Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2016

Obama sigue deportando a jvenes centroamericanos
Qu har Trump?

Danica Jorden
Democracia Abierta



"Me alegro de que las cartas estn sobre la mesa y de que no haya una agenda oculta. Ahora podremos luchar en consecuencia". English


Marcha en oposicin a la eleccin de Donald Trump. Domingo, 13 de noviembre de 2016, en St. Louis. Foto AP / Jeff Roberson.

El plan diseado por la administracin Obama para deportar a adolescentes centroamericanos en cuanto alcanzan la mayora de edad sigue operativo. A pesar de la intercesin de funcionarios pblicos y de un recurso pendiente en la Corte Federal de Inmigracin, el joven Pedro Arturo Salmern, de Carolina del Norte, fue deportado a El Salvador el sbado 12 de noviembre, pocos das despus de que Donald Trump saliera elegido presidente de los Estados Unidos.

Esta deportacin confirma la continuacin de la poltica iniciada el ao pasado, bajo el gobierno de Obama, como respuesta al nmero sin precedentes de menores y de madres con hijos pequeos que llegaron a la frontera entre Mxico y Estados Unidos procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras durante el verano de 2014. A consecuencia de la escalada de violencia que convirti a estos pases en los lugares ms peligrosos de la tierra y desencaden una migracin masiva, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) public una directiva, en diciembre de 2015, cuyo objetivo son los jvenes y los solicitantes de asilo en situacin de vulnerabilidad tan pronto como quedan sin proteccin por haber superado la mayora de edad.

Aunque tanto el DHS como el presidente Obama insistieron en que su objetivo era slo detener y deportar a criminales peligrosos, la realidad parece indicar lo contrario. Los inocentes solicitantes de asilo y ayuda, fcilmente identificables y localizables porque facilitan toda su informacin personal, son los que estn en mayor riesgo.

En junio de 2014, cuando tena 17 aos, Pedro huy de El Salvador para reunirse con su familia en Charlotte, Carolina del Norte, tras el brutal asesinato y decapitacin de un primo suyo a manos de miembros de una pandilla criminal que, segn afirma su familia, le amenazaba tambin a l.

Pero la estancia con su madre, Carmen, y otros miembros de su familia acab bruscamente. Al llegar a los Estados Unidos, Pedro solicit inmediatamente asilo humanitario y permiso para vivir con sus familiares en Carolina del Norte, y toda la familia se empe en seguir su caso, invirtiendo en ello miles de dlares. Pero el 26 de enero de 2016, Pedro, estudiante de la Escuela Secundaria Vance, fue arrestado por agentes del ICE (el brazo policial del DHS) camino de la escuela.

Pedro sabe tocar varios instrumentos y soaba con emprender una carrera musical, pero en Vance sobresala tambin en ciencias y literatura. Tras su detencin, se le ha mantenido confinado durante 10 meses en el Centro de Detencin Stewart en Lumpkin, Georgia, a 640 km de su familia y simpatizantes en Carolina del Norte, en una atmsfera que ha descrito como de "decepcin y desespero".

El espigado joven, de voz suave y pelo largo y brillante que le cae por la espalda, tena en principio que ser trasladado a Houston, Texas, pero el avin en el que iba a viajar no obtuvo permiso de vuelo. Era la tercera vez que Pedro y su familia tenan que pasar por un comienzo en falso de los procedimientos de expulsin. A la 1 de la madrugada del 31 de julio le sacaron de Stewart para su deportacin inminente, pero le trajeron de vuelta a Georgia al da siguiente. Lo mismo haba ocurrido ya dos veces aquella misma semana. El abogado de Pedro cree que se trataba de una "represalia por haber presentado una queja por un anterior traslado a un centro de Louisiana.

La congresista Alma S. Adams, representante del distrito 12 de Carolina del Norte, ha estado denunciando el caso y apoyando a Pedro y a la familia Salmern durante todo el ao, incluso viajando a Stewart para verle. Pedro ha contado tambin con el apoyo de otros tres congresistas, John Lewis (Demcrata, Georgia), Hank Johnson (Demcrata, Georgia) y G.K. Butterfield (Demcrata, Carolina del Norte), que escribieron con Adams una carta dirigida a Jeh Johnson, director del DHS, solicitando una "solucin humana" para los jvenes inmigrantes.

La actitud hacia los jvenes inmigrantes no sigue, sin embargo, lneas partidistas.

Kay Hagen, senador del Partido Demcrata que represent a Carolina del Norte en Washington entre 2009 y 2015, se opuso vehementemente a la Ley DREAM (Desarrollo, Ayuda y Educacin para Menores Extranjeros), que permite que los estudiantes indocumentados que han nacido en otros pases pero han crecido y se han educado en Estados Unidos continen sus estudios en este pas. En 2010, Hagen fue uno de los nicos cinco senadores demcratas que se opusieron a la ley.

En la bancada opuesta, Lindsay Graham, senador republicano de Carolina del Sur, trabaja actualmente con el senador Jeff Flake (Republicano, Arizona) para extender legislativamente la iniciativa del Presidente Obama de 2012 conocida como DACA (Accin Diferida para Llegadas Infantiles), cuya aplicacin implica que el DHS debe abstenerse de deportar a las personas indocumentadas que llegaron a los Estados Unidos siendo nios, se han educado en el pas y no tienen antecedentes criminales. A estos inmigrantes indocumentados se les conceden visados temporales, a renovar cada dos aos, para vivir y trabajar en Estados Unidos.

Las fichas de los 750.000 solicitantes de DACA y del milln de personas acogidas a la Ley DREAM pueden resultar muy tentadoras para el presidente electo Donald Trump, que ha manifestado repetidamente y con vehemencia durante la campaa electoral su intencin de deportar a millones de inmigrantes indocumentados. Tras aos sealando a los inmigrantes como chivos expiatorios y convenciendo a sus seguidores, o quizs a una gran parte del pblico estadounidense, de que los inmigrantes son "violadores y asesinos", le sera fcil satanizar ahora a toda la poblacin inmigrante para justificar las deportaciones de refugiados y estudiantes y cumplir as ms fcilmente lo prometido en campaa.

Pues adelante!, exclama la defensora de los derechos de los inmigrantes Viridiana Martnez, una de las fundadoras de la organizacin Dream Team de Carolina del Norte y de Alerta Migratoria. "Obama nos dijo cosas buenas, pero las hizo mal", dice Martnez. Con Trump, "me alegro de que las cartas estn sobre la mesa y de que no haya una agenda oculta. Ahora podremos luchar en consecuencia".

Fuente: https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/danica-jorden/obama-sigue-deportando-j-venes-centroamericanos-qu-har-trump



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter