Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2016

Don Cebrin Darth Vader en Salvados

Rosa Guevara Landa
Rebelin


Si no pudieron verlo el pasado domingo, vanlo cuando les sea posible. No se pierdan la conversacin de Jordi vole con Juan Luis Cebrin en Salvados! Est en la red. No creo que ningn comentario exagere por mucho que pueda exagerar. Uno de los dirigentes poltico-culturales de la transicin y el nuevo intento de Restauracin (casi) al desnudo! Para llorar durante dcadas y siglos. En qu manos estamos!

Conocen a alguien tan aparentemente contento y orgulloso de haberse conocido a s mismo como don Juan Luis Cebrin [JLC]?

Saben de la existencia de alguien tan chulo y engredo como l? Felipe tal vez?

Tienen consciencia de alguien que se las d de tan listo y caiga una y otra vez en contradicciones de primero de introduccin a un curso bsico de lgica formal o de teora de la argumentacin?

Se imaginan las formas de decir y actuar de un personaje as sin cmaras y sin un contrapoder delante? Se lo imaginan en unas, digamos, negociaciones?

Alguien como l puede hablar de responsabilidad? De consciencia, de formacin catlica, de sentimiento de culpa?

Recuerdan su cara cuando vole le habl de sus inversiones en una sucia-ms-que-sucia compaa petrolfera de Luxemburgo?

Tomamos nota de las dimensiones del desastre financiero al que lleg el imperio PRISA bajo su direccin?

Vieron como haca referencia a las inversiones de Caixabank, Santander y Telefnica y su falaz defensa -daba risa- de la independencia de El Pas?

Han sido conscientes de la rabia-descortesa-malos modos de don JLC cuando fue capaz de decirle sin problema alguno a vole que no tena ni idea de los temas tratados en un consejo de Administracin? Estaba ya a punto de estrangularle?

Recuerdan las pelotas fuera lanzadas permanentemente a la cara y al rostro de Antonio Cao, el actual director de El Pas, un fantico ultraortodoxo de las polticas neoliberales, haciendo ver que l apenas saba nada de la lnea del diario, que como mximo era un lector privilegiado?

Se dieron cuenta como babeaba cuando hablaba de don Felipe GasGal Natural y don Alfredo Prez Rubalcaba? Inferimos lo que hay que inferir cuando se expres y mostr en estos trminos?

Qu concepto de izquierda maneja don Cebrin cuando se define a s mismo como ciudadano de izquierdas, fiel a los ideales de la socialdemocracia? En que piensa una persona como l cuando habla de socialdemocracia? En un apndice un poco ms presentable del capitalismo realmente existente que para l es el marco indiscutible?

Recuerdan su cara cuando se le habl de los papeles de Panam, el tono usado cuando habl de su ex esposa y las agresiones lanzadas contra los responsables informativos de La Sexta?

Qu pensar de un acadmico de su altura-bajura poltico-intelectual?

Oyeron, vieron alguna reflexin profunda en sus observaciones?

Se dieron cuenta como lanzaba dardos envenenados cuando se le hablaba de su sueldo y de los despidos de trabajadores de PRISA, sin que vole fuera especialmente incisivo en este punto?

Est claro qu significa para gentes como l el trmino sistema y, por supuesto, el concepto antisistema?

Qu pensar de alguien como l que tanto ha influido, informativa, polticamente hablando, en las vidas de tantos?

Cmo pudimos leer en algn momento algunos textos como veneracin, como ejemplos de pensamiento critico e ilustrado?

Observaron su cinismo cuando habl de la Monarqa borbnica y justific el silencio cmplice de todos los medios, incluido el suyo, para aproximarse crticamente a una institucin central del sistema creado tras la muerte del dictador golpista?

Recuerdan sus palabras al hablar del que fuera ministro de Franco, firmante de penas de muerte, y fundador de Alianza Popular?

Repararon en la forma absolutamente despreciativa que us para hacer referencia a Pedro Snchez, al que calific de mediocridad poltica?

Recuerdan el tono usado cuando habl de contradicciones y que l hablaba de esos temas con su psiclogo o psicoanalista pero no aqu, en pblico, en una entrevista?

Vieron como repasaba una y otra vez en su mente las palabras cuando le preguntaron lo que pensaba de Pablo Iglesias? Se dieron cuenta de las coordenadas sin lmite de su cinismo?

Observaron su cara cuando se le record la portada de la revista en la que apareca posando con la mscara de D.V?

Recuerdan sus palabras finales? Ni una buena ni una mala persona? Buena persona? Hemos perdido el juicio?

Lo mejor, en todo caso, fue cuando explic su comentario a su amigo Felipe durante la formacin de su primer gobierno. Javier Solana no figuraba en la primera lista. Cebrin, con toda su modestia, es decir, con toda su inmodestia y mostrando su mando en plaza, coment que le haba sealado al entonces secretario general del PSOE y primer ministro que Solana se iba a enfadar mucho si no era nombrado. Al final no se enfad son Javier. Y del ministerio a la secretaria general de la OTAN. Como confes Javier Pradera, otro de los hombres fuertes del global neoliberal, a Gregorio Morn que da cuenta de ello en El cura y los mandarines: los dos grandes xitos de su generacin -qu generacin Dios mo!- han sido el ducado de Alba en manos de Jess Aguirre y la secretara otnica dirigida por don Solana.

No hace falta seguir (aunque podramos hacerlo algn tiempo ms). A las imgenes me remito. No se lo pierdan compaeras, no dejen de verlo si no lo han visto compaeros. Lo vern un poco-mucho descompuesto. Sin que Jordi vole se saliera en sus preguntas, le faltaron algunas cuestiones clave (empezando, por ejemplo, por sus intereses e informaciones sobre Amrica Latina o la ausencia de informaciones sobre luchas sindicales en empresas que participan en PRISA), si hubiera podido hubiera estrangulado a su entrevistador. No lo duden. Le hubiera gritado una y mil veces: vete la mierda, capullo! A m no me tose nadie, NADIE, y menos un idiota como t!Qu te has credo imbcil!

Est en sus memes (no digo en sus genes). Es como Darth Vader, el lado oscuro y no oculto de la fuerza. Uno de los protagonistas principales de esta Espaa de la explotacin, la anulacin de las conquistas sociales y democrticas y el incremento de las desigualdades. Entre lo peor de lo peor un intelectual orgnico de la Monarqua borbnica y del sistema de explotacin, opresin y desigualdad que representa t defiende.

Para cundo un diario de izquierdas en papel!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter