Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2016

Con ley sobre tortura Chile paga lacerante deuda de DDHH

Orlando Milesi
IPS


Luego de 26 aos de gobiernos democrticos, finalmente Chile cuenta con una ley de estndares internacionales, que tipifica la tortura como delito, pero que an no es suficiente para alcanzar el anhelado nunca ms a juicio de especialistas en derechos humanos.

La presidenta Michelle Bachelet, promulg el 11 de noviembre una ley que tipifica los delitos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, hecho que calific como un paso decisivo en la prevencin y erradicacin definitiva de la tortura en Chile.

Est bien que se promulgue (esta ley) y que a nivel nacional pueda prevenirse la tortura, que es lo exigido por Naciones Unidas. Pero para nosotros no significa nada, coment Luzmila Ortiz a IPS.

"Reconocer a cabalidad el fenmeno de la tortura como un grave crimen que hay que desterrar y sancionar con penas proporcionales a esa gravedad, es parte de la obligacin estatal de no repeticin de estos actos en el futuro: Nelson Caucoto.

Ortiz es pareja del dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Jorge Fuentes, detenido en Paraguay en mayo de 1975 y entregado en septiembre siguiente a la Direccin de Inteligencia Nacional (Dina), la polica poltica de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

La Dina lo repatri a Chile, donde el socilogo fue torturado y luego desaparecido en enero de 1976, dentro de la Operacin Cndor, un plan coordinado de las dictaduras militares del Cono Sur americano que inclua la vigilancia, detencin, tortura, traslado a otros pases, desaparicin y muerte de opositores a esos regmenes.

A nosotros nos destruyeron la vida porque esta es una herida que no se cierra mientras no se sepa lo que sucedi con l. Esto es algo atroz y est pendiente no solo para mi sino para mi hijo, relat Ortiz.

Record con pesadumbre que en Villa Grimaldi, un emblemtico centro de detencin ilegal y torturas, hicieron atrocidades con l. Estuvo preso en una casucha de perro. Es un dolor que uno lo lleva tan profundo y que no se puede superar.

Para Cath Collins, directora del Observatorio de Justicia Transicional de la Universidad Diego Portales, la nueva norma es bienvenida, pero ninguna ley puede, por s sola, asegurar unnunca ms.

Para ello se necesitan esfuerzos en muchos mbitos, entre ellos, en cambiar lasculturas institucionales y las prcticas diarias en las Fuerzas Armadas, la polica, Gendarmera (custodia carcelaria) y otras entidades estatales, asever.

El nunca ms fue una demanda de las agrupaciones de vctimas de violaciones a derechos humanos asumida en el informe Verdad y Reconciliacin, elaborado en 1991, un ao despus del retorno a la democracia.

All se conceptualiz que no puede haber reconciliacin si no se sabe la verdad y que es necesario conocer todos los casos como requisito para que nunca ms se repitan violaciones a los derechos humanos en el pas.

Con ley sobre tortura Chile paga lacerante deuda de DDHH

Aproximadamente 2.000 personas fueron torturadas en Londres 38 entre octubre de 1973 y enero de 1975. En el edificio hay placas con los nombres de 98 asesinados y hechos desaparecer. Crdito: Cortesa del espacio de memorias Londres 38

Collins precis que, para avanzar en el fin de la tortura, hay que eliminar todovestigio de tolerancia o normalizacin deacciones debrutalidad, casuales o sistemticas,y romper tambin con la cultura de la negacin e impunidad.

Sin embargo, advirti, tampoco basta con intervenciones institucionales.

Tanto las autoridades como la sociedad civil tambin debemos educar, y educarnos, a favor de la tica y el respeto, yen contra del autoritarismo, la prepotencia, la agresin y violencia verbal y fsica que muchas veces invaden nuestras interaccionessociales yrelaciones diarias, explic la experta.

Pese a sus limitaciones, la ley permite a Chile presentarse con esta tarea hecha, cuando el 10 de diciembre se conmemore el Da de los Derechos Humanos, que este ao precisamente tiene como tema la necesidad de que todos tengan un papel activo en la defensa de los derechos de los dems, parte de la nueva tica que debe crearse en este pas, segn Collins.

El abogado de derechos humanos Nelson Caucoto, defensor de numerosas vctimas de la dictadura, sostiene que la nueva ley que tipifica la tortura protege de mejor manera los derechos fundamentales.

Cada medida que signifique una ampliacin, reconocimiento, proteccin y garanta de los derechos humanos es una forma de construir ese gran edificio del nunca ms. Reconocer a cabalidad el fenmeno de la tortura como un grave crimen que hay que desterrar y sancionar con penas proporcionales a esa gravedad, es parte de la obligacin estatal de no repeticin de estos actos en el futuro, coment a IPS.

Agreg que el tema de la tortura y los torturados en Chile, ha sido uno de los parientes pobres de esta lucha por hacer respetar los derechos humanos en dictadura. Pinochet cay preso en Londres por (casos vinculados a) la tortura, mientras en Chile no haba juicios (contra l) por esa materia, record.

En 2004,la Comisin sobre Prisin Poltica y Torturas logr que algo ms de 40.000 chilenos fueran calificados como vctimas de ese delito.

La cifra es muy inferior al estimado por organizaciones de derechos humanos, que aseguran que medio milln de chilenos fueron vctimas de tortura durante la dictadura, afirm el jurista.

Los muertos por violencia poltica durante la dictadura militar fueron 2.920, los desaparecidos 1.193, los torturados 40.280 y los exiliados un milln, segn recuentos institucionales. De los desaparecidos, se han identificado los restos de 167, segn el Instituto de Medicina Legal.

Para Leopoldo Montenegro, miembro del espacio de memoria de Londres 38, otro emblemtico centro de detencin ilegal y torturas de la dictadura, la nueva legislacin tiene una relevancia absoluta.

Pero, a su juicio, an prevalece la carencia por parte del Estado de tomar decisiones fuertes respecto a temas de justicia, restitucin, reparacin y medidas de no repeticin.

Montenegro explic a IPS que la nueva ley tiene un impacto preventivo, pero para el nunca ms el elemento ms importante tiene que ver con la justicia. Eso requiere que los tribunales acojan las querellas de las vctimas de tortura y castiguen a los culpables. En ese sentido solo ha habido resoluciones simblicas, seal.

Destacan dos sentencias dictadas por el juez Alejandro Sols en los casos de 23 sobrevivientes de Villa Grimaldi, ahora convertido en un Parque por la Paz y memoria, y otros 19 de Tejas Verde, otro centro ilegal de detencin y tortura.

Caucoto resalt como positivo el anuncio de Bachelet de crear un Mecanismo Nacional de Prevencin de la Tortura, el que le es exigido por el Protocolo facultativo de la Convencin (internacional) contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Es importante su creacin pues no existe en Chile algn rgano con las facultades necesarias para prevenir la tortura. Hay que anotarlo como un gran avance, asever.

Montenegro, en tanto, abog por que se adopten medidas para crear condiciones de una poltica de nunca ms y advirti sobre la falta de voluntad del Estado para llevar adelante polticas pblicas de justicia respecto de los crmenes cometidos en la dictadura.

Para Collins elnunca ms requiere un giro cultural, yun cambio denuestra mentalidad, en relacin aeliminar laaceptabilidad de infligirviolenciao tolerar pasivamenteque se inflijaen nuestronombre. No importa que se trate del opositor poltico de antao, o del supuestodelincuente de hoy.

Un informe anual del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior indic que al 1 de diciembre del 2015 haba 1.048 causas abiertas en los tribunales por violaciones a los derechos humanos.

Los exagentes de la dictadura procesados son 1.373, de los cuales 344 estn condenados. Hay 177 en prisin efectiva, 58 con beneficios extracarcelarios y seis en libertad condicional.

Mientras tanto, Luzmila Ortiz carga con su drama y con la enfermedad sicolgica de su hijo, hoy de 45 aos, quien tena dos aos y medio cuando fue testigo de mi detencin (cuando allanaron su hogar en bsqueda de su pareja) despus de ser separado de su padre. l est daado desde entonces, dijo.

Su caso, rechazado por la justicia chilena, est pendiente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos donde hay muchos otros procesos y prcticamente ya no hay esperanzas.

Siempre hay mecanismos legales para proteger a quienes fueron los autores, lament. Para ella, lo importante es levantar la proteccin que sigue vigente de los torturadores.

-----------------

Bachelet, tambin vctima

La presidenta socialista Michelle Bachelet, quien ya gobern Chile entre 2006 y 2010, antes de asumir un segundo mandato en 2014, fue vctima de la represin de la dictadura de Augusto Pinochet. Su padre, el general de aviacin Alberto Bachelet, que se enfrent al golpe militar, muri en marzo de 1974 en una crcel de Santiago, de un paro cardico a causa de las torturas infligidas por sus subalternos, segn se dictamin oficialmente en 2012.

Tras la detencin y muerte de su padre, tanto ella como su madre, ngela Jeria, pasaron a la clandestinidad hasta que fueron detenidas y llevadas a Villa Grimaldi en 1975, antes de ser forzadas al exilio, de donde la ahora presidenta regres en 1979. En 2002 se convirti en la primera mujer ministra de Defensa, en Amrica Latina.

----------------------

http://www.ipsnoticias.net/2016/12/con-ley-sobre-tortura-chile-paga-lacerante-deuda-de-ddhh/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter