De cualquier manera la intolerancia no tiene nada que ver con ello. Si oponerse al deseo de un pueblo por la autodeterminacin te hace intolerante a ese grupo, entonces un montn de lderes judos estadounidenses deben reportarse a la oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educacin ahora mismo.

Despus de todo los palestinos quieren su propio estado. Muchos lderes judos estadounidenses se oponen a ello. Por qu no estn esos fanticos lderes bajo el mismo principio que estn intentando transformar en ley?

La verdad es que el sionismo poltico -la creencia de que judos deben disfrutar de la mayor seguridad y la libre expresin en su propio Estado- siempre ha sido motivo de controversia, incluso entre los judos. A principios del siglo XX muchos judos ortodoxos llamaron al sionismo una violacin de la ley juda.

Muchos judos estadounidenses reformistas argumentaron que los judos eran una fe, no un pueblo, y por lo tanto no tenan otra patria que no fuera Estados Unidos. Otros prominentes pensadores judos -incluyendo a Judah Magnes, que fund la Universidad Hebrea, Henrietta Szold, que fund Hadassah y los filsofos Hannah Arendt y Martin Buber argumentaron que un Estado judo despojara a los palestinos y llevara a la guerra. En cambio argumentaron a favor de un estado binacional. Eso no les hizo antisemitas.

A medida que avanzaba el siglo XX estos argumentos contra el sionismo se desvanecieron. El Holocausto reforz el asunto de un pas de refugio judo. Israel se convirti en un hecho establecido y en muchos sentidos en un xito extraordinario.

Luego, en 1993, el presidente de la OLP Yasser Arafat declar que "La OLP reconoce el derecho del Estado de Israel a existir en paz y seguridad". En 2002, la Liga rabe se ofreci a "firmar un acuerdo de paz con Israel" si se retraa a las lneas de 1967 y daba una "justa" y "acordada" solucin a los refugiados palestinos.

Una vez que los lderes palestinos y rabes incluso declararon pblicamente que podran aceptar un Estado judo junto a uno palestino, el histrico debate sobre el sionismo disminuy.

Estando ya en el siglo XXI nunca naci un Estado palestino (un fallo del cual ambas partes son culpables). Ese fracaso, combinado con dcadas de crecimiento de los asentamientos israeles, ha convencido a muchos progresistas de que ahora es imposible un Estado palestino.

Por lo tanto, en su opinin, la nica manera de que los palestinos de Cisjordania pueda conseguir sus derechos se encuentra en un estado que incluya Cisjordania, la Franja de Gaza y al propio Israel, que no privilegie a los judos.

Este no es mi punto de vista. A pesar de todo sigo considerando la solucin de dos estados ms realista que la alternativa binacional. Pero usted no tiene que ser un antisemita por estar en desacuerdo.

El antisionismo nunca muri. Siempre ha habido personas -judas y no judas- que se oponen a cualquier tipo de Estado judo dentro de cualquier frontera. Pero el antisionismo est creciendo debido a que la profundizacin de control israel de Cisjordania hace que sea ms difcil conciliar el sionismo con los derechos humanos bsicos de los palestinos.

Ante el creciente nmero de estadounidenses que niegan que el sionismo sea compatible con la democracia liberal, grupos de judos estadounidenses oficialistas podran tratar de hacer al sionismo ms compatible con la democracia liberal. Podran cuestionar pblicamente la ocupacin no democrtica de Israel de Cisjordania. Pero eso requerira confrontar con Benjamin Netanyahu y muchos de sus propios donantes.

Por lo que han elegido un camino ms fcil: conseguir que el Departamento de Educacin equipare el antisionismo con el antisemitismo y as amenazan a los militantes del campus que estn desafiando al Estado judo con sancin legal. El proyecto del Senado afirma que "nada de este acto... ser interpretado para disminuir o infringir cualquier derecho protegido por la Primera Enmienda".

Pero eso es exactamente lo que hace el proyecto de ley. En palabras de Michael Macleod-Ball, jefe de personal de la Unin de Libertades Civiles de Amrica, Washington DC, un cargo legislativo, se "abre la puerta a considerar las declaraciones polticas y actividades anti-Israel como posibles causas de investigaciones sobre derechos civiles".

Es una vieja historia: cuando la gente en el poder teme un debate trata de criminalizarlo. No funcionar. Si el sionismo significa un control permanente de millones de palestinos que carecen de derechos bsicos, los sionistas perdern gradualmente la contienda de ideas en los Estados Unidos. Y el oficialismo judo estadounidense que opt por silenciar a los oponentes del sionismo y no la lucha por un sionismo que pudieran defender con honestidad, tendr que asumir parte de la culpa.

Fuente: http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.757284

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter