Portada :: Mundo :: "La amenaza de los Tratados de comercio"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2016

Todos a bordo del mundo post-TTP

Pepe Escobar
Fundacin de la Cultura Estratgica


Un apretn de manos no muy efusivo entre el presidente de EEUU, Barack Obama y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, antes y despus que conversaran "durante unos cuatro minutos", de pie, en el marco de la cumbre de la Cooperacin Econmica Asia-Pacfico (APEC) en Lima, Per, capt a la perfeccin el melanclico declive de la era de Obama.

En una breve retrospectiva, la dscola relacin entre Obama y las "amenazas existenciales" de Rusia y China lo incluye todo, desde el Maidan en Kiev patrocinado por Washington hasta el "Assad se tiene que ir" en Siria, con una mencin especial para la guerra de precios del petrleo, las sanciones econmicas, las agresiones contra el rublo, la demonizacin de Putin y todo lo que sea ruso, las provocaciones en el Mar del Sur de China todo eso hasta el floreado final con la muerte del muy alardeado tratado Asociacin Trans-Pacfico (TPP), lo que fue reconfirmado en la APEC inmediatamente despus de la eleccin de Donald Trump.

Fue casi demasiado doloroso ver a Obama defender su no precisamente espectacular legado en su ltima conferencia internacional de prensa, irnicamente con el teln de fondo de la costa sudamericana del Pacfico, justo cuando el presidente chino Xi Jinping disfrutaba muy a gusto de su aura geopoltica, algo que ya comparte con Putin. En cuanto a Trump, aunque invisible en Lima, estaba en todas partes.

El entierro ritual en aguas del Pacfico peruano del "brazo mercantil de la OTAN" y del pivote hacia Asia (anunciado pro primera vez en el mes de octubre del 2011 por Hillary Clinton) le proporcion a Xi la plataforma perfecta para agitar los mritos de la Asociacin General Econmica Regional (AGER) ampliamente apoyada por China.

La AGER es una ambiciosa idea que apunta a convertirse en el ms grande acuerdo de libre comercio del mundo: 46% de la poblacin mundial, con un PIB combinado de 17 billones de dlares y el 40% del comercio mundial. La AGER incluye a diez naciones de la ASEAN ms China, Japn, Corea del Sur, India, Australia y Nueva Zelanda.

La idea AGER naci hace cuatro aos durante una cumbre de la ASEAN celebrada en Camboya y ha sostenido hasta el momento nueve rondas de negociaciones. Curiosamente la idea inicial vino de Japn como un mecanismo para modificar una pltora de acuerdos bilaterales que la ASEAN haba logrado con sus socios. Pero ahora China est a la cabeza.

La AGER es tambin la piedra angular del rea de Libre Comercio de Asia-Pacfico, concepto que fue introducido durante una reunin de la APEC en Beijing por, quin ms, China con el objeto de convencer a pases cuyo principal socio comercial es China y alejarlos de la idea del TPP.

La AGER e incluso el ALCAP no constituyen un nuevo conjunto de normas comerciales ultra extensivas (fraguadas por corporaciones multinacionales norteamericanas) sino la ampliacin de acuerdos existentes entre la ASEAN e importantes naciones de noreste asitico, el sur de Asia y Oceana.

No son necesarios experimentados meteorlogos para darse cuenta en qu sentido los vientos del Pacfico estn soplando. Per y Chile ya estn a bordo para unirse a la AGER. Y Japn, que estuvo negociando el TPP hasta el ltimo aliento, ahora se dirige tambin a la AGER.

El Sultn entra en accin

Mientras tanto Putin y Xi se reunieron una vez ms y Putin revel que visitar China la prxima primavera para profundizar la participacin de Rusia en la Nueva Ruta de la Seda, tambin conocida como Una Faja, Una Ruta (UFUR). El objetivo final ser la fusin de la UFUR encabezada por China con el desarrollo de la Unin Econmica Euroasitica (UEE) encabezada por Rusia.

Ese es el espritu de los 25 acuerdos inter gubernamentales sobre inversiones econmicas y en la industria nuclear firmados por el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, y el primer ministro chino, Li Keqiang, a comienzos de noviembre en la ciudad de San Petersburgo as como tambin la organizacin conjunta de un Fondo de Inversiones Rusia-China.

En paralelo, casi cado del cielo y de un solo plumazo, el presidente de Turqua, Tayyip Erdogan, de regreso de su visita a Paquistn y Uzbekistn confirm lo que ya era evidente durante los ltimos meses. "Por qu Turqua no debera estar entre los Cinco de Shangai? Se lo coment al Sr. Putin, a Nazarbayev (el presidente kazajo) y a aquellos que conforman actualmente los Cinco de Shangai. Yo creo que si Turqua ingresa a los Cinco de Shangai esto los capacitara para actuar con mucha mayor facilidad."

Esta bombam, por supuesto, se refiere a la Organizacin de Cooperacin de Shangai que se form el ao 2001 como los Cinco de Shangai China, Rusia y tres pases de Asia Central: Kazajstn, Kirguizistan y Tayikistn, ingresando posteriormente Uzbekistn- como un bloque de seguridad contra los Salafistas-jihadistas y contra el narcotrfico proveniente de Afganistn.

Con los aos, la OCS ha evolucionado an ms convirtindose en un mecanismo de cooperacin e integracin de Asia. India, Paquistn, Irn, Afganistn y Mongolia son observadores. India y Paquistn podra decirse que sern aceptados como miembros con todo derecho durante el 2017, seguidos tambin por Irn. Desde el ao 2013 Turqua y Bielorrusia son "interlocutores".

El astuto Erdogan hizo su apertura hacia la OCS haciendo hincapi en que Turqua no necesitaba ingresar a la Unin Europea "a toda costa". Ese aspecto ha sido ms que evidente desde que Erdogan sobrevivi al golpe de estado del mes de julio pasado y ha desatado una dursima represin, que ha horrorizado a Bruselas (donde las negociaciones sobre el ingreso de Turqua a la UE ya llevan once aos y ahora se encuentran totalmente paralizadas). Francia, la potencia nmero dos de la UE despus de Alemania, inevitablemente las va a seguir bloqueando con independencia de quin sea elegido presidente el prximo ao.

Si Turqua ingresase en la OCS, a largo plazo, junto con Irn, India y Pakistn, representara un nuevo e importante enclave para la integracin Euroasitica, en tanto la OCS se est progresivamente vinculando con la UFUR, la UEE, el Fondo de Inversiones de la Ruta de la Seda de China, el Banco Asitico de Inversiones en Infraestructura (BAII) e incluso con el nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, el cual comenzar financiando proyectos de los miembros para luego expandirse hacia otras naciones en el Hemisferio Sur. Mosc y Beijing recibiran a Ankara con los brazos abiertos.

Cualesquiera que sean los contornos de la poltica exterior de Trump hacia China y Asia, la integracin euroasitica continuar inalterable. China est desarrollando su propio pivote tanto interno como externo lo cual implica la modificacin de sus polticas financieras, fiscales e impositivas para promover el consumo en el comercio minorista, la salud, los deportes y los viajes en paralelo con el impulso de la UFUR a travs de toda Eurasia, en todas sus formas, con el objeto de solidificarse como la superpotencia econmica.

El TPP o brazo comercial de la OTAN en su versin asitica es solo un rasguo en una larga y serpenteante ruta. El dilogo sobre el Mar del Sur de China avanza lentamente evitando la confrontacin que ha sido fomentada durante todo el gobierno de Obama.

Durante la APEC, Xi tambin se reuni con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, e hizo un llamado para que China y Filipinas desarrollen la cooperacin martima. Un resultado prctico de esto es que los pescadores filipinos continuarn teniendo acceso al Scarborough Shoal, espacio de abundante pesca dentro de la zona econmica exclusiva de las Filipinas (ZEE) y que ha estado bajo control chino desde el ao 2012. Beijing tambin se comprometi a ayudar a los pescadores filipinos en industrias alternativas como la acuacultura.

Lo llaman Asociacin Trans-Mar del Sur de China.

Fuente: http://www.strategic-culture.org/news/2016/11/24/all-aboard-post-tpp-world.html

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por Mara Valds



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter