Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2016

El estado de Honduras, la distorsin del derecho a la consulta de los pueblos indgenas y la audiencia temtica de la CIDH

OFRANEH
Rebelin


Con una invitacin a un dilogo de buena fe el estado de Honduras intent subsanar los interrogantes planteados por la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la Audiencia Temtica sobre los pueblos indgenas en s el derecho a la consulta previa, efectuada a inicios del mes de diciembre en Panam; eludiendo de esta forma responder a los sealamientos sobre el asesinato de Berta Cceres y la criminalizacin sistemtica de las defensoras de los derechos de los pueblos indgenas, adems de la distorsin estatal del derecho a la consulta, que viene promoviendo la actual administracin gubernamental.

Hasta la fecha, la mala fe del estado ha sido evidente en todo el proceso de elaboracin de la Ley de Consulta para la obtencin del consentimiento, previo, libre e informada; sumndose a una actitud represiva, en la que los opositores a los proyectos de "desarrollo" son eliminados o proseguidos, por un sistema judicial que desconoce la independencia de poderes adems de estar sumido en la impunidad.

Segn la versin del la delegacin del estado, no existe una ofensiva para desposeer a los pueblos indgenas de su territorio, desconociendo de esta forma la entrega de la costa norte al crimen organizado, y los cientos de proyectos extractivos y de generacin de energa limpia que han sido concedidos sin consulta alguna con las comunidades indgenas.

La necropoltica que viene ejerciendo la lite de poder en Honduras, ha dejado como resultado la eliminacin fsica de los opositores. El asesinato y persecucin de indgenas ha sustituido los procesos de consulta; los que en caso de haberse efectuado, no han pasado de ser simples socializaciones.

El comisionado de la CIDH, Jos Eguiguren Praeli, relator de los pueblos indgenas, plante una pregunta en la Audiencia Temtica tanto al estado como a los pueblos indgenas sobre el concepto del consentimiento. En la versin del anteproyecto de ley exhibido en los talleres de socializacin -que fueron en primera instancia denominados por el Estado y el PNUD como talleres de consulta- fue excluido totalmente el consentimiento.

Para el pueblo garfuna el consentimiento esta relacionado directamente con la libre determinacin reconocida por la Declaracin de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indgenas (DNUDPI) la que en su artculo 3 seala: Los pueblos indgenas tienen derecho a la libre determinacin. En virtud de ese derecho determinan libremente su condicin poltica y persiguen libremente su desarrollo econmico, social y cultural.

El Estado de Honduras manifest en el 143 Perodo de Audiencias efectuadas en Washington en octubre del 2011, sobre las violaciones de derechos humanos en el marco de las concesiones de recursos naturales en Honduras, el derecho a la consulta no otorga el derecho al veto. Lo que el Estado denomina el derecho al veto, no es ms que la libre determinacin de los pueblos indgenas, consagrada en DNUDPI.

La libre determinacin de los pueblos indgenas en Honduras ha sido desconocida y frecuentemente violada. Basta recordar la lluvia de decretos y leyes nocivos para los pueblos que fueron aprobados sin consulta alguna o desde el golpe de estado (2009) hasta la fecha: Ley de Aguas, decretos de energa limpia, Ley de Regiones Especiales para el Desarrollo (RED) y la Ley de Zonas Especiales para el Desarrollo (ZEDE), entre otras.

El Estado contina intentando imponer la versin de ley de consulta trasplantada desde el Per, para lo cual contrataron a Ivan Lanegra y un equipo de juristas de ese pas, para que elaboraran una caricatura nociva de la versin del Per. Ahora parece que los peruanos son suplantados por la sra. Ana Pineda, ex Ministra de Derechos Humanos del rgimen de Porfirio Lobo. Cabe sealar que la Sra Pineda form parte del gabinete que aprob las leyes ms nocivas, para los pueblos indgenas.

En un documento que apareci la semana pasada, firmado por la Sra. Pineda, desconoce la condicin de pueblo indgena de los Garfunas, reducindonos una vez ms a afrodescendientes. es importante sealar que el pueblo Garfuna hablamos un idioma arawak-caribe proveniente de la cuenca del caribe, en donde surge nuestra cultura como un sincretismo entre africanos e indgenas Kalinagu.

Hasta la fecha conservamos el idioma y religin que heredamos de nuestros ancestros indgenas arawak-caribe. La ignorancia supina de los que insisten en convertirnos en una minora tnica, tiene un trasfondo poltico. Para algunos juristas confundir adrede raza y cultura no es ms una estrategia de racismo y dominacin.

El artculo 26 de la Convencin de Viena indica que "Todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe. Despus de 21 aos de haber sido ratificado el Convenio 169, el estado de Honduras no ha demostrado buena fe en su aplicacin eludiendo de esta forma el pacta sunt servanda (lo pactado debe honrarse).

Como lo seala la Relatora para Pueblos Indgenas de Naciones Unidas, la sra. Vicky Tauli-Corpuz, en relacin al proceso de elaboracin de la Ley de Consulta: Por tanto, parecieran existir problemas de legitimidad en relacin con este proceso que exigen un esfuerzo concertado por las parte del gobierno y del sistema de la ONU en Hondu ras para garantizar una mayor inclusin de todos los pueblos y organizaciones indgenas".

La actitud asumida por los representantes del estado en la Audiencia Temtica, de la CIDH, es un indicador de que no cejarn de tratar de imponer una ley de consulta distorsionada donde el estado tenga la ltima palabra, desconociendo el derecho a la libre determinacin que poseemos los pueblos indgenas.

Mientras tanto las investigaciones sobre el crimen de Berta Cceres - la cual fue asesinada por su defensa acrrima del derecho a la consulta previa- se dilatan eternamente sin que se efecte la detencin de los autores intelectuales, los funcionarios estatales continan demostrando la habitual en materia de derechos humanos.

Organizacin Fraternal Negra Hondurea, OFRANEH

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter